home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar


Lo sugerido en este artículo tiene solo carácter informativo y nunca podrá utilizarse  para auto-medicarse o en sustitución del diágnóstico del médico.

Contenido del artículo
Diagnóstico
Inmunización
Medicamentos
Precauciones

Dengue

Carente de pasaporte, pero en capacidad para el cruce de cualquier frontera, el dengue ha venido extendiendo sus dominios por no pocas naciones latinoamericanas y del Caribe. Un experto en el tema, que ha prestado asesoramiento en 12 países de la región como consultor de la Organización Panamericana de la Salud, el profesor Eric Martínez Torres, alerta que desde el sur de los Estados Unidos, donde han notificado dengue autóctono, hasta el norte de Argentina, esta enfermedad ha estado presente en los últimos años en todos los países de América, excepto en Chile y Uruguay. Y 26 países del área han notificado dengue hemorrágico.

 El peligro está en dependencia de la presencia del vector. En todo lugar donde viva y se multiplique el mosquito Aedes aegypti, hay riesgo de dengue y de dengue hemorrágico. Lo más importante es la vigilancia del vector. Sin Aedes aegypti no hay dengue. El programa de prevención incluye obligadamente la participación de la comunidad, por cuanto los criaderos están siempre dentro o muy próximos al domicilio.

Más que un virus el dengue es un complejo viral, con cuatro serotipos distintos, cada uno de los cuales puede producir dengue y dengue hemorrágico. Su reservorio natural es fundamentalmente el hombre. En regiones selváticas algunos tipos de monos mantienen el ciclo de la infección mediante otras especies de mosquitos del género Aedes (stegomya).

En las Américas son el Aedes aegypty y el Aedes albopictus los únicos vectores , aunque solo se ha demostrado trasmisión por el Aedes aegypti. No existe trasmisión de persona a persona.

Es una enfermedad viral, siempre adquirida a través de la picada de un mosquito, que se expresa por fiebre, muchos dolores en el cuerpo (de ahí quizás el calificativo de rompehuesos), a veces con erupción. A diferencia de la gripe, el dengue no tiene manifestaciones respiratorias, como rinitis o tos, si no digestivas: vómitos y dolor abdominal. Puede haber sangramiento y la muerte sobrevenir por shock.

Diagnóstico


El diagnóstico de confirmación corresponde al laboratorio. Cuando existe un brote el cuadro clínico unido a los datos epidemiológicos pueden ser suficientes.

Inmunización

Haber padecido dengue por cualquiera de los cuatro serotipos virales deja inmunizado contra ese serotipo en particular y no por los otros tres. Una segunda infección por otro serotipo puede expresarse con iguales síntomas o algo peor: desarrollar una forma grave de la enfermedad con hemorragias, shock y muerte.

  No existe inmunidad natural contra el dengue. Todo niño o adulto puede contraer la infección y desarrollar la enfermedad. Pero consigno un detalle corroborado por las investigaciones: el dengue hemorrágico y el shock por dengue han demostrado ser más frecuentes en blancos y, paradójicamente, en las personas bien nutridas. La acción colectiva ciudadana es el mejor escudo contra la aparición del dengue..

Medicamentos

No hay droga antiviral efectiva contra el dengue, ni existe aún una vacuna. El tratamiento preventivo es el único verdaderamente efectivo. No obstante, los cuidados médicos integrales permiten prevenir las complicaciones y casi siempre la muerte, como ha demostrado la atención médica.

Precauciones

Las medidas siempre tienen que ser colectivas y se vinculan principalmente con la erradicación de los criaderos de Aedes aegypti. No hay sistema de salud en el mundo capaz de acabar con el dengue sin la participación de la comunidad. Cualquier depósito de agua limpia o relativamente limpia que permanezca descubierta puede ser el foco a partir del cual se genere un brote epidémico.



Otras enfermedades humanas aquí.
El uso de los medicamentos sin receta en el tratamiento de enfermedades aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.