home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Estructura de las mamas humanas
Figura 1. Estructura de la glándula mamaria


Las mamas o glándulas mamarias

Aunque estas glándulas están presentes en ambos sexos, solo funcionan normalmente en las hembras. La función de las mamas es producir leche para nutrir al infante durante las primeras etapas de su vida, de modo que adquieren importancia como órganos del sistema reproductivo sólo después del parto.

Desde el punto de vista de desarrollo, muchos especialistas ven las mamas como glándulas sudoríferas modificadas, de manera que ellas pertenecen realmente al sistema integumentario como parte de la piel. Cada mama está contenida dentro de un seno redondeado y recubierto de piel anterior al músculo pectoral del tórax. Algo por debajo del centro de cada seno aparece un anillo de piel pigmentada denominado areola que rodea una protuberancia central o pezón. En la areola yacen glándulas sebáceas que la hacen ligeramente abultada, y estas glándulas producen sebo para reducir el agrietamiento y la fisuración de la piel del pezón.

El pezón y la areola poseen fibras de músculos lisos gobernadas por el sistema nervioso autónomo. Ante los estímulos táctiles o sexuales, o cuando se exponen al frío, las fibras musculares se activan y el pezón se torna erecto.

Las estructuras internas de los senos, vinculadas a la producción y transporte de la leche, están plenamente desarrolladas y funcionales durante el tercer trimestre del embarazo o en la madre lactante, en la mujer adulta no embarazada o lactante su desarrollo es incipiente y rudimentario, de modo que el volumen de los senos durante este período se debe principalmente a depósitos de grasa en su interior. La descripción a continuación corresponde al período de pleno desarrollo.

Cada seno consiste de entre 15 y 25 lóbulos que irradian alrededor, y se abren al pezón. Los lóbulos están acolchados y separados unos de otros por tejido conectivo fibroso y grasa. Este tejido conectivo entre los lóbulos forma los ligamentos suspensorios que dan soporte natural al órgano y se anclan a la capa muscular y a la dermis subyacentes. De esta forma la red de ligamentos suspensorios forman una suerte de "brasiere" integrado que mantiene los senos en su lugar.

Dentro de los lóbulos existen unidades más pequeñas conocidas como lobulillos que contienen las unidades funcionales productoras de la leche o alveolos glandulares. Estas glándulas compuestas alveolares vierten la leche a los conductos lactíferos que terminan abiertos al exterior en el pezón. Cuando el conducto lactífero alcanza la zona profunda a la areola este se agranda para formar los senos lactíferos que sirven como acumuladores de la leche.



Otros temas de anatomía humana aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.