home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Eliminar gases nocivos de un experimento


Este artículo describe algunos métodos para capturar los gases perjudiciales que se puedan producir durante el desarrollo de alguna reacción química en el laboratorio a fin de evitar que terminen mezclados con el aire ambiente del local.

Los gases producidos pueden ser corrosivos o nocivos a la salud como el cloruro o bromuro de hidrógeno, el amoníaco y el dióxido de azufre, o ser venenosos como el monóxido de carbono. Otra situación en la que es necesario capturar los vapores producidos en un proceso es cuando se concentran soluciones por evaporación, mucho de los solventes utilizados son nocivos si se respiran sus vapores o estos pueden ser un peligro potencial de incendio o explosión si se mezclan con el aire ambiente.

La manera mas segura de eliminar estos gases del ambiente es desarrollando la reacción bajo una campana de ventilación, la que se encarga de extraerlos en forma segura al sistema de ventilación. No siempre se dispone de una campana de ventilación, o también, en ocasiones, es mas conveniente desarrollar la reacción en un banco de trabajo en el laboratorio. En estos casos, particularmente cuando los gases son solubles en agua, se pueden usar técnicas de captura, algunas de las cuales se describen a continuación.

Trampas externas

Una de las formas de eliminar los gases es preparando una trampa externa al aparato de reacción. Los gases se transportan desde el aparato de reacción a la trampa a través de conductos, generalmente flexibles (mangueras de goma), y existen muchas variantes a utilizar. Una variante simple y utilizada con frecuencia es la que se muestra en la figura 1 a la derecha. En ella se ha utilizado un aparato que incluye un embudo invertido sobre un recipiente parcialmente lleno con agua como capturador. Los gases de la reacción se llevan a la trampa usando un tubo de vidrio colocado en un tapón adaptador de termómetro y una manguera flexible.

Trampa capturadora de laboratorio
Figura 1. Trampa capturadora.

figura 4
Figura 4. Usando aspiración.


El embudo se asegura de forma que su borde casi toque la superficie del agua pero sin entrar en contacto con ella, de esta forma los gases conducidos hasta el embudo no pueden escapar libremente y tendrán contacto con la superficie del agua facilitando su disolución, y al mismo tiempo, en el caso de que la presión en el aparato de reacción baje de manera abrupta nunca será posible que el agua del recipiente sea absorbida a la reacción.

Cuando la producción de gases nocivos no es muy grande, como en el caso de reacciones a pequeña escala, la trampa se puede simplificar. Normalmente será suficiente en estos casos colocar el extremo de salida de la manguera cerca del fondo de un tubo de ensayo parcialmente relleno con lana de vidrio humedecida (figura 2), o bien conectando la manguera a un tubo de secado lleno de la misma forma que el tubo de ensayo (figura 3).  

Usando un aspirador Vénturi

El aspirador o bomba Vénturi puede ser un medio eficaz para eliminar los gases nocivos solubles en agua debido a que los gases aspirados por el aparato se mezclan internamente muy bien con el agua utilizada para su propio funcionamiento, permitiendo de esta forma un íntimo contacto que favorece la disolución. Las formas típicas utilizadas en la práctica se muestran en la figura 4 a la derecha.

En todos los casos se debe colocar una trampa de líquidos en la manguera de conexión entre el aparato donde se produce la reacción y el aspirador Vénturi, esto es muy importante para garantizar que por ninguna razón puedan llegar los reactivos al aspirador.

Cuando los gases producidos no son solubles en agua, estos deben ser recogidos en un acumulador de sello hidráulico como se describe en el artículo Recolectar productos gaseosos para luego utilizarlos o desecharlos de manera apropiada.

figura 2
Figura 2. Trampa con tubo de ensayo

figura 3
Figura 3. Trampa con tubo de secado.



Otros temas sobre técnicas de laboratorio aquí.
Temas de química general aquí.
Temas de química orgánica aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.