sabelotodo






Cirulo

Para jugar al cirulo se pueden usar barajas de cualquier tipo pero son preferibles las de 48 cartas y se realiza entre varios jugadores desde cuatro hasta seis.

Es un juego de bazas, es decir, de rondas en las que cada jugador pone una carta a la mesa por orden a la derecha y hay una carta que triunfa dando derecho al que la echó a recoger todas las cartas de la ronda (baza).

Las cartas dominantes están en el mismo orden de la numeración mostrada en su índice, siendo la de mayor fuerza el Rey (12) y la de menor fuerza al As (1). No hay palo de triunfo pero el palo de Oros se llama "cirulo" y el valor de las cartas en puntos es la siguiente:

1.- Las figuras de Oros valen 10 puntos así como los Dieces (si los hubiere).

2.- Las demás cartas de Oros tienen su valor natural mostrado en el índice.

3.- El resto de las cartas de otros palos diferentes al de Oros no cuentan en la puntuación.

La clave del juego es no ganar bazas que estén "enciruladas", es decir, que tengan Oros ya que la puntuación resulta ser negativa, de modo que se debe tratar de jugar de manera que se obligue a los contrarios a ganar las bazas que tengan "cirulos" y nunca ganar esas bazas.

El juego se rige por las reglas siguientes:
1.- El que reparte las cartas se elije por sorteo para el primer juego y luego pasa, en los siguientes juegos, al jugador de la derecha por orden.

2.- El que da, reparte los naipes de uno en uno por la derecha a todos los jugadores hasta agotar el mazo, si las cartas no se pueden repartir equitativamente entre todos los jugadores, se desecha la cantidad adecuada de cartas menores que no sean del palo de Oros para que el paquete sea divisible entre el número de contendientes.


3.- Distribuidas las cartas, el mano, que es el jugador que está a la derecha del que repartió, echa una carta sobre la mesa.

4.- Llegado su turno, cada uno de los otros jugadores debe poner su carta obligado a servir el palo echado por el mano; si no puede servir puede echar una carta cualquiera.

5.- Gana la baza la carta mayor del palo de salida.

6.- Empieza la próxima baza el jugador que ganó la anterior.

7.- El juego termina cuando se han puesto sobre la mesa todas las cartas de cada jugador.

8.- Las bazas que no estén "enciruladas", como carecen de valor, se van amontonando boca abajo en un lugar de la mesa.

9.- Las bazas con cirulo las toma el jugador que las ganó y las pone frente a él dejando ver solamente las cartas ganadas en la última baza.

Cuando termine el juego todos los jugadores que tengan bazas "enciruladas" depositan en el plato que previamente se ha colocado en la mesa la cantidad de tantos correspondientes a la puntuación negativa de sus bazas, o alguna cantidad proporcional que se hubiere convenido antes de comenzar a jugar.

Los tantos del plato se reparten equitativamente entre los jugadores que no tuvieron cirulo en el juego efectuado, los que no se puedan repartir porque no tocan por igual a todos se dejan en el plato para el próximo juego.

Si todos los jugadores tienen bazas "enciruladas" todos los tantos quedan en el plato para el próximo juego y serán repartidos entre todos los jugadores no "encirulados" junto con los tantos del nuevo juego efectuado.



Otros juegos con barajas españolas aquí.
Otros juegos en general aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.