home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Material de laboratorio

Contenido del artículo
Descripción del equipamiento
Cristalería
Limpieza de la cristalería
Secado de la cristalería
Juntas cónicas esmeriladas
Picadura del vidrio
Acoplando vidrio y goma
Equipamiento auxiliar



Este artículo está dedicado a los dispositivos y partes que se utilizan con más frecuencia en el laboratorio para desarrollar experimentos, ensamblar aparatos etc. a fin de lograr un propósito determinado y no incluye las prestaciones "normales" e indispensables de la edificación.

Es común encontrar en la práctica que todas estas piezas se incluyan dentro del concepto cristalería de laboratorio, aunque de hecho muchas de las piezas no son de vidrio, como lo soportes y abrazaderas metálicas o los tapones, mangueras y diafragmas de goma. Razonablemente el concepto se ha derivado del hecho de que las partes básicas que componen los aparatos son de vidrio y es en ellos donde se desarrollan los procesos mientras que las otras partes que no son de vidrio muchas veces son auxiliares.

Descripción del equipamiento.

Es bastante grande la cantidad de aditamentos que se usan en el laboratorio, sin embargo, hay ciertos de ellos que son "los caballos de batalla" que no pueden faltar entre los disponibles por su utilidad y versatilidad y estos son los que se muestran a continuación separados en dos categorías.

1.- Cristalería.

2.- Equipamiento auxiliar.

Cristalería

Debido a que la cristalería de laboratorio es en general cara y frágil se debe tener mucho cuidado a la hora de manipularla para evitar roturas innecesarias, que además de producir pérdidas económicas, consumen tiempo de limpieza y de re-elaboración del experimento o de montaje de algún aparato, sin contar el posible efecto nocivo potencial de las sustancias derramadas.

Si usted no está relacionado con los diferentes accesorios de un laboratorio, los dibujos de la derecha le pueden ayudar a conocerlos y saber como se les puede llamar. Primero en la figura 1 aparecen esquemas de los dispositivos de uso más universal, utilizados para las operaciones generales tales como: medición de volúmenes, filtrado, manipulación de mezclas y recipientes de reacción o cristalización. Mas abajo en la figura 2 están los dibujos de otros dispositivos comunes pero más especializados que sirven para elaborar aparatos más complejos ensamblando diferentes partes para hacer operaciones determinadas como: destilación y separación de sustancias entre otras muchas. 

Limpieza de la cristalería

Limpiar la cristalería es fácil si se hace inmediatamente después de terminado el experimento y por ello es mejor hacer el fregado tan pronto como se termine. Si pasa el tiempo las sustancias que estuvieron en contacto con las paredes de vidrio puede reaccionar con este o con el oxígeno del aire de modo que mientras mas tiempo pase mas puede avanzar la interacción y consecuentemente dificultar la limpieza posterior. Si usted no puede "fregar" la cristalería de inmediato es muy procedente dejarla en remojo en agua para evitar que la suciedad se "pegue" al vidrio.

Existen varios jabones y detergentes apropiados para lavar la cristalería y deben ser utilizados en primera instancia en la limpieza de la cristalería sucia. Cuando la suciedad se niega a salir se puede utilizar entonces disolventes como la acetona, el tolueno, etc.

El uso de disolventes entraña riesgos a la salud adicionales al respirar los vapores o cuando entran en contacto con la piel o las ropas.

Un disolvente muy utilizado es la acetona, pero esta tiene dos problemas: primero es cara, y segundo, es altamente inflamable, de modo que se deben extremar las precauciones para no usarla si en el local existe alguna fuente de ignición cercana como llamas abiertas o superficies muy calientes.

Siempre se debe tratar de usar cantidades pequeñas de acetona, usualmente serán suficientes menos de 5 mL. La acetona usada se puede utilizar con efectividad varias veces antes de desecharla. Si la acetona no funciona, entonces se puede probar con otro disolvente orgánico tratándolo de la misma forma descrita para la acetona.

Para las suciedades, tintes y residuos que no se eliminan con disolventes, hágase el esfuerzo que se haga, se puede acudir a los ácidos sulfúrico y nítrico. Con gran cuidado, y usando espejuelos protectores, eche unas 20 gotas de ácido sulfúrico concentrado y unas 5 de ácido nítrico en el frasco a lavar evitando a toda costa que caigan en la piel o las ropas, si cae en la piel produce serias quemaduras y en las ropas produce agujeros. Haga un remolino dentro del frasco con los ácidos por algunos minutos hasta que haya cesado la reacción con el contaminante. Tibiar un tanto el frasco en un baño de agua tibia puede acelerar el proceso de limpieza. Una vez terminada la limpieza deseche los ácidos sobrantes en un lugar adecuado.

Cualquiera que haya sido el método de limpieza efectivo, disolventes o ácidos, la cristalería debe enjuagarse abundantemente con agua y luego lavarla con agua y jabón.

Secado de la cristalería

La cristalería después de lavada se debe secar y la forma mas común y efectiva es dejarla al ambiente de un día para otro. Los recipientes tales como beakers, Erlenmeyers y tubos de ensayo se colocan con la boca hacia abajo sobre un trozo de papel toalla o un paño seco para que drenen el agua de lavado. Si está disponible, se puede utilizar también los hornos de secado, soplando en el interior del dispositivo una débil corriente de aire libre de aceite, o utilizando aspiración.

Juntas cónicas esmeriladas

La mejor cristalería del laboratorio es aquella que tiene las juntas esmeriladas estándares que producen una sólida unión desmontable y estanca. La figura 2 muestra este tipo de uniones. Cada extremo está tallado a una medida muy precisa que se designa con el símbolo seguido de dos números. El primer número indica el diámetro en milímetros de la parte mas ancha del cono de unión y el segundo se refiere a la longitud del cono. Una unión esmerilada muy utilizada es la del tipo 19/22. Normalmente uno de los extremos tiene un cono esmerilado "macho" y el otro uno "hembra" a fin de poder hacer múltiples acoplamiento consecutivos para forma un aparato en particular.

Una ventaja de este tipo de unión es que se caracteriza por ser fácil de montar, las partes quedan bien alineadas y fijas unas respecto otras, y produce un sellaje muy bueno a la vez que permite el montaje de una gran diversidad de aparatos. La desventaja principal es que los aditamentos con estas uniones son bastante caros.

Es importante tener en cuenta que a la hora de acoplar los conos estos estén libre de sustancias sólidas o líquidas. Estos materiales debilitan el sellaje de la unión y se pueden presentar fugas. También, si el aparato montado se calienta durante su trabajo, el material atrapado entre las superficies incrementa la tendencia de que la unión de "pegue". Es buena práctica limpiar bien los conos con un paño antes de proceder al montaje y a veces utilizar una fina capa de grasa adecuada en la superficie de los conos, como la grasa de silicona.

Lo principal que debe ejecutarse para evitar que los conos del aparato montado se "peguen" es desmontar la instalación tan pronto como sea posible una vez terminado el experimento.

Si aun con esta precaución la unión resulta "pegada" y no se separa con facilidad, se puede probar tratando de separarlas con las manos tocándose lo más cerca posible de la unión y tratar de separarlas agarradas firmemente con un ligero movimiento de torsión. Si aun no se pueden separar se puede probar golpeando levemente la unión con un mango de madera o una espátula, después trate de separarlas de nuevo como se ha descrito.

Si no se resuelve aun se debe probar calentando la unión con agua caliente o vapor y como último y arriesgado recurso calentarla con una llama muy lentamente.

Picadura del vidrio

Los dispositivos de vidrio que entran en contacto con bases fuertes como el hidróxido de sodio o potasio se deben limpiar particularmente rápido cuando se termina el experimento ya que estos reactivos atacan el vidrio produciendo picaduras imborrables. Las picaduras hacen que las limpiezas posteriores se dificulten al retener suciedad en los poros formados, además de reducir la vida útil del vidrio y con ello del aparato. Es especialmente perjudicial que las bases fuertes entren en contacto con las superficies esmeriladas de las uniones, en tal caso pueden quedar "pegadas" de por vida y en el mejor de los casos su separación es extremadamente difícil. 

Acoplando vidrio y goma

En muchas situaciones resulta necesario acoplar mangueras de goma a las boquillas elaboradas a ese fin en recipientes y dispositivos, en otras ocasiones se debe hacer pasar tubos de vidrio a través de tapones de goma. En ambos casos si no se tiene cuidado el vidrio puede resultar quebrado.

Siempre use un modo de lubricar el deslizamiento entre las piezas para facilitarlo y los lubricantes mas utilizados son el agua (si esta no es nociva al proceso) y la glicerina, está última con mejores propiedades lubricantes. Cuando se usa glicerina debe utilizarse solo la cantidad mínima necesaria.

 Cristalería de laboratorio
Figura 1. Dispositivos de uso general.
 figura 2
Figura 2. Dispositivos con adaptador de unión de cono esmerilado.

Equipamiento auxiliar

Dentro de esta categoría están aquellos elementos indispensables en el laboratorio pero que no participan directamente conteniendo los procesos y su uso se limita a servir de soporte a la cristalería, como dispositivos para la limpieza, trasiego de materiales y como medio de calentamiento . La figura 3 a la derecha es una muestra de estos dispositivos y en la figura 4 abajo se puede apreciar el montaje de un aparato de destilación.


Aparato de destilación
Figura 4. Montaje de un aparato de destilación.

Tema relacionado: Ensamblar aparatos de laboratorio



Otros temas sobre técnicas de laboratorio aquí.
Temas de química general aquí.
Temas de química orgánica aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.
figura 3
Figura 3. Algunos dispositivos auxiliares



br>