sabelotodo





El pinche

En el pinche pueden jugar dos o más personas y cuando son cuatro se juega en parejas una contra la otra. Se puede utilizar barajas de 40 cartas o de otro tipo.


Para comenzar se decide quien reparte las cartas por algún método al azar, por ejemplo cogiendo cartas del mazo para ver quién coge la de mayor numeración.

Se baraja bien el mazo y se corta, después el jugador que las reparte da tres naipes a cada uno y coloca cuatro cartas más en la mesa boca arriba conservando el mazo restante, ya que luego tendrá que volver a repartir. Comenzará el juego el jugador que esté a la derecha del que reparte y continua consecutivamente con los demás sentados a la derecha de este.

La clave del juego es formar parejas entre alguna de las cartas que tiene en la mano con otra de las que están boca arriba en la mesa. El jugador tendrá derecho a recoger para sí la pareja y además las restantes que sean consecutivas en número a la pareja. Por ejemplo, si en la mesa hay un Tres y el jugador en turno tienen un Tres en la mano forma la pareja, pero si en la mesa hay un Cuatro y un Cinco, canta "Tres con Tres", recoge la pareja y luego el Cuatro y el Cinco, de no haber números correlativos se debe conformar con cantar el "Tres con Tres"y recoger solo la pareja. Si en la mesa hubiere dos Tres, solo puede formar pareja con uno de ellos, el otro queda en la mesa. El jugador que forma pareja y por tanto retira una carta de la mesa debe echar una carta de las de su mano a las que están sobre la mesa para mantener siempre allí cuatro cartas.

Las cartas recogidas (la baza) las debe poner frente a sí con la última carta, es decir la que está en la boca de la baza boca arriba de modo que todos los jugadores la vean. La carta de la boca de la baza puesta boca arriba participa en el juego como si fuera una de las cartas puestas al principio, de modo que si otro jugador cuando le toca su turno tiene una carta igual a la de la boca de la baza puede hacer pareja con esta y tomar todo el paquete. Pero si en la mesa hay carta igual tendrá que tomar la de la mesa como pareja y dejar las del jugador anterior en su lugar. Debido a esto cada jugador puede defender su baza ganada echando sobre la mesa una carta igual a la de la boca de su baza para que el que esté en condiciones de jugar tenga que resignarse a formar pareja con la de la mesa.

Concluida una ronda, el jugador que reparte vuelve a dar tres cartas a cada uno y el juego continua de la misma forma descrita hasta que se agote el mazo. Gana el jugador que consigue el mayor número de cartas.



Otros juegos con barajas españolas aquí.
Otros juegos en general aquí.  
Para ir al índice general del portal aquí.