sabelotodo





Lámparas de arco eléctrico

Las lámparas de arco aprovechan la intensa emisión de luz generada por el arco eléctrico. Este arco se produce entre dos electrodos separados, en una atmósfera ionizada de vapores de mercurio o sodio (las más comunes) Su construcción es como sigue.


esquema



A un pequeño bulbo de cuarzo relleno con vapores de sodio o de mercurio, se le colocan, separados una distancia de varios centímetros, dos electrodos primarios conectados a la linea de electricidad (a través de un limitador de corriente), inicialmente la distancia es tanta que el arco eléctrico no se establece entre los electrodos primarios, sin embargo, si se pone un tercer electrodo auxiliar muy cercano a uno de los electrodos primarios, de manera que se produzca un pequeño arco (muy limitado por una gran resistencia eléctrica en serie) este calienta poco a poco el interior del bulbo. Con este calor los vapores interiores se ionizan y facilitan el salto del arco eléctrico principal con lo que la lámpara queda encendida, primero con poca luz y luego con el subsiguiente calentamiento intenso debido al arco, todo el bulbo emite una luz muy intensa cuyo color dependerá del tipo de relleno, blanca para el mercurio y amarilla para el sodio.

Todo el sistema se encierra en un bulbo grande de vidrio que sirve como protección general.

La vida de estas lámparas es muy larga y pueden permanecer encendidas de manera permanente durante varios años. Su eficiencia es alta comparadas con las luces incandescentes y la intensidad de iluminación puede abarcar grandes espacios.

Las lámparas de mercurio proporcionan una luz mas blanca y brillante que las de sodio pero tienen el inconveniente de que emiten algo de radiación ultravioleta por lo que deben colocarse relativamente altas para que no afecten la salud y además el tono algo azul de su luz, modifica un tanto los colores reales de los objetos. Las lámparas de sodio emiten una radiación próxima a la de la luz solar y por eso se utilizan cada día más para la iluminación de calles y avenidas.

Como el bulbo de cuarzo interior se calienta hasta la incandescencia casi blanca, estas lámparas no tienen el inconveniente de efecto estroboscópico de las fluorescentes.



Para ir a otros temas de electrotecnia aquí.
Para ir al índice general del portal aquí