sabelotodo






Lo sugerido en este artículo tiene solo carácter informativo y nunca podrá utilizarse  para auto-medicarse o en sustitución del diágnóstico del médico.

Terapia floral


Contenido del artículo
Principal campo de acción
Obtención de las esencias
Usos
Contraindicaciones

Se denominan remedios florales a una serie de esencias naturales extraídas de flores silvestres, cuyas propiedades curativas fueron descubiertas por el médico inglés Edward Bach entre los años 1926 y 1934. Cuarenta y dos años después, en 1976, esta terapéutica fue reconocida por la Organización Mundial de la Salud.
 
Hasta hoy la curación a través de las flores ha resultado difícil delimitarla dentro de una clasificación, atendiendo a lo sutil de su manera de actuar --directamente sobre el sistema de la energía del individuo--, aunque los especialistas la consideran en esencia emparentada con la homeopatía.

La Terapia Floral es un sistema médico terapéutico que utiliza esencias de flores silvestres capaces de actuar integralmente en enfermedades tanto psíquicas como orgánicas. Se viene empleando en tratamientos de la hipertensión arterial, enuresis del niño (micción involuntaria nocturna), en síndromes depresivos, adicciones, dolores reumáticos y articulares, asma bronquial y en procesos virales, fundamentalmente.

Principal campo de acción

En las enfermedades psíquicas, por ser estas donde de una manera más rápida se han puesto en evidencia resultados clínicos.

Obtención de las esencias


Son el resultado de un proceso de recolección y procesamiento, preferentemente de flores silvestres en zonas ecológicas libres de contaminantes ambientales. A modo de ejemplo, de este arsenal terapéutico natural, se extraen productos como la esencia Walnut, que se emplea en los cambios climatéricos, obtenida de la flor del nogal (Juglans Regia); la Hornbeam, para el cansancio físico y psíquico, procedente del hojaranzo (Carpinus Betulus); o la Honey Suckle, de la madreselva (Lonicera Caprifolium), que se utiliza para curar la nostalgia.

Usos

Su uso más frecuente es la vía oral, aunque también se emplea en forma de crema para uso tópico, en fomentos, gotas oculares y para los oídos y en atomizaciones. El tiempo de tratamiento está en dependencia de un buen diagnóstico de la enfermedad y del cumplimiento por el paciente de las indicaciones médicas.

En Iberoamérica existe un notable desarrollo en España, Argentina, Colombia, México, Venezuela, Perú y Brasil; Estados Unidos dispone de la más variada gama de sistemas florales, surgidas a partir de la década de los 70. Europa cuenta con un notable auge, sobre todo en Inglaterra, Alemania, Francia, Suiza, entre otros. Australia y Nueva Zelanda, en Oceanía, conforman junto a Sudáfrica, los países con mayor desarrollo floral por continentes.

Contraindicaciones

No tiene contraindicaciones, son medicamentos completamente inofensivos para el organismo y se pueden aplicar como único tratamiento o combinados con otras terapéuticas, tanto a niños, adultos, como a mujeres embarazadas.



El uso de los medicamentos sin receta en el tratamiento de enfermedades aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.