home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Las plantas del interior


A todos no gusta tener en casa alguna maceta con plantas o flores para dar un toque de vida y colorido a un rincón, dar una buena impresión a un visitante al entrar, o simplemente disfrutar de su cuidado y crecimiento, después de todo las plantas son agradecidas, y si le ponemos empeño y algo de dedicación lo lograremos.

Primero sus necesidades.

En realidad no existe ninguna planta que pueda vivir para siempre en el interior de una casa, por lo menos en las condiciones normales, es decir sin ningún tratamiento especial.

El problema radica en que las plantas como seres vivos al fin, exigen de ciertas condiciones que le permitan sobrevivir y desarrollarse y esas condiciones se cumplen solo parcialmente dentro de los hogares.

Las plantas para vivir necesitan de cinco cosas principales:
  1. Agua.
  2. Aire.

  3. Nutrientes.
  4. Luz.

  5. Calor.
Si alguna de estas necesidades básicas no se tiene, necesariamente la planta sucumbirá mas tarde o mas temprano. Veamos algunos detalles al respecto:

Agua y nutrientes: Todos los procesos vitales de una planta se realizan en medio acuoso; en agua se transportan los elementos necesarios (nutrientes), desde las raíces al resto de la planta, y luego, las sustancias elaboradas hacia las raíces, también en medio acuoso se desarrollan todos los procesos químicos y bioquímicos que producen los tejidos, las sustancias de reserva, las enzimas, y en general el resto de la estructura vegetal. Pero... hace falta siempre agua nueva en las raíces, debido a que la planta toma las sustancias que le sirven de alimento disueltas en agua, la disolución la transporta a las hojas, que son las fábricas donde se produce todo, y allí se queda con los nutrientes, la cantidad exacta de agua que necesita, y el resto lo desecha a la atmósfera en forma de vapor a través de unos pequeños orificios que se llaman estomas. Es como un proceso de "bombeo" constante de agua con el alimento, que seca el sustrato si no se agrega agua nueva de vez en cuando. Sin embargo, este asunto de la absorción de agua y nutrientes tiene un punto de equilibrio, si la humedad es mucha, el proceso no puede ejecutarse con eficiencia, y si es muy poca, tampoco.

Lo mismo sucede con los nutrientes, el constante "bombeo" termina por agotar las reservas del sustrato y la planta comienza a carecer de lo que necesita para vivir. Pero al igual que con el agua el exceso de nutrientes puede ser mas perjudicial que beneficioso, la disolución que sube a la hoja es muy "concentrada" y se convierte en tóxica para los tejidos.

De lo expuesto se deduce que a la planta, si se quiere conservar por largo tiempo dentro de la casa, habrá que suministrarle al sustrato con regularidad dos cosas: agua y nutrientes nuevos de forma moderada. Lo primero se resuelve con riego, y lo segundo con fertilizante durante un año o dos, pero a largo plazo será necesario el cambio del sustrato por uno nuevo. Mas abajo se describe como hacerlo.

Aire: La inmensa mayoría de las sustancias que componen una planta son compuestos donde interviene el carbono, y ese carbono no lo tiene ni el agua ni las sales que extrae del suelo, lo toma del aire, donde existe una pequeña cantidad de dióxido de carbono (CO2). El dióxido de carbono, que es un compuesto de carbono y oxígeno, penetra a la planta a través de las hojas, y allí, se le extrae el carbono y se devuelve el oxígeno a la atmósfera. Una vez con el carbono "en la mano" la fábrica (entiéndase la hoja) usa el agua y los nutrientes que fueron transportados hasta allí y produce todo lo que el resto de la planta necesita. Si el local donde está la planta es muy hermético se puede dar el caso de que se agote, o resulte insuficiente, el dióxido de carbono en el ambiente, pero esto es muy poco probable en un hogar en uso.

Luz: La luz brinda la energía que necesita la fábrica (entiéndase la hoja) para trabajar. Una sustancia verde que está en la hoja, que le da ese color, y que se llama clorofila es capaz de usar la energía de la luz para hacer los procesos bioquímicos que sostienen a la planta, su crecimiento y desarrollo. Pero no basta con una luz cualquiera, la enorme variedad de vida vegetal superior que se desarrolló en el planeta, lo hizo utilizando la luz del sol, ya sea de manera directa o indirecta, de esto se deduce que cualquier planta se sentirá a gusto con ese tipo de luz.
En el interior del hogar, salvo raras excepciones, nunca disponemos del sol pleno para nuestro cultivo, por ello, es fácil darse cuenta que las plantas con la que podremos tener mas éxito a largo plazo dentro de la casa son aquellas cuyo hábito normal de vida es a la sombra, y nunca con aquellas que necesitan pleno sol para vivir.


Pero hay un problema, las lámparas que usamos normalmente para la iluminación, producen una luz de una energía mucho mas baja que la luz natural del sol, y esto, irremisiblemente hará que nuestras plantas vivan constantemente "sedientas" de luz, les falte "energía" para trabajar, con lo que poco a poco se van poniendo famélicas, descoloridas, débiles, en resumen desnutridas.

Hay dos formas de palear esta situación:
  1. Utilizando lámparas de las llamadas de "luz del día" que están especialmente diseñadas para que proporcionen la luz adecuada para las plantas, pero esto es caro de instalar y de mantener.
  2. Colocando las macetas con las plantas lo mas cerca posible de una entrada de luz natural, tragaluces, ventanas abiertas o vidriadas etc., especialmente en aquellas ventanas que reciban luz durante el invierno al inclinarse el sol.

Calor: Todas las plantas para desarrollar los proceso vitales de forma eficiente necesitan estar en un ambiente que esté entre ciertos rangos de temperatura, y esto es muy variable de unas a otras, por ejemplo, las que viven de forma natural en zonas de climas fríos, han adaptado su metabolismo a estas condiciones y exigirán un período de tiempo a bajas temperaturas para hacer su "descanso" invernal", por lo que no podrán adaptarse de forma permanente al ambiente constantemente cálido del hogar.
Igualmente, las plantas muy tropicales, cuando se vive en una región fría, sucumbirán al menor descuido durante el invierno de congelación, por ejemplo, si se abre la casa para ventilarla o para hacer una limpieza general, cuando se apague la calefacción porque se salga de viaje o falle la energía, o cualquier otra razón por la cual la temperatura baje en el ambiente a la congelación o cerca de ella.
Por estos motivos, las plantas mas fáciles de conservar dentro del hogar son aquellas de climas subtropicales, capaces de resistir congelaciones temporales breves y que no necesiten de invernación.

Otros factores a tener en cuenta y que no caen en el grupo de los "vitales" son:
  1. Mantener la humedad relativa del ambiente no demasiado baja, de serla, produce una gran transpiración de las hojas lo que rompe el equilibrio necesario con la absorción de las raíces, se bota mas agua que la que entra a la planta, con la nefasta consecuencia del marchitamiento.
  2. No poner las plantas en contacto con las corrientes de aire caliente de la calefacción o frías del aire acondicionado, estos cambios bruscos de temperatura son perjudiciales, ya que estos dispositivos arrancan y parar.

  3. Como no "llueve" dentro de la casa, las hojas se pueden cubrir con abundante polvo que obstruye el intercambio de gases con el ambiente por los estomas, por lo que hay que limpiar las hojas una vez mas que otra del polvo acumulado.
  4. Es preferible utilizar plantas de crecimiento lento y compacto, ya que una planta de crecimiento rápido, debido a la deficiencia de luz generará brotes alargados y blanquecinos que tenderán a crecer aun con falta de energía, lo que pronto le dará mal aspecto.

  5. Es recomendable darle un giro a la maceta de tiempo en tiempo para que toda el área del follaje reciba la mejor luz procedente de la ventana o la lámpara que proporciona la iluminación; si no se hace esto, la planta crecerá de forma asimétrica, con mas follaje en la parte iluminada y menos en el lado contrario.

A la hora de adquirirlas.

Existen dos vías para conseguir plantas para colocar en el interior, la primera y mas fácil, es comprarla en el mercado; la segunda, es crearlas por uno mismo partiendo de semillas, o a través de la reproducción vegetativa; en este último caso, se tendrá que dedicar un tiempo relativamente grande para establecer y dar tamaño suficiente a la planta en el exterior antes de llevarla al interior.
La mayor parte de las plantas adecuadas para el interior se pueden reproducir por métodos vegetativos, estos métodos para la persona común pueden ser cuatro:
  1. Acodo o margullo.
  2. Enraizado de estacas.

  3. Siembra de mugrones.
  4. Sembrando bajo tierra los bulbos o trozos de rizoma de las plantas que los producen.

Como cuidar de las plantas.

Arriba se dieron algunas pautas importantes relativas a la vida de las plantas y sus exigencias, para poner en práctica una política que cumplimente esas exigencias relacionamos a continuación algunos elementos importantes:
  1. Si hay bastante frío exterior y por lo tanto el sistema de calefacción tiene un trabajo intenso, la humedad relativa dentro de la casa será muy baja, en tal caso es bueno humedecer las hojas de la planta con un aerosol con cierta frecuencia.
  2. Debe evitarse que le dé directamente la luz del sol a aquellas plantas sensibles, o a las que han permanecido por mucho tiempo en el interior sin incidencia solar, las hojas podrán resultar quemadas por la luz intensa. Esto puede suceder cuando el sol se inclina y la planta está muy cerca de un vidrio, o cuando se nos ocurre sacar la planta al exterior  para que disfrute del sol.

  3. Si la planta comienza a dar síntomas evidentes de necesidad de luz, se puede sacar por un tiempo al exterior en una época del año con el clima moderadamente cálido; pero siempre a la sombra, y hasta que dé muestras de recuperación.
  4. El riego debe ser moderado, el mantenimiento de la tierra saturada o el agua estancada en la maceta da pie a la proliferación de hongos y enfermedades que arruinarán la planta.

  5. La fertilización debe hacerse con moderación, con un buen abono soluble de tipo completo de los que hay en el mercado, y siguiéndose por las indicaciones del fabricante del abono. Siempre será preferible que un mal abonado sea por defecto y no por exceso, ya que este último si es intenso puede ser letal.
  6. Con la evaporación del agua de la tierra, y además por el carácter selectivo de la absorción de la planta, el sustrato se va concentrando en ciertas sales que pueden llegar a niveles perjudiciales para la planta, proceso que se denomina salinización. Para evitar la salinización, es recomendable que de tiempo en tiempo se riegue abundantemente la maceta a fin de disolver y arrastrar con el agua de riego las sales en exceso. Claro está que también se reducirán las sales "buenas" por lo que después de una desalinización conviene fertilizar la maceta.

  7. Si se observa mucho polvo cubriendo las hojas, es conveniente limpiarlas con cuidado con un paño húmedo.
  8. Para mantener un aspecto elegante y vivaz en la planta se deben recortar con una tijera bien afilada las hojas o ramitas marchitas o secas, siempre lo mas cerca del lugar de su nacimiento.

  9. Si la planta es de tipo arbustivo ramificado y alguna rama crece desproporcionadamente con respecto el resto del follaje, puede recortarse para que retoñe y se ramifique. Es deseable un marco firme en la planta sin ramas largas y débiles que le quiten el aspecto compacto y simétrico.
  10. Los sustratos que se preparan para sembrar las plantas en los viveros siempre son mezclas que contienen determinada cantidad de materia orgánica, la materia orgánica con el tiempo se descompone por el trabajo bacteriano y disminuye su volumen, por lo que el nivel de la tierra en la maceta baja. Si el nivel ha colapsado mucho, es buena práctica ir agregando de vez en vez un poco de sustrato nuevo, pero siempre con moderación, muchas plantas no aceptan que se cubra en gran proporción el tallo aéreo debido a razones de putrefacción. El sustrato nuevo aporta material alimenticio fresco al sistema radicular.

Aun con el máximo de cuidado, al cabo de un año o dos, será necesario el cambio de maceta y de sustrato. La planta ha perdido el vigor, se ha tornado amarillenta y apenas crece.



El trasplante.

Antes de entrar en este punto sería conveniente que le echara un vistazo a las prácticas de cultivar árboles en macetas que aparecen en este artículo. Estamos seguros que le servirá de mucha ayuda lo que en él se relaciona.

El trasplante debe realizarse con la tierra de la maceta casi seca, esto tiene dos ventajas: primero el sustrato está mas ligero y manipulable, segundo, la bola de tierra de la maceta es mas compacta y se puede retirar como un conjunto, sin que se desborone, lo que permite conservan intactas las raíces.

Para cuando se necesite el trasplante, ya la maceta estará saturada de raíces, por lo que al sacar la planta lo mas probable es que salga con toda la tierra retenida por las raíces formando un paquete con la forma de la maceta.

Si la planta y la maceta son pequeñas, el trabajo de separación se puede hacer en posición vertical, pero si son grandes los mejor es hacerlo con la maceta volcada, ya que una planta grande, mas la tierra, puede pesar mucho. Para separarlas se toma el tallo principal con la mano muy cerca del suelo y se tira de él mientras se sujeta con la otra la maceta, si la tierra está lo suficientemente seca y el macetero es cónico esto se hará sin dificultad.

El próximo paso es decidir si sembraremos la planta en la misma maceta o en otra algo mas grande (cosa recomendable) si lo haremos en la misma maceta, el proceso debe ser como sigue:
  1. Recortarle a la bola con las raíces entre un cuarto y un tercio del tamaño en toda la circunferencia y también abajo.
  2. Luego se rellena la maceta hasta la altura apropiada con sustrato nuevo de acuerdo al recorte que hicimos a la bola, de forma que al apoyar la planta sobre esta tierra, su tronco quede a la altura apropiada en relación al borde de la maceta. Siempre será conveniente que el tronco de la planta quede originalmente un tanto mas alto que lo necesario, teniendo en cuenta que es sustrato se compacta y baja cuando se moja.

  3. Se coloca la planta en el centro de la maceta y se procede a completar el espacio vacío (debido al recorte) alrededor.
  4. Finalmente se hace un riego abundante para que la tierra se asiente y baje, lo que implicará poner algo mas de sustrato y volver a humedecer, una vez que el nivel de tierra en la maceta se ha estabilizado el trabajo estará terminado.

  5. Si la planta es alta y la maceta es de poco diámetro la colocación de un tutor y el posterior amarre a este, puede estabilizar el conjunto planta-maceta hasta que se establezca el nuevo sistema radicular en la tierra nueva.
  6. Durante los días posteriores al trasplante se hace necesario regar la planta con frecuencia para compensar la relativa falta de raíces debido al recorte de la bola; pero recordando siempre que el riego no debe ser excesivo.

  7. No debe fertilizarse hasta que la planta se haya establecido.
Si usamos una maceta mas grande el procedimiento es muy similar al anterior con las características siguientes:
  1. La nueva macetera debe ser solo algo mas grande que la anterior.
  2. El recorte de la bola solo se hace de una cuarta parte o menos. Incluso se puede prescindir del recorte si la nueva maceta proporciona el espacio equivalente.

  3. El resto del proceso es el mismo.

Escogiendo la planta apropiada.

Aquí es donde el gusto particular de la persona tiene una gran influencia, pero de todas formas no debe dejarse de lado el hecho de que solo un reducido número de plantas soportarán por largo tiempo la condiciones del interior, por eso, se debe escoger una planta que además de complacer nuestro gusto sea práctico conservar su vida y crecimiento.
No hay recetas fijas, pero para tomar la decisión se deben tener en cuenta los factores siguientes:
  1. Tamaño del local donde se colocará: si es un espacio amplio y alto, se puede pensar en una o mas plantas grandes de tipo siempre verde, entre las que incluso alguna de ellas puede ser trepadora, sembrada con un soporte para que suba por él. Si el espacio es de mediana dimensión es mejor pensar en una planta de porte medio o en una composición de varias de ellas, o bien juntas o bien separadas individualmente. Pero si es muy pequeño, lo mejor es usar plantas pequeñas y en poca cantidad.
  2. El efecto que se quiere: esto es muy importante, porque puede ser la razón por la cual escoger entre plantas verdes, de hojas coloreadas o con flores. Las plantas con flores siempre darán un ambiente alegre al local, pero son mas difíciles de mantener y requieren de abundante luz para el florecimiento adecuado.

  3. Los colores del local: para que una composición vegetal tenga el efecto máximo, sus colores deben contrastar con el de las paredes donde se colocarán, una planta verde colocada en un local del mismo color se apaga, se vuelve oculta a la impresión general, se malgasta, sin embargo puesta contra una pared de ladrillos a vista, da una combinación cromática de especial atractivo.
  4. Lugar de colocación: no se puede pensar en la misma planta para poner sobre el suelo o sobre un mueble, una planta grande y alta, colocada sobre un mueble es una ofensa al buen gusto, en este caso lo adecuado es usar una composición de plantas pequeñas cuyo colorido contraste con el del mueble o el del local. Un búcaro con helechos bajos, colocados sobre el buró de la oficina, o sobre la consola de color oscuro del recibidor, dan un elegante recibimiento al visitante.

  5. La solución mágica: en todas las casas hay un rincón que no sabemos como decorar, lo que podríamos llamar "el rincón imposible" este es el lugar donde una planta es la solución mágica. En esa zona que nos resulta imposible, podemos colocar, por ejemplo, una palmera alta en el centro de un macetero, rodeada de plantas mas bajas de hojas coloreadas y !zas!  nuestro problema se convirtió en un refugio para la vista. Claro, si la luz es poca, esta solución mágica no será por mucho tiempo, a menos que pongamos un poco mas de luz adicional con un lámpara de pie o algo similar.
  6. Finalmente: solo la imaginación y el gusto por lo bello limitará el uso de la vegetación dentro de una vivienda.

El arsenal disponible.

La relativa estabilidad de las condiciones de temperatura dentro de la vivienda, elimina la enorme barrera existente en el campo de utilización entre las plantas de climas fríos y cálidos, de esta forma, las plantas que a continuación se recomiendan, que dicho sea de paso son de diferentes zonas geográficas, se pueden utilizar en todas partes, con indiferencia del clima exterior.

Es imposible dar toda la información acerca de las plantas que pueden cultivarse en el interior, debido entre otras razones que dentro de una misma especie pueden resultar cientos las variedades utilizables, por esa razón, lo que se expone en la tabla que sigue es un esbozo útil con algunas de las plantas, o variedades de ellas, más utilizadas.

Nombre Común
Nombre específico
Imagen
Nota
Afelandra
Aphelandra squarrosa

Agapanto, Flor del amor.
Agapanthus africanus

Agave
Agavaceae (familia)

Aunque prefieren pleno sol para desarrollarse, soportan por bastante tiempo el interior iluminado. Hay una gran diversidad de Agaves.
Aloe
Aloe maculata
Son varios los aloes que se pueden mantener en el interior, los mas conocidos son: Aloe babadensis (Aloe vera) y Aloe ferox.
Pueden confundirse con los agaves, pero se diferencian de estos en que la flores no nacen del centro de la roseta, ni mueren al frorecer.
Anturio
Anthurium andreanum

Aralia
Aralia sieboldi

Árbol del caucho
Ficus elastica
Se usa extensamente como árbol ornamental de interiores por sus hojas grandes y brillantes.
Existen variedades híbridas muy vistosas.
Areca o Palma bambú
Dypsis lutescens
Es la mas usada de las palmeras como planta ornamental. Soporta por bastante tiempo el interior.
Asparagus
Asparagus plumosus

Sus frutillas son venenosas y no deben comerse.
Aspidistra, Hojas de salón
Aspidistra lurida
Aspidistra eliator


Azalea
Rhododendron indicum

Bambú
Bambusoideae (familia)

La familia del bambú es muy grande y muchos de ellos son idóneos para cultivar en el interior, especialmente los mas pequeños. Sasa tesselata, Sasa veitchi, Sasa variegata etc.
Beloperone
Beloperone guttata

Billbergia
Aechmea fasciata

Calatea
Calathea makoyana

Calceolaria
Calceolaria hybr

Cica
Cycas revoluta

Ciclamen
Cyclamen persicum

Clivia
Clivia miniata
Hay diferentes variedades utilizables.
Cocotero
Cocos nucifera
Sembrado en una maceta apropiada  puede dar una preciosa planta de interiores mientras es pequeña.
Cola de rata
Aporocactus flagelliformis

Cola de zorro
Acalypha hispida

Coleos o Mantos
Coleus hybr.
Es grande la cantidad de variedades coleos. Todas tienen un comportamiento muy parecido
Cordiline
Cordyline terminalis
Hay otras muchas variedades de cordiline que se pueden usar.
Costilla de Adán
Monstera deliciosa
Esta es una de las variedades de Monstera preferidas.
Crosandra
Crossandra infundibuliformis

Croton
Codiaeum variegatum
Hay diversas variedades de croton, en general de mucho colorido.
Cuerno de ciervo
Platycerium bifurcatum

Culantrillo
Adianthum capillus-veneris

Dátil comestible.
Phoenix dactylifera
Es de crecimiento lento y muy vistosa desde pequeña, puede sobrevivir en el interior durante bastante tiempo si tiene suficiente luz.
Dátil de Canarias
Phoenix canariensis
Tiene las mismas características de dátil comestible
Dátil enano
Phoenix roebelinii
Es el mas usado de los dátiles como planta de interior. Generalmente se siembran mas de una planta en la maceta para que se abran como un abanico.
Difenbaquia
Dieffenbachia amoena

Filodendro
Philodendron
Comprenden mas de 100 especies
Helecho
Polypodiopsida (familia de los helechos mas conocidos)

La variedad de helechos es enorme, los hay en todas partes del mundo excepto en la antártida. Pueden ser desde subacuáticos a vivir en los desiertos, y desde muy pequeños hasta verdaderos gigantes de mas de 10 metros de alto.
Tronco de Brasil, Árbol de la felicidad o Dracena
Dracaena fragans

Violeta africana
Saintpaulia jonantha
Debe evitarse mojar las hojas durante el riego.

Otros temas relativos al hogar aquí.
Temas relacionados con cultivos aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.