home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Contenido del artículo
Incluye: acelga, berza, col rizada, espinaca y espinaca de Nueva Zelanda
Acelga
Suelo para la acelga
Ambiente para la acelga
Fertilización de la acelga
Siembra de la acelga
Control de malezas para la acelga
Plagas y enfermedades de la acelga
Cosecha de la acelga
Berza
Suelo para la berza
Ambiente para la berza
Siembra de la berza
Control de malezas y plagas para la berza
Cosecha de la berza
Rendimiento de la berza
Col rizada
Ambiente para la col rizada
Siembra de la col rizada
Enfermedades y plagas de la col rizada
Cosecha de la col rizada
Rendimiento de la col rizada
Mostaza verde
Ambiente y siembra para la mostaza verde
Siembra de la mostaza verde
Enfermedades y plagas de la mostaza verde
Cosecha de la mostaza verde
Rendimiento de la mostaza verde
Espinaca
Suelo para la espinaca
Ambiente para la espinaca
Siembra de la espinaca
Enfermedades y plagas de la espinaca
Cosecha de la espinaca
Rendimiento de la espinaca
Espinaca de Nueva Zelanda
Suelo para la espinaca de Nueva Zelanda
Ambiente para la espinaca de Nueva Zelanda
Siembra de la espinaca de Nueva Zelanda
Control de malezas, plagas y enfermedades de la espinaca de Nueva Zelanda
Fertilización de la espinaca de Nueva Zelanda
Cosecha de la espinaca de Nueva Zelanda
Rendimiento de la espinaca de Nueva Zelanda

Hojas verdes para la cocina en el huerto casero

Hay un grupo de vegetales de los que se usan las hojas para consumirlas cocidas, se les ha llamado "yerbas de cazuela" o "verdes de cazuela" pero en este artículo, para economizar letras, les llamaremos de ahora en adelante simplemente "verdes".

Los verdes incluyen la acelga, la berza, la col rizada, la mostaza verde, la espinaca y la espinaca de Nueva Zelanda y se cultivan por sus hojas y tallos suculentos, los que son usualmente cocidos antes de consumirlos.

Verdaderamente fáciles de cultivar, los verdes requieren un relativo corto período de crecimiento y son buenas fuentes de las vitaminas y los minerales. Son muy sabrosos cuando se cuecen frescos del huerto pero también se agregan crudos a las ensaladas para darles un toque de color y una vivacidad de sabor superior.

Los verdes son cosechas de tiempo fresco con la excepción de la espinaca de Nueva Zelanda. De esta forma los hortelanos las siembran normalmente durante los períodos mas frescos del año; primavera y otoño en zonas templadas y frías; o el invierno en zonas cálidas.

Para obtener una buena calidad y rendimiento es esencial un rápido crecimiento, por lo que debe proveerles un suelo bastante rico, que contenga la cantidad adecuada de materia orgánica, un buen suministro de material nutriente y constante humedad.

Acelga

La acelga (Beta vulgaris var. cicla) también llamada acelga suiza, es un tipo de remolacha cultivada por sus largas y crujientes hojas y tallos carnosos en lugar de sus bulbos. Su origen es muy antiguo.

La acelga es un vegetal popular y se siembra en muchas partes del mundo pero en especial en las zonas frías ya que allí resisten las temperaturas cálidas del verano, por lo que se pueden sembrar a principios de la primavera y producir cosecha de hojas durante todo el verano y el otoño.

Una ración de acelgas cocidas tiene solo 13 calorías y provee el 87% de la vitamina A y el 25% de la vitamina C requerida por un adulto promedio diariamente.

Suelo para la acelga

Las acelgas arriban mejor en suelos suaves, bien drenados y sueltos, tales como los arenosos y franco arcillosos, no obstante pueden crecer bien en la mayoría de los suelos si encuentra los nutrientes y la humedad adecuadas. El pH debe estar entre 6.0 a 6.8.

Ambiente para la acelga

Es un cultivo de tiempo fresco que soporta congelaciones ligeras y sube mejor si se planta en la primavera temprana alrededor de 2 a 4 semanas después de la última congelación. Produce también buenas hojas en zonas tropicales si se siembra en el invierno.

La temperatura promedio óptima mensual es de 15 a 18°C con una mínima promedio mensual de 4.5°C y una máxima promedio en el mes de 24°C. La temperatura del suelo para la germinación de las semillas varía de 10 a 30°C con un mínimo de 4.5, un óptimo de 29.5°C y un máximo de 35°C.

La humedad del suelo adecuada es muy importante para la germinación de las semillas y el posterior crecimiento de la plántula. El riego es particularmente beneficioso durante las condiciones secas.

Fertilización de la acelga

Antes de la siembra, distribuya alrededor de 1 litro de fertilizante completo del tipo 10-10-10 por cada 15 m de hilera. Mezcle abundantemente el fertilizante con los primeros 15-20 cm del suelo.

Para el crecimiento rápido y sin interrupción, re-fertilice la plantación un mes después de plantada y repita de 3 a 6 semanas en adelante, para ello, en cada fertilización distribuya uniformemente medio litro de fertilizante completo por cada 15 metros de hilera. Ponga el fertilizante en una franja a los lados de las plantas separada de 10 a 15 cm de estas, y asegúrese de que el fertilizante no entre en contacto con las plantas.

Siembra de la acelga

El cantero para las semillas deben ser preparado a fondo, libre de terrones, basuras y ligeramente afirmado.
La distancia entre las filas puede ser de 45 cm. Haga un surco superficial de 1 cm de profundidad y coloque las semillas en él a una distancia de entre 2.5 y 5 cm. Cubra las semillas con el centímetro de suelo y alíselo con la parte trasera de un rastrillo. Las semillas emergen en 8 a 10 días.

A medida que las plantas crecen, periódicamente aclárelas hasta que queden a una distancia de 30 cm. Las plantas arrancadas durante el clareado se pueden utilizar como verdes.

Para una cosecha muy temprana, las plantas pueden comenzarse en un semillero, en el invernadero, o lugar protegido y trasplantadas al huerto cuando haya pasado el peligro de congelaciones severas. Plante las semillas en vasos o maceteros pequeños unas 3 a 4 semanas antes de que sean trasplantadas al terreno y asegúrese de "endurecer" las posturas por lo menos una semana antes del trasplante. El "endurecimiento"se hace reduciendo el riego y colocando las posturas en el exterior en las mismas condiciones en la que va a estar una vez trasplantada, es decir a la intemperie y a pleno sol.

Control de malezas para la acelga

Controle las malas hierbas usando un azadón antes de que estas tengan un buen comienzo, o mejor, use un cubrimiento del terreno con materiales como paja, yerbas secas, periódicos, plástico negro o telas de recubrimiento.

Plagas y enfermedades de la acelga

Mantenga vigilancia sobre los insectos y gusanos, áfidos, mineros de las hojas etc. Los gusanos se pueden quitar a mano, los áfidos se pueden barrer con un aerosol fino de agua desde la manguera de la casa, o usando insecticidas aprobados. La rotación del cultivo ayuda a evitar la proliferación de enfermedades como las manchas de las hojas y otras.

Cosecha de la acelga

Las hojas y tallos están listas para cosechar entre 50 y 60 días después de plantadas las semillas. Con una navaja afilada, corte solo unas pocas hojas exteriores a alrededor de 2.5 cm del suelo mientras estas estén aun tiernas y suculentas. Tenga mucho cuidado en no herir las hojas mas nuevas ni el crecimiento terminal. Continúe cosechando mientras el clima lo permita.

Una buena producción para la temporada de otoño da 1.5 kg de hojas frescas por cada metro de fila, de modo que unos 10 m de hilera suministrarán las acelgas requeridas por una familia de 4 personas.

Berza

La berza (Brassica oleraceae var. acephala) se originó en las islas británicas y el occidente de Europa. Pertenece a la familia del repollo y su cultivo y atenciones culturales son similares. Se puede cosechar durante todo el año en zonas de climas moderados pero es un cultivo de primavera y otoño en zonas mas frías.

Una ración de berza cocida tiene 21 calorías y suministra el 87% de la vitamina A, 74% de la vitamina C y el 14% del calcio necesitado por un adulto promedio diariamente. En algunas zonas le llaman repollo sin cabeza o simplemente col.

Suelo para la berza

La berza se puede cosechar en una amplia gama de suelos, pero los arenosos, limosos o franco arenosos son sus preferidos. El pH del suelo varía de 5.5 a 6.8, pero 6.0 es el ideal. La planta en un productor pesado ya que puede crecer hasta mas de un metro de altura.

Ambiente para la berza

La temperatura óptima mensual de crecimiento está entre 15.5°C y 18°C, con un promedio de mínima de 4.5°C y de máxima de 24°C. La temperatura del suelo para la germinación de las semillas debe estar entre 7°C y 32°C con un mínimo de 4.5°C, un óptimo de 29.5°C y un máximo de 38°C. La berza puede sobrevivir en un amplio rango de temperaturas, tanto de calor como de frío,  si la temperatura cae gradualmente en un período de varios días, la berza puede mantenerse a temperaturas tan bajas como de -9.5°C.

Siembra de la berza

Las semillas de la berza germinan de 4 a 9 días aun en condiciones de suelo de baja humedad, y la planta se desarrolla mejor en suelos bien drenados provistos con adecuada humedad por la lluvia o el riego.

Las semillas son muy pequeñas y bastan 7 gramos de ellas para sembrar 30 m de hilera. Se pueden sembrar en la primavera, en unas 4 a 6 semanas después de la última congelación, y de nuevo en el otoño, entre 6 a 8 semanas antes de la primera congelación. Prepare el suelo como se sugirió para la acelga. Distribuya 2 litros de fertilizante de fórmula 10-10-10 por cada 15 metros de hilera y mézclelo profusamente con el suelo antes de sembrar. Las hileras se separan normalmente entre 1 y 1.3 m.

La berza se puede sembrar directamente de semillas en el huerto o por trasplante. Cuando sea de siembra directa, plante a una profundidad de 1 cm con las semillas 2.5 cm aparte en la linea. Las plantas habrán brotado en 5 días y se podrán dejar a este espacio o aclaradas a 18, 30 o 45 cm aparte de acuerdo a como será cosechada. Las plantas sacadas en el aclarado se pueden usar como posturas o cortarse para el consumo.

Las posturas se podrán producir en camas protegidas en la primavera y en camas abiertas en el otoño. Las semillas se siembran en contenedores individuales, en bandejas o en hileras en canteros en el terreno de 4 a 6 semanas antes de la fecha prevista de siembra en el huerto. Cuando las posturas tienen de 15 a 20 cm de longitud se llevan a las filas del huerto a una distancia de entre 15 a 20 cm y se riegan bien.

Después de un mes de trasplantadas se realiza la misma fertilización lateral tratada en la acelga.

Control de malezas y plagas para la berza

Se puede utilizar la limpieza por azadón o el cubrimiento del suelo y se pueden tener algunos problemas con insectos gusanos y áfidos que varían como se debe suponer de unas regiones a otras. Use los mismos métodos de control sugeridos previamente para la acelga.

Cosecha de la berza


La berza se puede cosechar por tres métodos generales o combinaciones de ellos: la planta joven entera se puede cortar a nivel del suelo; la planta madura se puede cortar entera a nivel del suelo; o cosechar las hojas mas bajas periódicamente y dejar la yema terminal seguir creciendo para producir mas hojas nuevas. el último método es el mas popular en los huertos hogareños ya que implica hacer una sola siembra y tener hojas disponibles todo el verano hasta entrado el invierno.

Si se van a cortar las plantas jóvenes, deben hacerse sucesivas siembras a intervalos de 2 a 3 semanas. Las plantas inmaduras se pueden cortar a los 40 días y las maduras a los 75 después de plantadas.

Las berzas se vuelven mas sabrosas a medida que el clima se hace mas frío en el otoño. Muchos hortelanos no las cosechan en el otoño hasta que pasan la primera congelación. Las hojas se mantienen tiernas y comestibles por varias semanas después que alcanzan la plena madurez o el tamaño pleno.

Rendimiento de la berza

El rendimiento varía desde medio kilogramo hasta casi 2 kg por cada metro de fila dependiendo del método de cosecha utilizado.

Col rizada

La col rizada, kale, col verde, col crespa o col berza (Brassica oleracea var. acephala) es nativa de Europa y su uso se remonta a 200 años aC. Como la berza, es familia del repollo y se cultiva por sus tallos y hojas suculentas.

La col rizada es muy resistente al frío y puede soportar todo el invierno en latitudes con inviernos de moderada severidad. También es bastante resistente al calor y puede crecer en el verano, pero su verdadero valor radica en que puede ser un vegetal de temporada fría. Ningún otro verde está tan bien adaptado a la siembra en el otoño en áreas de inviernos bastante severos.

Una ración de col rizada cocida proporciona 21 calorías, las necesidades promedio diarias de un adulto en vitaminas A y C, así como el 13% del calcio requerido.

Ambiente para la col rizada

Las necesidades de suelo, temperatura, fertilidad y humedad para la col rizada son similares a las mencionadas arriba para la berza.

Siembra de la col rizada

Las semillas deben sembrarse en la primavera de 4 a 6 semanas antes de la última congelación, o en el otoño entre 6 y 8 semanas antes de la primera congelación. Las semillas son muy pequeñas y pueden haber hasta 10,000 en 28 g.

Las hileras se deben separar de 45 a 60 cm y las semillas se siembran en la linea a 2.5 cm aparte a una profundidad de 1 cm. Las plantas surgirán entre 3 y 5 días.

Las plantas se pueden dejar tal y como nacieron, o gradualmente aclararlas hasta que estén entre 20 y 35 cm, las arrancadas durante el clareo se pueden consumir como vegetales.

Enfermedades y plagas de la col rizada

El tratamiento de las enfermedades y plagas son similares a las descritas para la berza.


Cosecha de la col rizada

La col rizada se puede cosechar de dos maneras: la planta entera se corta a nivel del suelo a los 40 días de edad, este método se usa cuando las plantas se han dejado en la hilera sin aclarar. Cuando las plantas se han espaciado entre 20 y 35 cm, las hojas bajas se cosechan periódicamente dejando crecer la roseta superior y las hojas jóvenes para futuras recogidas, este segundo método requiere de  50 a 60 días desde la siembra de las semillas para comenzar la recolección. Las hojas se deben cosechar antes de que se pongan viejas, duras y leñosas.

Rendimiento de la col rizada

Un metro de fila produce cerca de 1 kg de hojas.

Mostaza verde

La mostaza verde (Brassica juncea var. crispifolia) es una planta de cosecha corta que se cultiva por sus hojas y tallos. Esta especie tiene su origen en China y Asia. Una especie diferente, también llamada mostaza, o mostaza negra (Brassica nigra), se cultiva por sus semillas las que se usan para hacer el conocido condimento o aderezo "mostaza de mesa" o "mostaza culinaria".

Una ración de mostaza verde cocida proporciona 16 calorías, el 91% de la vitamina A, el 74% de la vitamina C y el 12% del calcio requerido por un adulto promedio diariamente.

Ambiente para la mostaza verde

El suelo, su preparación, la fertilidad, y la humedad requerida por la mostaza verde son similares a las tratadas arriba para la berza.
La plantación no puede soportar las temperaturas extremas que soporta la col rizada y la berza. Esta crece mucho mas rápido, especialmente en la primavera.

La temperatura óptima mensual de crecimiento está entre 15 y 18°C, con un promedio de mínima mensual de 7°C, y un promedio de máxima mensual que va desde 21 a 24°C. La temperatura óptima del suelo para la germinación de las semillas está entre 15 y 40.5°C, con un mínimo de 4.5°C, un óptimo de 29.5°C y un máximo de 40.5°C.

Siembra de la mostaza verde

Las semillas son muy pequeñas (unas 15,000 por cada 28 g) y solo se necesitas unos 7 gramos para sembrar 30 m de hilera, estas se siembran directamente en las lineas entre 4 y 6 semanas antes de la última congelación en la primavera y de 6 a 8 semanas antes de la primera congelación en el otoño. Se pueden hacer sucesivas siembras cada dos semanas. Las hileras deben separarse de 45 a 60 cm y las semillas se siembran a 2.5 cm aparte a una profundidad de 1 cm. Las plantas surgirán entre 3 y 5 días después.

La hilera puede ser cultivada tal y como nacieron las semillas o ser aclarada para dejar un espacio entre plantas de entre 10 a 16 cm. Las plantas arrancadas se pueden consumir como vegetales.

Enfermedades y plagas de la mostaza verde

Para el control de las enfermedades y plagas se puede utilizar los descrito para la berza.

Cosecha de la mostaza verde

Las hojas tiernas se pueden cosechar en cualquier momento después que las plantas adquieren una altura de entre 15 a 20 cm pero siempre antes de que las hojas se pongan duras y leñosas. La cosecha comienza unos 35 a 40 días después de sembradas las semillas. Normalmente se corta la planta entera algo por encima del suelo, pero en zonas mas cálidas la col rizada se puede dejar hasta bien entrado el invierno, o el invierno completo, y se cosechan solo las hojas mas bajas por un método similar al de la berza y la col rizada.

Rendimiento de la moztaza verde

Un metro de fila puede rendir cerca de 1 kg de hojas.

Espinaca

La espinaca (Spinacia oleraceae var. inermis) fue cultivada por los persas hace unos 2,000 años. La parte comestible de la planta es la roseta compacta de hojas antes de que la parte terminal comience a alargarse para formar el tallo floral.

La espinaca es una cosecha de tiempo fresco a algo frío. En zonas de clima frío se pueden sembrar como cosecha tempranera en la primavera, o tardía en el otoño. Para zonas de verano moderado se pueden sembrar de forma continua desde la primavera temprana hasta el otoño tardío. En aquellas zonas de veranos cálidos como en los trópicos y subtrópicos es una cosecha que rinde frutos si se siembra en el otoño y se recoge en el invierno o a principios de la primavera.

Una ración de espinacas cocidas tiene 20 calorías y proporciona al adulto promedio el 100% de la vitamina A, el 56% de la vitamina C y el 28% del hierro indicado en el requerimiento mínimo diario.

Suelo para la espinaca

La espinaca se puede sembrar en casi cualquier tipo de suelo fértil, que tenga buen drenaje y suficiente cantidad de materia orgánica. Evite los suelos de poco drenaje o aquellos que se hagan como costra dura fácilmente. El pH del suelo debe estar entre 6.0 y 6.8. La espinaca crece pobremente si el pH es menor de 6.0.

Ambiente para la espinaca

La temperatura promedio óptima de crecimiento está entre 15 y 18°C, con una temperatura promedio mensual mínima óptima de 4.5°C, y una máxima promedio mensual óptima de 24°C. La temperatura óptima del suelo para germinación de las semillas es de 21°C, con un mínimo de 1.6°C y un máximo de 29.5°C.

La espinaca es de raíces superficiales, hay que mantenerles la humedad para que el crecimiento sea rápido y continuo.

Siembra de la espinaca

Las semillas no son tan pequeñas como las de otros verdes del grupo, hay unas 2,800 por cada 28 g y con 14 gramos se pueden sembrar 30 m de hilera.

Las espinacas se siembran generalmente a unas 4 a 6 semanas antes de la última congelación de primavera y de nuevo, entre 6 a 8 semanas antes de la primera congelación de otoño. Dos o tres plantaciones se pueden hacer de forma consecutiva separadas por 2 o 3 semanas.

Las hileras usualmente se separan de 45 a 60 cm dependiendo del equipamiento de cultivo que se use.

Distribuya, antes de plantar, de 1.4 a 2 litros de fertilizante de fórmula 10-10-10 por cada 15 m de hilera y mézclelo profusamente con el suelo.
Plante las semillas en la fila a 1.5 cm de profundidad y a 2.5 cm de distancia, las plantas emergen en 5 a 8 días. Haga el clareado de las plantas antes de que se apiñen de forma que queden separadas entre 7.5 y 10 cm. Mantenga el plantío libre malas hierbas con la azada tan pronto como han nacido sus semillas.

Enfermedades y plagas de la espinaca

Observe las plantas para revisar si tienen áfidos, mineros de hojas o gusanos y use medidas de control similares a las sugeridas para la acelga.

Cosecha de la espinaca

foto
Espinaca de Nueva Zelanda.

Las espinacas e pueden cosechar a partir de que las plantas tengan 5 o 6 hojas, hasta que empiece a aparecer el tallo floral. Este período es normalmente de 35 a 45 día después de sembradas las semillas. Corte la planta entera a nivel del suelo con un cuchillo afilado.

Rendimiento de la espinaca

Un metro de hilera proporciona entre 1 y 2 kg de producto comestible.

Espinaca de Nueva Zelanda.

La espinaca de Nueva Zelanda (Tetragonia expansa) es nativa de Nueva Zelanda, Japón, Australia y Sudamérica y se introdujo en Inglaterra en 1771. No es una espinaca verdadera y no se parece a ella, pero se usa de forma similar.

La planta es grande y puede ser invasiva en determinadas zonas geográficas, puede alcanzar hasta 1 m de altura con un hábito ramificado y amplio de crecimiento. Tiene hojas gruesas y suculentas y es una cosecha de tiempo cálido, lo que la convierte en una excelente fuente de verdes frescos durante el verano.

Una ración de espinacas cocidas de Nueva Zelanda proporciona 11 calorías, el 72% de la vitamina A, el 27% de la vitamina C, y el 10% del hierro requerido por un adulto promedio diariamente.

Suelo para la espinaca de Nueva Zelanda

La espinaca de Nueva Zelanda progresa en suelos limosos y de buen drenaje, altos en materia orgánica y fertilidad. El pH preferido es el de 6.0 a 6.8. La fertilidad y la humedad son similares a las de la espinaca verdadera.

Ambiente para la espinaca de Nueva Zelanda

La planta crece mejor con temperaturas promedio del mes entre 15 y 24°C, un mínimo promedio mensual de 10°C, y un máximo promedio mensual de 35°C. La temperatura óptima del suelo para la germinación de las semillas está entre 21 y 35°C, con un mínimo de 15.5°C y un máximo de 37.8°C.

Siembra de la espinaca de Nueva Zelanda

Como es una cosecha de tiempo cálido, si usted vive en una zona fría demore la siembra hasta que los peligros de congelación hayan pasado y el suelo se haya puesto tibio.

Espacie las hileras entre 1 y 1.3 m . Antes de sembrar esparza litro y medio de fertilizante tal como el 10-10-10 por cada 15 metros de fila y mézclelo abundantemente con el suelo.

Las semillas son de forma irregular y algo grandes con unas 350 por cada 28 g. Plante las semillas en la lineas a 2.5 cm de profundidad y a una distancia de 10-15 cm entre ellas. Para asegurar una pronta germinación, remoje las semillas por 2 o 3 horas en agua tibia antes de sembrarlas.

Las plantas surgen normalmente entre 7 y 12 días y las plántulas deben ser aclaradas para dejar una distancia entre ellas de entre 30 y 45 cm.

Control de malezas, plagas y enfermedades de la espinaca de Nueva Zelanda.

Mantenga las malezas a raya con la azada o con coberturas del suelo. No existen plagas o enfermedades que afecten este cultivo.

Fertilización de la espinaca de Nueva Zelanda

Después de unas 4 a 6 semanas de la siembra utilice medio litro de un fertilizante completo del tipo 10-10-10  ó 0.1 litro de nitrato de sodio por cada 15 metros de fila usando el método de banda lateral descrito en la acelga.

Cosecha de la espinaca de Nueva Zelanda

La cosecha puede empezar a los 70 días de sembradas las semillas, para ello, corte los últimos 7.5 cm terminales de crecimiento y úselos, esto resulta en nuevas ramas y nuevos crecimientos que podrán ser luego también cosechados. Las gruesas hojas así como los tallos tiernos se cocinan para consumirlos.

La producción continua a lo largo del verano, hasta la primera congelación del otoño. Tenga cuidado de no cortar una porción muy larga de la planta de un solo corte. A medida que la planta se ramifica, mayores cantidades de cortes terminales se podrán hacer, y mayor será la recogida de producto útil.

En zonas sin congelación la cosecha se prolonga por largo tiempo ya que la planta se torna perenne.

Rendimiento de la espinaca de Nueva Zelanda

Un metro de fila produce 1 kg de material comestible en una temporada.

Tema principal sobre hortalizas aquí.
Otras plantas de hortaliza aquí.
Índice general del portal aquí.