sabelotodo





Arquitectura de la antigua Roma

Los etruscos

En la peninsula itálica estuvo asentado un pueblo, quizás proveniente del Asia Menor, el pueblo etrusco, que fue la base de la cultura romana. Los etruscos tuvieron relaciones comerciales importantes con Grecia y terminaron enfrentados a este pueblo en una guerra, también lucharon contra los galos que intentaban entrar a Italia por el norte y se opusieron a los romanos por el sur, siendo dominados finalmente por estos últimos. Los romanos absorbieron la cultura etrusca a tal punto que hoy resulta difícil diferenciar las artes etruscas de las artes romanas primarias.

A Etruria se debe la utilización de la bóveda como elemento arquitectónico en occidente, aunque se sabe que no fue invensión de ellos, ya mucho antes se utilizaba en la arquitectura mesopotámica y hasta en Egipto, pero con los etruscos es que la bóveda alcanzó verdadera magnitud como elemento arquitectónico.

Las bóvedas mas utilizadas por los etruscos fueron la de cañón o de medio punto pero tambien utilizaron las bóvedas de aristas, ambas se pueden apreciar en la figura 2 a la derecha.

La arquitectura etrusca, y consecuentemente la romana después, fueron eminentemente prácticas, sus obras se basaban en la utilidad, pero tanto etruscos como romanos edificaron también obras meramente estéticas en las decoraciones de tumbas, los arcos de triunfo y en las torres de homenaje que eran altamente decoradas.

El hecho de la preferencia de los etruscos por las obras útiles se demuestra en importantes obras públicas cuyos restos se conservan hasta hoy como la cloaca máxima de Roma o la puerta de la muralla de Perurgia (véalas abajo en las figura 3 y 4).
Cloaca máxima
Figura 3. Los restos de la cloaca máxima como pueden verse actualmente

La puerta de la muralla de Perurgia
Figura 4. La puerta de la muralla de Perurgia

Los romanos

Para el siglo VII a. C. existía un pueblo asentado en el centro de Italia, los italiotas, estos fundaron la cuidad de Roma a orillas del río Tiber y dada la influencia de los griegos por el sur y los etruscos por el norte rápidamente llegaron a tener condiciones para comenzar una gran expansión. Poco a poco fueron absorbiendo a los pueblos vecinos y para el siglo III d. C. eran dueños de toda Italia. Su expansión lo llevó a constituir un gran imperio que abarcaba todos los pueblos del Mediterráneo y el norte de África.

Su basto imperio los obligó a ser un pueblo organizado y sus enormes ciudades generaron la necesidad de acometer grandes obras públicas como caminos, puentes y alcantarillados, al mismo tiempo que desarrollaban la administración y el derecho a niveles extraordinarios.

La enorme extensión del imperio romano, que hacia difícil la administración, unido al ostigamiento de las fronteras por los pueblos vecinos y a razones de corrupción interna llevaron a que el imperio quedara dividido en dos, el oriental y el occidental. El segundo fue destruído por la invasión bárbara.

Todo este proceso de decadencia culminó en el traslado de la capital del imperio a la cuidad de Bizancio para el año 330 d. C. como Imperio Romano Oriental o Imperio bizantino. La arquitectura romana en el Imperio bizantino da un giro importante debido al cristianismo y se estudia como modelo arquitectónico separado al romano clásico.

La arquitectura romana.

El desarrollo de la arquitectura romana se produjo al mismo ritmo que sus conquistas militares, al principio fue de clara influencia estrusca hasta el año 27 a. C., luego la influencia griega fue total (desde el 27 a. C. hasta el 69 d. C.), y es a partir de entoces que la arquitectura romana comienza a adquirir personalidad y originalidad propias para el período de mas brillo.

Las construcciones romanas brillaron en diferentes tipos de edificaciones y utilizaron para ello dos órdenes arquitectónicos diferentes que se han llamado el orden toscano y el orden compuesto. Estos órdenes no tienen una verdadera identidad propia y ambos son variantes de los órdenes griegos (vea el artículo Arquitectura de la antigua Grecia).
Contenido del artículo
Los etruscos
Los romanos
La arquitectura romana
Orden toscano
Orden compuesto
Los templos
Teatros
Termas
Circos
Basílicas
La vivienda romana
La casa romana antigua
La casa con peristilo
La decoración interior
Primer estilo
Segundo estilo
Tercer estilo
Cuarto estilo


Ubicación de Roma y Etruria
Figura 1. Ubicación de Roma y Etruria

Bóvedas estruscas
Figura 2. Bóvedas estruscas


Columna toscana

Figura 6. Columna toscana

Orden toscano

El orden toscano (figura 6) es una variante del orden dórico griego y por esta razón también se le conoce como orden dórico-romano. Las diferencias fundamentales entre los dos órdenes son:
  1. La columna dórica se apoya directamente sobre el estilobato mientras que la toscana, a diferencia con esta, se apoya en una base. La base usualmente tiene un toro (anillo circular) el que a su vez descansa sobre un plinto cuadrado y a este conjunto de apoyo se le conoce como base etrusca. En ocasiones la base en su conjunto puede tener hasta 5 o mas módulos de longitud y ser una combinación de diferentes cuerpos como se puede apreciar en la figura 5.
  2. El fuste (la parte principal vertical) de la columna toscana es normalmente liso mientras que el de la dórica es estriado.

  3. La columna toscana es mas alta y mide de entre 12 a 14 módulos mientras que la dórica solo tienen entre 8 y 10 módulos. Sin embargo, la columna toscana sigue siendo aun de aspecto robusto.
  4. El friso no tienen ornamentación siendo esto una gran diferencias con la construcción griega.

Orden compuesto

Este es una mezcla de los órdenes griegos jónico y corintio. Su capitel en la parte baja está compuesto por hojas de acanto y en la parte alta por volutas mas recargadas de ornamento que las del orden jónico clásico. La columna es mas esbelta, mide 20 módulos y es estriada. La base de la columna está muy recargada de toros, junquillos, escocias etc (figura 7). De la misma forma el cornisamento tiene una gran carga de ornamentos diversos: ovas, hojas, etc (figura 8 abajo).

El estilo de construcción donde se usa el orden compuesto pertenece al período de la decadencia romana donde imperan el lujo y la ostentación desmedida producto de la corrupción de la sobriedad y las formas enérgicas de las épocas brillantes de esta sociedad.

Durante esta última parte, en la aquitectura romana las columnas pierden su valor como elemento de soporte para convertirse en un elemento decorativo más. De esta forma se ve a la columna compuesta empotrada en el muro en sus tres cuartas partes o hasta la mitad. Se comienzan a utilizar las pilastaras que son en principio iguales que las columnas, con base y capitel, pero de sección rectángular y aparecen adosadas o empotradas en los muros con el solo propósito de servir como elemento decorativo sustituyendo a las columnas empotradas.

figura 5
Figura 5. Base alargada de la columna toscana

figura 6

Fugura 7. Base compuesta



Capitel y cornisamento del orden compuesto
 Figura 8. Capitel y cornisamento del orden compuesto



Restos del Coliseo romano

Figura 9. Restos del Coliseo romano

Las grandes edificaciones romanas mas sobresalientes son:
  1. Los templos.
  2. Los teatros.

  3. Las termas.
  4. Los circos.

  5. Las basílicas.
Vamos a ver los aspectos mas característicos de estas construcciones.

Los templos

Los romanos tomaron como modelos a los templos griegos, pero uilizando una mayor pompa externa y haciéndolos mas magnificentes y faltos de armonía. Los templos romanos se movieron en el tiempo de acuerdo a diferentes influencias:
  1. La época de influencia estrusca donde la planta es casi cuadrada y en los que la la primera mitad estaba dedicada a pórticos y la otra mitad a tres locales. La central de estas localidades se decicaba a la divinidad del dios y en las otras dos que eran laterales se usaban para otras divinidades como en el caso del templo de Júpiter Capitolino.
  2. La época de influencia griega en la que los templos romanos siguen los cánones griegos con ligeras diferencias como en el templo llamado Casa Cuadrada de Nimes.

  3. El templo propio romano, menos influenciado y que podemos llamar típico romano donde se quiere principalmente dar muestras de monumentalidad a base de un mayor recargamiento, el uso de más cantidad de elementos decorativos y de grandes dimensiones como el templo de Venus en Roma.
Desde el punto de vista de su planta los romanos construyeron dos tipos de templos:
  1. Templos de planta rectangular como el de Antonio y Faustina en Roma.
  2. De planta en rotonda o circular cubierto con cúpula y adornado con mármol como el panteón de Agripa o el templo de Vesta en Roma.

Teatros

En los teatros los romanos también recibieron influencia griega, pero mientras los griegos los construían en las laderas de las colinas para beneficiarse de la inclinación, los romanos los fabricaban en terreno plano, ganando en altura a fin de colocar las gradas, con el uso de muros de piedra con arcos, sobreponiendo distintos órdenes. Usualmente como base se usaba el orden toscano que es el mas fuerte, luego el jónico que era mas esbelto y finalmente el corintio que es mas decorativo.

Termas

Estos edificios eran para baños y centros de distracción. La edificación tiene usualmente tres partes que corren longitudinalmente: la primera es una piscina sin techo (frigidarium), la segunda una cámara grande con techo abovedado para baños tibios (tepidarium) y en la última se situaban los locales para baños calientes (caldarium). Estas instalaciones eran de grandes dimensiones y se edificaban en una basta superficie cerrada rodeada de jardines. Uno de estos lugares era las termas de Caracalla, otro, las termas de Diocleciano.

Circos

Los circos son unas de las instalaciones mas interesantes, se fabricaban de dimensiones enormes. En esencia se elaboraban de la misma forma que los teatros con los órdenes toscano, jónico y corintio superpuestos con la diferencia principal en las dimensiones totales de la instalación. En el anfiteatro Flaviano o coliseo de Roma  cabían cerca de 90 000 personas y se dice que el circo Máximo podía acomodar hasta 400 000.

Basílicas

Las basílicas nacen como centros de contratación de mercancías entre los comerciantes, y tribunal público al mismo tiempo, algo así como la convivencia de una suerte de plaza de mercado y un palacio de justicia dentro de una edificación de grandes salas. Mas tarde las basílicas se dividen entre tres y cinco naves por medio de hileras de columnas. Las naves laterales podían tener dos plantas utilizables a modo de galerías, y ambos extremos de la edificación adquirian forma de semi-círculo y en ellos es donde se situaban las sillas para los jueces y sus acesores. En estos semi-círculos también se colocaba un altar para las ofrendas. Un ejemplo de una de estas construcciones es la basílica de Trajano. Recreación de la basílica de Trajano
Figura 9. Recreación de la basílica de Trajano

La vivienda romana

La casa romana se caracterizó por ser práctica y cómoda dada su estructura y diferentes habitaciones. Dos tipos fueron los mas importantes y son los que vamos a ver:
  1. La casa romana antigua.
  2. La casa con peristilo.

En general era usual recubrir las fachadas de las casas con mármoles o estucos. Los pisos eran a base de mosaicos elaborados con gran maestría partiendo de trozos de piedra y mármoles de diferentes colores aglutinados con cemento que les daban una gran belleza ornamental. 

La casa romana antigua.


Tenía planta rectangular con una dependencia central llamada atrio cuyo techo estaba abierto en la parte central a fin de que entrara la luz, sirviera como chimenea de ventilación y a su vez recolectara el agua de lluvia que se almacenaba en una pileta llamada impluvium. La parte techada del atrio se fabricaba con las vertientes inclinadas hacia adentro y de esta forma las aguas de lluvia eran dirigidas hacia el interior de la casa, al impluvium.

Al atrio se llegaba desde el exterior a través de un pasillo llamado fauces y a los lados del fauces existian tiendas que los romanos llamaban tabernas.

Las habitaciones de la casa estaban situadas alrededor del atrio y en el fondo de la casa se elaboraba un huerto o jardín al que se llegaba por una dependencia llamada tablinium.

La casa con peristilo.

Con el tiempo a la casa romana antigua se le agregó el peristilo que era un patio-jardín interior sin techo alrededor del cual estaban las habitaciones mas íntimas de la casa. Por detrás del peristilo había otra dependencia con funciones parecidas a las del tablinium en la casa antigua, la exedra.

Teniendo en cuenta lo descrito sobre la casa romana se puede deducir que una vivienda de una famila romana acomodada era de una superficie grande. Se han descubierto viviendas con dimensiones mayores a 30 x 60 metros.

La decoración interior.

Durante el apogeo del imperio romano se sucedieron cuatro estilos en la decoración de la casa romana:

Primer estilo

Las paredes estaban divididas en tres zonas: la mas baja era el zócalo, generalmente como una franja estrecha de color amarillo; a partir del zócalo y en la parte media de la pared se sucedian diferentes rectángulos grandes y pequeños de diferentes colores a modo de imitaciones de mármoles y esta era la parte de la pared con ornamentos. La parte media ornamentada terminaba en una cornisa a partir de la cual hacia arriba la pared era lisa. El uso de este tipo de decoración dejó de usarse para el siglo I a. C.

Segundo estilo

Nace alrededor del año 81 a. C. La paredes se dividían con el uso de columnas pintadas que daban la impresión de que la estancia continuaba en profundidad detrás de las paredes y el espacio entre las columnas se decoraba con pinturas que simulaban aberturas al exterior de donde se podían ver falsas vistas de casas, jardines etc. Con el tiempo las columnas se fueron haciendo mas delgadas hasta que termiron por ser el encuadre de las pinturas.

Tercer estilo

La intención de dar sensación de profundidad a las paredes desaparece asi como las ventanas simuladas y las pinturas se tornan mas sencillas dándole a la habitación un carácter mas sobrio y elegante. El zócalo ahora es usualmente negro o de color muy oscuro el que mas tarde se cambia al rojo, verde, violeta o marrón y el amarillo escasea.

El cuarto estilo

Su época es sobre el siglo I d. C. y se retorna a la idea de dar apariencia amplia a las estancias con el uso de elementos aquitectónicos falsos pero ahora de modo extremo. Las paredes se dividen en varias zonas y en ellas se imitan vanos con vistas de galería, jardines, villas y otras dando mas importancia al golpe de efecto que produce que a la perfección del diseño. Son usuales los temas eróticos y los desnudos.

Otras arquitecturas antiguas aquí.
Temas de mitología romana aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.