sabelotodo





Herramientas y habilidades básicas para trabajos de electricidad doméstica

Contenido del artículo
Reconectar la electricidad
Reconectando un disyuntor
Cambiar un disyuntor
Cambiar los fusibles
Herramientas
Usando los comprobadores
Comprobando la presencia de energía
Comprobando la continuidad
Buscando un circuito
Comprobando los tomacorrientes
Pelar y empatar los cables
Conectando un cable a una terminal


Para trabajar en las reparaciones y las instalaciones eléctricas hay un grupo de herramientas que son indispensables, y otras que ayudan grandemente a lograr el objetivo, del mismo modo, resulta muy importante saber como operar y poder tener la habilidad básica para ejecutar los trabajos mas comunes.

Comparado con otras profesiones las herramientas para los trabajos eléctricos básicos se adquieren con un presupuesto al alcance de todos.


De ahora en adelante vamos a describir las herramientas específicas que usted necesitará para inspeccionar y hacer las reparaciones básicas de la electricidad hogareña, aparte de las herramientas mas universales como un martillo, unas pinzas estándares, unas seguetas de corte y una linterna de pilas que todos tenemos en casa. También daremos información acerca de como ejecutar los trabajos eléctricos mas básicos: como cambiar los fusibles o reconectar los disyuntores y pelar los cables y unirlos a las conexiones.

Reconectar la electricidad

La habilidad mas simple que usted debe tener en cuanto a la electricidad de su casa es poder reconectar los disyuntores caídos o cambiar los fusibles fundidos.

Los disyuntores y los fusibles son la primera linea de defensa de su hogar en cuanto a un fuego o a recibir una sacudida eléctrica. Si la casa está cableada adecuadamente y no hay circuitos sobrecargados, usted probablemente no tenga nunca que abrir la puerta de la caja de disyuntores o fusibles, a menos que necesite hacer algún trabajo eléctrico y tenga que desconectar el servicio.


Si algún fusible o disyuntor se "cae" con frecuencia es porque el circuito en cuestión está sobrecargado, debe chequear el circuito y eliminar la sobrecarga. En el artículo Evitando las sobrecargas se da información de como establecer las cargas apropiadas a los circuitos.

Reconectando un disyuntor.

Los disyuntores y los paneles de servicios se montan de diferentes fabricantes, por ese motivo la reconexión de un disyuntor caído puede variar, pero las mas comunes son:

1.- La palanca del disyuntor gira hasta la posición central de recorrido cuando se va a "OFF" . Para reconectarlo llévelo hasta el final del recorrido hacia "apagado" y entonces llévelo a "ON".

2.- El disyuntor caído muestra una ventana roja en la zona de la palanca, proceda igual al anterior, llévelo completo a "OFF" y conéctelo hacia "ON".

3.- El disyuntor tiene un botón que sale completamente cuando se cae, apriete el botón para conectarlo.

Cuando un disyuntor se cae con frecuencia sin motivo aparente, puede ser que esté defectuoso. Para probar un disyuntor sospechoso, lo que debe hacer es utilizar otro de "testigo". Desconecte los cables del presunto defectuoso y de otro de las cercanías del mismo valor de corriente. Intercambie los cables y observe la respuesta, si en realidad tiene problemas, los fallos se mostrarán ahora en el otro circuito y el disyuntor debe cambiarse (ver mas abajo como se cambia).

Para quitar y poner los cables de los disyuntores se procede  de la forma siguiente:

1.- Apague el disyuntor principal. Se puede trabajar con mucha precaución sin desconectar el disyuntor principal.

2.- Apague el disyuntor en cuestión.

3.- Afloje el tornillo de la terminal del cable.

4.- Saque el cable.

5.- Introduzca el cable en el nuevo disyuntor con el tornillo del terminal flojo.

6.- Reapriete el tornillo.

7.- Restaure la electricidad.

Cambiar un disyuntor


Para cambiar un disyuntor proceda como sigue:
1.- Compre un disyuntor igual al que va a sustituir, preferiblemente del mismo fabricante, pero puede usar uno de otro fabricante que sea compatible.

2.- Desconecte el disyuntor principal para trabajar mas seguro, pero si por alguna razón no puede desconectar la electricidad a la casa completa, se puede trabajar sin desconectar el disyuntor principal pero con mas precaución.

3.- Desconecte el disyuntor que va a cambiar.

4.- Afloje el tornillo del terminal del disyuntor a cambiar.

4.- Retire el cable de conexión del terminal.

5.- Hale a mano el disyuntor por el lado contrario a donde estaba conectado el cable para aflojarlo. Tomándolo por sus partes plásticas, nunca por una parte metálica.

6.- Saque el disyuntor completo una vez que se ha levantado de lado.

7.- Deslice el cable dentro del terminal del nuevo disyuntor con el tornillo del terminal flojo y apriete el tornillo para fijarlo bien.

8.- Coloque el disyuntor nuevo, con la palanca en la posición "OFF" en la caja de servicios operando de forma contraria a como quitó el otro, primero inserte el lado del cable dentro del enganche al efecto, y luego empuje el disyuntor hasta que caiga en su posición.

9.- Restablezca la corriente.

Fusibles roscados
Figura 1. Fusibles tipo "Tapón".

Fusible de cartucho
Figura 2. Fusible de cartucho.


Cambiar los fusibles.

Siempre reemplace un fusible quemado con otro del mismo tipo. Un área "normal" de la casa requiere fusibles de 15 A, un área de electrodomésticos uno de 20 A y los de 30 A solo se usan para los electrodomésticos de alto consumo como estufas, hornos, secadoras de ropa etc.

No todos los fusibles son iguales aunque sean de la misma corriente, hay unos que son de tiempo demorado, es decir están diseñados para soportar una sobrecarga durante un tiempo breve, pero se queman si la sobrecarga se alarga. Estos fusibles demorados se colocan en los circuitos que tienen motores eléctricos, como en los compresores de aire acondicionado, refrigeradores etc, ya que en general los motores eléctricos tiene una demanda breve de alta corriente durante el arranque.

Existen en esencia dos tipos básicos de fusibles para aplicaciones hogareñas, los que tienen una rosca parecida a la de las bombillas estándar y los de cartucho.

Los fusibles tipo "tapón" se cambian desenroscando el fusible tal y como se haría con una bombilla, los de cartucho se extraen halándolo por la parte central que no es conductora, en la mayor parte de los casos están montados en un cuerpo que se saca de la caja de control y luego se pueden extraer con seguridad.

Use mucha precaución cuando cambia los fusibles, recuerde que está trabajando un una caja que tiene partes con electricidad, no ponga las manos en ningún lugar que no sea el apropiado para extraer el fusible, y de la misma forma debe proceder cuando ponga el nuevo.

Los fusibles de tapón tienen una ventana transparente que permite ver el interior, de esta forma usted puede darse cuenta cual fusible está quemado. Lo que se ve por la ventana puede indicarnos la causa de fallo: si la lámina interior se ha fundido pero el plástico transparente está limpio interiormente, es casi seguro que se quemó por sobrecarga, pero si la ventana está manchada en la superficie interior debe haber sido por un cortocircuito.

Los fusibles de cartucho se deben verificar revisando si tienen continuidad, exteriormente no muestran ningún síntoma. (vea mas abajo como se comprueba la continuidad).

Herramientas

Lo necesario para los trabajos básicos.

Alicate o pinza de electricista

Figura 3. Alicate o pinza de electricista.

Esta herramienta le sirve para cortar los cables y alambres, así como para torcer juntos  varios de ellos cuando se necesita hacer un empate.



Destornilladores de cabo aislado

Figura 6. Destornilladores de cabo aislado.

Con independencia se que tome todas las precauciones a la hora de hacer trabajos eléctricos, el uso de destornilladores con cabos aislados es muy importante.



Multímetro

Figura 9. Multímetro

El multímetro es una ayudante universal para casi todas las necesidades del electricista. Con él se pueden medir los voltajes con exactitud, comprobar si hay continuidad en un dispositivo y otras muchas tareas.



Detector de circuitos de dos partes

Figura 12. Buscador de circuitos de dos partes

Con este buscador puede saber muy fácilmente a cual circuito pertenece un tomacorriente. Vea mas abajo como se procede.

Pinza de corte angular

Figura 4. Pinza de corte angular.

Esta herramienta es especialmente útil para cortar los cable y alambres con gran exactitud, en particular cuando el espacio para operar es reducido.



Pinza de pelar cables


Figura 7. Pinza de pelar cables.

Estas pinzas están diseñadas con aberturas afiladas, calibradas a los diámetros de los cables estándares, de modo que solo cortan el forro sin afectar el núcleo metálico.



Detector de voltaje

Figura 10. Detector de voltaje

Detecta el voltaje aunque los cables tengan el aislamiento. Usted puede saber que cables están "vivos" antes de trabajar con ellos







Analizador de enchufes






Figura 13. Analizador de tomacorrientes


El analizador se conecta como un enchufe normal, y una o mas de las luces que tiene se encienden diciéndonos si el tomacorriente funciona bien como tal, si está aterrado y polarizado.

Pinza de pico largo

Figura 5. Pinza de pico largo.

Se usa para doblar y hacer la garza circular en el extremo de un alambre que se va a conectar a una terminal con tornillos. Compre una del tamaño adecuado a los trabajos de electricidad. Las hay muy finas para trabajos de electrónica.




cinta de goma




Figura 8. Cinta de electricista.

Además de los múltiples usos que el damos a la cinta de electricista en el hogar, resulta indispensable para hacer trabajos eléctricos con elevada seguridad.



Comprobador de voltaje


Figura 11.Comprobador de voltaje

Usando sus puntas de prueba se puede detectar si hay voltaje en un cable y si este es de 120 ó 240 v. Es muy práctico y de uso muy fácil y rápido, por ejemplo, para saber si un tomacorriente está vivo.





Usando los comprobadores.

probador
Figura 14. Chequeando el funcionamiento de un comprobador de voltaje.

uso del multímetro
Figura 15. El multímetro se puede utilizar comocomprobador de voltaje, pero este nos da además el valor del voltage medido.

detectando voltage

Figura 16. Detectando si en una linea hay voltaje.


continuidad

Figura 17. Cuando hay continuidad el multímetro debe indicar un valor de resistencia eléctrica igual a cero en la pantalla.


imagen
Figura 18. Detectando a que circuito pertenece un tomacorriente.

imagen
Figura 19. Como se usa el comprobador de tomacorrientes.

Los comprobadores son esenciales para los trabajos eléctricos. Estos le dicen si los cables con los que va atrabajar están vivos; si un interruptor, tomacorriente o dispositivo trabaja bien; y si un tomacorriente está cableado de modo seguro.

No escatime a la hora de comprar probadores, quizás no necesite un multímetro de lujo, pero evite la compra de un comprobador barato de neón, estos pueden quemarse rápido o se rompen con facilidad, dando falsas apreciaciones de la electricidad, por ejemplo, indicando que no hay voltaje cuando en realidad si lo hay.

Si se decide a comprar un multímetro compre uno digital en lugar de uno de aguja, son mas fáciles de leer y es más difícil que le de una lectura falsa.

Compruebe los probadores con frecuencia, y de ser posible antes de empezar a trabaja con ellos, por ejemplo, detectando el voltaje en un tomacorriente que usted sepa que está vivo y viendo la respuesta brindada. Esta comprobación toma particular importancia en los probadores que funcionan con pilas a fin de cambiarlas si el aparato funciona mal.

Comprobando la presencia de energía.

Antes de comenzar algún trabajo eléctrico es sumamente importante estar seguro de que no hay electricidad donde vamos a trabajar. Para verificarlo se pueden utilizar, según el caso, diferentes probadores.

Las figuras de la 14 a la  17 explican como hacerlo.

En la figura 14 se muestra como hacerlo con el comprobador de voltaje. Este aparato nos indica la presencia de voltaje cuando se enciende una luz, visible desde el exterior, al conectar sus puntas de prueba a la electricidad. Los hay muy simples, que solo indican si hay o no hay voltaje (tienen una sola luz), que son en general muy baratos, pero de calidad baja (se rompen o fallan con facilidad). Hasta algunos con 4 etapas de voltage y una cubierta resistente para evitar averías, son algo mas caros, pero teniendo en cuenta el riesgo que se corre ante una determinación fallida, siempre será mejor comprar uno de buena calidad.


En la figura 15 se ha usado un multímetro como comprobador de voltaje. En este caso no solo sabemos si hay o no voltaje, si no también su valor exacto.

Tenga presente que el multímetro puede hacer mediciones de diferentes magnitudes eléctricas y por tal motivo hay que saber trabajar con él a fin de no producirle averías por una mala utilización.

En la figura 16, con el uso del detector de voltaje podemos saber si una linea está energizada sin necesidad de tener acceso a los conductores metálicos del interior del cable. Es un detector muy cómodo, solo hay que presionar un botón lateral que tiene el aparato y llevarlo a las cercanías del cable, si hay voltaje se enciende una luz.

Es un dispositivo con pilas, así que es recomendable verificar su funcionamiento con cierta frecuencia usando cables que usted sepa que están energizados, para cambiar las pilas antes de que el detector falle por falta de alimentación interna.

Comprobando la continuidad

En ocasiones necesitamos saber si algún circuito o dispositivo conduce la electricidad sin interrupción, dos casos particulares donde esta verificación se hace con frecuencia son en los interruptores y en los fusibles.

El interruptor es un dispositivo que a través de algún mando manual nos permite abrir o cerrar un circuito, por ejemplo para encender una lámpara. La principal causa de fallo de los interruptores es que no cierran el circuito cuando la palanca se lleva a la posición de "on", o lo hacen de manera inestable (la lámpara no enciende o parpadea).

Para esta verificación podemos usar dos métodos: con un comprobador de continuidad simple o con el multímetro.

El comprobador de continuidad simple es un pequeño dispositivo que tienen una luz y está alimentado internamente con pilas, cuando se tocan sus dos puntas de prueba se cierra el circuito de la luz interior y esta se enciende. De la misma forma, aplicando las puntas de prueba a las terminales del dispositivo que queremos saber si conduce, la luz debe encenderse, si efectivamente hay continuidad, o no lo hace si no la hay. Accionando la palanca del interruptor, con las puntas del comprobador de continuidad aplicadas a sus terminales, la luz debe apagarse y encenderse.

También podemos averiguar continuidad con el multímetro, si se ajusta su botón de mando al estado de medidor de resistencia eléctrica, una indicación de "circuito abierto" en la pantalla nos indicará falta de continuidad.

Algunos multímetros tiene una posición especial en el botón de mando para usarse como comprobador de continuidad. Al aplicar las puntas de prueba al circuito que queremos verificar, si hay continuidad, el multímetro emite un sonido (vea la figura 17).

Buscando un circuito.

Si tenemos que hacer arreglos en un circuito de la casa, necesariamente tendremos que desconectarlo de la electricidad. Si en la puerta del panel de control hay un mapa de a cual circuito pertenece cada disyuntor, resulta fácil saber como eliminar la electricidad al circuito en cuestión, apagando solamente el disyuntor involucrado. Pero este mapa no siempre existe o en muchas ocasiones está desactualizado, o no tiene la información tan detallada como para saber exactamente cual disyuntor desconectar para cambiar un tomacorriente en particular que está defectuoso.

El detector de circuitos, que tiene dos partes, nos permite saber rápidamente cual disyuntor alimenta un tomacorriente. Vea la figura 18. Primero se conecta al tomacorriente del asunto en cuestión una de las partes, la que tiene las dos espigas de conexión al efecto. Luego vamos a la caja de disyuntores, la abrimos y apuntamos la otra parte del detector a los diferentes disyuntores, cuando se pase por encima del disyuntor que gobierna al tomacorriente se encenderá una luz y sabremos entonces que ese disyuntor está alimentando el tomacorriente donde hemos conectado la otra parte. 

Comprobando los tomacorrientes

Cuando se enchufa el dispositivo analizador de tomacorrientes, mostrado en la figura 19, dentro de un tomacorrientes, una o más de las tres luces que tiene se encienden. De acuerdo a esto podremos saber si el tomacorriente funciona bien, si está conectado a tierra y si está bien polarizado.

En ciertos países se exige, en lugares particulares del hogar, donde está cerca del tomacorriente una fuente de agua, tales como baños y cocinas, la instalación de tomacorrientes especiales llamados GFCI de las siglas en inglés "grount fault circuit interrupter" que brindan una protección adicional contra sacudidas eléctricas cuando se manipulan aparatos que pueden mojarse accidentalmente. Con estos analizadores se puede saber si el dispositivo es seguro.

Pelar y empatar los cables

pelado
Figura20. Pelando el extremo de un cable.

torciendo
Figura 21. Torciendo un par de cables.

tapando
Figura 22. Tapando la unión con el nudillo.

Con algo de práctica usted podrá pronto pelar y unir cables con facilidad, pero estas operaciones requieren algo de pericia. Debe partir que un corte, aunque sea mínimo, del núcleo metálico de un conductor lo debilita y que si la unión de dos o mas alambres está floja, algunos de ellos se podrán soltar y producir un corto circuito, un contacto con el cuerpo del aparato donde estén, electrizándolo, o producir calor peligroso en la unión.

Para hacer la unión de cables nuevos primero tiene que pelar las puntas, luego torcerlos juntos, recortar el extremo, cubrirlos con un nudillo de unión y finalmente poner cinta de electricista a este. Poner la cinta de electricista puede que no sea obligatorio por los códigos eléctricos en la zona donde usted viva, pero siempre es una medida de seguridad adicional que no está de mas.

Paso 1. Pelando los cables

Evite usar una cuchilla, esta puede hacer una muesca al alambre del interior. Debe usar una pinza peladora de alambres o un dispositivo similar adaptado para ese trabajo, como se muestra en la figura 20. Los alicates de pelado tienen una serie de agujeros calibrados a los diámetros de los núcleos metálicos de los conductores eléctricos. Normalmente las pinzas comunes pueden pelar cables desde #20 hasta #10, aunque las mas universales pueden llegar hasta el #8.

Para operar se abre la pinza y se coloca el extremo del alambre aislado en el agujero del diámetro correspondiente, dejando por delante de la zona de corte el trozo de alambre al que le queremos quitar el forro. Luego se aprieta la pinza, que cortará solo el aislamiento, finalmente se tira hacia afuera, el trozo de aislante se sacará sin esfuerzo.

Cuando vaya a unir dos cables o más en una conexión, pele alrededor de 2.5 cm de aislamiento, pero si el cable se va a conectar a una terminal con tornillos quite solo 2 cm.

Paso 2. Torciendo los cables

Ponga los cables pelados lado a lado uno junto al otro. Agarre con una pinza de electricista los dos extremos y asegurándose de que ambos alambre giren, tuérzalos hacia la derecha como una trenza (figura 21). Nunca tuerza uno sobre el otro, ambos deben formar una espiral. De varias vueltas, pero no tuerza con mucha fuerza, los alambres pueden romperse. Si son mas de dos cables proceda igual, póngalos todos paralelos y tuerza con la pinza de electricista.

Paso 3 Cortando los extremos.

Después de terminado el espiral utilice la misma pinza de electricista, o una de corte angular (figura 4), para emparejar el extremo del espiral y dejarlo de la longitud apropiada al nudillo que se utilizará (el nudillo no debe dejar parte alguna del espirar expuesta). Con 1.5 cm será suficiente para los alambres comunes.

Paso 4. Cubriendo con el nudillo.

Seleccione un nudillo diseñado para el diámetro y la cantidad de alambres que se han torcido. Introduzca el espiral dentro de nudillo tan adentro como llegue y gire el nudillo en la dirección de las agujas del reloj (a la derecha) hasta que apriete (figura 22). Pruebe la conexión tirando del nudillo, este debe permanecer firme.

Paso 5 Protección extra.

Cubra el fondo del nudillo con unas vueltas de cinta de electricista.

Conectando un cable a una terminal

imagen

Figura 23. Se pelan unos 2 cm cerca del extremo del cable.

imagen

Figura 24. Así luce la conexión terminada.


Conectar un cable a una terminal de tornillo es una habilidad importante que debe adquirirse. La calidad del trabajo en este sentido es clave para evitar problemas de calentamiento en la terminal o un corto circuito al soltarse un cable o quedar con partes expuestas demasiado largas.

Las dos condiciones básicas que hay que cumplir para hacer una buena conexión son: que el alambre debe rodear la mayor cantidad posible del cuello del tornillo de conexión para garantizar una sujeción firme y un área de contacto eléctrico grande; y que el tornillo debe quedar bien apretado. Con algo de práctica usted podrá hacer en poco tiempo excelentes conexiones.

El lazo o garza que debe tener el alambre para rodear el tornillo de la conexión se puede hacer por dos vías: usando unas pinzas de pico largo para hacer el lazo, previamente a la conexión; o enrollando el alambre recto sobre el mismo tornillo de conexión doblándolo a mano. Veamos ambos casos: 

Haciendo la garza primero y luego la conexión.

Cualquiera que sea el método a utilizar, ante todo, verifique con antelación que no hay electricidad antes de tocar los cables, pele unos 2 cm del extremo del cable. Use una pinza de pico largo para hacer un lazo en la punta del alambre dejando la abertura necesaria para que pase el vástago del tornillo. Estas pinzas tienen los picos de apriete de perfil redondeado, de forma que sujetando entre ellos una pequeña porción del extremo del alambre y girando este alrededor del pico se puede formar una figura redondeada adecuada para envolver el tornillo de conexión. Tenga en cuenta que el grueso del pico disminuye hacia la punta, para hacer el doblado debe escoger un lugar del pico donde se haga un lazo con el diámetro interior apropiado al vástago roscado del tornillo. Luego tomando el alambre cerca del aislamiento con la punta de la pinza, se dobla un tanto en sentido contrario para darle una forma parecida a la de un signo de interrogación. Con el tornillo de conexión desenroscado, lo suficiente para dar paso al lazo hecho, que tiene una "boca" de entrada de una medida adecuada dejada a propósito, este se coloca alrededor del tornillo. Luego con las puntas de la pinza se termina de cerrar el lazo sobre el tornillo y se aprieta.

Doblando el alambre sobre el tornillo

Hay dos variantes para hacerlo de esta forma:

Variante 1: Pelando una parte intermedia (figura 23).

Este método es bastante utilizado por los electricistas con experiencia y consiste en desplazar un sección del forro del alambre cerca del extremo para dejar un espacio libre del núcleo conductor de unos 2 cm de largo. La parte final del alambre queda protegida por el aislamiento desplazado, del que sobra una zona final hueca. Una vez preparado el alambre de esta forma, se enrolla a mano alrededor del tornillo de conexión de modo que la parte pelada quede rodeando el vástago y se aprieta el tornillo (vea la figura 24). Nunca debe quedar una zona de alambre aislado debajo de la cabeza del tornillo de conexión para garantizar un buen contacto eléctrico.

Note que el tramo de aislante sobrante en el extremo del conductor impide que el núcleo pueda hacer contacto con otro cable o con la caja eléctrica de montaje.

Variante 2: Usando el tornillo como apoyo  

Esta variante consiste en utilizar el propio tornillo para hacer la garza. Algunos de los dispositivos utilizados en las instalaciones eléctricas de la casa, tienen la zona alrededor de los tornillos de conexión de forma que usted puede usar unos topes elaborados en el cuerpo plástico para sujetar el extremo pelado del alambre y luego, a mano, doblar este para rodear el tornillo.

Recuerde que finalmente es una buena medida de seguridad cubrir las partes expuestas (la zona de las cabezas de los tornillos), con unas vueltas de cinta de electricista alrededor de todo el tomacorriente.

Los aparatos y dispositivos de 240 v, generalmente tienen otro tipo de terminal con tornillos donde se acoplan los cables gruesos con los que se alimentan (vea la figura 25).

toma 240 v

Figura 25. Un típico tomacorriente de 220 v donde puede verse la conexión de uno de los cables. En general solo se pela algo mas de 1 cm, se deja recto, se mete dentro del orificio y se aprieta el tornillo

imagen


Figura 26.  Esta es una opción donde la conexión se hace solo empujando el extremo pelado del alambre en un orifico de conexión en la parte trasera del dispositivo. Una vez introducido el alambre, hay un mecanismo interno que lo sujeta. Varios electricistas profesionales no usan este método, lo consideran inseguro, y aunque ahorra mucho tiempo, la conexión no es tan segura como la hecha en los tornillos de conexión exteriores. Para liberar el cable, existe muy cerca de el orifico de conexión, una ranura donde se inserta un destornillador muy fino que lo libera. Este sistema no es aplicable a los conductores trenzados, solo a los alambres macizos.




Otros temas sobre "hagalo usted" aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.  


br>