home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Acoplar tubos de acero


Los tubos de acero fueron desde hace muchos años los conductos principales para las lineas de suministro de agua y gas de los hogares. Hoy en día ya no se usan para las lineas de agua domésticas nuevas debido a su relativa corta duración, y a que se van obstruyendo con el tiempo interiormente por sedimentos, sin embargo, todavía son los tubos principales usados en las lineas de suministro de gas combustible a los aparatos calentadores, motivado principalmente por su resistencia al fuego.

La resistencia al fuego también justifica su uso en la actualidad en las lineas de agua a presión de los sistemas contraincendios y otras aplicaciones donde se necesite un conducto de gran dureza, resistencia mecánica, al fuego y rigidez.

Hay dos tipos principales, los galvanizados, que tienen una capa superficial de zinc protectora contra la corrosión, y los de acero negro que son de ese color debido a la presencia de una capa de óxido negro (pavonado) que les brinda una modesta resistencia a la corrosión.

Actualmente han sido sustituidos para las lineas domésticas de suministro de agua por los tubos de cobre, de PVC, de CPVC y de PEX.

figura 1
Figura 1. Llave de tubos.

Estos tubos se acoplan a través de uniones roscadas lo que aparenta ser simple, pero requieren de algo de pericia y gastan bastante tiempo en la realización de un proyecto. Las roscas exteriores de estos acoplamientos son ligeramente cónicas, mientras que las interiores son cilíndricas, esto se hace para que se garantice que la pieza interior, a medida que entra en la exterior, se apriete con fuerza y lograr con ello la hermeticidad necesaria. Debido a la propia naturaleza de la unión roscada, la longitud de inserción de un tubo en un accesorio puede ser ligeramente diferente debido a la exactitud de elaboración de ambas roscas y a la fuerza de apriete ejercida durante el montaje, por ello debe tenerse sumo cuidado (y algo de experiencia) a la hora de determinar la longitud de corte del tubo que se instalará para cubrir un tramo particular de la linea.

A menos que usted compre una herramienta manual para fabricar las roscas (que son relativamente caras), lo mejor es comprar los tramos de tubos necesarios cortados a la medida y roscados en la ferretería y solo hacer el montaje posterior. Necesitará un par de llaves para tubos (figura 1) de las dimensiones apropiadas a los tubos a utilizar para poder enroscar los tubos en los accesorios con seguridad. En el mercado hay muchos diferentes tipos de accesorios de unión para casi cualquier propósito.

El procedimiento es el siguiente:

1.- Adquiera o elabore los tramos de tubo que va a utilizar.

2.- Adquiera los accesorios de unión necesarios para el proyecto.

3.- Adquiera algo de pasta o compuesto para roscas de tubos o cinta de teflón.

figura 2



4. Limpie la rosca con un trapo para
quitar todas las partícula metálicas
que pudieron quedar del proceso
de fabricación de la rosca
y la suciedad.

figura 3



5. Aplique pasta para roscas de
tubos. Enrosque el tubo en el
accesorio y apriete la unión hasta
que se ajusten sujetando cada pieza
con una llave de tubos.

figura 4

6. En lugar de pasta se puede usar
cinta de teflón. Coloque la cinta
en el sentido de las agujas del reloj
de esta forma tiende a apretarse
cuando se enrosque.


Cuestiones adicionales a tener en cuenta.

1.- Si la linea que ha instalado es de gas, compruebe si hay fugas, abra el gas y use agua de jabón sobre las uniones para ver si de forman burbujas.

2.- Si está acoplando un tubo de acero a uno de cobre, use una unión de tipo dieléctrico (aislada) para evitar que haya una rápida corrosión por electrolisis entre los dos materiales debido a la humedad.



Otros temas de plomería del hogar aquí.
Para otros temas de "hágalo usted" aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.