home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Anatomía de las glándulas sudoríferas.

Estas glándulas productoras de sudor están distribuidas por toda la superficie de la piel menos en los pezones y algunas partes del sistema genital externo. Existen en gran cantidad, unos 2.5 millones por persona y pueden ser de dos tipos:

Glándulas sudoríferas
Figura 1. Glándulas cutáneas.

1.-Ecrinas: son por mucho las más numerosas y abundan particularmente en la palma de las manos, la planta de los pies y la frente. Cada una de ellas tiene la forma de un tubo bobinado que yace en la dermis y un conducto que comunica con un poro en la epidermis y por donde vierte el sudor. El sudor es un disolución hipotónica (con baja concentración de soluto), ácida (pH 4-6) filtrada de la sangre en las células secretoras de la glándula sudorífera; consta del 99 % de agua con algunas sales (principalmente cloruro de sodio), vitamina C, anticuerpos y trazas de desechos metabólicos como urea, ácido úrico y amoníaco así como ácido láctico que atrae a los mosquitos. La composición exacta depende del individuo y su dieta. El trabajo de la glándula sudorífera lo regula la parte simpática del sistema nervioso autónomo sobre el cual casi no tenemos influencia. El rol mayor del sudor de las glándulas ecrinas es el de evitar el sobrecalentamiento del cuerpo. El sudor inducido por el calor comienza en la frente y luego se traslada hacia abajo al resto del cuerpo.

2.- Apocrinas*:
su inmensa mayoría están ubicadas en las axilas y el área ano-genital. Su conducto de salida vierte en el folículo piloso y son más grandes que las ecrinas. El fluido de estas glándulas tiene en esencia el mismo contenido del de las ecrinas con adiciones de grasa y proteínas. Debido a esto es algo viscoso y algunas veces de color lechoso o amarillento. La secreción es inodora pero a medida que las sustancias orgánicas van siendo descompuestas por las bacterias de la piel adquiere un olor desagradable. Las glándulas apocrinas están inactivas hasta la pubertad, a partir de entonces se activan por influencia de andrógenos. Prácticamente no tienen importancia en el control de la temperatura y su rol preciso no se conoce aun, pero se activan por fibras nerviosas simpáticas cuando hay dolor o estrés, y como su actividad se incrementa durante los actos pre-sexuales y aumenta y disminuye en la mujer con las fases del ciclo menstrual, se cree que son análogas a las glándulas de olores sexuales de otros animales.

Una modificación de las glándulas apocrinas están presentes en el recubrimiento del canal de los oídos y segregan una sustancia pegajosa-cerosa conocida como cerumen (cerilla), que es lo suficientemente dura para disuadir los insectos y evitar la entrada de material extraño.
* Tradicionalmente se han denominado de manera incorrecta las glándulas sudoríferas apocrinas, y el nombre surge porque inicialmente se consideró que estas glándulas segregaban el sudor de manera apocrina (por rompimiento de la membrana citoplasmática). Pero estudios más recientes han demostrado que la secreción se hace por exocitosis de la misma forma que las glándulas ecrinas.



Otros temas sobre anatomía humana aquí.
Enfermedades humanas aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.