home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Argonautas


Los argonautas eran los tripulantes del navío Argo que partió a buscar el Vellocino de Oro al mando de Jasón.

La leyenda de los argonautas y sus peripecias, es una de las narraciones mas fascinantes y antiguas de la mitología griega, es un viaje prodigioso de un héroe al que se le ha encargado una misión imposible con el objetivo de desembarazarse de él. Finalmente la misión se cumple con éxito gracias a la aparición de aliados inesperados.

El vellocino era la piel con bello de oro del carnero alado Crisomallo que se decía era hijo de Poseidón (rey de los mares) y que fue ofrecida por Nenefe (la diosa nube) a sus hijos para que escaparan de una muerte segura a manos de la nueva madrastra, Ino, esposa actual de su ex-esposo Atamante padre de los hijos de Nenefe. Los niños huyeron montados en el carnero, pero durante el viaje uno de ellos, Hele, se cayó y murió ahogado, el otro Frixio, se mantuvo firme y Crisomallo lo llevó hasta la Cólquide una lejana playa del mar Euxino (hoy el mar negro). Una vez a salvo, Frixio sacrificó el carnero y colgó su piel en un árbol guardado por dos toros con aliento de fuego (en otras versiones era un dragón) y una serpiente que nunca dormía.

Jasón por su parte era hijo del rey de Yolcos, heredero legítimo del trono a la muerte de su padre. Cuando esto ocurre, Jasón aun no es mayor de edad y el rey confía el trono a su hermano Pelías hasta que Jasón cumpliera la mayoría de edad. A Pelías un oráculo le había presagiado que un hombre calzado con una sola sandalia lo destronaría.

Jasón había sido educado por el centauro Quirón hasta los 20 años, una vez cumplidos, se dirigió a Yolcos a reclamar el trono que le pertenecía. Al presentarse ante Pelías estaba semidelcalzo porque había perdido una sandalia durante el viaje, Pelías advirtió el pie descalzo, y recordando lo que le había dicho el oráculo, le preguntó ¿Qué castigo le impondrías al que conspira contra su rey? y Jasón contestó "lo enviaría a conquistar el vellocino de oro". La respuesta se volvió contra él.

Una vez a cargo de empresa tan difícil Jasón pidió ayuda a Argos, el que guiado por Atenea construyó el navío Argo, encargado de llevar a Jasón hasta la Cólquide, escogió una tripulación de unos 50 héroes marinos, que fueron llamados los argonautas, y partió a la conquista.

No mucho tiempo después llegaron a la isla de Lemnos habitada solo por mujeres, su reina Hipsipila se enamoró de Jasón y le contó las razones de la ausencia de hombres. Resulta que Afrodita, por no rendirle culto, las había castigado a portar un olor tan desagradable que los hombres las rechazaban, ellas se habían unido a las mujeres de las islas vecinas y dado muerte, en venganza, a todos los hombres.

Tanto Jasón como el resto de los argonautas, disfrutaron durante un tiempo de intensos amoríos con las mujeres de la isla sedientas de hombres, para luego proseguir viaje a su destino. En ese período Jasón tuvo dos hijos con Hipsipila, Eueno y Nebrófono.

Después de pasar por algunos países llegaron a Salmideso donde encontraron a Fineo (rey de tracia), que ciego, sufría el suplicio impuesto por los dioses de no poder alimentarse ya que las Harpías (monstruos voladores alados con cara de mujer y garras) se lo impedían, quitándole la comida de la boca o poniendo excremento en ella.  Ayudan a Fineo a librarse de las Harpías y este, en agradecimiento, les indicó a los argonautas como llegar hasta la Cólquide, y además como superar las "Piedras Azules", dos grandes peñascos que se movían constantemente al encuentro y aplastaban a todo lo que intentara pasar entre ellas.

Con las indicaciones de Fineo superan el obstáculo y al fin llegan a la Cólquide. Jasón comunica a su rey, Eetes, la intención que trae de conquistar el vellocino de oro. Eetes accedió con una condición, primero tenía que enyugar los dos toros de aliento de fuego y con ellos arar un campo para sembrar unos dientes que Atenea había entregado al rey, y luego vencer a la serpiente que nunca dormía y que permanecía custodiando al pie del árbol al vellocino.

Medea, la hija del rey Eetes, era hechicera y se enamoró perdidamente de Jasón ayudándole a conseguir su meta, si Jasón la llevaba con él a Yalcos, Jasón acepta y ella pone en práctica su brujería.

Le proporcionó a Jasón una pócima mágica con la que los toros- monstruos no le podían hacer daño, con ella logró uncir los toros y labrar los surcos donde depositar los dientes, de los dientes nacieron cientos de hombres armados que se lanzaron contra él. Pero este, siguiendo las instrucciones de Medea lanzó una piedra entre ellos y los hombres combatieron unos contra los otros hasta la muerte. Una vez a salvo de semejante problema, Medea provoca un terrible sueño a la serpiente, mientras esta dormía, Jasón se apodera del vellocino y huye con sus hombres, Medea y el hermano de esta Apsirto en el navío.

El viaje de regreso no estuvo exento de peligros y vicisitudes, primero las tropas de Eestes persiguen a la nave,  Medea mata a su hermano, los descuartiza y lo arroja al mar, recogiendo los pedazos de su hijo perdió tiempo Eestes y perdió también a los argonautas de vista.

Pero además de la persecución de Eestes los argonautas debieron sortear otros peligros: tempestades, el asedio se las Sirenas, el ataque de monstruos y del gigante Talos.

Finalmente llegan a Yolcos, allí Jasón entrega el vellocino de oro a Pelías y trama su muerte con la ayuda de Medea, esta logró convencer a los hijos de Pelías que le devolvería la juventud a su padre si lo cortaban en trozos y luego lo cocían, así lo hicieron y con ello el rey murió, pero Acasto, hijo de Pelías, expulsó a ambos de Yolcos.

Los dos amantes se mueven a Corinto, mas tarde Jasón encabeza una expedición contra el rey Acastos, lo vence, saquea la cuidad y él, junto a su hijo Tésalo, ocupan el trono.



Artículo principal sobre mitología aquí.
Otras figuras mitológicas individuales aquí.
Para ir al índice general de portal aquí.