home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Compost



El compost es simplemente materia orgánica parcialmente descompuesta. El origen puede ser, material vegetal o animal. Si bien el compostaje puede parecer misterioso o complicado, es realmente un proceso muy común y natural que se produce continuamente en la naturaleza, normalmente sin la ayuda del hombre. Si alguna vez ha caminado en el bosque, ha experimentado el compost en su entorno más natural. Tanto las plantas perennes como la anuales, que mueren al final de la temporada, son consumidas por animales de todos los tamaños, desde grandes mamíferos, aves y roedores a los gusanos, insectos y organismos microscópicos. El resultado de este ciclo natural es el compost en primera instancia, una combinación de materia digerida y no digerida que termina en el suelo del bosque, generalmente blanda y aromática. Si se continua el proceso de degradación de la materia orgánica hasta el final, cuando todo haya sido digerido, el resultado será el humus, que resulta ya un material muy fino, de color casi negro, estable y que no puede ser degradado más por seres vivos.

El compostaje puede hacerse artificialmente haciendo la descomposición intencional con materiales orgánicos para la producción de compost, que es un refuerzo "mágico" del suelo y fundamental para cultivar plantas sanas y robustas. Cualquier persona puede hacer con eficacia el proceso de compostaje. De hecho, si usted tiene la materia orgánica, es literalmente imposible evitar su descomposición. El truco es aprovechar al máximo el proceso de descomposición, evitando ciertos efectos desagradables o indeseables del proceso natural de descomposición de la materia prima. El compostaje es bueno, los montones de basura descuidados y la comida podrida son malos.

El compost proporciona prácticamente todos los nutrientes esenciales para el crecimiento sano de la planta, y casi siempre libera los nutrientes lentamente con el tiempo, por lo que las plantas reciben un aporte consistentemente lento y constante de los elementos esenciales para el crecimiento. El compost también mejora la estructura del suelo, haciendo que se retenga y utilice la cantidad correcta de humedad y aire. El compost mejora la textura de los suelos de arcilla y de arena, de hecho, el compost es el mejor aditivo para convertir la arcilla o la tierra arenosa en suelos francos, limosos, ricos y húmedos.



Para ir al índice general del portal aquí.