home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar


Contenido del artículo
Alopecia cicatricial.
Alopecia no cicatricial.
¿Como nace y crece el pelo?
Particularidades de los tipos de alopecia.
Síntomas de la caída del pelo.
Autotratamiento de la alopecia.

Caída del pelo

La caída del pelo, llamada coloquialmente calvicie, se llama técnicamente alopecia y en una buena parte de los países del mundo es tan común, aun entre las personas jóvenes, que muchos la consideran una cuestión normal que prácticamente no llama la atención. Aunque los hombres son los más afectados, también las féminas en algún momento de su vida experimentan una disminución de la cantidad de pelo. Aun con esa visión de "normalidad" en la caída del pelo, para muchas personas esta pérdida es una situación traumática que produce depresión y pérdida de la autoestima.

Son muchas las causas que pueden producir la caída del pelo, sin embargo, un número reducido de estas causas son las que producen la mayoría de los casos de calvicie. En términos generales la alopecia se puede separar en dos grandes grupos:


Alopecia cicatricial

La que se debe a la pérdida del pelo en zonas cicatrizales del cuero cabelludo y su aparición está vinculada a condiciones tales como:
1.- Lupus eritematoso discoide: Una enfermedad de tipo autoinmune de causa desconocida.

2.- Sífilis.

3.- Sarcoidosis: Otra enfermedad de carácter inmunológico de causa desconocida.

4.- Liquen plano: Es una enfermedad inflamatoria poco común que afecta la piel y la mucosa oral, de causa desconocida aunque pueden estar asociada a una reacción alérgica o inmunitaria y por lo general causa picazón.

Alopecia no cicatricial

Los tipos más comunes de esta alopecia son:
1.- Alopecia androgénica: que responde a un patrón de desarrollo hereditario. Es la forma más común de alopecia y se caracteriza por una caída progresiva del pelo del cuero cabelludo, esta condición afecta sobre de un tercio de los hombres de raza blanca y un sexto de las mujeres de la misma raza. En los hombres de raza blanca, la pérdida del cabello alcanza alrededor del 30% a los 30 años de edad y sobre el 50% a la edad de 50 años. Los hombres de raza negra tienen solo la cuarta parte de la probabilidad de pérdida del pelo prematuro comparado con los blancos.

2.- Alopecia areata: pérdida del pelo marcada por un ataque autoinmune?. Afecta a hombres y mujeres por igual en blancos y negros y su incidencia gira alrededor del 2% de la población, siendo en los niños y los jóvenes donde más se presenta (60%).

3.- Efluvio anágeno: caracterizada por el desprendimiento rápido del pelo que está en la etapa de crecimiento de la fase anágena (vea más abajo).

4.- Efluvio telógeno: caracterizada por el desprendimiento rápido del cabello establecido (fase telógena). Esta es una condición común y normalmente episódica en todo el mundo pero no se conoce con precisión su incidencia. Es una alopecia que no distingue de razas y puede ocurrir a cualquier edad. Los episodios son comunes en el primer año de vida. Se cree que los episodios se producen más en mujeres que en hombres motivados por los cambios hormonales postparto que son una causa frecuente de esta pérdida de pelo.

5.- Daño del pelo por uso de cosméticos.

6.- Tricotilomanía: una condición en la cual la persona de manera compulsiva hala y arranca el pelo propio.

¿Como nace y crece el pelo?

figura 1
Figura 1. Ubicación del folículo piloso en la piel

El pelo nace en una pequeña glándula conocida como folículo piloso que se extiende desde la superficie de la epidermis (la capa más superficial de la piel) hasta dentro de la dermis (la capa profunda de la piel). En el cuero cabelludo penetra un tanto en la hipodermis (la capa de grasa debajo de la piel). Vea la figura 1 a la derecha.  Note que el eje del folículo piloso esta inclinado un cierto ángulo con respecto a la linea de la superficie de la piel.

La parte más profunda del folículo piloso se expande para forma un bulbo que está recubierto por fibras nerviosas con sus respectivas terminales que componen el plexo de la raíz del pelo (obsérvelo en la figura 1). Cuando se dobla el pelo resultan estimuladas esas terminales nerviosas, convirtiendo consecuentemente, a los pelos en receptores muy sensibles del tacto.

Recubriendo el cuerpo hay dos tipos de pelos:

1.- Vello: el vello es el pelo fino y pálido que recubre el cuerpo en los niños y los adultos.

2.- Terminal: el pelo terminal es el pelo grueso que crece en el cuero cabelludo y en las cejas. Aparece en las axilas y el pubis durante la pubertad en ambos sexos y en la cara y pecho (pero también en brazos y piernas) de los varones. Este crecimiento de pelo terminal se produce en respuesta al estímulo producido por las hormonas masculinas llamadas andrógenos entre las que la testosterona es la más importante.

Estructura del folículo piloso

Una protuberancia como un pequeño pezón del tejido de la dermis penetra en la base del folículo piloso y se conoce como papila dérmica.(Vea la figura 2) Esta papila dérmica está muy irrigada por capilares sanguíneos que suministran los nutrientes a los pelos en crecimiento.

La pared del folículo piloso está compuesto de una vaina externa de la raíz, de tejido conectivo derivada de la dermis, y una vaina interna epitelial de la raíz derivada primariamente de la epidermis. Ambas vainas están separadas por una gruesa membrana conocida como membrana vítrea.

Las vainas externa e interna se van afinando a medida que bajan en el bulbo de forma que la papila dérmica solo está cubierta por una capa simple de células de tejido epitelial. Por encima de esta lámina de células está la matriz del pelo, que es el área del bulbo donde se produce la activa división celular que da lugar al pelo.

Cuando las señales químicas que llegan desde la papila alcanzan la matriz, algunas de sus células migran hacia la papila y se dividen para formar nuevas células. A medida que las nuevas células se van creando en la matriz, estas empujan hacia arriba a las viejas, las que se funden y queratinizan para morir formando parte de pelo nuevo que crece en la dirección del folículo hacia el exterior.

Cada folículo piloso presenta ciclos de crecimiento, en cada ciclo se suceden tiempos de crecimiento del pelo (fase anágena) y de inactividad (fase telógena) separadas por una fase de transición conocida como fase catágena. Cuando la matriz del folículo está inactiva en la fase telógena la base del folículo y su bulbo se atrofian un tanto, luego del "descanso" la matriz recupera su actividad en la fase anágena y comienza a formar un pelo nuevo para reemplazar al viejo que se cae, o es empujado hacia afuera por el nuevo.
Folículo piloso
Figura 2. Estructura del folículo piloso


La vida del pelo es variable, los folículos del cuero cabelludo se mantienen activos en la fase anágena por años (unos cuatro como promedio) luego se hacen inactivos en la fase telógena por unos pocos meses. No todos los folículos están en la misma fase del ciclo al mismo tiempo, normalmente solo un pequeño porcentaje está en la fase de caída lo que nos da un promedio de unos 90 pelos perdidos diarios en el cuero cabelludo. La larga temporada activa del folículo explica por que el pelo de la cabeza puede alcanzar tal longitud. Por su parte los folículos de las cejas, por ejemplo, solo están activos unos tres a cuatro meses y eso explica la pequeña longitud de los pelos de esta área.

Acompañando al folículo piloso está una glándula sebácea cuyas secreciones aceitosas lubrican el pelo y el cuero cabelludo. El cuero cabelludo humano tiene aproximadamente entre 100 000 y 150 000 folículos pilosos distribuidos uniformemente. Para la tercera década de vida la cantidad de folículos pilosos del cuero cabelludo disminuye aproximadamente a la mitad de los que había al nacer.

Tanto el folículo piloso como la glándula sebácea segregan enzimas que convierten a los andrógenos débiles presentes, a las hormonas testosterona y dihidrotestosterona. Ambas hormonas estimulan la vascularización y el metabolismo del folículo. Además, está presente en la porción baja de la vaina de la raíz la enzima aromatasa que convierte ciertos andrógenos a estrógenos. Se cree que la combinación de estas enzimas mantiene el balance de andrógenos en el folículo y por tanto regulan los ciclos de crecimiento del pelo.

Particularidades de los tipos de alopecia.

Alopecia androgénica

En la alopecia androgénica el folículo piloso experimenta una miniaturización escalonada y un cambio en la dinámica de crecimiento. Con cada ciclo sucesivo de la dinámica del pelo, la fase anágena (de crecimiento) se hace más corta y la fase telógena (de descanso) se hace más larga. Como el pelo en la fase telógena se desprende, esta relación cambiante entre los tiempos de las diferentes fases trae como consecuencia, con el decursar del tiempo, una disminución neta de la cantidad de pelo. También la fase catágena se va haciendo más larga en duración contribuyendo con ello a la disminución del número de pelos.

A medida que el pelo telógeno se cae, se va sustituyendo gradualmente por pelo de tipo vello o por pelos anágenos que son tan cortos que no alcanzan la superficie de la piel. Aunque la miniaturización de los folículos pilosos puede ser abrupta, existen tratamientos farmacológicos que pueden producir el desarrollo agrandado de estos folículos anágenos en un plazo tan corto como un ciclo de crecimiento del pelo.

El efecto de los andrógenos depende del sitio en particular, así los folículos axilares, púbicos, del pecho y de la cara responden a los andrógenos produciendo pelos terminales, mientras que los folículos del cuero cabelludo lo hacen generando vello. Se cree que el andrógeno dihidrotestosterona, que surge por efecto de la enzima 5-α-reductasa sobre la testosterona, es el principal represor del crecimiento del pelo, y el hecho de que hay un incremento de la conversión de la testosterona a dihidrotestosterona por la enzima 5-α-reductasa en las zonas calvas de las mujeres con alopecia estrogénica es un elemento a favor de esta suposición. Las mujeres con alopecia estrogénica rara vez pierden todo el pelo debido a que tienen en general menos 5-α-reductasa y además una mayor cantidad de aromatasa que convierte la testosterona a estradiol.

La tasa de progreso de la pérdida de cabello parece estar influenciada genéticamente.


Alopecia areata

Esta pérdida de pelo por auto-ataque inmunológico contra una diana desconocida se cree que recide en que los linfocitos T? del sistema inmunológico combaten un antígeno que está normalmente secuestrado. Se piensa que la manifestación del gen que produce esta enfermedad se dispara por hechos tales como microtraumas, inflamación neurogénica?, y sustancias antigénicas microbiales. Una forma muy severa y rara de esta enfermedad se conoce como alopecia universal en la cual se pierde todo el pelo del cuerpo.

Efluvio telógeno

Este desarreglo pertenece a las alopecias no hereditarias y no presenta un patrón característico de la pérdida del pelo, de modo que la calvicie puede ser asimétrica (diferente en ambos lados del cuero cabelludo). Se cree que se origina por estrés fisiológico ya que esta condición puede ser una complicación de, o causada por, lo siguiente:

1.- Enfermedad aguda que involucre fiebre, infecciones severas por virus, hongos, o protozoos; cirugía mayor; o trauma severo. El comienzo de la pérdida del pelo puede suceder lo mismo en una semana como en varios meses después del hecho inductor.

2.- Enfermedades crónicas tales como cáncer, lupus eritematoso sistémico, enfermedad terminal de los riñones, o enfermedad del hígado.

3.- Cambios hormonales que se producen durante el embarazo o que siguen a este, desórdenes endocrinos tales como el hipertiroidismo?, así como descontinuar el uso de medicamentos que contengan estrógenos.

5.- Cambios en la dieta que conduzcan a la anorexia?; la ingestión en la dieta de metales pesados como el selenio, el arsénico y el talio; desnutrición severa referente al consumo de proteínas, hierro, ácidos grasos esenciales, cinc, o biotina.

6.- El uso de ciertos medicamentos.

Efluvio anágeno


Los medicamentos que reducen el ritmo de la división celular (antimicóticos) tales como los que se usan en la quimioterapia para tratar el cáncer, y aquellos usados para inhibir la lactación (ejemplo: bromocriptina), pueden causar la disminución del diámetro del vástago del pelo en crecimiento (fase anágena) por lo que se puede fracturar y caer, o dejar de crecer.

Una enfermedad que se caracteriza por la pérdida del pelo anágeno se conoce como síndrome del pelo suelto una enfermedad de causa desconocida en la cual el pelo en crecimiento se desprende fácilmente del cuero cabelludo cuando se tira de él. Esta condición se diagnostica con mayor frecuencia en niños, principalmente en hembras.

Otras alopecias

Por otro lado, algunas enfermedades, ciertos productos de cuidado del pelo, y métodos de tratamiento y aseo del cabello han sido asociados con la alopecia cicatricial. Entre estos están:

1.- La tirantez permanente del pelo puede producir alopecia por tracción, la que se ve principalmente en niños que trenzan su cabello apretadamente todos los días. El trenzado afecta el folículo piloso lo que trae como consecuencia que el pelo se afloje y rompa.

2.- Las personas que usan humectantes aceitosos para hacer más manejable su pelo y para detener la descamación del cuero cabelludo pueden desarrollar foliculitis (inflamación de los folículos pilosos) con el resultado de la pérdida del cabello.

3.- Los peines calientes usados para alisar el cabello pueden causar inflamación del cuero cabelludo y conducir a una alopecia cicatricial.

4.- Enfermedades papuloescamosas crónicas del cuero cabelludo como la psoriasis y la dermatitis seborréica (inflamación de la piel por excesiva secreción de grasa en las glándulas sebáceas) puede producir alopecia cicatricial.

5.- La tiña capitis mal tratada o descuidada puede inducir la caída del pelo.

Síntomas de la caída del pelo.

Alopecia androgénica

En la alopecia androgénica el cuero cabelludo no presenta ningún signo de inflamación o marcas. La pérdida del pelo es gradual y no se nota un cambio abrupto en el número de pelos dejados en el peine o cepillo al peinarse, ni tampoco durante el restregado con champú durante el baño y esto contrasta con otras alopecias.

En los hombres, típicamente comienza con apariencia inofensiva y rara vez se inicia antes de la pubertad. Su progreso es considerablemente variable con unos 3 a 6 meses de caída del pelo acelerada y luego seguido por un plazo de entre 6 a 18 meses sin pérdidas apreciables. En la mayoría de los hombres se necesita entre 15 y 25 años para perder el pelo. El patrón de calvicie o del clareo del pelo, o ambas, usualmente se produce en la parte trasera alta de la cabeza (vertex), la linea de cabello frontal y en la región occipital (la zona trasera de la cabeza inmediatamente sobre el cuello). La caída comienza con el desplazamiento hacia atrás de la linea frontal del cabello y continua con la dilución del pelo en el vertex hasta que todo lo que queda de cabello son dos franjas laterales en la cabeza.

En las mujeres con alopecia androgénica la pérdida del pelo típicamente es más difusa. Existe un marcada tendencia a mantener la linea frontal del cabello y la pérdida de pelo consiste en una dilución difusa en toda la corona de pelos. La densidad de pelos se mantiene normal pero su longitud no. El cuero cabelludo de la mujer mostrará una alta densidad de pelo, pero los pelos serán más delgados que lo normal, cortos y aguzados.

Padecer alopecia androgénica en la mujer es un signo que hace sospechar de hiperandrogenismo (un exceso de andrógenos), el que usualmente está acompañado de acné significativa,, hirsutismo (vellosidad en otras partes del cuerpo), irregularidades menstruales, e infertilidad. Los excesos de andrógenos pueden ser síntomas de algún padecimiento serio subyacente como diabetes mellitus, enfermedad cardiovascular y cáncer endometrial?.

Andropecia areata

La pérdida del pelo autoinmune tiene tres etapas:

1.- Caída súbita del pelo en parches.

2.- Agrandamiento de los parches.

3.- Rebrote del pelo.


El ciclo puede tomar meses, e incluso años y puede ocurrir en cualquier área del cuerpo provista de pelos, sin embargo, a menudo no se produce en el pelo axilar, púbico o de otras áreas del cuerpo. Por otro lado las pestañas y cejas se pueden perder, y pueden ser únicamente las zonas afectadas. Una parte pequeña (5%) de las personas con esta alopecia pierden totalmente el pelo de la cabeza, condición llamada alopecia total, y una parte más pequeña aun (1%), pierden todos los pelos del cuerpo completo incluyendo la cabeza (alopecia universal). La caída del pelo puede estar acompañada, o precedida, por anormalidades en las uñas como picaduras, así como también escozor, hormigueo, ardor u otras sensaciones de tipo doloroso en el parche donde se cae el pelo.

Efluvio telógeno

El efluvio telógeno se caracteriza por la pérdida del pelo de forma difusa sin la presencia de marca alguna en el cuero cabelludo. Usualmente tiene su origen en disturbios metabólicos u hormonales o por medicamentos. La forma abrupta o aguda se considera aquella en la que la caída del pelo dura hasta 6 meses, mientras la forma crónica lo hace más de ese tiempo. El fenómeno inductor de la caída del pelo generalmente precede la pérdida entre 1 y 6 meses, lo que hace muy difícil determinar el agente causal.

Efluvio anágeno

Esta alopecia tiene muchas características comunes con la alopecia telógena, y se diferencia de esta en que los pelos involucrados en la pérdida son mayoritariamente anágenos los que dejan de crecer o lo hacen muy poco.

Una forma de determinar cuantitativa y cualitativamente la pérdida de cabello y permite diagnosticar el tipo de alopecia (telógena o anágena) la hace un proveedor de cuidados de la salud a través del llamado ensayo de tracción de pelo, en el cual se hala con suavidad de unos 15 a 20 cabellos del cuero cabelludo hasta arrancarlos. Si más del 25% de los pelos extraídos están en la fase telógena se está ante un caso de efluvio telógeno. El pelo telógeno tiene un bulbo blanco y no tiene una cubierta gelatinosa, mientras el pelo anágeno presenta ambos.

Autotratamiento de la alopecia

La meta del tratamiento de la alopecia es restaurar la apariencia personal ya sea usando métodos cosméticos de camuflaje o, cuando es aplicable, con el uso del fármaco sin prescripción monoxidil par hacer rebrotar el pelo. Es necesario acudir al médico y no autotratarse en los casos siguientes:

1.- Si se tiene menos de 18 años de edad.

2.- En caso de embarazo o durante la lactancia.

3.- Si se ha abandonado recientemente el uso de anticonceptivos orales.

4.- Si no se tiene historial familiar de alopecia.

5.- Si se sospecha de que la pérdida del pelo se debe a disfunción endocrina, tratamiento médico, o uso de medicamentos, así como en caso de deficiencias en la dieta.

6.- Caída del pelo abrupta en parches.

7.- Lesiones en la piel que indiquen una enfermedad autoinmune o una infección.

8.- Descamación, quemadura solar u otro daño en el cuero cabelludo.

9.- Pérdida de las cejas o las pestañas.

10.- Cambios en las uñas.

11.- Si es mujer y está perdiendo el pelo.

12.- Mujer con pérdida del pelo postparto.

Terapia no farmacológica

Si se tiene una disminución de la densidad de pelo, la situación se puede disimular con el uso de una peluca u ondulando el pelo que queda. El caso de pérdida dramática de pelo puede ser una situación emocionalmente traumatizante para el individuo, a tal punto que requiera asesoramiento a fin de recuperar su autoestima, pero una buena peluca (que en la actualidad son excelentes) puede ser la solución al problema. Cuando las pérdidas de cabello son menos severas la solución se puede llevara a cabo con el uso de aerosoles de pelo, geles, colorantes, permanentes, o con el uso de productos tópicos? con fibras de relleno que "reconstruyen" el cabello, usados con moderación. Estos productos producen la ilusión de plenitud de pelo sin incrementar la tasa de su caída.

El efluvio telógeno agudo normalmente se resuelve espontáneamente de modo que el autotratamiento se limita solo a tener paciencia de forma tranquila. Cuando esta calvicie es crónica se resuelve también, pero en un plazo más largo por lo que debe mantener la calma y esperar con paciencia la solución.

Si la pérdida de pelo se debe a una situación traumática para este, como el trenzado tenso del pelo, (alopecia por tracción), el uso de aceites que conlleven a foliculitis, o el arranque compulsivo del cabello (tricotilomanía) la situación se revierte normalmente si se abandonan tales prácticas, aunque para el caso de la foliculitis se puede obtener beneficio adicional si se usa champú antibacterial.

Terapia farmacológica

Actualmente el producto que se puede comprar sin prescripción para hacer rebrotar el pelo es el monoxidil tópico al 2% o al 5% en un vehículo hidroalcólico (alcohol y agua).

El monoxidil tópico está indicado para la alopecia androgénica tanto en hombres como en mujeres. Para el caso de los hombres se indica para la calvicie en la corona de la cabeza y para la dilución del pelo en las mujeres en la región frontoparietal. El producto al 2% se usa tanto para mujeres como para los hombres, mientras que el de 5% es solo para hombres. Cuando la caída del pelo no se adecúa al patrón de comportamiento de la alopecia androgénica, o esta se produce de manera súbita se debe consultar el médico antes de usar monoxidil. No se usa el monoxidil tópico al 5% en mujeres debido a que puede aumentar el riesgo de crecimiento de pelo facial.

Los hombres sometidos a trasplante de cabello en la que los folículos presentes en el área del trasplante pueden ser viables pero no funcionando óptimamente, el uso del monoxidil tópico puede incrementar la densidad de pelo, aumentar la velocidad de rebrote en los folículos trasplantados, y complementar los resultados de la cirugía minimizando la posibilidad de que progrese la caída de pelo.

Pueden transcurrir aproximadamente 4 meses con el monoxidil tópico al 2% y 2 meses con el de concentración 5% para que se estimule el crecimiento del pelo, el que usualmente es descolorido, blando y corto al principio. A medida que pasa el tiempo de tratamiento, el pelo gradualmente madura y comienza a parecer igual que el pelo terminal existente. Si no se obtienen resultados de crecimiento de pelo incrementado en 12 meses en los hombres, o en 8 meses en las mujeres, después de estar usando el monoxidil al 2%, se debe considerar abandonar el tratamiento. Para el caso del monoxidil tópico al 5%, si después de cuatro meses de tratamiento el incremento de la densidad de pelo falla, también debe considerarse abandonar el tratamiento. Pero si se logran avances en el crecimiento de pelo durante los plazos indicados, el tratamiento deberá continuarse de manera indefinida. En muchas personas, el aumento de la densidad de pelo es mínimo de modo que la respuesta del tratamiento es difícil de evaluar. Una vez que se abandona el uso del fármaco, la densidad de pelo vuelve al estado original en el plazo de meses. Una importante consecuencia adicional del tratamiento es el retardo o la parálisis de la continuación de la pérdida del pelo.



Otros temas sobre el uso de los medicamentos sin prescripción aquí.
Para llegar a la descripción de otras enfermedades humanas aquí.
Para ir al índice general del portal aquí