home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Estructura del testículo
Figura 1. Estructura interna del testículo


Anatomía de los testículos

Artículo primario sobre el sistema reproductivo aquí.

Los pareados testículos son los órganos masculinos encargados de producir las células sexuales o espermatozoides y yacen colgantes en una bolsa llamada escroto en la raíz del pene. Tienen unos 4 cm de largo y alrededor de 2.5 cm de diámetro.

Están rodeados por dos túnicas o capas:

1.- La túnica vaginal: es la túnica exterior derivada del peritoneo, y como este, presenta dos láminas con una cavidad interior.

2.- La túnica albugínea:
colocada profunda a la capa vaginal forma la cápsula fibrosa del testículo.

De la túnica albugínea surgen tabiques que dividen el testículo en unos 250-300 compartimentos o lóbulos en forma de cuña. Cada lóbulo contiene entre 1 y 4  conductos enrollados apretadamente llamados túbulos seminíferos, en cuyas paredes se producen los espermatozoides o células sexuales masculinas como resultado de una compleja división celular. Los túbulos seminíferos pueden considerarse en primera instancia la "fábrica" de los espermatozoides, pero la células sexuales masculinas liberadas por el túbulo al lumen, junto al fluido testicular, aun son inmaduras y madurarán plenamente en su trayectoria a través del resto de los conductos.

Todos los túbulos seminíferos de cada lóbulo convergen en un conducto recto llamado túbulo recto que transporta los espermatozoides hacia la red testicular o rete testis, una red de conductos en la parte posterior del testículo. De aquí, los espermatozoides abandonan el testículo por los condúctulos eferentes y entran en el epidídimo que abraza la superficie exterior del testículo.

Dentro del tejido conectivo suave que rodea los túbulos seminíferos se encuentran las células intersticiales o células de Leydig encargadas de segregar andrógenos, especialmente testosterona, al fluido intersticial (espacio entre las células). De esta forma, en el testículo, las células encargadas de fabricar los espermatozoides son diferentes a las encargadas de producir las hormonas sexuales.

Vacularización e inervación

Las arterias que sirven al testículo provienen de la aorta abdominal y son largos vasos conocidos como arterias testiculares. Por su parte, las venas que drenan los testículos o venas testiculares nacen de un entramado de vasos venosos llamado plexo pampiniforme que rodea las arterias testiculares. Esta particular distribución vascular hace que las venas absorban calor de las arterias que corren por el interior del plexo, y así enfriar la sangre antes de entrar al testículo. Note que las venas están más cerca de la superficie del escroto y por lo tanto pueden disipar más fácilmente el calor al exterior. Este "intercambiador de calor" responde a una situación especial, los espermatozoides viables no pueden fabricarse a la temperatura del cuerpo (36.5ºC), el proceso requiere menor temperatura, lo que explica a su vez la "rara y vulnerable" ubicación de los testículos en una bolsa colgante en el exterior del cuerpo.

Los testículos reciben fibras nerviosas tanto de la división simpática como de la parasimpática del sistema nervioso autónomo. Los sensores nerviosos asociados transmiten impulsos que resultan en dolores terribles cuando los testículos se golpean o aprietan. Las fibras nerviosas, junto a los vasos sanguíneos y linfáticos viajan protegidos en una funda de tejido conectivo llamada cordón espermático.



Otros temas de anatomía humana aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.