home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Contenido del artículo
Un vistazo al sistema nervioso
El tejido nervioso
Células de soporte
Células de soporte en el sistema nervioso central
Células de soporte del sistema nervioso periférico
Neuronas
Cuerpo neuronal
Neuritas
Dendritas
Axón
Clasificación de las neuronas
Clasificación estructural de las neuronas
Clasificación funcional

Anatomía del tejido nervioso

El tejido nervioso es el componente principal del sistema nervioso y este último está formado a su vez por el cerebro, la medula espinal y los nervios y tiene funciones de regulación y control de la actividad del cuerpo. Existen dos tipos principales de células en el tejido nervioso:

1.- Las neuronas.

2.- Las células de soporte.

Las neuronas son células altamente especializadas que generan y conducen impulsos nerviosos y lo más común es que sean células en las que el citoplasma (fluido interior de la célula) está ramificado en extensiones denominadas neuritas. Estas neuritas le permiten a la neurona transmitir impulsos eléctricos a distancias sustanciales dentro del cuerpo.

La estabilidad del tejido nervioso se obtiene a través de varios tipos de células de soporte que son células no conductoras y que soportan, aíslan y protegen a las delicadas neuronas.

Un vistazo al sistema nervioso

Aunque en realidad solo tenemos un sistema nervioso altamente integrado, para el estudio, resulta conveniente dividirlo en dos partes principales: el sistema nervioso central (SNC) y el sistema nervioso periférico (SNP).

El sistema nervioso central tiene a su vez dos partes, el cerebro y la espina dorsal que ocupan la cavidad dorsal del cuerpo y es el sistema integrador y de mando del sistema nervioso. Él interpreta la información que llega de los sensores y dicta las respuestas adecuadas basándose en experiencias pasadas, reflejos y las condiciones actuales.

Por otro lado, el sistema nervioso periférico corresponde a la parte del sistema nervioso que está fuera de SNC y consiste básicamente en nervios que se extienden desde el cerebro o la médula espinal. Los nervios que traen y llevan impulsos desde el cerebro se les denomina craneales mientras que aquellos que lo hacen desde la médula espinal nervios espinales.

Resumidamente el SNP es el conjunto de las lineas de transmisión que comunican el sistema nervioso central con todas las partes del cuerpo. 

Se pueden diferenciar dos partes en el sistema nervioso periférico funcionalmente:

1.- Los nervios sensoriales o aferentes que llevan los impulsos desde los sensores o receptores sensoriales localizados en el cuerpo al SNC. Las nervios aferentes que traen impulsos al sistema nervioso central desde sensores localizados en la piel, los músculos del esqueleto, y las articulaciones se les llama fibras aferentes somáticas; mientras que los que lo hacen desde las vísceras (ubicadas en la cavidad ventral) se llaman fibras aferentes viscerales. De esta forma el SNC se mantiene constantemente informado de lo que está sucediendo dentro y fuera del cuerpo.


2.- Los nervios motores o eferentes transmiten las señales desde el sistema nervioso central a los órganos encargados de ejecutar alguna tarea llamados efectores (producen un efecto), ya sea a un músculo para que se contraiga o extienda, o a una glándula para que segregue cierta sustancia. A estas respuestas se les denomina en general motoras.

La parte motora de SNP se puede a su vez separar en dos secciones principales:

1.- El sistema nervioso somático: que conduce impulsos desde el SNC a los músculos del esqueleto y que se le llama con frecuencia sistema nervioso voluntario debido a que podemos mover los músculos del esqueleto a voluntad.

2.- El sistema nervioso autónomo: que consiste en las fibras nerviosas motoras que van a las vísceras regulando la actividad de la musculatura lisa, los músculos cardíacos y las glándulas. Lo de autónomo salta a la vista ya que, por ejemplo, nosotros no podemos a voluntad cambiar el ritmo de los latidos del corazón ni acelerar el paso de los alimentos a través del tracto digestivo. También se le llama sistema nervioso involuntario. El sistema nervioso autónomo funciona de una manera muy particular, en ella hay dos sub-divisiones funcionales opuestas: el sistema simpático; y el sistema parasimpático, cada uno de los cuales, típicamente, lleva señales opuestas al mismo órgano, una que estimula y otra que inhibe y el balance de estas dos "fuerzas" antagónicas determina la magnitud del efecto final.

El tejido nervioso

El tejido nervioso es altamente celular y tiene muy poco espacio extracelular (menos del 20%) lo que significa que las células existen en población densa y estrechamente entrelazadas, y aunque es extremadamente complejo como ya se dijo arriba, solo tiene dos tipos principales de células: las neuronas y las células de soporte, estas últimas son células pequeñas que rodean y envuelven las neuronas. Entre las dos forman las estructuras tanto del SNC como del SNP.

Astrocito
Figura 1. Astrocito

 Microglia

Figura 2. Microglia

Veamos ahora algunos detalles sobre ambos tipos de células y empecemos por las de soporte.

Células de soporte.

Las células de soporte se conocen como neuroglia o células gliales y hay seis tipos de estas células, cuatro en el sistema nervioso central y dos en el sistema nervioso periférico cada una con una función particular. Las células gliales al igual que las neuronas tienen un cuerpo central ramificado pero se distinguen de ellas por ser mucho mas pequeñas y por poseer un núcleo de color oscuro. Las células gliales del sistema nervioso central superan en número a las neuronas en proporción 10 a 1, pero dado su tamaño ocupan alrededor de la mitad de la masa del cerebro.

Células gliales en el sistema nervioso central.

Los cuatro tipos de células de soporte del SNC se denominan:

1.- Astrocitos: tienen forma estrellada y son las más abundantes y versátiles células gliales, algunos de sus numerosos "tentáculos" abrazan a las neuronas mientras otros lo hacen con los vasos sanguíneos de la vecindad de modo que constituyen un refuerzo a las neuronas y su anclaje a la fuente de alimento (figura 1), participando a su vez en el intercambio metabólico, la "limpieza" del ambiente que rodea la neurona y otras funciones.

2.- Microglias: Son células pequeñas y ovoides con "tentáculos" relativamente largos y tortuosos que están en contacto con las neuronas cercanas vigilando su salud (figura 2). Cuando la microglia detecta problemas de salud en una neurona se enrolla sobre sí misma y migra hacia ella. En aquellos lugares donde encuentra microorganismos invasores o neuronas muertas se transforma en un tipo especial de célula macrófaga que "devora" los invasores o los desechos de las células muertas. Este trabajo es muy importante ya el sistema inmunológico del cuerpo tiene el acceso prohibido al SNC.

3.- Células ependimarias: estas células limitan la cavidad central del cerebro y la médula espinal y muchas de ellas están dotadas de cilios (apéndices en forma de pelos). Forman una suerte de barrera bastante permeable entre el fluido cerebro-espinal que llena esas cavidades y el fluido del tejido que baña las células del SNC. El movimiento ondulante de los cilios ayuda a circular el fluido cerebro-espinal que sirve de almohadilla amortiguadora para el cerebro y la médula espinal.

4.- Oligodendrocitos: también son ramificados pero con menos ramas que los astrocitos y sus ramas se alinean a lo largo de las fibras más gruesas de las neuronas en el SNC envolviéndolas, y produciendo una cubierta aislante conocida como funda o vaina de mielina.

Células de soporte en el sistema nervioso periférico.

Los dos tipos de células en el SNP difieren principalmente en su localización y se denominan:

1.- Células satelitales: que rodean el cuerpo central de las neuronas pero su función es casi desconocida.

2.- Células de Schwann o neurolemmocitos: que rodean las fibras nerviosas largas del sistema nervioso periférico formando fundas de mielina con una funcionalidad similar a la de los oligodendrocitos.

Neuronas

Neurona

Figura 3. Esquema de una neurona

Las neuronas se cuentan por miles de millones y se les llama también células nerviosas. Son células extremadamente especializadas que transportan impulsos nerviosos de una parte del cuerpo a otra. Con independencia de esta funcionalidad especial presentan otras características particulares que la distinguen:

1.- Son muy longevas: las neuronas, sin trastornos en su ciclo vital (ataque de invasores o falta de alimentación) duran y funcionan bien de por vida (más de 100 años).

2.- Son amitóticas: es decir no se reproducen por división; una vez que han asumido su rol de enlace comunicativo en el sistema nervioso pierden su capacidad de reproducción. Existen algunas excepciones a esta regla como las neuronas olfatorias y otras.

3.-Tienen un elevadísimo metabolismo: y requieren un suministro constante y abundante de oxígeno y glucosa. Una neurona muere en pocos minutos si falta el oxígeno.

Las neuronas son células típicamente grandes y muy complejas (figura 3); y aunque varían en estructura, todas tienen dos partes principales un cuerpo neuronal o soma desde donde se proyectan una o más extensiones o protuberancias conocidas como neuritas. Desde el punto de vista funcional las neuronas tienen tres componentes en común:

1.- La región receptora o de entrada.

2.- El componente conductor.

3.- El componente secretor o de salida.

Cada uno de esos componentes, como veremos más adelante, está vinculado con una zona particular de la anatomía de la neurona.

Cuerpo neuronal

El cuerpo neuronal, también conocido como soma, consiste en un núcleo esférico y transparente con nucleolos, rodeados de citoplasma, y su diámetro oscila entre 5 y 140 µm.

La mayoritaria cantidad de orgánulos presentes en el cuerpo neuronal, y la fábrica principal de proteínas de las neuronas son racimos de ribosomas libres y abundante retículo endoplásmico. El aparato de Golgi también está bien desarrollado. Las mitocondrias son escasas así como los demás orgánulos (lea el artículo La célula para saber qué son estos orgánulos). Algunas neuronas pueden tener inclusiones de pigmentos.

La mayoría de los somas están en el SNC protegidos por los huesos del cráneo y la columna vertebral.

Neuritas

Las neuritas se extienden a partir del cuerpo neuronal como si fueran brazos o tentáculos y el sistema nervioso central contiene a ambos, los cuerpos neuronales y sus neuritas, mientras que el SNP en su mayoría consiste en neuritas.

Hay dos tipos de neuritas: la dendrita y el axón diferenciados unos de otros por la estructura y función de la membrana plasmática.

Dendritas

Una neurona típica tiene las dendritas en forma de extensiones ramificadas en forma difusa. Son cortas y afiladas o cónicas y normalmente forman cientos de agrupaciones como encajes cerca del cuerpo neuronal, y en principio, todos los orgánulos presente en el cuerpo neuronal también están presentes en las dendritas. Las dendritas constituyen la zona principal de recepción y los mensajes recibidos se transportan al cuerpo neuronal. La forma tan ramificada de las dendritas permite obtener una enorme área superficial por donde recibir señales de otras neuronas.

Axón



Cada neurona tiene un solo axón y este nace en una zona cónica del cuerpo neuronal denominado cono axónico que va estrechándose a medida que se aleja del soma hasta formar una delgada neurita que es de diámetro uniforme en el resto de su longitud. En algunas neuronas el axón es muy corto o está ausente, pero en otras, casi cuenta por toda la longitud de la neurona, así por ejemplo, las neuronas que controlan los músculos de los dedos de los pies nacen en la zona lumbar de la médula espinal y corren hasta los pies a una distancia superior a un metro.

Los axones, aunque son uno por neurona pueden ramificarse ocasionalmente en su longitud, y las ramas, llamadas axones colaterales brotan del axón en ángulos casi rectos.

Con independecia de que un axón tenga o no ramificaciones, usualmente todos, se ramifican profusamente en el final, de modo que que la aparición de 10,000 de esas ramas terminales por axón (terminales axonales) puede ser un número común.

Cualquier axón largo es lo que se conoce como fibra nerviosa y es el componente conductor de la neurona. Estos generan y conducen los impulsos nerviosos usualmente hacia afuera del soma hasta los terminales axonales que se convierten entonces en el componente secretor liberando neurotransmisores almacenados en vesículas al espacio extracelular. Los neurotransmisores inhiben o estimulan neuronas o células efectoras con las cuales el axón tiene contacto cercano.

El hecho de que cada neurona pueda mandar mensajes hacia, y recibir desde, otras decenas de neuronas, cada una de ellas puede estar "conversando" con otras muchas neuronas al mismo tiempo.

El axón tiene básicamente todos los orgánulos que hay en las dendritas y en el soma excepto aquellos que se ocupan de producir y empacar las proteínas, de modo que el axón depende del cuerpo neuronal para su suministro de proteínas y de un buen sistema de transporte que las distribuya. Por este motivo un axón largo que resulte cortado o dañado decae rápidamente.

El sistema de transporte entre el soma y las terminales axonales es de "doble vía". Las sustancias que se mueven hacia las terminales axonales (dirección anterógrada) incluye mitocondrias, elementos citoesqueléticos, componentes de la membrana plasmática con fines de renovación de esta, ciertos neurotransmisores y enzimas necesarias para la síntesis de neurotransmisores químicos.

En sentido contrario (dirección retrógrada) viajan mayoritariamente orgánulos que se devuelven al cuerpo de la neurona para su degradación o reciclaje, y es además un importante medio de comunicación intracelular que mantiene el soma al corriente de las condiciones en las terminales axonales+.

Clasificación de las neuronas

Aunque hemos utilizado un tipo de neurona (motora o efectora) para la descripción general de las neuronas, no todas son iguales y se pueden clasificar de acuerdo a su estructura o de acuerdo a su función.

Clasificación estructural de las neuronas

La base de la clasificación radica en el número de neuritas que se extienden desde el soma y pueden ser:

1.- Multipolares: que son aquellas que tienen tres o mas neuritas y son de hecho las mas comunes en el cuerpo (más del 99%) y son la abrumadora mayoría en el SNC. Lo común es que este tipo de neurona tenga un axón y varias dendritas, pero también las hay en las que el axón no existe y solo tienen dendritas.

2.- Bipolares: estas tienen dos neuritas, un axón y una dendrita los que se extienden de forma opuesta en el soma. Son neuronas escasas y aparecen principalmente en ciertos órganos sensores especiales actuando como células receptoras, casos particulares son las neuronas de la retina del ojo, y las del aparato olfatorio.

3.- Unipolares: tienen una sola neurita que se divide en forma de T en dos ramas, una distal y otra proximal. La rama distal está asociada con receptores sensoriales y se les llama dentrita periférica, mientras que la proximal que entra al SNC recibe el nombre de dendrita central. Estas células se encuentran principalmente en los ganglios del SNP en el que actúan como neuronas sensoriales.

Clasificación funcional

Esta clasificación tiene su origen de acuerdo a la dirección en el que los impulsos viajan en relación al sistema nervioso central. De acuero a esta clasificación las neuronas se clasifican en:

1.- Sensoriales o aferentes: transmiten impulsos desde los receptores sensoriales situados en la piel o en los órganos internos hacia el sistema nervioso central, y a excepción de las neuronas bipolares que se encuentran en algunos de los órganos sensores especiales, todas estas son unipolares y sus somas están situados en algún ganglio sensor fuera del SNC.

2.-Motoras o eferentes: Transportan impulsos desde el SNC a los órganos efectores (músculos y glándulas) de la periferia corporal. Las neuronas eferentes son mutipolares excepto algunas del sistema nervioso autónomo. Los somas de estas neuronas están en el sistema nervioso central.

3.- Interneuronas: Constituyen sobre el 99% de las neuronas del cuerpo y la mayoría están en el SNC. Yacen entre las neuronas sensoras y motoras formando vías neurales que transfieren señales dentro del SNC. Casi todas las interneuronas son del tipo multipolares.



Otros temas sobre anatomía humana aquí.
Enfermedades humanas aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.