home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Minerales como micro nutrientes

Los minerales esenciales en el cuerpo se pueden dividir en tres grupos de acuerdo a la cantidad biológica necesaria de ellos:

1.- Los macro minerales: calcio, hierro, magnesio, fósforo, sodio, potasio y otros.

2.- Los minerales en trazas: de los que se necesitan cantidades muy pequeñas, cromo, cobalto, cobre, manganeso, zinc, flúor.

3.- Los minerales en ultra trazas: de los que son necesarias cantidades ínfimas: arsénico, boro, níquel, yodo, molibdeno, selenio, silicio y probablemente el litio y vanadio pero para estos últimos dos se requieren más estudios.

Un cuarto grupo que puede estar presente en los tejidos pero que no se consideran esenciales puede ser: bromo, cadmio, plomo


En la constitución del cuerpo humano aproximadamente el 4% es de minerales, los que comúnmente se obtienen de los alimentos y el agua que se consume y se almacenan en los tejidos. A los minerales se les coloca en el grupo de micro nutrientes, ya que las cantidades necesarias son mucho menores que las de los llamados macro nutrientes, carbohidratos, proteínas y grasas.

Estos micro nutrientes están presentes en diferentes arreglos en compuestos orgánicos como las fosfoproteínas, los fosfolípidos, la hemoglobina y otras; funcionando como constituyentes de hormonas, enzimas, y vitaminas; en forma de compuestos inorgánicos como el cloruro de sodio, cloruro de potasio, el fosfato cálcico etc.

Los diferentes tejidos del cuerpo pueden contener variadas cantidades de minerales, por ejemplo los huesos tienen grandes cantidades de fósforo, calcio y magnesio; y los tejidos blandos abundante potasio.

Se requiere una dieta bien balanceada para mantener un buen balance mineral, la determinación de las cantidades óptimas de ingestión de minerales en los humanos se mantienen aun imprecisas y el índice de consumo adecuado (CA) solo se ha establecido para un grupo reducido de los minerales que se usan en trazas y ultra trazas por el cuerpo.

Es bueno aclarar, que además de la ignorancia común sobre las cantidades adecuadas, tampoco se conocen los efectos adversos del consumo de altas dosis de suplementos minerales por largo tiempo. Otra cuestión importante es el hecho de que la ingestión de dosis grandes de un mineral puede reducir la bio-disponibilidad de otros minerales o vitaminas.

Macro minerales 

Calcio

El elemento metálico (catión) mas abundante del cuerpo es el calcio. Aproximadamente el 99% del calcio está en el esqueleto y el 1% restante en los líquidos extra celulares, en las estructuras intracelulares y en las membranas celulares. El calcio es el componente mayoritario de huesos y dientes. El calcio de los huesos no es estático, este está en un constante proceso de resorción (regreso a los líquidos del cuerpo) y formación. En las personas de avanzada edad la resorción predomina sobre la formación, de modo que los huesos tienen la tendencia a ponerse porosos y frágiles lo que conduce a la osteoporosis. El efecto puede minimizarse fomentando el consumo óptimo de calcio durante el ciclo de vida así como con la participación en ejercicios adecuados de levantamiento de pesas.

Función

El calcio es importante por muchas razones: activa un grupo de enzimas; incrementa la permeabilidad de las membranas de las células; ayuda en la absorción de la vitamina B12 ; regula la extensión y relajación de los músculos, y cataliza varias etapas de la activación de los factores de coagulación del plasma sanguíneo. También es necesario para la integridad funcional de muchas células, especialmente aquellas del sistema neuromuscular y el sistema cardiovascular.

La absorción del calcio la regula el intestino delgado, de forma que si el contenido intestinal tiene poca cantidad, la absorción es relativamente mayor que si el contenido es rico en calcio.

Fuentes naturales de calcio.


Las fuentes naturales ricas en calcio son: la leche y los productos lácteos, las sardinas, las almejas, las ostras, las hojas del nabo y las hojas de la mostaza. La etapa de adolescencia, que se caracteriza por un rápido crecimiento y maduración de los huesos, necesita el consumo cantidades adecuadas de calcio desde productos lácteos, y en particular leche, o usando suplementos dietéticos. Los adultos alcanzan el consumo adecuado (CA) por incorporación de productos lácteos en la dieta. La leche descremada contiene como promedio unos 300 mg de calcio por cada 0.24 litros (8 onzas fluidas) y como dosis alternativa se pueden usar suplemento nutricionales que se toleran usualmente bien hasta menos de 2 gramos diarios.

Deficiencias

La disminución del nivel de calcio puede tener consecuencias profundas y diversas que incluyen: convulsiones, tetania (contracciones dolorosas de los músculos de las extremidades), desórdenes de personalidad y comportamiento, retardo metal y de crecimiento, y deformidades en los huesos (las mas comunes son el raquitismo en los niños y la osteomalacia en los adultos). Los cambios que ocurren durante la osteomalacia incluyen: huesos blandos, dolores en los huesos de las piernas y de la espalda baja que recuerdan reuma, debilidad general con dificultades para caminar y fracturas espontáneas.

Las causas comunes de hipocalcemia (poco calcio en los líquidos del cuerpo) y los desórdenes consecuentes asociados al esqueleto son: síndromes de mala absorción; hipoparatiroidismo (baja funcionalidad de las glándulas paratiroides); deficiencias de vitamina D; fallo renal con activación débil de la vitamina D; terapia prolongada con anticonvulsivos; bajo consumo de calcio en la dieta, especialmente durante los períodos de alta necesidad, como en el rápido crecimiento, el embarazo y la lactancia; así como entre las personas de avanzada edad. 

Dosis

Las dosis de consumo adecuado de calcio aparecen en la tabla 1. Las dosis adicionales a los alimentos partiendo de suplementos nutricionales sin prescripción se usan para la prevención de las deficiencias de calcio que pueden resultar en raquitismo, la osteomalacia y la osteoporosis. La dosis máxima tolerada sin efectos adversos es de 2.5 gramos por día para todas las personas mayores de 1 año de edad.

En estudios llevados a cabo con la utilización de suplementos de calcio de 1200 mg diarios durante 3 ciclos menstruales han sido útiles en la reducción de los síntomas del síndrome premenstrual. El American College of Obstetrics and Gynecology de los Estados Unidos recomienda el uso sistemático de suplementos de calcio en las mujeres con síndrome premenstrual.

Debe tener en cuenta que los suplementos de calcio pueden potencialmente producir estreñimiento por lo que se recomienda, en este caso, mantener una adecuada hidratación, consumir fibras dietéticas y hacer ejercicio. Además la absorción del calcio es mejor si la cantidad diaria se divide en dosis de 500 mg 3 veces al día junto con los alimentos.

Las dosis que aparecen en la tabla 1 se refieren a la cantidad de calcio elemental. Debido a que la etiqueta del producto indica los mg de la sal, es muy fácil cometer errores a la hora de determinar la cantidad del suplemento que se debe ingerir. Usted debe calcular la cantidad neta de calcio elemental ingerido teniendo en cuenta el porcentaje de calcio en cada caso y para ello puede basarse en los datos siguientes que muestran la cantidad de calcio en % de las diferentes sales que se usan en los preparados:

1.- Carbonato 40%.

2.- Citrato 21%.

3.- Lactato 18%.

4.- Gluconato 9%.

5.- Fosfatos entre 23 y 39%.

El carbonato y el fosfato de calcio son insolubles en agua y deben injerirse con los alimentos para mejorar la absorción. Las personas que necesiten suplementos de calcio y tomen medicamentos inhibidores de la histamina2 (cimetidina, ranitidina  famotidina y nizatidina) o de la bomba de protones (omeprazol y lansoprazol) pueden tener que utilizar una sal soluble como el citrato de calcio, el lactato de calcio o el gluconato de calcio.

Efectos adversos

El calcio en dosis mayores de 2 gramos por día puede ser tóxico. Si se usan grandes cantidades como suplemento dietético o como anti-ácido se pueden producir altos contenidos de calcio en la orina y cálculos renales, los que pueden llegar en última instancia a daño renal. También es posible la hipercalcemia (demasiado calcio en los fluidos del cuerpo) y sus consecuentes síntomas: anorexia (falta de apetito), náuseas, vómitos, estreñimiento y poliuria (orinar demasiada cantidad de líquido al día), especialmente en aquellas personas que toman preparados con altas cantidades de vitamina D. La hipercalcemia puede producir la calcificación de los tejidos blandos.

Interacción con fármacos

Las dosis altas de suplementos de calcio reducen la absorción del zinc, del hierro y otros minerales. Los antiácidos con aluminio, los fosfatos, la calcitonina, la furosemida, el magnesio, la colestiramina y algunos anticonvulsivos bajan la cantidad de calcio en el suero. El calcio reduce la absorción de los antibióticos tetraciclinas y fluoroquinolonas, por lo que el suplemento debe tomarse 2 horas antes o 6 horas después del antibiótico.

Tabla 1. Ingestión de calcio recomendada para individuos*.
Escenario de vida
Cantidad
(mg/día)
Infantes

0-6 meses
210
7-12 meses
270
Niños

1-3 años
500
4-8 años
800
Varones

9-13 años
1300
14-18 años
1300
19-30 años
1000
31-50 años
1000
51-70 años
1200
mas de 70 años
1200
Hembras

9-13 años
1300
14-18 años
1300
19-30 años
100
31-50 años
1000
51-70 años
1200
mas de 70 años
1200
Embarazo

18 años o menos
1300
19-30
1000
31-50
1000
Lactante

18 años o menos
1300
19-30
1300
31-50
1300
 * Según El Institute of Medicine, National Academies de los Estados Unidos.


Hierro

El hierro está ampliamente disponible en los alimentos en los países desarrollados. La absorción del hierro en los intestinos esta controlado de acuerdo a las necesidades de este elemento por cuerpo, por las condiciones existentes en el espacio interior intestinal, el tipo de fuente alimenticia proveedora, los componentes alimenticios de la comida ingerida tal como el contenido de vitamina C.

Función

El hierro juega un papel primordial en el transporte de oxígeno del cuerpo. En el organismo, el hierro puede estar de dos formas: funcional o almacenado. El hierro funcional se encuentra en la hemoglobina (una proteína compleja de la sangre encargada de transportar el oxígeno de la respiración a las células), mioglobina (una proteína muy parecida a la hemoglobina en estructura y función presente en los músculos), la enzimas que contienen hemo (una estructura química presente en algunas proteínas), y la transferina (una proteína constituida por estructuras complejas de azúcares unidas por hierro). El hierro almacenado está primariamente en la hemoglobina de los glóbulos rojos que contiene entre el 60 y el 70% del hierro total del cuerpo, el resto está primariamente almacenado cono ferritina (una proteína que retiene hierro y lo libera de acuerdo a las necesidades del cuerpo) y la hemosiderina (un compuesto derivado de la hemoglobina cuando hay hierro sobrante) y que aparecen en la mucosa intestinal, el hígado, el bazo, y la medula ósea.

Fuentes naturales de hierro

Las formas naturales de hierro se encuentran en los alimentos en dos formas:  el hierro hemo y el hierro no hemo. El hierro hemo está en las carnes y es razonablemente bien absorbido, mientras que el hierro no hemo, tal como el que se encuentra en los granos enriquecidos y los vegetales de hojas verde oscuro resulta en la fuente mayoritaria de hierro en la alimentación, pero es pobremente absorbido. Por esta causa las cantidades de hierro publicadas en la composición de los alimentos resultan engañosas principalmente porque la absorción de este depende de la fuente en particular. No obstante, se puede calcular la absorción de hierro de un alimento dado asumiendo que el cuerpo utiliza el 10% del hierro total (hemo + no hemo) presente, si no hay carencia de hierro en el organismo. Si falta hierro en el cuerpo la absorción y utilización puede alcanzar hasta el 20% del contenido en la dieta promedio. Este estimado no se cumple si no hay hierro hemo en el alimento.

Deficiencias

Los síntomas mas tempranos de la deficiencia de hierro son vagos, se puede producir palidez y fatiga sin mucho esfuerzo, pero estos síntomas no siempre se pueden relacionar solo a falta de hierro. Otros signos que se relaciona con la anemia debida a deficiencias de hierro son las uñas  divididas o "en forma de cuchara", dolor en la lengua, estomatitis angular (inflamación de la mucosa oral en la comisura de los labios o en un rincón de la boca), y falta de aire cuando se hace ejercicio. Se ha reportado sensación de frío y adormecimiento o insensibilidad en las extremidades. La disminución de la cantidad de hemoglobina, ya sea por el número de glóbulos rojos o por la cantidad de esta en ellos, es típica de la deficiencia de hierro.


La anemia por deficiencia de hierro es un problema clínico muy extendido y la forma mas común de anemia en muchas partes mundo. Aunque causa relativamente pocas muertes en las zonas con acceso a atención médica regular, contribuye a la salud pobre y a un rendimiento por debajo del óptimo de muchas personas. Las deficiencias de hierro se pueden deber a una mala dieta, la mala absorción, el embarazo, la lactancia y la pérdida de sangre.

La excreción del hierro contenido en el cuerpo por la orina, las heces y la piel es pequeña, esto implica que las deficiencias adquiridas por mala alimentación o absorción se pueden desarrollar muy lentamente debido a que el hiero se almacena (o recicla) en el cuerpo.

Con independencia de la constante educación en relación con el consumo de una dieta adecuada, la carencia de hierro sigue siendo un problema aun en los países mas desarrollados, especialmente en las etapas de la vida siguientes:

1.- Durante la infancia con menos de 2 años de edad:
los niños obtienen muy poco hierro de la leche de vaca.

2.- Durante la adolescencia: en adición a las pérdidas de sangre durante la menstruación en las hembras, el rápido crecimiento implica una expansión de la masa de glóbulos rojos y la necesidad de hierro disponible.

3.- Durante y después del embarazo: las mujeres durante el embarazo enfrentan un notable aumento de la cantidad de sangre necesaria para suplir al feto y la placenta y tendrán pérdidas de sangre durante el parto.

4.- Al final de la vida: las personas de edad avanzada con frecuencia consumen una dieta inadecuada en hierro, tienen una absorción comprometida por diferentes razones que involucran el sistema gastrointestinal o pueden tener perdidas de sangre dentro del tracto digestivo por dolencias tales como úlceras, o tumores malignos y el uso de medicamentos. Sin embargo, las elevadas reservas de hierro almacenadas en este grupo de edades pueden ser mayores que las  deficiencias de absorción o las pérdidas, de modo que no es recomendable la utilización de suplementos sistemáticos de hierro a menos que la anemia por deficiencias del elemento haya sido confirmada en el diagnóstico.

La suplementación con hierro puede estar justificada en mujeres que pierden mucha sangre durante la menstruación o en personas que donan sangre a menudo y en aquellas que se recuperan de una dolencia donde se haya perdido mucha sangre o en las fuertes pérdidas de sangre debido a heridas.

La anemia en personas que no estén embarazadas, lactantes, menstruantes o con dietas restringidas en carnes no deben auto-tratarse con suplementos de hierro sin prescripción y deben acudir de inmediato al médico; la deficiencia puede deberse a una condición médica subyacente que debe ser tratada.

Dosis

Los valores del consumo de hierro se muestran en la tabla 2. Los suplementos de hierro pueden tener efectos adversos para el sistema gastrointestinal por tal motivo la dosis diaria máxima tolerable se ha establecido en 45 mg por día.

Para usar los suplementos de hierro sin prescripción hay que tener en cuenta diferentes cuestiones. Una tableta de sulfato ferroso de 325 mg, que tiene el 20% como hierro elemental, suministra unos 60 mg de hierro. Y se considera que una persona con deficiencias puede absorber alrededor del 20 % del hierro disponible, es decir unos 12 mg. Si tenemos en cuenta que la dosis tolerable máxima es de 45 mg al día se podrán usar, como terapia razonable, entre dos y cuatro de estas tabletas al día durante unos 3 meses para superar las deficiencias y restablecer los almacenes del cuerpo, suponiendo que se use una dieta adecuada. Si la situación no se mejora, o en caso contrario, se empeora durante este tiempo resulta indispensable acudir al médico.

Algunos de los productos comerciales del mercado pueden estar en forma de:

1.- Fumarato: con  20 mg de hierro elemental.*

2.- Sulfato: elixir con 44 mg / 5 ml **

3.- Sulfato:  tabletas con 50-65 mg de hierro elemental.

4.- Sulfato: gotas con 15 mg / 0.6 ml de hierro elemental.

5.- Sulfato: jarabe con 28 mg / 5 ml de hierro elemental.

6.- Gluconato: con 27 mg de hierro elemental ***

* Los fumaratos son sales del ácido fumárico. ** los sulfatos son sales del ácido sulfúrico. *** los gluconatos son sales del ácido glucónico.

El estándar contra el que se comparan el resto de las sales de hierro es el sulfato ferroso, y su absorción se mejora si se usa combinado con ácido ascórbico (vitamina C) por lo que es muy apropiado ingerir el suplemento de hierro junto a jugos de frutas ricas en ácido ascórbico si este resulta apropiado. También hay en el mercado productos donde se combina el hierro con el ácido ascórbico, pero pueden resultar caros. Los compuestos químicos que reducen la absorción de hierro son los fosfato (sales del ácido fosfórico) de los huevos y la leche, algunas sales presentes en los cereales, los carbonatos, los oxalatos (sales del ácido oxálico) y los taninos.

Efectos adversos

Todos los productos de hierro tienden a irritar la mucosa del tracto gastrointestinal y pueden producir náuseas, dolor abdominal y diarrea. Los efectos adversos se pueden reducir utilizando dosis menores o consumiendo los suplementos con la comida. La ingestión con la comida puede reducir la absorción hasta el 50%. Inicialmente los suplementos de hierro se deben tomar con el estómago vacío y pasar a consumirlos con los alimentos si de notan síntomas adversos. Un efecto adverso común al usar la terapia con productos de hierro es el estreñimiento, lo que indica que se debe permutar a preparados de hierro que contengan un ablandador de las heces como el glucosato. Durante la terapia con hierro las heces tienden a colorearse de negro y adquirir un carácter alquitranoso usualmente debido al hierro no absorbido. No obstante, este color puede sugerir también pérdidas de sangre dentro del tracto gastrointestinal que es un problema médico serio. Si las heces no se tornan oscurecidas en alguna cantidad es una indicación de que el producto ingerido no se desintegra apropiadamente o no libera el hierro.

Es importante almacenar los suplementos de hierro en contenedores bien cerrados y lejos del alcance de los niños, el envenenamiento con hierro se produce con frecuencia en ellos debido al sabor dulce de la capa de recubrimiento y al color de las tabletas. Lo mismo puede ocurrir con las tabletas multivitamínicas masticables que contienen hierro. El envenenamiento con hierro es una emergencia médica. Solo unas 15 tabletas de sulfato ferroso de 325 mg puede ser letal para un niño. La recuperación depende de la rapidez con que se atienda la emergencia y del tratamiento apropiado. Ha habido recuperaciones de consumo de hasta 70 tabletas.

Los síntomas de envenenamiento agudo incluyen dolor, vómitos, diarreas, des-balances electrolíticos, y shock (insuficiencia cardiovascular para mantener los niveles de sustancias en los líquidos del cuerpo para sostener el metabolismo). Se puede llegar al colapso cardiovascular.

En caso de sospecha de envenenamiento con hierro el tratamiento debe comenzarse en la propia casa, llamando a un centro de control de venenos o a una centro de salud.

Interacción con fármacos

La absorción del hierro se reduce cuando se usa en conjunto con antiácidos o con antibióticos como las tetraciclinas y las fluoroquinolonas. Del mismo modo se reduce la absorción de los antibióticos.

Si resulta médicamente necesario tomar ambos productos, tome los antibióticos 2 horas antes o 6 horas después del hierro. 

Tabla 2. Ingestión de hierro recomendada para individuos*.
Escenario de vida
Cantidad
(mg/día)
Infantes

0-6 meses
0.27
7-12 meses
11
Niños

1-3 años
7
4-8 años
10
Varones

9-13 años
8
14-18 años
11
19-30 años
8
31-50 años
8
51-70 años
8
mas de 70 años
8
Hembras

9-13 años
8
14-18 años
15
19-30 años
18
31-50 años
18
51-70 años
8
mas de 70 años
8
Embarazo

18 años o menos
27
19-30
27
31-50
27
Lactante

18 años o menos
10
19-30
9
31-50
9
* Según El Institute of Medicine, National Academies de los Estados Unidos.


Fósforo

El fósforo aparece a lo largo de todo el cuerpo pero aproximadamente el 85% de este elemento está en los huesos.

Función

El fósforo es esencial para muchos procesos metabólicos. Como fosfato cálcico forma parte estructural de los huesos y de los fosfolípidos, los carbohidratos, ciertas proteínas y de otros compuestos. El nivel de fósforo en el plasma esta bajo un riguroso control biológico que incluyen las hormonas paratiroides, la calcitonina, y la vitamina D.

Hay una relación recíproca entre el calcio y el fósforo. Ambos minerales son regulados en parte por una hormona de la glándula paratiróides. Cuando se segrega la hormona, se estimula el nivel de calcio al aumentar la resorción desde los huesos, la absorción intestinal y la reabsorción en los riñones, mientras que disminuye la resorción del fósforo, entonces cuando los niveles de calcio son altos, los de fósforo son bajos y vice versa.

Fuentes naturales de fósforo

El fósforo está presente en casi todos los alimentos, especialmente en comidas ricas en proteínas. Los alimentos ricos en fósforo son: la leche, la carne, las aves, el pescado, las semillas, las nueces y la yema de huevo. El contenido de fósforo de las frutas de climas cálidos puede verse aquí.

Deficiencias

Debido a que la mayor parte de los alimentos contienen fósforo, las deficiencias no son comunes a menos que sea inducida, por ejemplo, en el caso de las personas que toman antiácidos que contienen aluminio y estas pueden padecer de debilidad, anorexia, malestar, dolor, y pérdida ósea. El aluminio se une al fósforo para formar un complejo que se absorbe pobremente.

Dosis

Los valores de ingestión diaria recomendada aparecen en la tabla 3. La dosis máxima tolerable sin efectos adversos es de 4 gramos diarios.

Tabla 3. Ingestión de fósforo recomendada para individuos*.
Escenario de vida
Cantidad
(mg/día)
Infantes

0-6 meses
100
7-12 meses
275
Niños

1-3 años
460
4-8 años
500
Varones

9-13 años
1250
14-18 años
1250
19-30 años
700
31-50 años
700
51-70 años
700
mas de 70 años
700
Hembras

9-13 años
1250
14-18 años
1250
19-30 años
700
31-50 años
700
51-70 años
700
mas de 70 años
700
Embarazo

18 años o menos
1200
19-30
700
31-50
700
Lactante

18 años o menos
1250
19-30
700
31-50
700
* Según El Institute of Medicine, National Academies de los Estados Unidos.


Magnesio

El magnesio es esencial para todas las células vivas, es el segundo mineral en cantidad en el fluido intracelular y el cuarto entre todos los del cuerpo.

Función

Se requiere magnesio para la formación de la estructura de los huesos y para el funcionamiento apropiado de mas de 300 enzimas involucradas en múltiples procesos metabólicos como la síntesis de las proteínas y el metabolismo de los carbohidratos. El magnesio extra celular es crítico para el mantenimiento de los nervios y para el trabajo de los músculos, así como para la transmisión de los impulsos nerviosos en las uniones del tejido neuromuscular.

El magnesio tiende a imitar al calcio en sus efectos sobre el sistema nervioso central y los músculos del esqueleto. Las deficiencias de magnesio embotan la respuesta normal de la glándula paratiroides a la carencia de calcio de modo que  la tetania producida por falta de calcio no se puede corregir si no se hace lo mismo con la carencia de magnesio. De la misma forma, las deficiencias de magnesio reducen la habilidad de los riñones para conservar el potasio por lo que la hipopotasemia (bajo nivel de potasio en la sangre) no se puede corregir si no se hace los mismo con las deficiencias de magnesio.

Fuentes naturales de magnesio

Las personas que consumen alimentos frescos casi nunca tienen deficiencias de magnesio debido a que todas las comidas sin procesar contienen magnesio, aunque en cantidades muy variables. Los alimentos ricos en magnesio son: los cereales enteros, el tofu (queso de soja), las nueces, las legumbres, y los vegetales verdes. El procesamiento de los granos (retirar el germen y la cáscara) puede eliminar hasta el 80% del magnesio en ellos.

Deficiencias

Los estados debidos a deficiencias de magnesio son causados usualmente por síndromes de mala absorción, mala nutrición generalizada, alcoholismo, y causas inducidas por tratamiento médico. También se pueden producir por la terapia parenteral (vía venosa) prolongada con formulaciones libres de magnesio, las hemodiálisis, la diabetes mellitus, la pancreatitis,  los des-balances electrolíticos por el uso de diuréticos y el aldosteronismo, una condición que se caracteriza por la pérdida del potasio del cuerpo, la debilidad y la presión sanguínea elevada.

Los síntomas de la deficiencia de magnesio pueden incluir irritabilidad neuromuscular, sensibilidad del sistema nervioso central incrementada, delirio y convulsiones. 

Dosis

La ingestión recomendada diaria de magnesio aparece en la tabla 4. La dosis máxima tolerada se ha establecido en 350 mg por día.

Existe controversia en cuanto a la utilidad profiláctica del uso del magnesio en el síndrome premenstrual, la migraña, y la aterosclerosis, así como en el asma y la hipertensión. Aunque las deficiencias en este mineral potencialmente contribuyen a esas dolencias, no hay suficiente información que soporte el uso del magnesio de forma profiláctica en poblaciones bien nutridas.

Efectos adversos

No hay evidencia de que las dosis orales suplementarias de magnesio sean dañina para los individuos con función renal normal a no ser la diarrea en dosis altas.

La hipermagnesemia puede ocurrir en los que abusan del sulfato de magnesio (Sal de Epson) o el hidróxido de magnesio (Leche de Magnesia) como laxante, así como con el uso de antiácidos que contienen magnesio en personas con problemas renales severos. La hipermagnesemia puede producir varios grados de debilidad muscular, letargo y sedación, los que pueden progresar a estupor y coma cuando hay altos niveles en el suero. Los síntomas cardiovasculares incluyen hipotensión (presión sanguínea baja) arritmias (pulso errático) los que pueden llegar hasta detener el corazón.

Interacción con fármacos

El magnesio suplementario puede reducir la absorción de los antibióticos: eritromicinas y fluoroquinolonas, por lo que hay que separar las ingestiones 2 horas antes o 6 horas después del consumo del antibiótico.

Tabla 4. Ingestión de magnesio recomendada para individuos*.
Escenario de vida
Cantidad
(mg/día)
Infantes

0-6 meses
30
7-12 meses
75
Niños

1-3 años
80
4-8 años
130
Varones

9-13 años
240
14-18 años
410
19-30 años
400
31-50 años
420
51-70 años
420
mas de 70 años
420
Hembras

9-13 años
240
14-18 años
360
19-30 años
310
31-50 años
320
51-70 años
320
mas de 70 años
320
Embarazo

18 años o menos
400
19-30
350
31-50
360
Lactante

18 años o menos
360
19-30
310
31-50
320
* Según El Institute of Medicine, National Academies de los Estados Unidos.


Minerales en trazas

Cromo

Alrededor de 5 mg de cromo aparecen en el adulto normal y el contenido decrece con la edad.

Función

El cromo es un componente del factor de tolerancia de la glucosa, y la dieta orgánica con cromo ayuda en la actividad de la insulina. También al cromo se le atribuye participación en la síntesis del colesterol y la estimulación de los ácidos grasos, así como se le asigna un posible papel en la síntesis de ciertas proteínas.

El picolinato de cromo en dosis profilácticas de 250 μg al día, han sido promovidas para la población en general como un ayudante en el control de la diabetes, para bajar el colesterol, producir pérdida de peso e incrementar la masa muscular, sin embargo no hay información fidedigna que avale el uso profiláctico del cromo en ausencia de un diagnóstico de deficiencia.

Fuentes naturales de cromo

Las fuentes ricas en cromo son: el hígado, el pescado, las almejas, las carnes, los cereales de grano entero, la leche y el aceite de maíz.

Deficiencias

Las deficiencias de cromo trivalente (la forma que se encuentra en la comida) se manifiesta como intolerancia a la glucosa, niveles elevados de insulina circulante, glicosuria (altos niveles de glucosa en la orina), hiperglucemia rápida (aumento rápido del nivel de glucosa en la sangre), altos niveles de colesterol y trigliséridos en el suero, neuropatía (daño a los nervios del sistema nervioso periférico) y encelopatía (desorden en la parte del sistema nervioso que está dentro de la cabeza).

Dosis

La disponibilidad de cromo en los alimentos varía de unas regiones a otras, la dosis diaria recomendada aparece en la tabla 5. Las dosis orales de cromo trivalente tienen un relativo margen de seguridad y no se ha determinado la cantidad máxima tolerable.

Efectos adversos

No se ha reportado que el cromo oral en forma trivalente sea tóxico, sin embargo la forma hexavalente puede ser tóxica y carcinogénica. Esta forma, que es más común en la industria, entra al cuerpo por inhalación o por la piel. 

Tabla 5. Ingestión de cromo recomendada para individuos*.
Escenario de vida
Cantidad
(μg/día)
Infantes

0-6 meses
0.2
7-12 meses
5.5
Niños

1-3 años
11
4-8 años
15
Varones

9-13 años
25
14-18 años
35
19-30 años
35
31-50 años
35
51-70 años
30
mas de 70 años
30
Hembras

9-13 años
21
14-18 años
24
19-30 años
25
31-50 años
25
51-70 años
20
mas de 70 años
20
Embarazo

18 años o menos
29
19-30
30
31-50
30
Lactante

18 años o menos
44
19-30
45
31-50
45
* Según El Institute of Medicine, National Academies de los Estados Unidos.


Cobalto

El cobalto es un componente de la vitamina B12 (cianocobalamina).

Función

La función del cobalto es la misma que la de la vitamina B12.

Fuentes naturales de cobalto

Las fuentes de cobalto son las mismas que las de la vitamina B12.

Deficiencias

No se ha reportado ningún estado en humanos por deficiencia de cobalto.

Efectos adversos

Grandes dosis de cobalto pueden conducir al bocio (aumento de tamaño de la glándula tiroides), fallo del corazón y mixedema (acumulación característica de líquido bajo la piel). En los niños, la ingestión accidental puede producir cianosis (coloración azulada de la piel), y coma.

Cobre

El cobre existe en dos estados, como cobre cúprico y cuproso. Se encuentra en casi todos los tejidos pero abunda más en el hígado, el cerebro y los riñones.

Función

Este elemento es esencial para el buen funcionamiento del sistema nervioso central, juega un papel principal en el metabolismo del hierro y entra como constituyente de diferentes enzimas.

Fuentes naturales de cobre

Los alimentos ricos en cobre son: el hígado, los mariscos, los granos enteros, las cerezas, las legumbres, las aves, las ostras, el chocolate.

Deficiencias

Las deficiencias de cobre no son comunes en los humanos, no obstante, muchas personas consumen cantidades menores a las recomendadas. Estas cantidades recomendadas aparecen en la tabla 6. Las dietas actuales de los países desarrollados proporcionan entre 0.9 y 1.2 mg de cobre lo que corresponde a los valores establecidos como adecuados (vea la tabla 6). Las deficiencias se han observado en bebés prematuros, en bebés severamente desnutridos que se alimentan basados en leche, dietas bajas en cobre y en las personas que reciben alimentación parenteral con inadecuadas cantidades de cobre.

Uno de los principales problemas de las deficiencias de cobre es la reducción de la absorción del hierro que conduce a anemia. En los animales, la carencia se cobre producen huesos con el córtex (la capa mas externa) frágil y fino, resultados de problemas en el colágeno. También se ha reportado la ruptura de vasos mayores en los estados deficitarios.

Dosis

Las dosis de ingestión diaria de cobre se muestran en la tabla 6. Con el objetivo de proteger contra la toxicidad en el hígado la dosis diaria máxima tolerable se ha establecido como 10 mg por día.

Efectos adversos

El sulfato de cobre en dosis mayores de 250 mg produce vómitos aunque las sales de cobre no se usan como suplementos nutricionales.

En la enfermedad de Wilson, un defecto innato del metabolismo que causa fallos en la eliminación del cobre, se debe evitar cualquier tipo de suplementación con cobre. La enfermedad de Wilson produce daños al sistema nervioso central, a los riñones y al hígado. Los síntomas de intoxicación aguda con cobre incluyen: náuseas, vómitos, diarrea, hemolisis (glóbulos rojos imperfectos), convulsiones y sangramiento del sistema gastrointestinal. Los síntomas responden a la penicilamina.

Tampoco se deben usar suplementaciones de cobre en personas con disfunción hepática severa o colestasis (detención del flujo de bilis hacia los intestinos) ya que las bilis están involucradas en el despeje del cobre.

Tabla 6. Ingestión de cobre recomendada para individuos*.
Escenario de vida
Cantidad
(μg/día)
Infantes

0-6 meses
200
7-12 meses
220
Niños

1-3 años
340
4-8 años
440
Varones

9-13 años
700
14-18 años
890
19-30 años
900
31-50 años
900
51-70 años
900
mas de 70 años
900
Hembras

9-13 años
700
14-18 años
890
19-30 años
900
31-50 años
900
51-70 años
900
mas de 70 años
900
Embarazo

18 años o menos
1000
19-30
1000
31-50
1000
Lactante

18 años o menos
1300
19-30
1300
31-50
1300
* Según El Institute of Medicine, National Academies de los Estados Unidos.


Manganeso

El organismo concentra sus reservas de manganeso en el hígado, páncreas, riñones, músculos y huesos.

Función

Se requiere manganeso para la utilización de la glucosa y la biosíntesis de diversos compuestos del cuerpo.

Fuentes naturales de manganeso

El manganeso está ampliamente distribuido en los alimentos, las fuentes mas ricas son: los vegetales, las frutas, las nueces, las leguminosas, los cereales de grano entero.

Deficiencias

Las deficiencias de manganeso son extremadamente raras, y se asume teóricamente que la causa posible sea la dieta impropia.

Dosis

Aun cuando el manganeso por vía oral se absorbe muy mal (3%), existen cantidades suficientes en los alimentos como para mantener los niveles adecuados en el organismo. Las necesidades de ingestión de manganeso se han estimado y aparecen en la tabla 7. Las dosis máximas tolerables se han recomendado como 11 mg diarios. El manganeso está disponible en el mercado como suplemento nutricional en dosis de entre 2 y 5 mg.

Efectos adversos

La toxicidad es rara cuando se administra oralmente, pero en ambientes industriales se puede producir cuando se inhalan polvos o vapores que contienen manganeso. No se deben usar suplementaciones de manganeso en personas con disfunción hepática severa o colestasis (detención del flujo de bilis hacia los intestinos) ya que las bilis están involucradas en el despeje del manganeso.

Tabla 7. Ingestión de manganeso recomendada para individuos*.
Escenario de vida
Cantidad
(mg/día)
Infantes

0-6 meses
0.003
7-12 meses
0.6
Niños

1-3 años
1.2
4-8 años
1.5
Varones

9-13 años
1.9
14-18 años
2.2
19-30 años
2.3
31-50 años
2.3
51-70 años
2.3
mas de 70 años
2.3
Hembras

9-13 años
1.6
14-18 años
1.6
19-30 años
1.8
31-50 años
1.8
51-70 años
1.8
mas de 70 años
1.8
Embarazo

18 años o menos
2.0
19-30
2.0
31-50
2.0
Lactante

18 años o menos
2.6
19-30
2.6
31-50
2.6
* Según El Institute of Medicine, National Academies de los Estados Unidos.


Zinc

El zinc forma parte integrante de al menos 70 enzimas.

Función

El zinc es un cofactor en la síntesis del ADN (macromolécula que contiene la información genética de las células y es responsable de la herencia), está involucrado en el transporte de la vitamina A desde el hígado. El zinc es esencial para el funcionamiento inmune normal celular, en la producción de los espermatozoides y en el funcionamiento normal de los testículos.

El zinc tiene una taza de rotación relativamente alta y el balance entre el zinc absorbido en los intestinos y el excretado en las heces es muy bien controlado por el organismo. Los vegetarianos necesitan mayores cantidades de zinc ya que las fibras y otros compuestos presentes en los vegetales obstruyen al absorción de este elemento.

Fuentes naturales de zinc

La mayor parte del zinc de la dieta se deriva de productos animales. Las fuentes ricas son: las ostras, los mariscos, el hígado, la carne de res, el cordero, el puerco, las legumbres, la leche, el salvado de trigo.

Deficiencias

Aunque las deficiencias de zinc no están muy extendidas, se han asociado a bajos niveles marginales de zinc el crecimiento  retardado en niños, el sanado lento de las heridas en los adultos, y defectos de nacimiento. Otros síntomas que se pueden presentar son: anormalidades inmunológicas, gusto y olfato dañados, madurez sexual demorada, hipogonadismo (defectos de los órganos sexuales), hipospermia (baja eyaculación de semen) y dermatitis.

Las cosas que pueden predisponer a las personas a un estado por debajo del óptimo de zinc son: los síndromes de mala absorción, las infecciones, las cirugías mayores, el alcoholismo, el embarazo, la lactancia, y las dietas ricas en fibras y fitatos (sales del ácido fítico) estos dos últimos comunes en los vegetales. El agotamiento del zinc en el organismo es raro pero se puede producir por alimentación parenteral de largo término, ciertos problemas en el sistema gastrointestinal y diarreas severas.

Hay una dependencias recíproca entre la absorción del zinc y el hierro, probablemente por competencia por el mismo sistema de transporte, si la ingestión se hace con comida el efecto es menos pronunciado.

Dosis

Las dosis recomendadas diarias de zinc aparecen en la tabla 8. La alimentación típica occidental suple entre 10 y 15 mg de zinc diarios. Debido a que el zinc solo se absorbe en el tracto intestinal entre el 10 y el 40%, puede ser apropiado ingerir 220 mg de zinc (con unos 50 mg de zinc elemental) que suple entre 5 y 20 mg al día. El tratamiento a corto plazo con 150 mg de zinc elemental dividido en tres dosis al día se puede usar cuando se sospechan deficiencias de zinc. Las dosis de 40 mg o mas de zinc al día pueden inducir deficiencias de cobre, debido a esto, la dosis máxima tolerable para uso en terapias a largo plazo se han establecido en 40 mg.  La absorción del zinc puede reducirse si el suplemento se ingiere junto a comidas ricas en calcio y fósforo.

Efectos adversos

Debido a que la ingestión de zinc en dosis de 2 gramos o más resultan en irritación del tracto gastrointestinal y vómitos, se recomienda tomar las dosis junto a alimentos. El zinc en grandes dosis puede ser tóxico y los síntomas incluyen: vómitos, deshidratación, falta de coordinación muscular, mareo y dolor abdominal. 

Tabla 8. Ingestión de zinc recomendada para individuos*.
Escenario de vida
Cantidad
(mg/día)
Infantes

0-6 meses
2
7-12 meses
3
Niños

1-3 años
3
4-8 años
5
Varones

9-13 años
8
14-18 años
11
19-30 años
11
31-50 años
11
51-70 años
11
mas de 70 años
11
Hembras

9-13 años
8
14-18 años
9
19-30 años
8
31-50 años
8
51-70 años
8
mas de 70 años
8
Embarazo

18 años o menos
13
19-30
11
31-50
11
Lactante

18 años o menos
14
19-30
12
31-50
12
* Según El Institute of Medicine, National Academies de los Estados Unidos.


Flúor

El flúor se mantiene como un mineral controversial en cuanto a su esencialidad, ya que no se ha relacionado su deficiencia con estado alguno a no ser su efecto potencial en la reducción de la caries dentales. Si tenemos en cuenta ese efecto puede considerarse como un elemento importante de la dieta aunque quizás no sea esencial.

Función

El flúor está normalmente en forma de sal cálcica y su consumo en pequeñas cantidades ha demostrado una reducción marcada en las caries dentales, presumiblemente debido al aumento de la resistencia del esmalte a los ácidos generados por las bacterias en la cavidad bucal.

Fuentes naturales de flúor

El flúor está presente en el agua y el suelo, pero el contenido varía mucho de una región a otra. Una fuente importante es el agua, por ello en las aguas municipales de algunos países se agrega 1 parte por millón de flúor, una dosis que ha demostrado ser segura y reduce las caries en los niños hasta el 50%.

Deficiencias

No se han descrito estados de deficiencia en los humanos que no sean aquellas relacionadas con las caries dentales.

Dosis

Las dosis diarias recomendadas de flúor se muestran en la tabla 9. Y se ha establecido una dosis máxima tolerable de 10 mg diarios para los adultos. La determinación de la necesidad de uso de suplementos de flúor es compleja ya que normalmente está presente en los alimentos y el agua de beber y esta presencia puede ser mayor o menor muy localmente.

Efectos adversos

El flúor en exceso puede ser tóxico, la toxicidad puntual no resulta del agua de bebida pero si se puede producir por el uso de dosis excesivas de suplementos fluorados. Debido a que la toxicidad aguda compromete el sistema gastrointestinal y el sistema nervioso central esta puede poner en peligro la vida. Los síntomas incluyen: salivación, dificultades en el sistema gastrointestinal, debilidad muscular, tremor (movimientos temblorosos)  y rara vez convulsiones. Se pueden esperar síntomas relacionados a deficiencias de calcio como la tetania debido a su efecto de atadura del calcio. La dosis que produce toxicidad aguda en adultos es de 5 g, pero se han producido muertes con 2 g. Tan poco como 0.5 g de fluoruro de sodio puede ser letal para un niño.

La toxicidad a largo plazo se manifiesta como cambios en la estructura de huesos y dientes. Una cantidad de mas de 2 ppm en el agua de bebida puede producir manchas puntuales en el esmalte en desarrollo de los dientes. Para grandes dosis crónicas se puede llegar a la fluorosis del esqueleto.

Tabla 9. Ingestión de flúor recomendada para individuos*.
Escenario de vida
Cantidad
(mg/día)
Infantes

0-6 meses
0.01
7-12 meses
0.5
Niños

1-3 años
0.7
4-8 años
1
Varones

9-13 años
2
14-18 años
3
19-30 años
4
31-50 años
4
51-70 años
4
mas de 70 años
4
Hembras

9-13 años
2
14-18 años
3
19-30 años
3
31-50 años
3
51-70 años
3
mas de 70 años
3
Embarazo

18 años o menos
3
19-30
3
31-50
3
Lactante

18 años o menos
3
19-30
3
31-50
3
* Según El Institute of Medicine, National Academies de los Estados Unidos.


Elementos en ultra trazas

Yodo

La glándula tiroides contiene la tercera parte del yodo almacenado en el cuerpo en forma de una glicoproteína compleja llamada tiroglobulina. De la tiroglobulina se producen dos hormonas que regulan el metabolismo de las células y por tanto tiene influencia en el desarrollo físico y mental, la función de los nervios y músculos, la actividad circulatoria y el uso de los nutrientes.

Función

Como ya se ha dicho el yodo es esencial en la producción de dos hormonas, estas son la tiroxina y la tetrodoxina. Las concentraciones altas de yodo inhiben la liberación de ambas hormonas, y las concentraciones muy bajas producen la hipertrofia (aumento del tamaño del órgano por aumento de tamaño de las células que lo componen) de la glándula tiroides que desencadena el bocio. El contenido de yodo de los alimentos son un reflejo del contenido del suelo donde crecen, el consumo de alimentos provenientes de diversas regiones resulta recomendable en este sentido. También es importante que la sal de mesa contenga yodo lo que está garantizado si se usa sal de mar o se adquiere sal yodada (enriquecida con yodo).

Fuentes naturales de yodo

La fuente primaria de yodo es la sal de mesa cuando esta es de mar, o han sido yodadas artificialmente las sales procedentes de yacimientos cuya sal no lo contienen. La adición de yodo encarece ligeramente la sal de yacimientos y esta razón puede inducir a los fabricantes de productos procesados y a las instituciones a utilizar sal sin yodo. Una fuente alternativa de yodo es el pescado marino y los mariscos.

Deficiencias

La deficiencia moderada de yodo puede producir bocio y la deficiencia mas aguda el hipertiroidismo.

Dosis

Debido a que la mayor parte de la sal que se consume está yodada en muchos países, o es sal de mar, la ingestión diaria de las personas está por encima de las dosis recomendadas para adultos. Estas dosis recomendadas se muestran en la tabla 10. Como es común que a la sal se le agregue un 0.01% de yoduro se sodio o potasio la ingestión de 1.5 g (1/4 de cuchara) de sal yodada puede suministrar 95 μg de yodo. En el mercado se pueden adquirir suplementos se yodo como yoduro de potasio en forma de tabletas, siropes y soluciones, y este compuesto está incluido en combinaciones con otros productos en varios preparados. Se ha recomendado una dosis máxima tolerable de 1.1 mg de yodo diarias. 

Efectos adversos

Algunas personas son alérgicas al yodo o a los preparados orgánicos que lo contienen y pueden desarrollar sarpullido. Los síntomas del yodismo (intoxicación con yodo) crónico son: sensación de sabor desagradable; ardor en la boca o la garganta; dolor junto a los dientes o en las encías. Es común que ocurra la salivación, estornudos, irritación de los ojos, e hinchazón de los párpados. El uso prolongado de suplementos con yodo puede producir hipotiroidismo.

Tabla 10. Ingestión de yodo recomendada para individuos*.
Escenario de vida
Cantidad
(μg/día)
Infantes

0-6 meses
110
7-12 meses
130
Niños

1-3 años
90
4-8 años
90
Varones

9-13 años
120
14-18 años
150
19-30 años
150
31-50 años
150
51-70 años
150
mas de 70 años
150
Hembras

9-13 años
120
14-18 años
150
19-30 años
150
31-50 años
150
51-70 años
150
mas de 70 años
150
Embarazo

18 años o menos
220
19-30
220
31-50
220
Lactante

18 años o menos
290
19-30
290
31-50
290
* Según El Institute of Medicine, National Academies de los Estados Unidos.


Molibdeno

Este es un elemento de ultra trazas que rara vez se ha relacionado con deficiencias. Se debe estar alerta ante las deficiencias de molibdeno cuando se usa por largo tiempo nutrición parenteral.

Funciones

El molibdeno sirve como cofactor de ciertas enzimas y está involucrado en el metabolismo del azufre y otros compuestos del organismo.

Fuentes naturales de molibdeno

El contenido de molibdeno en las comidas depende del ambiente de crecimiento. Los alimentos ricos en molibdeno son: las leguminosas, los cereales, los vegetales de hojas verde oscuro, las carnes procedentes de órganos, la leche.

Deficiencias

El consumo alto de molibdeno se ha asociado a los síntomas como los de la gota, dada su participación en la transformación de ciertas sustancias conocidas como xantinas a ácido úrico. La nutrición parenteral sin molibdeno ha resultado en deficiencias adquiridas de este elemento y esta ha sido tratada con molibdanato de amonio. Los síntomas de deficiencias de molibdeno pueden incluir: taquicardia (pulso acelerado), taquipnea (respiración rápida y entrecortada), dolor de cabeza, letargo y desorientación.

Dosis

El requerimiento de molibdeno de los humanos es bajo y se suple fácilmente por la dieta promedio. Los suplementos rara vez son necesarios. Las dosis diarias recomendadas aparecen en la tabla 11. Basado en estudios con animales se ha recomendado una dosis máxima tolerable de 2 mg al día. 

Tabla 11. Ingestión de molibdeno recomendada para individuos*.
Escenario de vida
Cantidad
(μg/día)
Infantes

0-6 meses
2
7-12 meses
3
Niños

1-3 años
17
4-8 años
22
Varones

9-13 años
34
14-18 años
43
19-30 años
45
31-50 años
45
51-70 años
45
mas de 70 años
45
Hembras

9-13 años
34
14-18 años
43
19-30 años
45
31-50 años
45
51-70 años
45
mas de 70 años
45
Embarazo

18 años o menos
50
19-30
50
31-50
50
Lactante

18 años o menos
50
19-30
50
31-50
50
* Según El Institute of Medicine, National Academies de los Estados Unidos.


Selenio

El selenio está presente en todos los tejidos. Las mayores concentraciones están en los riñones y el hígado; las menores en los pulmones y el cerebro. Los riñones son la ruta primaria de excreción y los compuestos de selenio se absorben sobre un 80%.

Función

La función primordial del selenio es como antioxidante y participa como parte de una enzima en la protección celular contra los daños oxidativos propios de su metabolismo. La menor incidencia de varios tipos de cáncer en zonas donde el suelo contiene buenas cantidades de este elemento, así como su marcado carácter antioxidante han sugerido la utilidad de este mineral en la prevención del cáncer y algunos estudios se han desarrollado en este sentido, pero los resultados no son todavía definitorios.

Fuentes naturales de selenio

Las cantidades de selenio en los alimentos dependen del suelo donde las plantas han crecido. Los alimentos ricos en selenio son: las carnes, los granos, las cebollas, la leche. 

Deficiencias

Las deficiencias de selenio no son comunes en la población general y se ha reportado en personas con cirrosis alcohólica y rara vez debidas a nutrición parenteral. Los síntomas en humanos tienen un soporte limitado y sugieren cardiomiopatía (enfermedades del músculo del corazón), dolores de los músculos del esqueleto y decoloración del pelo y la piel.

Dosis

Las dosis recomendadas se muestran en la tabla 12. La dosis máxima tolerable del elemento es de 400 μg al día.

Efectos adversos

Los efectos tóxicos de selenio pueden incluir: caída del pelo y las uñas, lesiones en la piel, debilidad muscular, fatiga y anormalidades en el sistema nervioso central. 

Silicio

Del silicio solo se sabe que aparentemente participa en el desarrollo y mantenimiento del tejido conectivo y se requiere para la síntesis del colágeno y el proceso de calcificación de los huesos.

Se conoce muy poco de la absorción, distribución, metabolismo y excreción del silicio, y su rol en la nutrición, si tiene alguno, es desconocido. Cuando se toma oralmente es esencialmente no tóxico.

Vanadio

El vanadio se presume esencial, pero los estados de deficiencia no se han confirmado. Se ha dicho que puede ser que este involucrado en funciones relacionadas con el crecimiento y la reproducción.



Otros temas sobre nutrición general aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.