sabelotodo






Arquitectura del Renacimiento

Las formas arquitectónicas y del arte en general han tenido un proceso de evolución armónico y continuado durante los períodos conocidos como románico y gótico entre los siglos XI y XV. Pero durante el estilo gótico se empiezan a producir profundas transformaciones sociales que rompen con esa continuidad y estas transformaciones conducen a una nueva tendencia en la arquitectura y las artes a partir de la segunda mitad del siglo XV y el siglo XVI, que terminó llamándose Renacimiento. La nueva corriente constituye un regreso del gusto a la cultura clásica griega y romana.

Durante la Edad Media en Europa el hombre había estado vinculado a la vida ultra terrenal, la vida en la Tierra era una condición pasajera hacia la otra y verdaderamente superior después de la muerte. Esto era conveniente a los poderosos de la sociedad ya que el sometimiento y la resignación eran cosas que debían soportarse en espera de la nueva vida. Durante el Renacimiento se le otorga al mundo en que vivimos el verdadero valor que tiene en la conquista de la felicidad y la libertad terrenales.

Uno de los hechos que dieron lugar al cambio de mentalidad fue la invención de la imprenta que permite la difusión de la cultura y la creación de nuevas obras literarias así como la traducción de otras que alcanzaban ahora a grandes grupos humanos. La toma de Constantinopla por los turcos hace que algunos hombres de letras griegos abandonen Bizancio y se radiquen en Italia trayendo el gusto por la cultura greco-romana. Dos personajes de la época Wyclef, un profesor de la Universidad de Oxford en Inglaterra y Lutero, un fraile católico, entran en conflicto con los Papas de Roma y se produce el movimiento conocido como La Reforma, un cambio político-religioso a comienzos del siglo XVI que fue una verdadera revolución religiosa, cultural, social y política que fue acogida por las clases populares cansadas de la creciente corrupción eclesiástica y que proponía en principio un regreso a los orígenes del cristianismo desde una perspectiva igualitarista basada en la caridad.

Contenido del artículo
La arquitectura
Plantas
Columnas
Las paredes
Ventanas y puertas
Techos
Molduras
Ornamentación
Influencia de la geografía
Durante este período, se produce la conquista de la India y el descubrimiento de América que abren enormes perspectivas para Europa y las investigaciones y descubrimientos astronómicos de Galileo introducen una nueva concepción del mundo en los intelectuales de la época.
El Renacimiento surge y se desarrolla en los territorios de Italia, Alemania, Francia, Bélgica, Holanda, España e Inglaterra siendo Italia la cuna y el principal exponente.

La arquitectura

Durante este período y ante la pujanza del desarrollo social, la acumulación de riquezas por nobles y burgueses así como la fuerza acumulada por los gremios y comerciantes hace que la construcción de obras civiles mas o menos monumentales sea de mayor importancia que en épocas anteriores, abundan los palacios, los edificios comerciales, se construyen hospitales, bibliotecas, enormes monasterios, universidades y otros, además de las clásicas iglesias y basílicas.

En la arquitectura las particularidades generales básicas del estilo son:
  1. Después de siglos de ausencia reaparecen los órdenes clásicos de Grecia y Roma: toscano, dórico, jónico, corintio y compuesto pero depurados por los nuevos arquitectos y no se utilizan, de hecho, como en la antigüedad ya que las estructuras son diferentes y estas se mantienen en mayor o menor grado en correspondencia con los estilos románico y gótico.
  2. Las obras arquitectónicas en lugar de elaborarse de forma comunitaria por métodos tradicionales adquieren el carácter de obras personales de arquitectos que le imponen su sello personal, dándole en ocasiones mas fuerza a los valores plásticos que a los aspectos constructivos puros. Esto implica que las obras no se atienen a reglas inmóviles y con ello adquieren formas mas variadas.

Como ya se ha dicho no hay reglas rígidas para la edificación en esta época e incluso las formas de estas varían de un país a otro pero en términos generales se pueden establecer algunas tendencias generales que son:

Plantas

En los edificios civiles la configuración de la planta es generalmente regular y simétrica. En los edificios religiosos se mantiene la forma de cruz latina (como crucifijo) con la diferencia a épocas anteriores que los salones se dividen menos y quedan mas amplios e incluso en ocasiones resulta en una nave única. Los interiores se dividen en secciones cuadradas y se techa con bóvedas de aristas o de cañón (figura 1) con una cúpula en el crucero (figura 2) que es la zona donde las naves que se interceptan. Las torres son raras y cuando las hay se colocan de forma simétrica si son dos, o en el centro si es una, coronadas por una flecha.

Columnas

Ya se ha dicho que los órdenes clásicos reaparecen y se vuelve a usar el sistema de modulación para determinar las proporciones de las distintas partes de la construcción pero sin la rigidez que se vio en aquellos tiempos.

Se usan las columnas en ocasiones como ornamento y en ocasiones como elemento estructural para soportar los pórticos (figura 3). Cuando avanza el Renacimiento los fustes se decoran con estatuas y otros motivos pero de tamaño pequeño.

Las paredes

Los muros característicos del Renacimiento se construyen siguiendo las prácticas romanas a base de grandes bloques de sillares, que son trozos de rocas ligeras de origen volcánico, labrados en sus caras a un acabado bastante rústico y se utilizan impostas de fuerte moldurado que corren a lo largo de los muros separando los distintos frisos. En las obras renacentistas se utilizan cornisas gruesas y muy salientes rematando las edificaciones.

Unos elementos frecuentes son los frontones triangulares como los clásicos (figura 3), pero también curvos, que se usan en abundancia sobre las ventanas y puertas.

Ventanas y puertas

Se usan ventanas y puertas rectangulares o de medio punto coronadas por un dintel o arquitrabe con molduras en forma de frontón triangular o curvo. Las ventanas se disponen en filas superpuestas a lo largo de los muros en los diferentes pisos.

Techos

En los techos se usa con frecuencia la bóveda de cañón o de crucería pero sin que se noten desde el interior los nervios que forman los arcos al converger al centro de la bóveda como era costumbre en los estilos que le precedieron y estas bóvedas se decoran con pinturas al fresco al igual que las cúpulas. Véase la figura 1.

Molduras

Las molduras de las puertas y las ventanas resaltan poco y en general son rectas. Todas las molduras, cornisas y frisos así como la conformación general de las edificaciones tienen la tendencia a que domine la horizontalidad sobre la verticalidad y esta es una particularidad importante en la arquitectura del Renacimiento. Las cornisas en especial se hacen siguiendo las características de los entablamentos clásicos.

Ornamentación

Se repiten como copias los motivos clásicos greco-romanos: capiteles, columnas y pilastras adosadas a los muros, frontones, motivos florales etc. Se utilizan estatuas coronando los edificios, en los frisos y sobre los frontones de ventanas y puertas. Un elemento ornamental típico de este período son las pinturas al fresco en la superficie interior de las bóvedas y cúpulas una de cuyas joyas es la Capilla Sixtina obra de Miguel Ángel.
Bóveda de cañón del Palacio del Té
Figura1. Bóveda de cañón del Palacio del Té en Mantua decorada profusamente con pinturas al fresco

Cúpula de la Catedral de Florencia

Figura 2. Cúpula de la Catedral de Florencia en Italia

San Pablo en Londres
Figura 3. San Pablo en Londres.


Influencia de la geografía.

Es importante destacar que no en todos los países el Renacimiento llegó a su plenitud en la misma fecha y mientras era ya una realidad palpable en Italia, su cuna y mayor exponente, en el siglo XV, no llegó a su apogeo en Inglaterra hasta el siglo XVII. Tampoco se manifestó en otras partes con la pujanza que tuvo en Italia, así el Renacimiento alemán y de los países bajos solo está influido superficialmente y nunca se abandona del todo la construcción gótica, lo mismo en Portugal donde las obras de este período son mas bien una mezcla del naturalismo tradicional portugués, de la ornamentación usada en España a comienzos del Renacimiento allí e influencias orientales. Solo en Francia y España después de un período de evolución de mayor o menor longitud, llamado protorrenacimiento, se llegó a utilizar con marcado carácter las particularidades del Renacimiento italiano como puede verse en la figura 4 en la que se muestra una de las entradas del Museo del Louvre en París.

Museo del Louvre en París
Figura 4. Una de las entradas del Museo del Louvre en París

Otras arquitecturas antiguas aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.