home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Contenido del artículo
Origen y distribución
Suelo
Propagación
Cultivo
Cosecha

Cultivo del berro

Rorippa nasturtium aquaticm [L.] Schinz y Thell

El berro es un cultivo popular de tiempo fresco para ensaladas. Las porciones de la planta que se consumen mas usualmente son los últimos 10 a 15 cm de los terminales vegetativos de las ramas, incluyendo las hojas. El berro le da un sabor algo picante a las ensaladas, es una novedad en los sándwiches y en ocasiones se agregan a sopas o se usan como adornos de los platos.

Origen y distribución

Esta planta perenne tiene su distribución natural en Europa y el occidente de África, pero se ha naturalizado extensamente en las zonas de clima moderado en todo el mundo. El berro crece naturalmente en las corrientes de agua fresca, clara y poco profundas de lento movimiento, los mismo como planta flotante con raíces en el fondo, o arrastrada cerca de las márgenes muy húmedas.

Suelo

El berro prefiere suelos ricos y ligeramente ácidos y requiere de un generoso riego.

imagen

Propagación

Las plantas se pueden obtener enraizando las ramitas que se pueden comprar en el mercado, las que lo hacen muy fácilmente, o bien usando semillas.

Cultivo

Para tener un buen berro, adquiere particular importancia el sustrato donde tendrá sus raíces. Un método muy efectivo es haciendo un trinchera de cultivo en el terreno o utilizando como tal una bandeja grande y profunda la que se llena parcialmente con una capa de sustrato adecuado en el fondo.

Para preparar el sustrato, en el método de trinchera, hágala de una de una profundidad de 30 cm y unos 60 a 90 de ancho. Ponga una capa abajo de unos 25 cm de buen estiércol o compost y riegue por varios días hasta que se asiente bien. Una vez asentada ponga 10 cm de un buen suelo sobre la masa orgánica y compáctelo bien.

La trinchera preparada se puede sembrar lo mismo por semillas que usando ramas. Si usa semillas, que son muy pequeñas, y tienen un bajo índice de germinación de un 40 a 50 %, la trinchera se cuadricula con una distancia de 20 cm entre las lineas de forma que quede como una malla con cuadros de 20 cm de lado. Ponga algunas semillas en cada intersección de las lineas y cúbralas con 2 mm de arena. Usando un aerosol de agua frecuente, mantenga el semillero siempre húmedo y cúbralo con un material opaco sustentado por soportes, de forma que no le de la luz a las semillas. Cuando la germinación se complete quite la cubierta y ralee hasta dejar una planta por intersección y sature la trinchera con agua después de raleada.

Si usa ramas, plántelas a cuadros separadas 20 cm y riegue abundantemente.


De cualquier forma que haya hecho la siembra, mantenga la plantación libre de malezas hasta que el berro haya poblado completamente el aŕea y no permita la competencia. Nunca deje secarse el suelo. Las plantas se verán beneficiadas si se riegan a diario con una fina niebla o por riego de agua corriente superficial.

El berro en condiciones óptimas crece rápidamente, una vez que las plantas alcanzan unos 15 cm de largo retire el crecimiento terminal para incentivar la ramificación. A las plantas no se les debe permitir la floración, al mas mínimo síntoma de que las plantas quieren florecer, corte drásticamente el plantío.

Cosecha

Para los 60 días o menos de sembrado se puede comenzar a cosechar, corte con un cuchillo afilado o unas tijeras los últimos 15 cm de los tallos. Júntelos como un racimo, recorte la parte gruesa del tallo para dejar el racimo de unos 10 o 12 cm de largo. Se conservarán por un tiempo en agua o en una bolsa, previamente humedecidos, en el refrigerador. Las plantas cortadas retoñan y la cosecha se puede hacer mientras el clima lo permita.

Si la temperatura exterior es muy cálida (verano) los tallos del berro se ponen mas picantes y hasta amargos rápidamente, la experiencia le indicará como proceder en su zona. Las congelaciones le ponen fin a la cosecha.

Tema principal sobre hortalizas aquí.
Otras plantas de hortaliza aquí.
Índice general del portal aquí.