home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Contenido del artículo
Macroestructura
Microestructura
Musculatura
Mucosa
Movilidad estomacal

Estructura del estómago
Figura 1. Estructura del estómago

Anatomía del estómago

El estómago en un ensanchamiento del tracto digestivo donde comienza la descomposición química de las proteínas contenidas en los alimentos y estos se convierten en un producto pastoso llamado quimo. Yace en el cuadrante superior izquierdo de la cavidad abdominal. Aunque está relativamente sujeto en ambos extremos, la parte central es bastante móvil y tiende a estar alto y horizontal en las personas fornidas y de poca estatura; y está a menudo alargado verticalmente en las personas altas y delgadas.

Macroestructura.

La longitud del estómago es un valor fijo (o casi fijo) y oscila entre 15 y 25 cm pero su diámetro cambia notablemente de acuerdo al contenido que tenga. Un estómago vacío tiene un volumen de unos 50 ml y tiene una sección solo un tanto mayor que la del intestino grueso, pero es capaz de distenderse para albergar hasta 4 litros de volumen en su interior alcanzando casi el espacio que ocupa la pelvis. Cuando está vacío, el estómago colapsa hacia adentro plegando su mucosa en pliegues longitudinales que se conocen como rugas (figura 1). En el estómago se diferencian zonas o regiones, veamos:

1.- Cardia: es una región pequeña que rodea el orificio cardíaco (llamados así ambos, la región y el orificio, por estar cerca del corazón) que es por donde entran los alimentos al estómago desde el esófago.

2.-Fundus: es la región en forma de domo o cúpula escondida detrás del diafragma que se abulta lateral y superior a la cardia.

3.-Cuerpo: la porción central o media del estómago.

4.-Región pilórica: continúa inferiormente al cuerpo y tiene forma de embudo. Su parte más ancha se conoce como antro pilórico el que luego se estrecha para formar el canal pilórico y termina en el píloro que es continuo con el duodeno (la primera porción del intestino delgado) a través del esfínter pirólico que es la válvula que controla el vaciado estomacal.

5.- Curvatura mayor: que se extiende a toda la superficie lateral convexa del estómago.

6.- Curvatura menor: que es la superficie medial cóncava.

De esas curvaturas se extienden dos mesenterios llamados omentos o epiplones que ayudan a atar el estómago a otros órganos digestivos y a las paredes de la cavidad. El epiplón menor  va desde el hígado a la curvatura menor del estómago de donde continúa con el peritoneo visceral que lo cubre. El epiplón mayor cuelga como delantal inferiormente desde la curvatura mayor del estómago para cubrir el bobinado del intestino delgado, después corre dorsal y superior para envolver la sección transversal del intestino grueso antes de mezclarse con el mesocolon, un mesenterio dorsal que asegura el intestino grueso con el peritoneo de la pared abdominal posterior. En su camino entre los intestinos delgado y grueso envuelve el bazo. El omento mayor esta plagado de depósitos de grasa que le dan la apariencia de un delantal de encaje que cubre y protege el contenido abdominal; también tiene abundancia de ganglios linfáticos.

El estómago esta controlado por nervios del sistema nervioso autónomo.

Microestructura



Las paredes del estómago exhiben las clásicas cuatro capas o túnicas que tiene todo el canal alimentario, pero su mucosa y musculatura se han modificado para cumplir el rol especial que tiene el estómago.

Musculatura

La musculatura tiene tres capas las que del exterior al interior son: la longitudinal; la circular; y la oblicua (figura 1). Este arreglo permite al estómago no solo mover el quimo a lo largo del tracto, si no que también batirlo, mezclarlo y aporrearlo lo que físicamente se traduce en la rotura de los alimentos en pequeños fragmentos.

Mucosa

Por su parte, la mucosa o recubrimiento epitelial está compuesto enteramente de células caliciformes (o células goblet) que segregan una capa de moco alcalino protector. Esta cubierta lisa, por otro lado, tiene millones de fosas gástricas que conducen a las glándulas gástricas las que colectivamente producen las secreciones estomacales conocidas como jugo gástrico. Las células que le dan forma a las fosas gástricas son primariamente células caliciformes, pero aquellas que funcionan como glándulas varían en las diferentes regiones del estómago. Así tenemos que las células en las glándulas de las regiones de la cardia y el píloro son principalmente secretoras de moco, mientras que las del antro pirólico producen mayoritariamente la hormona estimulante llamada gastrina. La glándulas de las regiones del cuerpo y el fundus, donde se produce la mayor parte de las reacciones químicas de la digestión, son notablemente más grandes y producen la mayor parte de las secreciones estomacales. En estas dos regiones las glándulas contienen diferentes células secretoras que incluyen:

1.- Celulas del cuello de la glándula: se encuentran en la región superior o del cuello de la glándula y producen un moco ácido diferente al que producen las células caliciformes del epitelio superficial. No se conoce bien cual es la función de este tipo de secreción.

2.-Células parietales u oxínticas: se encuentran principalmente en la zona media de las glándulas, dispersas entre las células zimogénicas (vea más abajo en el siguiente punto) y segregan ácido clorhídrico y el llamado factor intrínsico. El primero hace el ambiente estomacal muy ácido (pH 1.5-3.5) una condición necesaria para la activación y el funcionamiento óptimo de la pepsina (enzima que degrada las proteínas) y además participa en mucho en la eliminaciónn de muchas de las bacterias que entran con los alimentos. El factor intrínsico es una glucoproteína necesaria para la absorción de la vitamina B12 en el intestino delgado.

3.- Células principales o zimogénicas: estas células producen el pepsinógeno, la forma inactiva de la enzima digestiva pepsina, y están ubicadas principalmente en la región basal de la glándula. Ellas, al parecer, también producen cantidades insignificantes de lipasa, una enzima digestora de las grasas.

4.- Células enteroendocrinas: liberan una variedad de hormonas o productos parecidos a hormonas directamente en la lámina propia (capa basal de la mucosa) que difunden a los capilares para actuar sobre ciertos órganos del sistema digestivo. Entre las sustancias segregadas están la gastrina, histamina, endorfinas, colecistoquinina, y somatostatina.

La mucosa estomacal está sometida a una de las mas duras condiciones de existencia en todo el tracto digestivo, ya vimos que los jugos gástricos son altamente corrosivos (presencia de HCl) y las enzimas que produce son capaces de digerirse a sí misma, sin embargo el estómago nos dura para toda la vida, lo que significa que no es una víctima indefensa a este ambiente. Su resistencia se debe básicamente a:

1.- Mantiene una capa gruesa de moco rico en bicarbonatos neutralizadores sobre sus paredes.

2.- Las células epiteliales de las paredes del estómago están unidas muy apretadas de forma que no permiten el paso del jugo gástrico a las capas subyacentes indefensas.

3.- En las partes profundas de la glándulas gástricas, donde el moco alcalino no está presente, las células tienen las caras externas de sus membranas plasmáticas impermeables al ácido clorhídrico.

4.- Las células dañadas de la mucosa estomacal se desechan y se sustituyen rápidamente por división de células indiferenciadas que residen donde las fosas gástricas convergen con las glándulas gástricas. De hecho, el epitelio superficial del estómago se sustituye por nuevo cada tres a seis días. (las células profundas dentro de las glándulas gástricas viven mucho mas tiempo).

Movilidad estomacal

A diferencia con el resto de los órganos del sistema digestivo la movilidad del estómago no está dirigida a trasladar su contenido en un solo sentido hacia adelante por el tracto. En este órgano, estos movimientos tienen varios objetivos simultáneos:

1.- Vaciar el estómago al intestino delgado (duodeno) en pequeñas porciones a la vez durante todo el ciclo digestivo, dando preferencia de "paso" a los fluidos.

2.- Comprimir, amasar, girar y mezclar el contenido mutuamente y con los jugos gástricos para formar el quimo.

De esa forma, en el estómago, los movimientos de traslación y mezclado suceden al mismo tiempo, por lo que puede decirse que la digestión y la propulsión no pueden separarse. Toda la movilidad se lleva cabo por las tres capas de músculos. Veamos el proceso en más detalles y empecemos por el llenado del estómago.

Llenado del estómago



Ya habiamos recalcado arriba que cuando el estómago está vacío se reduce notablemente su volumen hasta alcanzar una sección comparable con el intestino grueso, resultado de lo cual su mucosa se pliega en las llamadas rugas. Pues bien, aunque el estómago se estira para acomodar la comida que va entrando, la presión en su interior no aumenta hasta que la cantidad almacenada sea de alrededor de 1 litro, a partir del cual es que comienza a elevarse la presión. Esta particularidad se debe a que:

1.- El paso de los alimentos por el esófago dispara con anticipación una respuesta refleja de relajación de los músculos del estómago, con lo que este queda "inflable" sin oponer resistencia apreciable. Esta respuesta, llamada relajación receptiva, está coordinada por el centro de degluciónrelajación adaptativa.

2.- Los músculos lisos viscerales son plásticos, siendo esta una capacidad intrínseca de este tipo de músculo que puede ser estirado sin que se incremente mucho su tensión y se contraiga para remediarlo. En el artículo Músculos lisos se describe esta cualidad.

(tragado) del tronco cerebral y mediada por el nervio vago. Adicionalmente, el estómago se dilata como respuesta al llenado gástrico que activa a sensores de estiramiento de las paredes, lo que se conoce como

Contracciones estomacales

Después de comer, comienzan los movimientos peristálticos cerca de esfínter gastroesofágico?, en cuyo lugar son ondulaciones suaves de las paredes estomacales, pero a medida que las ondas se acercan a la región pilórica, en la que la musculatura estomacal es más gruesa, van aumentando en poder. Como consecuencia de esta actividad ondulatoria variable, el contenido del fundus se mantiene relativamente imperturbado mientras que el que está cerca del píloro está sometido a una verdadera "tormenta" de agitación y mezclado.

La región del píloro normalmente tiene el esfínter pilórico ligeramente abierto durante la digestión, de modo que cuando la onda peristáltica fuerte llega esta región que solo alberga unos 30 ml, se "cuela" cierta cantidad de quimo a través del esfínter hacia el duodeno (unos 3 ml). Sin embargo, al llegar plenamente la contracción a la zona del esfínter este se cierra por la propia contracción poniendo fin a la "fuga". Note que el esfínter pilórico funciona como un filtro dinámico que permite el paso solo de líquidos y de partículas pequeñas que son las aptas para el trabajo intestinal.

El resto del quimo (27 ml) se ve forzado a retroceder al estómago para volver a ser mezclado y amasado. Esta acción de bombeo adelante-atrás termina por romper los sólidos del contenido gástrico. Digamos que el estómago funciona como una suerte de molino con una criba al final por donde solo pasan los líquidos y las partículas del tamaño apropiado, mientras el resto se sigue "moliendo".

El reloj estomacal

Con independencia de que la intensidad de las contracciones peristálticas pueden cambiar, su ritmo es constante, siempre alrededor de tres por minuto. Las responsables de este ritmo constante son células marcapasos ubicadas en los márgenes de la capa muscular longitudinal, y se cree que son células similares a las musculares, pero no contráctiles, llamadas células intersticiales de Cajal, que envían señales de contracción y relajación espontáneamente tres veces por minuto, estableciendo el llamado ritmo eléctrico básico.

Debido a que los marcapasos están acoplados eléctricamente por uniones de brecha al resto de las láminas de musculatura lisa sus pulsos se transmiten rápida y eficientemente a todas las células musculares.

Los marcapasos determinan el ritmo de las ondas de contracción, pero ellos no las inician por sí solos ni regulan su potencia, más bien generan una señal ondulante débil que no supera el umbral de contracción de los músculos, pero esta señal rítmica es elevada por encima del umbral de disparo por factores neuronales y hormonales.

Los factores que incrementan la fuerza de las contracciones estomacales son los mismos que realzan la actividad secretora del estómago. Al estirarse las paredes del estómago por los alimentos, se activan los receptores de extensión y las células secretoras, lo que al final estimula los músculos lisos del estómago e incrementa la movilidad gástrica. Como consecuencia, a mayor llenado estomacal más vigorosos son los movimientos de mezclado y vaciado, limitados por el contenido del duodeno como veremos a continuación.

Vaciado del estómago

El vaciado del estómago depende en gran medida del contenido en el duodeno, quizás más que el propio contenido. Cuando el quimo entra al duodeno, ciertos receptores en sus paredes responde a señales químicas y al estiramiento, iniciando el reflejo enterogástrico y el mecanismo hormonal (secreción de enterogastronas?). Estos mecanismos inhiben la actividad secretora gástrica y previenen de un nuevo llenado duodenal reduciendo la fuerza de las contracciones pilóricas.

Normalmente el estómago se vacía en unas 4 horas con diferencias en tiempo de acuerdo al volumen y la naturaleza de los productos ingeridos, a mayor cantidad ingerida mayor es el estiramiento estomacal y mayor el tiempo de vaciado, pero también a mayor cantidad de líquidos como parte de lo ingerido menor es el tiempo de vaciado. Una comida rica en carbohidratos se mueve a través del duodeno rápido, pero si la comida es grasienta, el estómago entrega un quimo al duodeno con grasa flotando en la superficie la que se digiere en el intestino más lentamente y hace que la comida permanezca en el estómago 6 horas o más.



Temas relacionados:

1.- Pirosis y dispepcia.

2.- Vómitos

Otros temas sobre anatomía humana aquí.
Enfermedades humanas aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.