home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar


Valor literario de la Biblia

Los libros recopilados en la Biblia Hebrea se elaboraron durante un período de unos 1500 años a partir aproximadamente del 3000 antes de cristo (a.C.) donde aparece el más antiguo material, el libro de Génesis, hasta cerca del comienzo del siglo II a.C. cuando se escribió el libro de Daniel. No se conservan los manuscritos originales de los libros bíblicos. Los pasajes existentes se han encontrado en cuevas en Qumran (una región de la orilla occidental del Mar Muerto), los llamados Manuscritos del Mar Muerto en los que aparecen rollos de pergamino del libro profético de Isaías. Fue escrita originalmente en hebreo con algunas secciones breves en arameo, un lenguaje semítico del Cercano Oriente. Las primeras traducciones al español se remontan a la Edad Media y se han hecho muy numerosas en los últimos años.​

La Biblia Hebrea, llamada así por los griegos debido a la cuidad de Byblos, la mayor exportadora de papiro, (material utilizado para confeccionar los libros en la antiguedad), consiste en un grupo de libros canonizados y aceptados oficialmente por el judaísmo. Estos incluyen tres grupos principales: la Ley, los Profetas, y las Escrituras.

La Ley, contiene los primeros cinco libros: Génesis, Éxodo, Levíticio, Números, y Deuteronomio. Estos libros se atribuyen a Moisés.

Los Profetas, incluyen los mencionados y además, los libros:  Joel, Abdías, Jonás, Micah, Nahum, Habakkuk, Zephaniah, Haggai, Zechariah, y  Malaquías; así como seis libros históricos: JoshuaJueces, Samuel (dos libros), y Reyes (dos libros).

El resto de los libros, conocidos como Escrituras, incluyen los libros narrativos: Ruth, Esther, y Daniel; los libros poéticos: Salmo, y Cantar de los Cantares; así como los libros de sabiduría: Proverbios, Job, y
Eclesiastés. Como parte también de las escrituras están: Crónicas, Lamentos, Esdras, y Nehemías.

Tabla 1. Libros de la Biblia.

Escrituras sagradas hebreas (Viejo Testamento) por orden de aparición.


Génesis
Crónicas 2
Daniel
Éxodo
Esdras
Hasea
Levíticio Nehemías Joel
Números
Esther
Amos
Deuteronomio Job
Abdías
Joshua
Salmo
Jonás
Jueces
Proverbios
Micah
Ruth
Eclesiastés Nahum
Samuel 1
Cantar de Salomón
Habakkuk
Samuel 2
Isaías
Zephaniah
Reyes 1
Jeremías
Haggai
Reyes 2
Lamentos
Zechariah
Crónicas 1
Ezequiel Malachi


Escrituras sagradas griegas (Nuevo Testamento) por orden de aparición

Mateo Efesios
Hebreos
Marcos
Filipenses Santiago
Lucas
Colosenses Pedro 1
Juan
Tesalonicenses 1 Pedro 2
Hechos
Tesalonicenses 2 Juan 1
Romanos
Timoteo 1 Juan 2
Corintios 1
Timoteo 2 Juan 3
Corintios 2
Tito Judas
Galatas Filemon Revelación*
* El libro Revelación comúnmente se le llama hoy Apocalipsis.

Algunos de los libros atribuidos a la época de Salomón, actualmente se consideran producto de la edad helénica (323 a.C, - 148 a.C.). Así tenemos por ejemplo, que Eclesiastés y Cantar de los Cantares incluyen conceptos como: filosofía, casualidad, y sabiduría que debieron ser ajenos a los judíos en los tiempos de Salomón. No obstante, tales ideas fueron asimiladas con el tiempo por el pensamiento judío.

Las historias acerca de David en el libro de Samuel, así como las de Daniel, Jonás, la poesía del Cantar de los Cantares y de Salmo, y la sabiduría de
Eclesiastés son acontecimientos literarios significativos.


Dos libros de la Biblia Hebrea sobresalen por encima del resto: Génesis, por su fascinante narrativa, y Job por su sublime poesía filosófica. Tanto uno como el otro, además, reflejan los ideales del Israel antiguo.

Realidad y ficción

Las narraciones del libro de Génesis deben leerse como literalmente ciertas. Sin embargo, aunque se tomen con perspectiva literaria, estas deben separarse en dos categorías: mitos prehistóricos y ficción histórica.

Las partes relativas a la Creación y la destrucción por la Gran Inundación (versión hebrea del Diluvio Universal), así como la Torre de Babel, son mitos que tratan de explicar el origen del Universo y sus criaturas, la razón por la que los humanos comenzamos a sufrir penurias y muerte, y el surgimiento de los idiomas del mundo. Tales historias etiológicas, o historias acerca del origen y las causas de las cosas, ocupan los primeros once capítulos de Génesis.

A la segunda categoría, o ficción histórica, pertenecen las narraciones relativas a los patriarcas Abraham, Issac, y Jacob, las que fueron transmitidas de generación en generación como tradiciones orales para finalmente escribirse entre los siglos XII y X antes de Cristo. Los relatos patriarcales tiene carácter histórico, y consideran las andanzas llevadas a cabo por individuos particulares.

Hay que tener en cuenta que estos relatos se diferencian de narraciones bíblicas posteriores, como el libro de Samuel, el que ha sido llamado "historia novelezca". Las historias acerca de David en el libro de Samuel utilizan técnicas de ficción para tomarse libertades con los hechos históricos que describen. Por su parte, las narraciones patriarcales anteriores, describen personajes y situaciones que comunican ideas teológicas y reportan eventos tales a como los hebreos se establecieron en Egipto (Gen. 37-50).

Poesía bíblica

Del mismo modo que en otras civilizaciones antiguas, la poesía hebrea estuvo ligada a la vida religiosa, social y militar de los hebreos. Se celebraban la victorias militares u otros acontecimientos importantes como la liberación de los esclavos hebreos de los egipcios. En efecto, los dos poemas escritos más antiguos de los hebreos se refieren a dos grandes acontecimientos: el más antiguo de todos entre los registrados en la Biblia, el Cantar de Deborah, describe como su heroína, Jael, salva el pueblo hebreo al dar muerte al líder militar canaanita, Sisera. Más conocido aun, es el Cantar del Mar que celebra la destrucción del ejército faraónico egipcio, así como sus carros de combate y la caballería en el Mar Rojo.

Las creencias religiosas son preocupación constante en la poesía hebrea antigua, como en la poesía de Salmo, las profesías de Isaías, y la sabiduría de Job. Complementando esos trabajos religiosos están otros poemas bíblicos de tipo secular (no basado en la religión), aunque estos también se interpretan alegóricos a la religión. Los más hermosos de ellos son: el Cantar de los Cantares (o Cantar de salomón), y el libro de
Eclesiastés.



Temas relacionados:

1. El judaismo
2. Valor literario del Nuevo Testamento.

Para ir al índice general del portal aquí.