home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Cultivo de la ocra en el huerto casero

imagen

Vainas de ocra.

imagen
La planta de la ocra.

La ocra (Abelmoschus esculentus L.), también llamado lady's fingers, okra o gumbo en inglés; se conoce como quimbombóquingombo, gombo, molondrón o bamla en español, es un vegetal muy nutritivo y versátil que usted puede sembrar en su huerto en tiempo cálido en una buena parte del mundo. Familia del algodón, se acepta que es original de África (o quizás de Asia) y fue llevado por los españoles a América.

La ocra es una cosecha de temporada cálida y en condiciones tropicales y subtropicales es perenne pero se cosecha como anual en zonas templadas y frías ya que el frío del invierno puede matar la planta.

Cosechado extensivamente en los huertos, la ocra se consume principalmente como vegetal cocido, o bien solo, o bien compuesto con carnes y con arroz. De ella se hace una excelente sopa muy nutritiva y es un ingrediente que aporta a las ensaladas un sabor distintivo. Se puede usar fresco o congelado.

Las vainas tiernas, que se producen por un relativo largo período, se recogen periódicamente y son la parte comestible de la planta. La ocra se convierte en un vegetal importante en zonas cálidas en el verano, debido a que pocos vegetales se pueden cosechar en esa época del año. Si usted vive en una zona cálida, deje un espacio en el huerto para sembrar ocras, pero si su huerto es pequeño puede que no sea práctico, las plantas son grandes y ocupan bastante espacio por largo tiempo.

El valor nutritivo de la ocra varía un tanto con las condiciones de crecimiento y un tanto con la madurez de la vaina. Mientras mas tierna menos valor nutritivo tienen, están constituidas principalmente por agua y carbohidratos, como la mayoría de los vegetales, pero tienen además cantidades importantes de vitaminas y minerales.

Las ocras poseen un componente mucilaginoso que molesta a algunas personas y cuando se cuecen de cierta forma, el plato se hace viscoso. Sin embargo esta cualidad es la que hace a la ocra deseable en las sopas. El componente mucilaginoso se desarrolla mas a medida que aumenta el tiempo de cocción, pero si las vainas son tiernas, se pueden cocer en agua hirviente enteras por un breve tiempo (uno dos minutos) y luego acompañadas de sal y limón son exquisitas y muy poco viscosas.

Suelo

La ocra crece en muchos suelos de diferente tipo y con un amplio rango de pH, pero necesitan un buen drenaje. Un suelo franco con arcilla porosa en el subsuelo es el ideal. Agregar estiércol para los otros tipos de suelo puede ayudar, y la aplicación de un fertilizante rico en fósforo antes de la siembra es una buena idea. Una fórmula que puede ser adecuada para el huerto es la de 6-12-6 a razón de 0.5 kg por cada 8 m de hilera. El fertilizante se debe mezclar por lo menos con los primeros 10 cm del suelo.

Siembra

Las ocras varían considerablemente en el tamaño de las plantas y la forma de las vainas, las variedades mas cultivadas están entre 1.5 y 3 m de alto después de unos pocos meses de crecimiento, la altura depende de la distancia entre los nodos y esta a su vez, depende de las condiciones de cultivo y de la ramificación. Las variedades enanas tienen la distancia ínter nodos mas corta. Es preferible para el huerto hogareño utilizar variedades de poco porte debido al espacio disponible.

La forma de las vainas puede ser desde cortas hasta largas y de casi cilíndricas a muy surcadas. El diámetro también varía. Hay cierta variación en el tono de color de las vainas, hojas y ramas, también hay cambios en la forma de las hojas y de las flores por lo que algunos tipos de ocra agregan un valor ornamental a su jardín.

Como la ocra es amante del tiempo cálido, si usted vive en una zona templada o fría no siembre las semillas hasta que el suelo no se haya calentado en la primavera. Si quiere una cosecha mas temprana, siembre las semillas en un lugar protegido, en macetas pequeñas, con tiempo de antelación a la siembra en el terreno en la primavera. En zonas tropicales se puede sembrar durante todo el año.


Las temperaturas promedio óptimas de desarrollo están entre los 25 y 35°C por el día y unos 10°C menos promedio en las noches. Pero son capaces de soportar temperaturas diurnas mayores de 40°C sin daño.

Las semillas de ocra se conservan por bastante tiempo en contenedores cerrados en el refrigerador y tienen una germinación alta, siempre que se planten en terreno cálido. Remojando las semillas en agua desde la noche anterior a la siembra se acelera la germinación y puede reducir la muerte prematura de las plántulas al nacer.

Por lo general, las semillas se plantan en hileras separadas de 1 a 1.5 m, la profundidad de siembra es de entre 1.6 y 2.5 cm dependiendo del tipo de suelo (mas profundas en suelos mas ligeros) y se colocan 3 o 4 semillas cada 30 a 45 cm en la hilera. Cuando nacen, de ser necesario, se hace un aclarado para dejar solo una planta, o la sumo 2, en cada plantón. También se pueden sembrar con las mismas condiciones de profundidad, cantidad de semillas y distancias, usando un método a cuadros con 0.8 a 1.2 m de lado. Riegue el terreno inmediatamente después de sembradas las semillas. Plante las semillas donde exista luz solar plena.

Cultura

Las malezas deben ser controladas. Debido a que la ocra no tolera sequías prolongadas o crece poco con baja humedad del terreno se hace necesario el riego del huerto de ocras si la lluvia escasea. El riego en exceso hace crecer demasiado a las plantas con una menor producción de vainas. El suelo debe estar húmedo pero no inundado, la planta no soporta inundación.

Las plantas y las vainas de ocra pueden tener espinas o pelos que producen en algunas personas reacciones alérgicas, se han desarrollado variedades con este inconveniente muy reducido, pero aun así, es mejor usar guantes y estar vestido de manera apropiada a la hora de cosechar las ocras, a fin de las partes de las plantas no entren en contacto con la piel. Con las plantas grandes y en tiempo caluroso entrar en una zona de ocras puede ser poco confortable.

Como la ocra tiene un largo período de vida productiva, puede ser beneficioso agregar nitrógeno adicional durante la temporada, especialmente en los suelos ligeros cada 4 a 6 semanas con una aplicación moderada. Tenga presente que una alta disponibilidad de nitrógeno para las plantas, ya sea con nitrógeno artificial, o con el del resultado de la descomposición de la materia orgánica, incentivan un crecimiento vegetativo exagerado con poca producción de vainas. Si el suelo es rico en materia orgánica utilice solo una cantidad mínima de nitrógeno antes de la siembra, y luego agregue cantidades muy moderadas cuando las plantas tengan 3 o 4 vainas.

Enfermedades y plagas


Varias plagas pueden afectar a las ocras, y esto, por supuesto, dependerá de la zona geográfica, sin embrago, probablemente el mayor enemigo sean los nemátodos del suelo, especialmente en los ligeros, los que pueden producir la muerte de las plantas con relativa rapidez. En suelos pesados el efecto es menos pronunciado y las plantas pueden producir aun con los enemigos bajo tierra, pero el rendimiento se verá afectado. Si se siembran las ocras año tras año en el mismo lugar, los nemátodos proliferan y las plantas se infectan rápidamente, por eso, una buena solución es rotar las ocras cada año a una nueva localización en el huerto.

Cosecha

La planta de ocra crece vigorosamente y puede entrar en producción tan pronto como en 50 días después de la siembra de las semillas y tener una duración de cosecha entre 3 y 4 meses.

Corte las vainas con un cuchillo afilado o unas tijeras de manera cuidadosa para no herir ni la vaina ni la planta. Las vainas se deben cortar cuando han crecido lo suficiente, pero siempre antes de que se hayan puesto fibrosas, lo que sucede unos 4 a 7 días a partir de la abertura de la flor. La longitud de la vaina lista para recoger puede estar entre 5 y 10 cm o más, dependiendo de la variedad y de las condiciones climáticas. Las preferencias en cuanto a la madurez de la vaina según su gusto es un factor a tener en cuenta. La ocra se va poniendo fibrosa del tallo hacia arriba, por lo que un indicador de buena ternura es la resistencia que ofrece el tallo al corte, la que no debe ser notable. Las vainas que se quedan en la planta reducen el posterior rendimiento en vainas nuevas, de tal forma, no se debe dejar en la planta ninguna, aunque se desechen por estar muy fibrosas para el consumo. El tiempo disponible de cosecha de las vainas después que han alcanzado la madures óptima de recogida es muy corto, solo 2 o 3 días.

Para evitar la pérdida de producto por "pasarse" de madurez, las ocras se deben cosechar con esmerada sistematicidad, cada 2 a 4 días, usted podrá adquirir la experiencia necesaria para saber cuando las vainas están cosechables muy pronto, pero la longitud de ellas no es un indicador absolutamente confiable durante todo el período de cosecha.

Las vainas continúan madurando una vez cosechadas si se mantienen en ambiente cálido, por lo que debe consumirlas muy pronto, o de los contrario estarán fibrosas algunos días después de separadas de la planta. Si no las va a consumir pronto, las puede guardar congeladas por meses, o algunos días refrigeradas entre 7 y 10°C con humedad alta. Las vainas se deben manejar con cuidado, se magullan con facilidad.

Algunos hortelanos, si las condiciones climáticas lo permiten, recortan drásticamente las plantas cuando se han puesto muy altas. La planta se "rejuvenece" y los retoños producen nuevas vainas. Resulta en este caso recomendable dar una ligera aplicación con nitrógeno a las plantas cortadas.

Si desea producir sus propias semillas, deje algunas vainas sin recoger cerca del final de la temporada de cosecha, cuando se sequen en la planta, recójalas y extraiga las semillas del interior. Guardadas en un recipiente hermético y seco dentro del refrigerador le servirán perfectamente para la próxima temporada. Si ha sembrado mas de una variedad, o hay variedades diferentes a la suya en el vecindario, se puede producir la polinización cruzada y por tanto, sus semillas pueden no reproducir exactamente las cualidades esperadas.

Rendimiento

La ocra produce abundante cosecha, unas 5 o 6 plantas pueden ser suficiente para una familia promedio. Mas cuantitativamente se puede decir que unos 8 m de hilera pueden producir entre 11 y 35 kg de vainas comestibles, dependiendo de la variedad, cuidado, condiciones climáticas y duración de la cosecha.

Tema principal sobre hortalizas aquí.
Otras plantas de hortaliza aquí.
Índice general del portal aquí.