home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Contenido del artículo
Circulación pulmonar
Circulación sistémica
Ruta sistémica
Descripción y distribución de las grandes arterias
Aorta y sus ramas principales
Descripción y distribución de las grandes venas
Vena cava superior
Vena cava inferior

Circuitos vasculares
Figura 1. Esquema de los dos circuitos vasculares

Sistema vascular humano

A la extensa y complicada red de vasos sanguíneos del cuerpo se le llama sistema vascular,  y este sistema está compuesto por dos circuitos sanguíneos que funcionan en serie y cada uno de los cuales tiene sus propias arterias, capilares y venas. Sin embargo, el corazón es un órgano común a ambos circuitos y es en esencia una bomba doble en un solo cuerpo para servir a cada uno de los circuitos.

El circuito pulmonar forma un lazo corto que corre del corazón a los pulmones y después de vuelta al corazón.

El circuito sistémico forma un extenso lazo que lleva la sangre a todos los rincones del cuerpo para luego regresar al corazón (vea la figura 1 a la derecha).

Note que se ha usado la convención de mostrar en rojo los vasos sanguíneos con sangre rica en oxígeno y en azul aquellos ricos de dióxido de carbono y pobres en oxígeno, con independencia del tipo de vaso (arteria o vena). De este modo las arterias que van al circuito sistémico, ricas en oxígeno, son rojas, y las venas de retorno, pobres en oxígeno, azules. Pero en el sistema pulmonar la situación se invierte, las venas son las de color rojo al contener sangre rica en oxígeno después de pasar por los pulmones, y las arterias, procedentes del ventrículo derecho del corazón son azules pues es sangre que llegó al corazón del cuerpo y es pobre en oxígeno.

Circulación pulmonar

Este circuito tiene la única función de llevar sangre a los alveolos pulmonares a fin de que exista un estrecho contacto entre esos sacos de aire y la sangre, aquí es donde se produce el intercambio de gases.

La circulación pulmonar no asiste directamente el metabolismo de los tejidos corporales.

La sangre de color oscuro y pobre en oxígeno se bombea por el ventrículo derecho del corazón al tronco pulmonar. El tronco pulmonar corre diagonalmente hacia arriba unos 8 cm para dividirse abruptamente en las dos arterias pulmonares, una derecha y otra izquierda (vea la figura 2). Ya dentro de los pulmones las arterias pulmonares se subdividen en arterias lobulares, tres en el pulmón derecho y dos en el izquierdo.

A su vez las arterias lobulares corren acompañando a los bronquios principales y entonces se ramifican abundantemente formando arteriolas para terminar finalmente en una densa red de capilares pulmonares que rodean y se adhieren a los delicados sacos de aire para llevar a cabo el intercambio de gases.

A medida que la sangre se oxigena va adquiriendo un color rojo intenso.

Los lechos capilares drenan a vénulas, las que convergen para formar las dos venas pulmonares que tiene cada pulmón. Las cuatro venas pulmonares, cada una por su lado, descargan la sangre "renovada" en la aurícula izquierda del corazón.

Note que todos los vasos del circuito pulmonar tienen siempre la palabra pulmonar o lobular como parte del nombre y esto las diferencia de las del circuito sistémico.

Circulación sistémica

La estructura del circuito sistémico, dada su función de llevar sangre a todas las partes del cuerpo, es bastante mas compleja que el pulmonar como podía esperase. Las arterias y venas de este circuito tienen algunas similitudes, pero también importantes diferencias que son:

1.- Mientras que el corazón bombea la sangre dentro de una sola arteria, la aorta, el retorno de sangre al corazón se hace por dos venas terminales con una simple excepción, la sangre venosa procedente del miocardio del corazón que entra a la aurícula derecha por la vía de los senos coronarios. Las grandes venas de retorno sistémico de sangre son la vena cava superior y la vena cava inferior.

Circuito sanguíneo pulmonar

Figura 2. El circuito pulmonar

2.- Todas las arterias corren profundas y protegidas por los tejidos del cuerpo durante casi todo su recorrido, sin embargo, hay venas profundas y venas superficiales.

3.- Las venas profundas, generalmente corren paralelas a las arterias sistémicas y los nombres de esas venas, con escasas excepciones, son iguales que los de las arterias que acompañan.

4.- Las venas superficiales están ubicadas debajo de la piel y se ven fácilmente, especialmente en las extremidades, la cara y el cuello.

5.- Como no hay arterias superficiales, los nombres de las venas superficiales no corresponden con los de ninguna arteria.

6.- A diferencia con la ruta bastante bien definida de las arterias, las venas tienden a tener numerosas interconexiones lo que hace más difícil seguirlas. En ocasiones una misma vena está representada no por uno, si no por dos vasos con nombres similares.

7.- En la mayor parte de las regiones del cuerpo existe una alimentación arterial y un drenaje venoso similar y predecible. No obstante, el  drenaje venoso, en al menos dos regiones del cuerpo, sigue un patrón diferente.

   *.- Primero: el drenaje venoso del cerebro entra a grandes senos durales en lugar de a venas típicas.

   *.- Segundo: la sangre que se drena de los órganos del sistema digestivo entra a una circulación especial llamada circulación portal hepática  que pasa por el hígado antes de entrar a la circulación general sistémica.

Ruta sistémica

figura 3
Figura 3. Esquema del flujo de sangre sistémico


La sangre que ha circulado por los pulmones y que es rica en oxígeno y pobre el dióxido de carbono es bombeada por el ventrículo izquierdo del corazón a un conducto único, la aorta. Como la aorta es el vaso principal de donde se atienden la totalidad de los órganos, todas las arterías sistémicas son ramas de este gran vaso sanguíneo. La aorta se arquea hacia arriba cuando sale del corazón y luego toma una curva (vea la figura 2) y corre hacia abajo por la linea media del cuerpo para terminar en la pelvis, lugar en el cual se divide como una "Y" invertida para formar las dos grandes arterias que atienden las extremidades inferiores. Las ramas de la aorta continúan subdividiéndose hasta llegar a las arteriolas y finalmente a los capilares profusamente ramificados dentro de los órganos.

El drenaje venoso sistémico desde los órganos inferiores al diafragma converge en la vena cava inferior. Con algunas excepciones el drenaje de las regiones del cuerpo superiores al diafragma termina en la vena cava superior, ambas venas vierten su contenido a la aurícula derecha del corazón.

Note una diferencia importante entre los circuitos pulmonar y sistémico: mientras toda la sangre bombeada por el ventrículo derecho pasa solo por los pulmones, solo una fracción de la sangre bombeada por el ventrículo izquierdo pasa por órganos individuales, de modo que el circuito sistémico puede interpretarse como múltiples canales de circulación que funcionan en paralelo para distribuir la sangre a todo el cuerpo (figura3).

Descripción y distribución de las grandes arterias

En la figura 4 abajo se muestra una ilustración anterior de las principales arterias del  cuerpo.

Aorta y sus ramas principales

Este vaso es la arteria más grande del cuerpo y en un adulto tiene el diámetro aproximado de una manguera de jardín cuando sale del ventrículo izquierdo del corazón (2.5 cm). El grosor de sus paredes es de unos 2 mm y durante su trayectoria va disminuyendo ligeramente de diámetro hasta llegar a su final. En su base (zona de convergencia con el corazón) tiene unas válvulas que impiden que la sangre retroceda dentro del corazón durante la diástole (relajación), llamadas válvulas semilunares. Opuestamente a cada valva de la válvula semilunar está un seno aórtico el que contiene sensores de presión (barorreceptores) que juegan un papel muy importante en la regulación de la presión sanguínea.

A lo largo de la aorta diferentes secciones reciben diferentes nombres, la primera parte se llama aorta ascendente con unos 5 cm de longitud y corre posterior y a la derecha del tronco pulmonar, luego gira para formar el arco aórtico y correr hacia abajo. De la aorta ascendente solo salen dos ramas, las arterias coronarias derecha e izquierda que alimentan el miocardio (músculo del corazón).

El arco aórtico, profundo al esternón, tiene su comienzo y final a nivel de T4 (cuarta vértebra torácica) genera tres grandes ramas, las que son de derecha a izquierda:

1.- Tronco braquiocefálico: pasa superiormente bajo la clavícula derecha y se ramifica como: arteria carótida común derecha, arteria clavia derecha y arteria común carótida derecha.

2.- Arteria carótida común izquierda.

3.- Arteria subclavia izquierda.
Entre los tres vasos que nacen en el arco aórtico se suministra la sangre arterial a la cabeza, el cuello, las extremidades superiores y parte de la pared torácica.

Arterias mayores del circuito sistémico
Figura 4. Arterias mayores del circuito sistémico. Vista anterior

Del arco aórtico continua la aorta descendente o torácica que corre a lo largo y anterior a la columna vertebral desde T5 a T12 enviando numerosas arterias pequeñas a las paredes torácicas y a las vísceras antes de penetrar en el diafragma. Cuando pasa el diafragma se convierte en la aorta abdominal para suplir las paredes del abdomen y las visceras, y termina en el nivel L4 (cuarta vértebra lumbar) donde se bifurca en las arterias ilíacas comunes derecha e izquierda las que alimentan a la pelvis y a las extremidades inferiores.

Descripción y distribución de las grandes venas.

En nuesto panorama general de las venas hemos mostrado en la figura 5 a continuación los mayores tributarios de las venas cavas desde las diferentes regiones del cuerpo.

Venas mayores del circuito sistémico

Figura 5. Venas mayores del circuito sistémico. Vista anterior

Vena cava superior

A este gran vaso va a parar la sangre sistémica de todas las áreas superiores al diafragma, excepto las paredes del corazón. Se forma por la unión de las venas braquiocefálicas izquierda y derecha y vierte dentro de la aurícula derecha del corazón. Note que hay dos venas braquiocefálicas pero solo un tronco o arteria braquiocefálica. Cada vena braquiocefálica se forma de la unión de la yugular interna y la vena subcalvia de ese lado.

Vena cava inferior

Esta vena es el vaso más ancho del cuerpo, retorna la sangre al corazón de todas las partes del cuerpo inferiores al diafragma y corre en el abdomen junto, y a la derecha, de la aorta abdominal. El extremo distal de la vena cava inferior se forma por la convergencia de las dos venas ilíacas comunes a nivel L5. A partir de ese punto corre superiormente a lo largo y anterior a la columna vertebral, recibiendo la sangre venosa de las paredes abdominales, las gónadas y los riñones e inmeditamente después de pasar el diafragma se acaba al entrar a la aurícula derecha del corazón.



Otros temas de anatomía humana aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.