home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Esquema anatómico del sistema respiratorio
Figura 1. Esquema anatómico del sistema respiratorio

Zonas principales del sistema respiratorio superior
Figura 2. Zonas principales del sistema respiratorio superior



Faringe (Órgano del Sistema respiratorio y del Sistema digestivo)

La faringe es un órgano tubular de aspecto cónico que conecta la cavidad nasal y la boca superiormente a la laringe y el esófago inferiormente. Coloquialmente la conocemos como garganta y se extiende unos 13 cm desde la base del cráneo hasta a sexta vértebra cervical (figura 1).

En la faringe se pueden diferenciar tres regiones con composición celular distinta en la mucosa que las recubre, no obstante, las paredes de todas las partes del órgano están compuestas de músculos esqueléticos.

Estas regiones son:

1.- Nasofaringe.

2.- Orofaringe.

3.- Laringofaringe.

A continuación algunas particularidades anatómicas de las tres regiones.

Nasofaringe

Es la región posterior a la cavidad nasal y se ubica inferior al hueso esfenoides y superior al  nivel del paladar blando (figura 2). Sirve solo como pasaje para el aire de la respiración ya que se encuentra por encima del lugar por donde los alimentos entran al cuerpo. Además existe un mecanismo  de protección que impide que los alimentos puedan penetrarla superiormente. Cuando se traga, el muscular paladar blando, así como la protuberancia conocida como úvula (la campañilla), se mueven superiormente cerrando con ello la nasofaringe para evitar que los alimentos pasen a la cavidad nasal. Este mecanismo de protección falla cuando uno se ríe y en tales casos los líquidos tragados pueden ser expulsados como un aerosol por la nariz.

Las aberturas de comunicación entre la nasofaringe y la cavidad nasal son las coanas o narinas internas. El epitelio de recubrimiento estratificado con cilios de ambas regiones es continuo y se relevan en el trabajo de impulsar el moco producido en la cavidad nasal hasta ser tragado y digerido por los jugos gástricos.

Situada alto en la pared posterior de la nasofaringe, están las amígdalas faríngeas o adenoides+ que atrapan y destruyen los patógenos que entran a la nasofaringe junto con el aire.

Las trompas de Eustaquio (conocidas así a partir del S. XVI en honor del anatomista Eustachius), luego conocidas como tubas o trompas auditivas y en la actualidad llamadas tubos faringotimpánicos, son estructuras anatómicas que drenan las cavidades del oído medio, y que permite además, que la presión en el oído medio se equilibre con la presión atmósférica. Consisten en aberturas en las paredes laterales de la nasofaringe, las que a su vez presentan superiormente un pliegue arqueado de la mucosa conocida como amígdala tubal. Dada su posición estratégica las amígdalas tubales protegen al oído medio de las infecciones que fácilmente podrían propagarse desde la nasofaringe.

Orofaringe

La orofaringe está situada posterior a la cavidad bucal y es continua con esta a través de una vía arqueada conocida como fauces. Corre inferiormente al nivel del paladar blando de modo que dada la localización, por la orofaringe pasan tanto los alimentos como el aire de la respiración.

A medida que la nasofaringe se diluye en la orofaringe, el recubrimiento epitelial va cambiando de pseudoestratificado columnar a epitelio escamoso estratificado, el que proporciona, dada su adaptación estructural, una mejor resistencia al rozamiento y a los efectos químicos que acompañan el paso de los alimentos.

En la mucosa de la orofaringe están incluidas dos tipos de adenoides: las pareadas adenoides palatinas que yacen en las paredes laterales de las fauces; y las adenoides linguales en la base de la lengua.

Laringofaringe

Como continuación de la orofaringe, la laringofaringe también funciona como conducto común para alimentos y aire y está recubierta por epitelio escamoso estratificado. Se extiende desde su fusión con la orofaringe a la altura de la epiglotis y posterior a esta última hasta la laringe, lugar en el cual las vías respiratoria y alimenticia divergen. En ese punto la laringofaringe es continua con el esófago posteriormente. El esófago es por donde los alimentos se conducen al estómago, mientras que el aire entra a la laringe anteriormente. Cuando se traga, el pasaje de aire se cierra temporalmente y los alimentos toman la vía adecuada, es decir continúan por el esófago.

Externa a la mucosa de la laringe hay dos capas de músculos esqueléticos, las fibras de la capa interna corren longitudinales, pero aquellas de la capa exterior o músculos constrictores faríngeos rodean las paredes como si el conducto estuviera dentro de tres puños colocados uno sobre otro. La contracción secuencial de los "puños" impulsa los alimentos al esófago inferior.



Dolencia relacionada: Adenoiditis.

Índice general de los temas de anatomía humana aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.