sabelotodo





Arquitectura mesopotámica

Mesopotamia es una región situada en Asia Menor entre los ríos Éufrates y Tigris y la civilización que se desarrolló allí en los siglos anteriores al V a.C es una de las más florecientes de la historia antigua. Los pueblos asentados en esa región fueron los caldeos, los asirios y los babilónicos, los que, en combinación con las constantes invasiones externas y mezclas propias producen un verdadero rompecabezas a la hora de estudiar sus características artísticas y arquitectónicas como un conjunto, de modo que trataremos lo principal de cada una de estas culturas por separado.

Contenido del artículo
Caldea
Asiria
Babilonia
Caldeos y babilónicos vivían en la parte sur de Mesopotamia en territorios arenosos y bajos. La escasez de piedra hizo que ambos pueblos utilizaran los ladrillos (de adobe y cocidos) para sus construcciones lo que ha hecho que solo hayan llegado hasta hoy las ruinas de algunas de sus construcciones mas importantes y no sea mucho lo que se conoce sobre su arquitectura. Por su parte los asirios que vivían al norte de Mesopotamia en una zona montañosa estaban en una región donde la piedra estaba disponible, pero prácticamente no fue utilizada en las construcciones, influenciados por la arquitectura caldea y su uso se limitó al revestimiento de muros construidos de ladrillos de adobe o cocidos. Veamos ahora una visión global de las características de las tres diferentes culturas.

Caldea

Los caldeos eran pastores y agricultores de costumbres pacíficas que estuvieron constantemente hostigados por sus vecinos de las montañas, los asirios, los que terminaron dominándolos por completo sobre el 3000 a.C. Como ya se ha dicho la piedra era escasa y tampoco abundaba la madera, de modo que se vieron obligados a construir a base de adobe o ladrillo cocido y crear la bóveda para sustituir las vigas. La bóveda es el aporte mas importante hecho por los caldeos a la arquitectura.

Al principio erigieron la llamada falsa bóveda que se fabricaba colocando los ladrillos en la parte superior del espacio a cerrar de forma escalonada hasta terminar cubriendo todo el vano, en estas bóvedas la superficie interior quedaba como escalonada (figura 1). Mas tarde edificaron la bóveda verdadera, mas estable y capaz de soportar mayores cargas tal y como se construye hoy, para ello utilizaron ladrillos especiales en forma de cuña que se van colocando unos a continuación de otros para cubrir el vano en forma circular o elíptica (figura 2).

Los caldeos adoraban a los astros y sus sacerdotes observaban constantemente el firmamento ya que creían que estos tenían una fuerte influencia sobre los hombres, de modo que la observación se sus movimientos podía servir para predecir el porvenir, las creencias y prácticas de los caldeos se dice que dieron lugar a la astrología.
A los astros lo caldeos dedicaron templos desde los cuales en ocasiones los sacerdotes se dedicaban a sus observaciones celestes.

Asiria

Los asirios eran de carácter guerrero y cruel y como ya se ha dicho terminaron dominando a los caldeos y a otros pueblos vecinos. Su arte en general, y por tanto la arquitectura es una continuación de la caldea pero modificada por el carácter de culto a la fuerza física y a la guerra de ese pueblo.

Los palacios donde habitaban los reyes eran construcciones grandiosas y extremadamente fortificadas con gruesas murallas a su alrededor provistas de torreones sin ventanas. Las entradas en las murallas al palacio estaban divididas en diferentes  localidades cerradas individualmente por puertas de modo que si un enemigo lograba pasar la puerta principal quedaba acorralado en la zona contigua cerrada y era acribillado por guerreros situados apropiadamente. Los palacios asirios tenían la particular característica de que no estaban dotados de escaleras y los ascensos se hacían a través de rampas.

Una construcción típica de la arquitectura asiria, que de alguna forma también estuvo presente con variantes en las otras dos culturas fue el zigurat (figura 3), una suerte de castillo escalonado colocado en el centro del palacio y en la parte mas alta. Estos zigurat constaban de siete plantas a las que se subía por rampas exteriores que rodeaban la instalación. En la cima del zigurat se instalaba un santuario presuntamente dedicado al dios Marduk y quizás un observatorio astronómico, ya que la religión y la astrología iban de la mano.

Cada una de las plantas del edificio estaba decorada con cerámicas a relieve coloreadas y vitrificadas que representaban leones alados o genios protectores.

Emplearon para las construcciones las bóvedas semicirculares (llamadas de cañón) y algunas áreas de los templos estaban cubiertas por cúpulas.
Zigurat
Figura 3. Esquema de un zigurat

Babilonia

Babilonia fue una cuidad caldea en principio la que luego consiguió la hegemonía sobre el resto de los pueblos de Mesopotamia para formar un gran imperio, y al igual que a los caldeos les faltó la piedra, motivo por el cual no han llegado hasta nosotros suficientes testigos constructivos como para tener una idea exacta de su arquitectura.

Se sabe que los palacios estaban rodeados de gruesas murallas y se caracterizaban por tener pasillos estrechos y habitaciones pequeñas y oscuras.

Tema relacionado: Muebles de las civilizaciones antiguas

Otras arquitecturas antiguas aquí.
Los muebles caldeos y asirios aquí.
Temas de mitología de Mesopotamia aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.
Falsa bóveda
Figura 1. Falsa bóveda

Bóveda verdadera
Figura 2. Bóveda verdadera