home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Salida de los dientes

No todos los bebés sufren de molestias cuando le salen los dientes, pero para aquellos que las sufren hay medicamentos sin prescripción que ayudan en el alivio.

La dentición

La dentición es la erupción de los dientes caducos (que se caen) a través de los tejidos de la gingiva (encía). Usualmente este proceso natural fisiológico transcurre sin eventualidades, sin embargo durante ese tiempo se pueden producir disturbios en el sueño e irritabilidad en algunos infantes.

Los primeros dientes comienzan a aparecer aproximadamente a los 6 meses de edad cuando los incisivos centrales de la mandíbula inferior brotan, y la dentadura estará completa cuando surgen los segundos molares superiores a la edad de 24 meses. A la edad de 6 años comienza el proceso de reemplazar los dientes deciduos "de leche" por los dientes permanentes. Para los 14 años de edad se completa la sustitución de los dientes deciduos por los permanentes pero los terceros molares (cordales) no irrumpen normalmente hasta los 17-21 años de edad.

Signos y síntomas de molestias en la dentición

Mamelones
Figura 1. Protuberancias o "mamelones" en los incisivos emergentes.

La dentición no se asocia con vómitos, diarreas, congestión nasal, malestar general, fiebre o sarpullido y estos síntomas pueden deberse a infecciones en los oídos o estomacales. No obstante es posible la aparición de dolor leve, irritación, enrojecimiento o hinchazón ligera en las encías como acompañantes de los disturbios del sueño o la irritabilidad del bebé.

En algunas ocasiones se forman abultamientos blandos y redondeados de tono azulado sobre los incisivos y los molares que emergen. Estos abultamientos no se deben a infección y desaparecen solos de forma normal sin tocarlos. También es posible que en ciertos niños los dientes emergentes tengan tres puntas protuberantes en el borde de corte de los incisivos en lugar de una linea recta (figura 1), pero esto desaparece cuando los dientes comiencen a presionar contra la dentición opuesta. Si estas puntas son filosas e irritan la lengua, el dentista puede alisar los bordes para reducir el problema.

Tratamiento de las molestias en la dentición.

Los padres deben tener cuidado a la hora de contener el malestar durante la dentición del bebé. Los abultamientos que se producen en la encía por encima de  los dientes que intentan emerger es normal y no se debe interferir en el proceso para que se resuelva de manera espontánea. Si se hace un corte o se pincha el abultamiento se puede producir una cicatriz que puede demorar la salida del diente. Se pueden tomar diversas medidas no farmacológicas para lograr alivio y estas son primariamente las que se deben utilizar, el uso de fármacos sin prescripción debe hacerse con mucho cuidado.

Meta del tratamiento

La meta del posible auto-tratamiento debe ser aliviar las molestias o el dolor en las encías a fin de mejorar el sueño del infante si este se ve perturbado, o reducir su irritabilidad.

Terapia no farmacológica

Los masajes en la encía alrededor del diente emergente pueden aliviar el malestar, y esta actividad se puede llevar a cabo si el bebé coopera. Los bebés se sienten mas confortables si se les da algún "mordedor", "chupete", un trozo de paño húmedo y frío o algún alimento que pueda mordisquear como una tostadas seca.

Terapia farmacológica


Los fármacos que se pueden utilizar para la dentición están limitados a analgésicos tópicos (de uso externo) aprobados para su uso en infantes, así como analgésicos sistémicos (de uso interno) en dosis pediátricas. 

Analgésicos tópicos

Los analgésicos tópicos usados en los bebés son preparados en forma de líquidos o geles que contienen usualmente benzocaína entre 7.5 y 10%. Adquiera solo los analgésicos que sean expresamente indicados en las etiquetas para el alivio durante la dentición, los preparados para adultos pueden contener hasta 20% de benzocaína y esta concentración es demasiado elevada para infantes y puede, incluso, producir su muerte. También se puede encontrar en el mercado analgésicos tópicos conteniendo fenol o eugenol (aceite de clavo de olor). Siempre será mejor utilizar preparados de base acuosa y evitar aquellos que tengan alcohol en su formulación.

Los preparados en forma de gel son mas prácticos ya que no "gotean" cuando se aplican. Siga al pie de la letra las instrucciones del producto, recuerde que un bebé no es un adulto pequeño.

Analgésicos sistémicos.

Los analgésicos sistémicos en dosis pediátricas, por ejemplo acetaminofeno, se pueden usar para aliviar las molestias y los dolores durante la dentición. A continuación en la tabla 1 se brindan las dosis pediátricas recomendadas para el uso de analgésicos sistémicos. Observe que para los infantes, en todos los casos, solo el médico puede indicar la dosis.

Tabla 1. Dosis pediátricas recomendadas para los analgésicos sin prescripción.

Agente
Dosis por peso corporal
Edad en años
Dosis individual en mg
Acetaminofenoa
10-15 mg/kg
menos de 2
Como lo indique el médico


entre 2 y 3
160


entre 4 y 5
240


entre 5 y 8
320


entre 9 y 10
400


11
480


12 o más
650
Aspirinaa
10-15 mg/kg
menos de 2
Como lo indique el médico


entre 2 y 3
162


entre 4 y 5
243


entre 6 y 8
324


entre 9 y 10
405


11
456


12 o más
650
Ibuprofeno
7.5 mg/kgb
6 meses a 12 años
Como lo indique el médico


más de 12 años
200-400 mg cada 4 a 6 horas (máximo 1200 mg/día)
Naproxeno sodio
No se recomienda
menos de 12 años
No se recomienda


mas de 12 años
220 mg cada 8 a 12 horas (máximo 600 mg/día)
Ketoprofeno
No se recomienda
menos de 16 años
No se recomienda


mas de 16 años
12.5 mg cada 6 a 8 horas (máximo 75 mg/día)
 
a Las dosis individuales se pueden repetir cada 4 a 6 horas según necesidad hasta 4 a 5 dosis diarias. No exceda 5 dosis en 24 horas.
b Máximo 30 mg/kg/día.



Otros temas sobre el uso de los medicamentos sin prescripción aquí.
Para llegar a la descripción de otras enfermedades humanas aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.