home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Molaridad


La concentración de una solución puede variar mucho, desde la participación de cantidades mínimas de soluto hasta la saturación, en la que ya no es posible disolver mas soluto, y en la práctica se usan además otros dos términos que valoran cualitativamente la concentración de la solución. Supongamos que usted tiene unos amigos visitando la casa y decide brindar una limonada, toma unos pocos limones, los exprime en una jarra con agua y le agrega algo de azúcar. Luego llena sendos vaso con la limonada y los ofrece, como hay confianza, uno de su amigos le dice "¡oye, esta limonada esta floja!" y los demás asienten con la cabeza. Entonces, avergonzado, retira los vasos y prepara una limonada nueva, pone en ella un buen grupo de limones, le agrega abundante aźucar y repite el ofrecimiento. Cuanta satisfacción siente cuando ahora todos dicen "¡ahora si está fuerte! . Los teŕminos "floja" y "fuerte" se han referido cualitativamente a la concentración, pero técnicamente no se usan estos términos coloquiales en su lugar se usan diluida y concentrada de forma que la primera limonada estaba diluida y la segunda concentrada. Ya tenemos tres términos que definen una solución cualitativamente: saturada, diluida y concentrada.

Sin embargo, en muchas situaciones no alcanza con saber si la solución es diluida, concentrada o saturada, se necesita saber exactamente que cantidad de soluto está presente en la solución en relación a la cantidad de solvente, es decir una descripción cuantitativa de la concentración. De hecho, la diferencia entre un veneno y un medicamento es la concentración de la sustancia activa incluida, una tableta con 10 mg del componente activo puede curar una enfermedad pero la misma tableta con 200 mg puede ser letal.

El término "saturada" aunque es de tipo cualitativo tiene también un significado cuantitativo, pero desafortunadamente, con solo saber que una solución es saturada no nos permite saber directamente cuanto soluto tiene la solución, necesitamos auxiliarnos de un gráfico o tabla de solubilidad. Lo mejor para cuantificar la concentración de una solución es un  concepto que diga instantáneamente la cantidad de soluto presente en el solvente y este concepto, usado mucho por los químicos, se llama molaridad.

La molaridad trata la cantidad de soluto en términos de moles y el solvente en términos de volumen de forma que la molaridad queda definida como:

 La molaridad de una solución está definida por el número de moles de soluto disueltos en un litro de solución.

Hay que notar algo importante en la definición de molaridad y que conduce fácilmente a errores, la molaridad se refiere a un litro de solución, NO a un litro de solvente.

Matemáticamente:

(Expresión 1)

Preparemos una solución 1-molar (1 M) de cloruro de sodio (NaCl); no cometa el error de disolver 58.443 g (1 mol) de cloruro de sodio en un litro de agua, lo que se debe hacer es:

1.- Poner en un recipiente inerte, por ejemplo, un matraz aforado 58.433 gramos de NaCl.

2.- Agregar un poco de agua y remover hasta que se disuelva toda la sal, digamos 3/4 de litro.

3.- Con la sal ya disuelta, completar con agua suficiente el matraz hasta la marca de 1 litro.

La molaridad nos da lo que queríamos, una medida cuantitativa de la concentración, si usted tiene una botella con una solución salina 1 M sabe exactamente la concentración de forma cuantitativa. Cada litro de solución contiene exactamente 1 mol (58.433 g) de cloruro de sodio, de la misma forma medio litro tendría 29. 222 g (1/2 mol) de sal. Si la solución es 2 M entonces en cada litro hay 116.886 g de NaCl (2 moles).



Otros temas de química general aquí.
Temas de química orgánica aquí.
Para ir al índice general del portal aquí