home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar


Lo sugerido en este artículo tiene solo carácter informativo y nunca podrá utilizarse  para auto-medicarse o en sustitución del diágnóstico del médico.

Calambres y espasmos musculares


El espasmo muscular se define como una contracción involuntaria de un músculo o grupo muscular. La contractura es una contracción o espasmo involuntario persistente de uno o más grupos musculares, la cual produce acortamiento muscular creciente y dolor durante la actividad muscular. No se produce en reposo y el dolor es menos intenso que en los calambres. En cuanto a los calambres, son espasmos involuntarios transitorios y muy dolorosos de un músculo o grupo muscular que pueden producirse cuando nos encontramos en actividad o, más frecuentemente, en reposo. Es lo que popularmente se conoce como "cucas" o "tendón encogido".

Las causas no están del todo esclarecidas, aunque se sabe que se pueden producir fundamentalmente por desequilibrios transitorios del sistema motor (del movimiento) y del músculo.

Existen situaciones que pueden predisponer a la aparición de calambres: deshidratación, sudoración profusa, la rehidratación rápida, trastornos metabólicos, la hemodiálisis, hipotiroidismo, ejercicio físico intenso, el embarazo.

Los músculos que más frecuentemente presentan calambres son los de los miembros inferiores (muslos, piernas y pie). También pueden ocurrir en los músculos del pecho o en el diafragma.

El calambre por sí mismo constituye un síntoma (el paciente percibe la sensación de contractura dolorosa), y un signo, pues el examinador puede ver y palpar el músculo tenso. Antes o después del calambre pueden aparecer movimientos no dolorosos de fibras musculares, los llamados "saltos de las carnes", como frecuentemente refieren los pacientes.

Mayormente se producen en personas sanas, sobre todo luego de un esfuerzo físico intenso, o por adopción de posturas determinadas. En verdad, son pocos los casos que se deben a enfermedades del sistema neuromuscular.

Los calambres pueden ser desencadenados por golpes u oleadas de calor, durante los cuales el paciente sufre sudoración excesiva, que puede llevarlo a una deshidratación.


Los calambres realmente son más frecuentes en la noche, en reposo y durante el sueño, sobre todo después de un día de actividad física intensa y agotadora. Es menos común que ocurran durante el día, casi siempre asociados a contracciones musculares intensas, en relación con ajustes posturales o durante momentos de relajación.

Durante la menstruación se producen espasmos del músculo uterino, produciendo un dolor intenso en bajo vientre. Estos no se corresponden con los denominados calambres musculares que afectan al músculo esquelético.

Los motivos de los calmbres frecuentes durante el embarazo no están del todo aclarados, pero se piensa que estén vinculados con alteraciones del calcio y el magnesio, además de la compresión por el feto de los nervios (plexo sacro), sobre todo durante el parto.

El masaje y el estiramiento enérgico del músculo acalambrado harán que ceda el espasmo, pero se deberá tener cuidado, pues el músculo se queda excitable y puede recurrir el calambre con algunas posturas o contracciones intensas.

En primer lugar son muy frecuentes en deportistas y en obreros sometidos a actividad física intensa. Igualmente se pueden ver en trabajadores manuales como escritores, músicos y relojeros, entre otros.

Se pueden reducir controlando las situaciones que lo desencadenan: actividad física intensa, deshidratación, sudoración profusa. En cuanto a los deportistas, deben ingerir abundante líquido rico en sales minerales. Los calambres relacionados con enfermedades o de difícil control pueden ser tratados con medicamentos.

Existe una alteración que los pacientes definen comúnmente como calambre y, sin embargo, no lo es. Esa sensación subjetiva de calambres sin espasmos musculares se debe a trastornos de la sensibilidad y no a verdaderos calambres musculares.



Otras enfermedades humanas aquí.
El uso de los medicamentos sin receta en el tratamiento de enfermedades aquí.
Para ir al índice general del portal aquí