home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Contenido del artículo
Descripción
Origen y distribución
Variedades
Polinización
Clima
Suelo
Propagación
Temporada y cosecha
Rendimiento
Enfermedades y plagas
Usos como alimento

Chupa-chupa

Quararibea cordata Vischer

Matisia cordata Humb. & Bonpl.

Poco conocido fuera de su área de distribución natural, este miembro de la Bombacaceae tiene problemas de nomenclatura. Su denominación botánica actual es Quararibea cordata Vischer (sin. Matisia cordata Humb. & Bonpl.), aunque todavía se está tratando en Brasil y Colombia con el segundo nombre, y hay taxónomos que prefieren no fusionar Matisia con Quararibea. Además, no hay ningún nombre vernáculo generalmente aceptado. Los nombres "sapote" y "zapote" predominan en los países de origen, pero estos términos, derivan de la palabra náhuatl que significa "suave, dulce", que se aplican a varias otras frutas, y para una en particular, el zapote, Pouteria sapote. Para distinguir la Quararibea cordata, un escritor propuso "zapote de América del Sur", y esto se ha repetido, pero es engorroso y estrictamente artificial, un nombre sin uso en cualquiera de los países de origen. Por lo tanto, se tomará el nombre de chupa-chupa, que es un nombre coloquial válido en Colombia y Perú, sin duda eufónico, y, como el Dr. Víctor Patiño ha declarado, en correspondencia con la forma en que la pulpa se consume de las semillas de gran tamaño. En Perú y Colombia, la especie también puede ser llamada zapote chupachupazapote chupa, zapote de monte, o sapotillo. En Brasil, es conocido como zapota, zapote-do-Perú, o zapote-do-Solimões, en referencia al río Solimóes.

Descripción

El árbol del chupa-chupa es de crecimiento rápido, erecto, llegando a 130 o incluso 145 pies (40-45 m) de alto en la naturaleza, pero a menudo no más de 40 pies (12 m) en cultivo. A veces es corpulento; tiene ramas rígidas en 5 niveles, y abundante látex amarillo pegajoso. Las  hojas largamente pecioladas, semi-caducas, alternas, agrupadas en rosetas cerca de los extremos de las ramas, son en gran medida en forma de corazón, normalmente de 6 a 12 pulgadas (15-30 cm) de largo y casi del mismo ancho. Las flores son de 5 pétalos, de tallo corto, de color blanco amarillento o rosadas y alrededor de 1 pulgada (2,5 cm) de ancho, con 5 estambres y pistilos conspícuos y prominentes, nacen masivamente a lo largo de las ramas menores y el tronco. El fruto es redondeado, ovoide o elíptico, con una perilla prominente y redondeada en la punta y está cubierta con un cáliz muy persistente con 2 a 5 lóbulos, aterciopelados, coriáceos, en la base, de 4 a 5 3/4 pulgadas (10 - 14.5 cm) de largo y de 3 3/16 pulgadas (8 cm) de ancho, y puede pesar hasta 28 onzas (800 g). La corteza es gruesa, coreácea, de color marrón verdoso y lisa. La pulpa, de color naranja-amarillo, blanda, jugosa, dulce y de sabor agradable rodea de 2 a 5 semillas, 1 1/2 pulgada (4 cm) de largo y 1 pulgada (2,5 cm) de ancho, de la cual largas fibras se extienden a través de la pulpa.

Fruta chupa chupa



Origen y Distribución

El árbol crece en forma silvestre en los bosques lluviosos de las tierras bajas de Perú, Ecuador y las zonas adyacentes de Brasil, especialmente alrededor de la boca del río Yavarí. Es común en la parte occidental del Amazonas, sudoeste de Venezuela, y en los valles de Magdalena y Cauca en Colombia. Florece y produce especialmente bien cerca del mar en Tumaco, Colombia. Los frutos son abundantes en los mercados de Antioquia, Buenaventura y Bogotá, Colombia; Puerto Viejo, Ecuador; las ciudades brasileñas de Tefé, Esperança, Sao Paulo de Olivença, Tabetinga, Benjamin Constant y Atalaia do Norte, y en otros lugares.

Había sólo 3 árboles en los jardines de Belém en 1979. El "Instituto Nacional de Pesquisas da Amazonia" tuvo 150 frutas enviadas allí para su evaluación y del 80 al 90% de los que las probaron las clasificaron como de excelente sabor y expresaron su interés en la obtención de los árboles. Sin embargo, se reconoce que existe la necesidad de mejoras hortícolas. En 1964, William Whitman obtuvo semillas de Iquitos, Perú, sembró las semillas; y plantó uno de las plántulas en su propiedad en Bal Harbour, Florida, y distribuyó el resto a los experimentadores privados. El primero que fructificó fue el que cultivó  B.C. Bowker, de Miami, en 1973. El árbol de Whitman y varios otros también han dado sus frutos.

Variedades

Algunos de los frutos producidos en la Florida parecen ser de calidad superior a la media. Se reportó que en el norte de Perú, hay un tipo con poca fibra y sabor superior.

Polinización

Las flores son polinizadas por colibríes, abejas y avispas. En la tarde, algunos árboles se hacen auto-compatibles.

Clima

El chupa-chupa es una especie de tropical a subtropical. En el Ecuador, su rango va desde el nivel del mar a los 4,000 o incluso 6,500 pies (1,200-2,000 m). En Florida, los árboles jóvenes necesitan protección contra el frío del invierno. Para un mejor rendimiento, el árbol necesita pleno sol y mucha humedad.

Suelo

El árbol alcanza dimensiones máximas en los suelos bajos, húmedos y profundos de los bosques de América del Sur, sin embargo, crece bien en cultivo en las laderas de los Andes y parece tolerar la sequía y la piedra caliza oolítica del cordón litoral sur de la Florida cuando se enriquece con tierra vegetal y se fertiliza.

Propagación

El árbol se cultiva desde la semilla, pero los tipos superiores debe ser propagados vegetativamente. El injerto lateral de estacas se puede hacer fácilmente. El injerto de yemas no es factible.

Temporada y cosecha

En Brasil, el árbol florece de agosto a noviembre y los frutos maduran de febrero a mayo. Los árboles están en flor en la Florida en pleno invierno y la maduración de los frutos es en noviembre. La fruta se queda en el árbol hasta que se pudre. Deben ser cosechadas con un cuchillo o una vara de corte larga. Un color claro alrededor del borde del cáliz es un signo de madurez.

Rendimiento

El árbol de Whitman tenía 58 frutos en 1976. Una cosecha normal puede ser de 3,000. Un árbol en Tefé, Brasil, produjo una cosecha estimada de 6,000 o más frutas en una temporada.

Enfermedades y plagas

El chupa-chupa es muy susceptible al ataque de la mosca de la fruta y en algunos lugares de América del Sur está comúnmente infestado con sus larvas. En Florida, la mosca blanca de los Cayos, Aleurodicus dispersus, y el escarabajo Cubano de Mayo, Phyllophaga bruneri, atacan el follaje.

Usos como alimento

Esta es una fruta que siempre se ha comido directamente. Los que tienen la pulpa menos fibrosa pueden ser utilizados para jugo o de otras maneras.

Valor alimenticio por 100 g de la porción comestible*

Humedad 85.3 g
Proteína 0.129 g
Grasa 0.10 g
Fibra 0.5 g
Ceniza 0.38 g
Calcio 18.4 mg
Fósforo 28.5 mg
Hierro 0.44 mg
Caroteno 1.056 mg
Tiamina 0.031 mg
Riboflavina 0.023 mg
Niacina 0.33 mg
Ácido ascórbico 9.7 mg

*Análisis hechos en Ecuador.




Otros frutales aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.

br>