home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Aftas bucales recurrentes

También conocidas como úlceras bucales recurrentes tienen 3 formas clínicas de manifestarse: menores, mayores y herpetiformes; y son, junto al herpes labial, los dos problemas orales más comunes por los que las personas buscan ayuda médica. La tabla 1 a continuación sirve como guía para diferenciar los diferentes tipos de aftas bucales.

Tabla 1. Diferenciación de las aftas bucales.


Menores
Mayores
Herpetiforme
Manifestación
Úlcera ovalada, plana,
tejido eritematoso
alrededor de la úlcera
Úlcera ovalada, irregular,
gris/amarillo,en forma de
cráter
Úlceras pequeñas en
racimos similares a las
aftas menores
Incidencia
85%
5%
10%
Número de lesiones
Usualmente una
Varias de 1 a 10
Múltiples
Dolor
De ninguno a moderado
De ninguno a moderado
Moderado a severo
Tamaño de la úlcera
Menos de 1 cm
0.5-2 cm
1-4 cm
Duración (días)
5-7
7-14
60
Cicatriz
Ninguna
Rara vez
Común
Localización
Todas las áreas excepto la
encía, el cielo de la boca y el
borde de los labios.
Todas las áreas excepto la
encía, el cielo de la boca y el
borde de los labios.
Cualquier área dentro de
la cavidad oral.

Las aftas bucales recurrentes ocurren mayoritariamente durante el período entre los 10 y 40 años y parece haber una mayor tendencia a aparecer en las mujeres y en ciertos grupos de niños, y los niños de los grupos con estatus socioeconómico alto las padecen más que aquellos de los grupos socioeconómicos bajos. También la incidencia es ligeramente mas alta en personas con estrés comparado con los otros grupos de personas no estresadas.

Causas


Las causas de la aftas bucales recurrentes no se conocen en la mayoría de las personas. Los factores que pueden precipitarlas son el estrés y los traumas locales, por ejemplo, irritación química; morderse el carrillo (parte interior de la mejilla) o los labios; o lesiones causadas por el cepillado o los aparatos bucales. Los problemas sistémicos (relativos al funcionamiento del cuerpo) que se han vinculado a las aftas bucales recurrentes incluyen la enfermedad de Behçet, el lupus eritematoso sistémico, la disfunción neutrofílica (función inadecuada de los neutrófilos), alergias, insuficiencias de nutrición, enfermedad inflamatoria intestinal, y el VIH/SIDA. Se conoce que ciertos factores contribuyen o desencadenan las crisis, y entre estos pueden estar: alergia a las comidas, predisposición genética, y cambios hormonales. Las aftas  bucales recurrentes se han asociado al período de tiempo después a dejar de fumar. Las aftas no parecen tener origen viral y por tanto no se cree que sean contagiosas.

Signos y síntomas de las aftas bucales recurrentes

Estas úlceras aparecen en la partes móviles de la boca, como la lengua, la parte trasera móvil del cielo de la boca o el revestimiento interior de los carrillos y labios, rara vez se producen en las encías. La mayoría de la aftas bucales recurrentes se mantienen entre 5 y 14 días y sanan espontáneamente sin dejar cicatrices. Las úlceras comúnmente tienen entre 0.5 y 2 cm de diámetro, aunque la afecciones mas severas se pueden desarrollar en racimos. Cada úlcera individual suele ser:

1.- Redonda u ovalada.

2.- Plana o con un cráter.

3.- Gris o amarillo-grisoso con un halo que rodea la úlcera de tejido enrojecido o inflamado.

Puede presentarse una sensación de dolor en algunas personas después de aparecer la ulceración, y el dolor puede ser desde imperceptible a severo, especialmente cuando se come o se bebe, y esto, al mismo tiempo, puede inhibir la ingestión normal de comidas y bebidas, dificultar la masticación, y traer problemas en el habla y en la higiene bucal.

A pesar de que la mayoría de las personas tienen episodios de recurrencia con períodos de remisión, algunas personas padecen sin saberlo de ulceraciones crónicas por largo tiempo. La fiebre o la inflamación de los ganglios no son acompañantes de las aftas bucales recurrentes, pero se pueden presentar debido a infecciones secundarias por bacterias de las lesiones.

Tratamiento de las aftas bucales recurrentes

Estas úlceraciones no se pueden curar, sin embargo hay fármacos sin prescripción que ayudan a aliviar los síntomas.

Metas del tratamiento

Las metas que deben conseguirse con el tratamiento son:

1.- Controlar el dolor producido por la úlcera.

2.- Promover el sanado de la úlcera.

3.- Prevenir la recurrencia.

4.- Prevenir las complicaciones secundarias como infecciones.

Terapia no farmacológica

Si se sospecha de deficiencias nutricionales se debe incrementar la ingestión de alimentos que contengan, por ejemplo, hierro, folatos, vitamina B12, o tomar suplementos nutricionales. Las comidas muy condimentadas o picantes, las que, potencialmente pueden producir daños locales, deben evitarse hasta tanto la úlcera se sane. Se pueden utilizar compresas de hielo para aliviar los síntomas con una duración de 10 minutos, pero nunca usar compresas calientes, estas últimas pueden expandir la infección si ya existe.

Terápia farmacológica

Diferentes productos son útiles para producir alivio de los síntomas pero estos no previenen la recurrencia, entre estos están:

1.- Agentes de debridación oral. (agentes que retiran los tejidos infuncionales dejando el tejido sano).

2.- Agentes orales para la limpieza de heridas.

3.- Anestésicos orales tópicos (de uso externo).

4.- Protectores orales tópicos.

5.- Agentes de enjuague bucal.

6.- Analgésicos sistémicos (de uso interno).

Debridadores y limpiadores de heridas.


Los productos que liberan oxígeno se usan como agentes debridadores y limpiadores de las úlceras para ejercer un efecto de alivio temporal a los síntomas. Los productos de este tipo que han sido aprobados como seguros y efectivos, por ejemplo, en los Estados Unidos por la FDA (Administración de Alimentos y Drogas) son el peróxido de carbamida al 10-15% en glicerina anhidra (sin agua), el peróxido de hidrógeno al 3%, el perborato sódico monohidratado (1.2 g) y el bicarbonato de sodio. Los peróxidos y los perboratos son agentes oxidantes y liberan oxígeno molecular inmediatamente al entrar en contacto con las enzimas de los tejidos, y la espuma formada tiene un efecto mecánico que afloja y suspende las partículas y los despojos presentes en las heridas.

Una guía de como usar los agentes oxidantes es la siguiente:

1.- Para aplicación directa: ponga unas pocas gotas de peróxido de carbamida o peróxido de hidrógeno en el área afectada y déjela trabajar por un minuto. Luego escupa y no trague el líquido bucal.

2.- Para aplicación como enjuague bucal:

   Peróxido de carbamida: se ponen las gotas en la lengua, se mezclan con saliva y se hacen buchadas en toda la boca por un minuto. Se escupe el contenido y no se traga.

   Peróxido de hidrógeno: se diluye la solución al 3% en partes iguales con agua (solución al 1.5%) y se enjuga con ella la boca. Revise la concentración del producto que va a utilizar puede que sea especialmente preparado para enjuague bucal y ya esté al 1.5%, por lo que no requiere agua. Escupa el contenido y no lo trague.

    Perborato sódico monohidratado: este producto en polvo está en contenedores de 1.2 gramos, se debe disolver en 30 ml de agua (1 onza fluida) y se usa como enjuague bucal inmediatamente. Escupa el contenido y no lo trague.
 
Los oxidantes se pueden utilizar hasta 4 veces al día (después de las comidas) pero por no mas de 7 días. En todos los casos siga al pie de la letra las instrucciones del producto adquirido. El uso por tiempo mas prolongado del recomendado arriba puede tener como consecuencias la irritación de los tejidos blandos de la boca, hiperesensibilidad dental temporal por desmineralización (pérdida de calcio) del esmalte, cambios celulares y la superpoblación de flora bacterial indeseada.

Analgésico orales tópicos

Son varios los productos o sus combinaciones que están aprobados y se utilizan como analgésicos/anestésicos tópicos en las aftas bucales recurrentes, pero el componente líder es la benzocaína entre 5 y 20%. La benzocaína puede producir reacciones alérgicas en algunas personas.

Protectores orales tópicos

Se puede recubrir la úlcera con una capa protectora efectiva para reducir el rozamiento y proporcionar alivio temporal a los síntomas. En el mercado hay preparados para ese fin.

Enjuagues bucales

Los enjuagues bucales con productos como el Listerin (soluciones de base alcohólica de mentol, eucaliptol, timol, y salicilato de metilo) acelerarán el sanado de la lesión. Los enjuagues con disoluciones de sal de mesa (de 1 a 3 cucharaditas de sal en 4 a 8 onzas fluidas [120-240 ml] de agua al tiempo) pueden apaciguar la úlcera y se podrán usar después de la aplicación tópica de un fármaco. Del mismo modo, una pasta hecha con bicarbonato de sodio aplicada a la lesión por algunos minutos puede mitigar la irritación.

Analgésicos sistémicos

Los analgésicos de uso interno sin prescripción tales como la Aspirina; los antiinflamatorios no esteroideos, llamados AINEs (o NSAIDs en Inglés): ibuprofeno, ketoprofeno y naproxeno; así como el acetaminofeno proporcionan un alivio adicional del malestar bucal.
Las dosis recomendadas para estos analgésicos aparecen a continuación en las tablas 1 y 2.

Tabla 1. Dosis recomendadas de analgésicos sin prescripción para adultos.
Agente
Forma de la dosis
Dosis usual
Dosis máxima diaria
Aspirina
Tabletas de liberación inmediata, entero recubierta*, efervescente, masticable y de liberación extendida; cápsulas, supositorios; goma de mascar.
650-1000 mg cada 4 a 6 horas
4000 mg
Salicilato de colina
Solución oral
870 mg cada 3 a 4 horas
6 dosis
Salicilato de magnesio
Cápsulas
650 mg cada 4 horas o 1090 mg cada 8 horas
4.8 g
Salicilato de sodio
Tabletas, entero recubiertas
650 mg cada 4 horas
3900 mg
Acetaminofeno
Tabletas de liberación inmediata, de liberación extendida y masticables; cápsulas; cápsulas y tabletas de gel; gotas orales; elixir; suspensiones líquidas; soluciones
325-1000 mg cada 4 a 6 horas
4000 mg
Ibuprofeno
Tabletas de inmediata liberación y masticables; cápsulas; cápsulas de gel; gotas orales; suspensión.
200-400 mg cada 4 a 6 horas
1200 mg
Naproxeno sodio
Tabletas
220 mg cada 6 a 8 horas
660 mg
Ketoprofeno
Tabletas
12.5-25 mg cada 6 a 8 horas
75 mg


* Son tabletas que tienen un recubrimiento de protección solo soluble en los intestinos.


Tabla 2. Dosis pediátricas recomendadas para los analgésicos sin prescripción.
 
Agente
Dosis por peso corporal
Edad en años
Dosis individual en mg
Acetaminofenoa
10-15 mg/kg
menos de 2
Como lo indique el médico


entre 2 y 3
160


entre 4 y 5
240


entre 5 y 8
320


entre 9 y 10
400


11
480


12 o más
650
Aspirinaa
10-15 mg/kg
menos de 2
Como lo indique el médico


entre 2 y 3
162


entre 4 y 5
243


entre 6 y 8
324


entre 9 y 10
405


11
456


12 o más
650
Ibuprofeno
7.5 mg/kgb
6 meses a 12 años
Como lo indique el médico


más de 12 años
200-400 mg cada 4 a 6 horas (máximo 1200 mg/día)
Naproxeno sodio
No se recomienda
menos de 12 años
No se recomienda


mas de 12 años
220 mg cada 8 a 12 horas (máximo 600 mg/día)
Ketoprofeno
No se recomienda
menos de 16 años
No se recomienda


mas de 16 años
12.5 mg cada 6 a 8 horas (máximo 75 mg/día)
a Las dosis individuales se pueden repetir cada 4 a 6 horas según necesidad hasta 4 a 5 dosis diarias. No exceda 5 dosis en 24 horas.
b Máximo 30 mg/kg/día

Se puede agregar aquí que se pueden encontrar en el mercado medicamentos de uso interno que combinan diferentes analgésicos, o estos con cafeína o antihistamínicos, la efectividad de las combinaciones se ha demostrado en algunos casos pero en otros los resultados de los estudios se muestran contradictorios. Si va a utilizar alguna de estas combinaciones debe seguirse por las recomendaciones y dosis que vienen en el medicamento. No utilice los analgésicos sin prescripción no combinados adicionalmente al uso de los combinados, puede sobrepasar la dosis máxima recomendada de alguno de los componentes.



Otros temas sobre el uso de los medicamentos sin prescripción aquí.
Para llegar a la descripción de otras enfermedades humanas aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.