home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Ácido fólico (ácido pteroil-L-glutámico o vitamina B9).

Se ha usado el témino folacinas para designar tanto al ácido fólico como al ácido pteroil-L-glutámico y a otros compuestos con acción similar, pero en la actualidad se prefiere el término folatos para nombrar genéricamente al grupo.


Función

Los folatos se transforman dentro del cuerpo a la forma activa, el ácido tetrahidrofólico, que está vinculado a la síntesis de las purinas y las pirimidinas (sustancias involucradas en la reproducción celular). Además el ácido fólico se bio-transforma en el cuerpo y está vinculado a la síntesis del ADN (macromolécula que contiene la información genética de las células y es responsable de la herencia) y a la maduración de las células sanguíneas. La función del ácido fólico esta estrechamente realacionado con la vitamina B12.

Fuentes naturales de ácido fólico

Los folatos están presentes en casi todos los alimentos naturales. Las fuentes primarias son: el hígado, la carne de res magra, el trigo, los cereales de grano entrero, los huevos, el pescado, los frijoles secos, las lentejas, y los vegetales de hojas verdes.

Los folatos son inestables al calor y el contenido de ácido fólico en las comidas depende de como se prepare. El enlatado, la coccion por largo tiempo, y el refinamiento extensivo pueden hacer desaparecer entre el 50% y el 100% de la ocurrencia natural para una comida dada. Algunos productos comerciales ricos en carbohidratos muy elaborados, como el pan y las pastas, pueden estar fortificados con folatos.

Deficiencias

Las necesidades de folatos están relacionados con el ritmo metabólico de la reproducción celular y resulta necesario incrementar el consumo de estos compuestos en los escenarios biológicos donde la reproducción celular es intensa como:  durante el embarazo y la lactancia, la infancia, durante las infecciones, anemias hemolíticas o pérdidas de sangre, y los estados hipermetabólicos como en hipertiroidismo (funcionamiento exagerado de la glándula tiroides).

Como se ha relacionado las deficiencias de folatos con el incremento de los riesgos de defectos en el tubo neural (una estructura presente en el embrión del que se deriva el sistema nervioso central), resulta indicado el suministro suplementario a todas las mujeres con anticipación al embarazo.

Las causa de deficiencias de folatos son: el alcoholismo, adherirse a dietas o productos "de moda", hacer dietas muy restringidas o basadas en el uso excesivo de uno de los grupos alimentarios en detrimento de los otros, y enfermedades del hígado. También se puede deber al uso de algunos medicamentos como la metotrexato, el trimetoprina, los anticonvulsivos y la sulfalazina.

Las deficiencias de ácido fólico resultan en el empeoramiento de la división celular y la síntesis de proteínas y se parecen a los relativos a las deficiencias de vitamina
B12 incluyendo úlceras bucales y síntomas relacionados con el sistema nervioso central tales como irritabilidad y falta de memoria u olvidos.

En el laboratorio la forma de diagnosticar las deficiencias de ácido fólico es a través de la detección de la anemia megaloblástica, una anemia que se caracteriza por la presencia de grandes eritoblastos (el precursor de los glóbulos rojos) circulando en la sangre.

Hay un vínculo importante entre el ácido fólico y la vitamina B12 , esta última es esencial para el metabolismo del ácido fólico, de forma que la anemia magaloblástica que responde a la administración de ácido fólico, es una característica típica de la anemia perniciosa producida por la carencia de vitamina B12 . Si se suministra ácido fólico sin la administración de vitamina B12 una persona con anemia perniciosa resuelve la anemia, pero no los daños mas insidiosos relacionados con el sistema nervioso central. Debido al efecto potencial del ácido fólico de enmascarar los signos, pero no el progreso de la anemia perniciosa, en general, no se pueden adquirir productos sin prescripción con mas 0.4 mg de ácido fólico. Se desprende de lo explicado, que en caso de sospecha de anemia lo mejor es ir al médico para el adecuado diagnóstico y no auto-medicarse con preprados empíricos con multiples agentes antianémicos.

Dosis

Las dosis recomendadas de ácido fólico se muestran en la tabla 1. Los preparados de folatos sin prescripción usualmente están aprobados para tratar las anemias, para usar durante el embarazo, la infancia o la lactación, así como para el uso anticipado para prevenir los defectos del tubo neural de los recién nacidos.

Tabla 1. Ingestión recomendada de folatos para los individuos*
Escenario de vida
Cantidad
(μg/día)
Infantes

0-6 meses
65
1-12 meses
80
Niños

1-3 años
150
4-8 años 200
Varones

9-13 años
300
14-16 años 400
19-30 años 400
31-50 años 400
51-70 años 400
Más de 70 años 400
Hembras

9-13 años 300
14-16 años 400**
19-30 años 400**
31-50 años 400**
51-70 años 400
mas de 70 años 400
Embarazo

18 años o menos
600**
19-30 años
600**
31-50 años
600**
Lactancia

18 años o menos 500
19-30 años 500
31-50 años 500
* Según El Institute of Medicine,
National Academies de los Estados Unidos.

** En vista de la evidencia que vincula el consumo de folatos con los riesgos de defectos del tubo neural en el feto, se recomienda que las mujeres que puedan salir embarazadas o que lo estén agreguen a la dieta 400 μg de ácido fólico como suplemento dietético o fortificando la comida.

La absoción de los folatos de los alimentos es sustancialmente menor que la de ácido fólico sintético. La recomendación para las mujeres en época reproductiva es de 400 μg/día desde alimentos fortificados, o con el uso de suplementos dietéticos adicionales a los ingeridos con los alimentos.

La dosis usual para corregir deficiencias es de 1 mg diario, particulamente si la deficiencia ocurre en una persona con condiciones que pueden incrementar los requerimientos, tales como: durante el embarazo, los estados hipermetabólicos, el alcoholismo o la anemia hemolítica. Las dosis por encima de la máxima recomendada de 1 mg al día generalmente no es necesaria a menos que se padezca de una enfermedad hematológica (relacionada con la sangre) que ponga en peligro la vida.

La terapia de mantenimiento con suplementos nutricionales se debe detener después de 1 a 4 meses si se come por lo menos una fruta o vegetales frescos todos los días.

En el caso de mala absorción crónica el uso de suplementos puede ser de por vida, e incluso puede ser necesario el uso por vía parenteral (inyectada).

Efectos adversos

Debido a su solubilidad en agua y por tanto su excreción rápida, el ácido fólico practicamente no es tóxico, se han utilizado dosis tan altas como 15 mg al día sin efectos tóxicos.

Para ir a la lista de todos los temas vinculados con la alimentación y dieta aquí.
Para ir al índice general del portal aquí