home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar


Gasolinas


Durante la destilación fraccionada del petróleo y después de extraídas las fracciones de gases y bencinas se separa la fracción de “Gasolinas” constituida por una mezcla variable de hidrocarburos algo volátiles utilizable para motores de combustión diseñados especialmente para ese combustible. Esta mezcla no tiene una “fórmula” fija ni predeterminada, si no, unos índices estandarizados (con algunas variaciones de país a país) de modo que puede estar formada por diferentes sustancias en diferentes proporciones, será “gasolina” siempre que cumpla con los estándares adecuados, los índices básicos para una gasolina son:

Valor calórico


El valor calórico es la cantidad de calor generado por unidad de masa del combustible durante la combustión y se mide en Kcal/Kg.

Volatilidad


La volatilidad de una gasolina es el rango de temperaturas  que comienza cuando comienza a hervir la mezcla hasta que se evapora todo el líquido (normalmente hasta los 200 grados Celsius).

Número de octano (octanaje)


Como durante el trabajo del motor una mezcla de aire y vapores de gasolina se comprime y luego quema de manera controlada para sacarle energía mecánica, esta mezcla de gasolina-aire debe resistir determinada compresión sin auto inflamarse, o de lo contrario la combustión será descontrolada e ineficiente y el rendimiento del motor muy bajo, el número de octano mide esa capacidad y se conoce como octanaje de la gasolina, de manera que mientras mayor sea el número de Octano más alta es la capacidad de comprimirse sin auto inflamación.

Las gasolinas obtenidas directamente de la fracción correspondiente al petróleo natural, tienen por lo general un octanaje muy bajo para el uso en los modernos motores de los automóviles, por lo que en la práctica este índice se aumenta agregándole a las gasolinas naturales productos que elevan el octanaje (gasolinas etiladas), como estos productos son más caros que la propia gasolina, el precio de las gasolinas tratadas es mayor a medida que aumenta el octanaje (mas aditivo incorporado).

Existe la equivocada tendencia a pensar que las gasolinas de mayor octanaje son mejores y mas refinadas que las de menos octanaje y esto es un error. Todas las gasolinas tienen la misma “base” a las que se ha agregado más o menos aditivos para darle resistencia a la auto inflamación.

En el mercado existen generalmente tres tipos de gasolina de acuerdo a su octanaje para ser usadas en dependencia de las características técnicas de los motores de serie (unos comprimen más la mezcla que otros), utilizar la gasolina de menor octanaje en motores de alta compresión deteriora el motor prematuramente, pero utilizar gasolinas de octanaje superior al necesario no le da más potencia al motor ni le alarga la vida, y con ello estamos “botando” el dinero, la propaganda de las empresas petroleras coqueteando con el fraude pero sin caer abiertamente en él, incentiva la idea de que mientras más octanaje en la gasolina mejor para mi motor. Todos los automóviles en el manual del propietario indican el octanaje apropiado de la gasolina a utilizar.

Contenido de Azufre


Las gasolinas no deben contener azufre ni sustancias sulfurosas en su composición, pero como en los petróleos naturales el azufre está presente en mayor o menor cantidad, siempre pasarán a la gasolina durante la destilación fraccionada algunos de ellos, de forma tal que todas las gasolinas tendrán la posibilidad de contener azufre. Lo que establecen los estándares son los límites máximos de estos productos sulfurosos en las gasolinas terminadas, debido a que durante el trabajo normal del motor se forma y escapa entre otras cosas, ácido sulfúrico que es un contaminante agresivo en la atmósfera y además corroe notablemente el motor.

Cenizas residuales


Cuando se quema un combustible queda un residuo sólido que conocemos como “ceniza”. Aunque pocas, las gasolinas también tienen cenizas, estas cenizas son fuertemente abrasivas y desgastan el motor rápidamente por eso se limita la cantidad residual de ellas en las gasolinas.

En el oscuro mundo de la publicidad y el mercadeo hay toda clase de “aditivos misteriosos” generalmente bautizados con nombres muy sugerentes para “elevar” la calidad de esta o la otra gasolina, puede que sea cierto o no, pero lo que si es seguro es que nadie puede comercializar gasolina si no cumple con los estándares del país, y estos son suficientes para el uso seguro y duradero del motor, así es que si usted ama el dinero que ganó sudando la camisa cuidado con la publicidad.

Otros combustibles aquí.
Para ir al índice general del portal aquí. .