home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar





Páncreas (Órgano del Sistema endocrino y del Sistema digestivo)

El páncreas es una glándula mixta con forma de renacuajo compuesta por células exocrinas y células endocrinas. Se extiende transversalmente en el abdomen con la "cola" colindando con el bazo y la "cabeza" rodeada por el duodeno. La mayor parte del páncreas es retroperitoneal y yace profundo a la gran curvatura del estómago.

Función exocrina

El grueso de la glándula está formado por células acinares productoras de un fluido rico en enzimas que se vierte al intestino delgado a través de un conducto durante la digestión de los alimentos (proceso exocrino). El producto exocrino o jugo pancreático se drena a través del conducto pancreático principal, el que usualmente se funde con el conducto que transporta las bilis desde el hígado y la vesícula biliar justamente al entrar al duodeno. Otro conducto menor, el conducto pancreático accessorio vierte directamente en el conducto principal.

El jugo pancreático

Sobre unos 1200 ml de jugo pancreático se segregan diariamente y está compuesto principalmente por agua que contiene enzimas de amplio espectro que descomponen todas las categorias alimetarias. También tiene electrolitos (primariamente iones bicarbonato) que lo hacen alcalino (pH 8). Esta alcalinidad sirve para neutralizar la elevada acidez del quimo que sale del estómago al duodeno creando un ambiente óptimo para el trabajo intestinal y de las propias enzimas.

Función endocrina

Dispersas entre las células acinares aparecen las isletas pancreáticas o isletas de Langerhans encargadas de la secreción endocrina de hormonas. Las isletas contienen dos tipos básicos de células: las células α (alfa) que sintetizan la hormona glucagón y las células β (beta) que son más numerosas y sintetizan la insulina. Ambas hormonas trabajan independientemente pero su actividad conjunta resulta en el control de los niveles de glucosa en la sangre. Son antagónicas; la insulina es una hormona hipoglicémica (que baja el nivel de glucosa), mientras que el glucagón una hormona hiperglicémica (que sube el nivel de glucosa). Las isletas también producen otras sustancias en pequeñas cantidades como la somatostatina y otras, pero aquí solo consideraremos las dos más abundantes.

Glucagón

Es un polipéptido de 29 amino ácidos con una extraordinaria potencia hiperglicémica cuyo blanco principal es el hígado donde promueve que este haga las acciones siguientes:

1.- Descomponga el glucógeno a glucosa (glucogenólisis).

2.- Sintetice glucosa partiendo del ácido láctico y de otras sustancias que no son carbohidratos como la glicerina que forma parte de las grasas, o los amino ácidos.

3.- Liberar glucosa a la sangre lo que causa la elevación del nivel de esta.

La síntesis y liberación del glucagón es accionada principalmente por la disminución de los niveles de azúcar en la sangre, pero también por un alto nivel de amino ácidos como el que sucede después de una comida rica en proteínas. La disminución del nivel de azúcar en la sangre suprime la síntesis y también participa en ello la somatostatina.

Insulina


Es una proteína de solo 51 amino ácidos, y es el resultado de la ruptura de una cadena polipéptida mas larga conocida como proinsulina. El efecto principal de la insulina es bajar los niveles de glucosa en la sangre, y para ello mejora el paso de la glucosa y otros azúcares a través de las membranas celulares hacia el interior de las células, especialmente las células musculares y las de grasa. La insulina, además inhibe la descomposición del glucógeno a glucosa y la conversión de amino ácidos o grasas a glucosa.

Cuando la insulina entra a la célula, además de facilitar la entrada de glucosa a estas, también adquiere carácter de enzima que:

1.- Cataliza la oxidación de la glucosa para producir trifosfato de adenosina (ATP).

2.- Enlaza moléculas de glucosa para producir glucógeno.

3.- Convierte la glucosa a grasa, particularmente en el tejido adiposo (un tipo de tejido conectivo).

La insulina también promueve la entrada de amino ácidos y las síntesis de proteínas en los músculos.
El proceso de disminución de la glucosa en sangre después de una comida rica en carbohidratos, como regla general sucede de la forma siguiente: primero se satisfacen las necesidades energéticas; si aun hay glucosa disponibles, se produce el depósito de glucógeno; y finalmente, si este no es suficiente se comienza a depositar grasa.

En resumen, la insulina saca la glucosa de la sangre haciendo que se use como energía o se convierta a otras sustancias que se almacenan como glucógenos o grasa.

La secreción de insulina por las células β se estimula principalmente por los niveles elevados de glucosa en la sangre, pero la subida de los niveles de amino ácidos y ácidos grasos en el plasma sanguíneo también pueden disparar la producción de insulina. La caída de los niveles de estas sustancias en el plasma suprimen la secreción.

Note que como la producción de insulina se estimula por el nivel de glucosa en la sangre, aquellas hormonas hiperglicémicas como el propio glucagón, la epinefrina (adrenalina) segregada por las glándula suprarrenales, o la tiroxina liberada por la tiroides entre otras pueden disparar la producción de insulina de manera indirecta.



Enfermedad relacionada: Diabetes mellitus

Otros temas de anatomía humana aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.