sabelotodo






Tumor

Aunque en sentido general, se puede considerar un tumor a cualquier alteración de los tejidos que produzca un aumento de volumen, el término se reserva para los agrandamientos locales de una parte del cuerpo debido al aumento en el número de células que los componen.

Se pueden diferenciar dos tipos de tumores:

1.- Benigno:  Los distingue el hecho de que sus células permanecen juntas y no se reproducen de manera incontrolada.  A menudo son rodeadas por una membrana de contención o cápsula como las verrugas. Generalmente pueden eliminarse o extirparse y, en la mayoría de los casos, no reaparecen. Los tumores benignos no constituyen generalmente una patología severa ni amenaza para la vida.

2.- Maligno: En estos tumores las células que lo componen pueden reproducise de manera descontrolada y crecer de manera contínua constituyendo un cáncer.  Las células cáncerosas del tumor pueden invadir y dañar tejidos y órganos cercanos al tumor o separarse del tumor y entrar al sistema linfático o al flujo sanguíneo para producir nuevos focos de cáncer en otras partes del cuerpo, proceso que se llama metástasis.


Otras enfermedades humanas aquí.
El uso de los medicamentos sin receta en el tratamiento de enfermedades aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.