home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar


Lo sugerido en este artículo tiene solo carácter informativo y nunca podrá utilizarse  para auto-medicarse o en sustitución del diágnóstico del médico.

Contenido del artículo
Factores de riesgo
Prevención
Incidencia
Tratamiento

Celulitis estética. (no confundir con la celulitis infecciosa)

En verdad el término celulitis (el sufijo griego itis denota inflamación) es impropio, pues realmente no es un proceso inflamatorio. Esta confusión surgió al principio, cuando las mujeres que consultaban a un médico lo hacían por dolor, y, ciertamente, hay celulitis dolorosas, aunque la mayoría no lo sean. Después se habló de lipodistrofia, es decir, una distribución anormal de la grasa, aunque ello tampoco es cierto.

Con relación a la grasa, aclaro que una cosa es obesidad y otra celulitis. La obesidad es un aumento de los lipocitos (las células grasas) en número o en tamaño, y la celulitis es un trastorno del metabolismo del lipocito y otros elementos que deriva en una verdadera enfermedad, conocida ya por este término y se conocen los cambios que se van produciendo en el tejido y que terminan en la enfermedad.

En cierto momento el nivel del líquido celular empieza a aumentar en una zona determinada por trastornos del drenaje venoso y linfático, y esto determina un edema (aumento de agua en los tejidos), que por acumulación de elementos de desecho celular hacen que el citoplasma (liquido celular) se vaya espesando hasta convertirse en un líquido con aspecto gelatinoso. Estos cambios irritan a otra célula --el fibroblasto-- que comienza a producir fibras colágenas (del sostén de la piel), las que se multiplican en sentido vertical y horizontal, determinando por tironamiento, la formación de una piel con aspecto de cáscara de naranja, y al final la esclerosis (endurecimiento) que es un proceso degenerativo.

Factores de Riesgo


No es consecuencia directa de la obesidad, pero esta puede ser una causa determinante. Aunque en menor escala, afecta también a mujeres delgadas.

El sedentarismo es un motivo importante para predisponer a la enfermedad, aunque hay muchos otros factores, entre los que puede tener importancia la predisposición hereditaria.

La costumbre de doblar las piernas, el empleo de ropa ajustada, el uso de tacones altos o cualquier otra cosa que afecte el sistema circulatorio tanto venoso como linfático constituye un factor predisponente.

Es indudable que los estrógenos son los encargados de la distribución de la grasa femenina. Las tabletas anticonceptivas, además, tienen acción negativa sobre la pared del vaso sanguíneo y pueden ser un factor predisponente importante en la celulitis.

Prevención

Un mejor régimen dietético (aquel que provea al organismo de alimentos sanos, frutas, vegetales y líquidos abundantes), hábito intestinal diario, evacuación normal y periódica de la vejiga; y la eliminación del tabaco y el alcohol, así como de alimentos altos en sodio, de modo que no se produzcan grandes cantidades de elementos tóxicos celulares. A esto debe unirse el control del estrés (tensiones emocionales mantenidas) y la realización de ejercicios físicos.

Incidencia

La celulitis no se presenta con la misma prevalencia en todas las razas. Las razas nórdicas y africana prácticamente no la padecen. Se ve con bastante frecuencia en las mujeres anglosajonas; pero en donde es altísima la incidencia es en la mujer mediterránea.

Tratamiento

Se utilizan diferentes técnicas: mesoterapia (inyectar pequeñas dosis de medicamentos en las lesiones), vasoactivos (para restablecer la microcirculación), liposucción (aspiración de grasa), láser, ultrasonido, entre otras. Cualquiera de los métodos que se elija estará en relación con el estadío que presente la enfermedad. La liposucción lleva la ventaja de que, bien realizada, puede mejorar mucho el aspecto humano (la lipo-escultura). La liposucción debe quedar en manos de cirujanos plásticos muy bien entrenados, porque puede tener un carácter local muy traumatizante y dejar secuelas poco estéticas cuando no se realiza adecuadamente.



Otras enfermedades humanas aquí.
El uso de los medicamentos sin receta en el tratamiento de enfermedades aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.