home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Recolectar productos gaseosos en el laboratorio.

Recolector de gases de laboratorio
Figura 1. Recolector de gases.

En el artículo Eliminar gases nocivos se dieron detalles de como capturar este tipo de gases cuando son solubles en agua, sin embargo, en ocasiones estos gases solubles, u de otro tipo insolubles se prefiere recolectarlos a fin de ser analizados posteriormente.

Todos los procesos de recolección de gases, sin importar su escala u objetivo se llevan a cabo conduciéndolos a un recipiente lleno de agua colocado boca abajo en otro mayor que también contiene agua para formar un sello hidráulico, en las grandes instalaciones que producen abundantes gases el recolector es de gran tamaño y usualmente se le llama campana de gas. Un ejemplo típico de este tipo de instalación se usa en los productores de biogás.

En el laboratorio nunca se llega escalas semejantes pero se usa el mismo principio, el que ha sido representado en la figura 1 a la derecha. Los gases se conducen desde la reacción por tubuladuras hasta entrar por la parte inferior de un frasco o tubo de ensayo previamente lleno de agua y colocado con la boca hacia abajo dentro del agua de otro recipiente mayor también con agua. A medida que los gases burbujean en el interior del tubo de ensayo se van acumulando en su parte alta y desplazando el agua hacia el contenedor grande. El uso de un tubo graduado puede brindar una idea del comportamiento de la producción de gases de la reacción.

Si el recipiente donde se acumulan los gases se construye con un trozo de tubo, este se puede cerrar en la parte superior con un tapón o septum de goma que permitirá tomar muestras del gas usando una jeringa como se muestra.

Resulta evidente que pueden utilizarse diferentes combinaciones y volúmenes de los recipientes de acuerdo a los requerimientos de la reacción o de la disponibilidad, siempre que se conserve el principio general de funcionamiento.

Una forma de acumular bastante gas es usando dos recipientes cilíndricos que entren uno en el otro con poca holgura los que se colocan invertidos uno respecto al otro y con todo el sistema lleno de agua. Uno de los recipientes, el que está boca arriba y es el exterior sirve de base, y el del interior, boca abajo, sirve de almacén de gas. El agua entre ellos produce el sellaje. En este caso cuando entra el gas a recolectar al interior del recipiente interno, en lugar de bajar la columna de agua se eleva el recipiente dada la gran área de acción de la presión interior que vence el peso.



Otros temas sobre técnicas de laboratorio aquí.
Temas de química general aquí.
Temas de química orgánica aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.