home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Figuras mitológicas egipcias


La civilización egipcia es muy antigua y se acepta que surge como entidad organizada a consecuencia de la aglomeración a las orillas del río Nilo, de las tribus nómadas anteriores que abandonaban sus territorios de origen ante la desertificación del Sahara por el año 8000 a.C.

De esta aglomeración surgieron algunos pequeños pueblos que luego fueron dando paso a poblados mas grandes y a cierta organización social que desembocaron en la unificación del país hacia el año 3050 a.C. bajo la Dinastía I comenzada por el faraón Menes.

La ubicación geográfica del Egipto antiguo, como un franja fértil y estrecha a lo largo de las orillas del Nilo, la que estaba rodeada por dos grandes zonas desérticas, y con ello, la no existencia de culturas poderosas a su alrededor, propició el desarrollo, sin intervención foránea, de una de las primeras y mas fascinantes civilizaciones en la historia de la humanidad.

Esta misma condición de aislamiento debe haber influido también en el hecho de que la cultura y costumbres egipcias se hayan mantenido muy estables y casi sin variación por unos 3000 años.

Ese antiquísimo origen, que derivó en un Egipto unificado, y los 3000 años de desarrollo futuro hasta la imposición del cristianismo por el año 535, que puso fin al culto nativo, generaron una multitud de entidades, leyendas y temas que conforman el complejo sistema de creencias antiguas egipcias.

En la cultura egipcia parece no haber habido un concepto de "religión", tal y como entendemos hoy, como un conjunto de creencias coherentes relacionadas entre si con cierta unidad y sin aparentes contradicciones. Mas bien eran un complejo sistema de creencias politeístas y rituales que formaban parte de la cultura de la sociedad, y que se vinculaban a multitud de deidades que se creían presentes en la naturaleza y que controlaban sus elementos y fuerzas.

En el período anterior a las dinastías, como era de esperarse se divinizaron los fenómenos naturales que les infundían temor o que no podían explicar. Asociaron estos fenómenos a las cualidades de algunos animales y los veneraron como sus representantes, en algunos casos con forma humana pero conservando algún rasgo del animal. Esta etapa de la vida de Egipto se caracterizaba por la presencia de múltiples pueblos o ciudades, los que, debido a las precarias comunicaciones de la época no tenían un relación muy estrecha, de modo que cada uno de ellos pudo haber creado, adorado y rodeado de leyendas a divinidades diferentes. A estos dioses se les atribuyeron conceptos, y en parte, sentimientos y pasiones humanos, como la relación de familia, dando origen a tríadas (el dios, su esposa y un hijo). Al concebir los dioses como dotados de sentimientos y pasiones parecidas a la de los humanos se les comenzó a hacer culto y a darles ofrendas a fin de conseguir sus favores. En este período el halcón se convierte en Horus y se le da el cielo como su dominio. De la misma forma el chacal o perro egipcio se convierte en Anubis, el dios guía y protector de los muertos.

Mas tarde, en el período dinástico la propia figura del faraón adquiere carácter divino, y a pesar de que era un ser humano, el faraón se creía descendiente de los dioses y que actuaba como intermediario entre estos y los hombres.

Esta creencia obligó a los faraones a sostener a los dioses a través de rituales y a la construcción de los templos donde se llevarían a cabo estos rituales, lo que conllevó a que el estado invirtiera enormes recursos para la realización de los rituales. Al mismo tiempo, las gentes comunes podían interactuar con los dioses para sus propios propósitos, apelando a su ayuda a través de la oración e incluso la magia. Estos rituales populares eran distintos, pero estaban estrechamente relacionados con los rituales "oficiales" de las instituciones.

Una particularidad de las creencias egipcias radicaba en la importancia "del mas allá" lo que llevaba a complejas prácticas funerarias que incluían la momificación, la realización de hechizos mágicos y el entierro junto al cadáver de ciertos objetos materiales que se creían necesarios para "la otra vida".

Todo este conjunto de creencias, con raíces en la prehistoria, ha pasado por un complejo cambio de función e importancia, particularmente la de las deidades a lo largo de los años, aumentando o reduciendo su importancia e influencia en unas y otras etapas de la historia, así como han sufrido un complejo proceso de interacciones e intrincadas interrelaciones.
>
Otra particularidad de esta mitología es que las representaciones artísticas de los dioses no son literales de como luciría el dios si fuera visible, la naturaleza de los dioses es misteriosa al igual que las fuerzas que representan. En su lugar, las representaciones dieron formas palpables y reconocibles a las deidades abstractas mediante el uso de imágenes, de esta forma, es común que se representen como el animal relacionado o como un ser mitad humano con la cabeza del animal.
>
Tratar de abarcar  en su totalidad todo este enmarañado sistema es tarea algo menos que imposible en un artículo, por ello nos referiremos sólo a las deidades mas significativas.

Figuras principales

Amón-Ra

Amón-Ra es un dios en el que se asimilan dos deidades, Amón, un dios local de Tebas, con Ra, un antiguo dios que encarna al sol.

Amón, como se ha dicho, era un dios local de Tebas, el dios del aire o de la fecundidad, su nombre significa "dios oculto" y se representaba con un hombre vestido con un paño, que portaba sobre su cabeza una suerte de mortero (como los de machacar especies) del que brotan dos plumas. En ocasiones tiene la cabeza de un carnero. Su esposa es Mut, la diosa del cielo, que tiene la forma de un buitre, y su hijo Khonsu la de un niño con una luna creciente como corona.

Amón representa un grupo de conceptos algo abstractos relacionados con el aire, él está en todos los lugares, no puede verse pero sí se siente ("el oculto").

Cuando Amenemhat I fundó la XII dinastía y Tebas se convirtió en la capital de Egipto se hizo de Amón un dios primordial, el rey de los dioses, y protector y guía de la cuidad.

Por su parte Ra es el sol, adorado desde las épocas mas antiguas y su nacimiento se explica en dos leyendas diferentes:

1.-
Se dice que surge del Noum o Nun (océano primordial), y que en la piedra Benben había efectuado la creación, o bien masturbándose o bien escupiendo. Sus lágrimas se habrían convertido en los hombres. Las pirámides representan aquella colina primordial (Benben) por donde aparece Ra.

2.- Otra variante dice que es el hijo de Geb (la tierra) con Nut (el cielo). Nace al amanecer desde el vientre de su madre y al crepúsculo se hunde en la noche de los muertos.

Está representado por el ave fénix (Bennu) que parece inmortal y renace de sus cenizas. Él es el dios de la resurrección de los elegidos y seguirá siempre siendo un gran dios del panteón oficial de dioses.

Ambos dioses convergen en Amón-Ra y los faraones desarrollan su culto. Su templo de Karnak se vuelve fastuoso, su riqueza fabulosa y los sacerdotes ostentan tanto poder que terminan ellos mismo en la realeza durante la XX dinastía.

Las personas destinadas a servir a Amón-Ra fueron muy numerosas, además, tiene una característica única que le distingue del resto de los dioses egipcios, las "divinas adoradoras" que se consideraban sus esposas terrestres. Mujeres tenidas en celibato que garantizaban su sucesión por medio de adopciones. Estaban rodeadas de prerrogativas reales y su papel estaba casi siempre reservado a una princesa, la que, con el tiempo terminaba por suplantar el poder al gran sacerdote de Amón.

Hay una ceremonia excepcional que se practicaba en el Egipto antiguo relacionada con Amón. Durante el décimo mes del año, el dios Amón de Karnak acompañado por el faraón atraviesa el Nilo en una suntuosa barca para visitar a los "dioses del oeste". La barca, Ouserhat, es de una dimensión imponente, su madera es cedro del Líbano y está recubierta de oro y piedras preciosas. La comitiva se detiene en los templos reales que encuentran en el recorrido.

El culto a Amón-Ra terminó saliendo de las fronteras de Egipto, es Meroe en Sudán y Amón en Grecia.

Anubis

Es el dios embalsamador, el mensajero e intermediario entre los vivos y el mas allá. Era el encargado de guiar a los muertos a la necrópolis. Era, finalmente, el conductor de las almas.

A menudo se representa con cuerpo de hombre y cabeza de chacal o perro. Vela sobre las tumbas, guía los muertos al otro mundo y los asiste ante el dios juez, Osiris.

La leyenda dice que era hijo de Osiris y de Neftis y que ayudó a Isis a juntar las partes del cadáver de Osiris cuando fue muerto por Set, luego embalsamó su cuerpo y la diosa maga Isis le devolvió la vida.

Su culto se extendió fuera de las fronteras de Egipto y alcanzó al mundo greco-romano.

Apis

Apis está representado por un toro, es el dios de la fuerza y la fecundidad.

Su figura está rodeada de un culto muy particular. En el curso de unas grandes fiestas públicas se escoge un toro por su fuerza, su aspecto y sobre todo por las manchas en la piel. Este debe ser negro, con una mancha blanca en la frente y otras en forma de luna creciente blanca en el cuello y en el lomo. Así es la encarnación del dios. Se lleva solemnemente al templo de Apis y allí es cuidado y alimentado como un soberano por una corte.

Cuando el toro muere se organiza una procesión para conducir el cuerpo a la ouabet, que es una sala especial para el embalsamamiento. Esa noche se lleva a cabo una velada fúnebre y sus fieles llevan luto y empiezan un ayuno total por cuatro días, seguido de otro menos estricto por setenta días más.

Terminado el embalsamamiento el cuerpo se lleva en otra procesión desde la ouabet a la "sala de purificación" donde se le hacen ofrendas, para luego un cortejo fúnebre formado por soldados, el clero de Path, músicos y personas comunes lo transportan al serapeum, la tumba de los Apis.

Este serapeum es un túnel subterráneo que tiene a los lados las fosas para los Apis y está amueblado de la misma forma que el de las momias humanas. El toro se coloca en la fosa en un ataúd, los que primeramente eran de madera pero luego se tallaban en granito.

Atón

Atón no tiene nada que ver con los otros dioses es el dios supremo por excelencia. Es único y se revela bajo la forma del círculo solar a toda la humanidad. El faraón Amenofis IV, convertido en Akhenatón (el que es grato a Atón) establece una religión de dios único cuyo dios es Atón y la impone, excluyendo los otros dioses y le establece una capital, la hoy Tellel-Amarna. Se convierte en su mensajero y profeta y le construye templos. A la terminación de su gobierno con la muerte del faraón Tebas vuelve a ser la capital y los sacerdotes de Amón retoman su poder.

Hathor


Originaria de la región de Nubia donde era una leona salvaje, la diosa Hathor es acogida en Egipto y ha perdido su fiereza. Se ha convertido en gracia y sonrisa, en el placer, el amor y la fertilidad.

Se representa como una mujer que lleva el círculo solar en la cabeza entre dos cuernos de vaca y es la madre por excelencia.

Cuenta la leyenda que bajo el reinado de Ra, Hathor vivía en Nubia como un leona salvaje y que Ra quiso tenerla a su lado. Envió a Shou y a Thot a buscarla y la convencieron.

Es la esposa de Horus y lo visita una vez al año en el desarrollo de la fiesta del "Buen Encuentro". En la ocasión se transporta la estatua en procesión desde el templo de Horus a la ciudad de Edfu. El resto del año permanece en Dendera donde está su templo.

Horus

Es el antepasado de las dinastías faraónicas. Nacido de Ra es el esposo de Hathor y el hermano de Seth. Dios con cabeza de halcón se presenta con dos rostros: Haroeris el grande y Harpocrato el joven, que es un niño que se chupa el dedo.

Su reino son los espacios aéreos y vela por la buena marcha de la aplicación de las leyes.

Mas tarde la leyenda lo hace hijo de Isis y Osiris. Seth mata a Osiris y se hace con el poder, entonces Isis se fecunda con Osiris muerto y de la unión nace Horus.

Horus persigue al asesino de su padre y quiere recuperar la herencia que le pertenece. Se produce un combate violento, Horus pierde un ojo (que es la luna) y que Thot restituye. Logra castrar a Seth y obtiene el delta del Nilo (Bajo Egipto) y relega a Seth a dueño del Alto Egipto. Pronto se convierte en el soberano universal de la Tierra y Seth solo queda como el dios de los bárbaros.
Horus representa la luz y Seth las tinieblas.

Isis

Isis es una maga y gran bienhechora. Se le representa de diversas formas la mas común es como una mujer que lleva un disco solar en la cabeza entre dos cuernos de vaca, tal y como se hace con Hathor. Es hija de Geb y de Nout (o Nut) y la esposa fiel e incondicional de Osiris.

Es una diosa astuta y con ello ha logrado el poder que tiene. Resulta que crea una serpiente y la pone en el camino de Ra, la serpiente lo muerde e Isis le avisa que solo se curará si pronuncia su nombre, el dios en principio se niega, pero cada vez peor por el efecto del veneno, se ve obligado a decirlo, e Isis, con el nombre, se apodera de parte de la fuerza del dios.

Otra leyenda cuenta que Isis busca el cuerpo de su esposo que Seth lo ha encerrado en un cofre. Lo encuentra en Biblos y lo esconde, pero Seth se apodera del cuerpo, lo separa en catorce pedazos y los dispersa. Isis consigue juntar trece de ellos y de esa manera se fecunda, el hijo que nace es Horus.

La devoción por Isis y Osisris se extiende a todo el Medio Oriente.

Maat

Maat es el orden social y cósmico, la guardiana de la moral y los ritos. Se le ve como hija de Ra, el sol, y es la justicia, la verdad, el orden, preside las relaciones sociales y el buen desarrollo de la vida.

Los reyes llevan como ofrenda a los dioses a Maat en forma de una estatuilla en el hueco de la mano, ella esta en todas partes donde se hacen las cosas como están establecidas. Todo el mundo está encargado de hacerla reinar, desde el rey hasta el individuo mas modesto. Resulta ser la filosofía de la sociedad egipcia.

Sus reglas también se cumplen en el movimiento de los astros, la secuencia de las estaciones, la perpetua relación entre el día y la noche y la caída de la lluvia, es no solo una diosa de la sociedad, también lo es del cosmos.

Neftis

Junto a Isis cuida de los muertos, es su hermana, y esposa del dios del mal Seth.

Toma partido a favor de Isis cuando Seth mata a Osiris, el esposo de Isis, y luego descuartiza el cadáver y dispersa los pedazos por el mundo. Ayuda a encontrar las partes y desarrolla los gestos rituales en el acto fúnebre que le resucita.

Neftis e Isis son las guardianas de las tumbas, se las coloca una a la cabeza y otra a los pies del muerto. Su trayectoria siempre la relaciona con otras diosas y al parecer no tuvo un culto particular.

Osiris

Es un dios soberano y uno de los principales dioses del panteón egipcio. Es el dios del bien por excelencia, representa a la vegetación y crea los frutos que da la Tierra.

Es hijo de Nut y Geb y por tanto hermano de Isis, Neftis y Seth y es el juez del mas allá. Ha muerto y resucitado y simboliza la continuidad de las estaciones y da la posibilidad a los hombres de tener una nueva vida después de la muerte.

Dado su carácter de dios benéfico hacia los hombres y dios de la vegetación viaja por todo el mundo extendiendo por todas partes la civilización y se ha ganado el amor de todos. Su hermano Seth está celoso y conspira en su contra junto a setenta y dos cómplices, idean una trampa para  deshacerse de Osiris.

Mandan a fabricar un cofre de maderas preciosas y decorado impecablemente con las medidas exactas del cuerpo de Osiris, pero que en apariencia ha sido fabricado sólo para contemplarlo. Organizan un festín en el que cada invitado (los conjurados) admira el cofre y alaba al constructor de semejante joya. Seth, que preside la fiesta, propone regalar el cofre a aquel que lo llene mejor con su propio cuerpo, todos en medio de la alegría lo intentan pero a ninguno "le sirve bien el traje".

Cuando le toca el turno a Osiris todo el mundo finge sorpresa, es exacto para él, y con el pretexto de verificar bien la exactitud se acercan, colocan, clavan y aseguran bien la tapa.

Con el cofre cargado en procesión van hasta el río y lo abandonan en las aguas que lo conducen al mar.

Isis, desconsolada por la desaparición, emprende un búsqueda por todo el mundo, lo encuentra en el el puerto libanés de Biblos retenido por un árbol. Regresa  el cuerpo a Egipto en un viaje con mil aventuras y lo esconde celosamente. Pero Seth se ha enterado y busca sin descanso hasta dar con el escondite del cuerpo de Osiris, lo toma, lo corta en catorce pedazos y reparte solo trece en trece ciudades, ya que una de las partes había sido devorada por el pez oxirrinco (se dice que fue el falo de Osiris lo que el pez devoró).

Isis vuelve a la tarea, ayudada por Neftis encuentra y recupera los trece trozos, reconstruye el cuerpo del esposo, cura las heridas, lo embalsama y usa tanto esmero que adquiere la apariencia de un ser vivo. Al parecer la ayuda de Nut, Ra, Thot o Anubis le llegan a devolver la vida.

Lo importante es que Isis la Maga ha quedado embarazada de su esposo y con ello nace Horus.

Esconde al hijo en los pantanos del delta para que crezca y proporcione la venganza a sus enemigos.

Este mito de Osiris juega un papel muy importante en la cultura egipcia: es la garantía de la supervivencia de los reyes y de la sucesión del trono. A partir de ese momento el rey muerto será Osiris y sucesor Horus.
Se le representa como un momia verde, con una corona que lleva dos grandes plumas, los brazos cruzados sobre el pecho y portando los signos de soberanía, el cetro de rey y el látigo de juez.

Es un dios que poco a poco fue adquiriendo los poderes de los otros dioses, suplantándolos, a opacado el culto al sol y se convierte en un dios del cielo.

Pta


Es el creador, es el dios principal de la ciudad de Nenfis y tiene como esposa a Sekhmet y a Nefertum como el hijo.

Se le representa con forma humana envuelto en una vaina a modo de momia, en la cabeza un gorro ajustado y la barba característica de los dioses. Porta el cetro.

Según la leyenda se ha convertido en dios por él mismo, sin asistencia y es anterior al sol, al cielo y a la Tierra. Crea las cosas a voluntad, primero inspirado por el espíritu y luego por el poder de la palabra, es el padre de las mujeres y de los hombres. Como creador es el maestro de los artesanos, de la metalurgia, de la escultura y de la construcción. Después se le convierte en el dios que cura, y adquiere la forma de un enano con el cráneo aplastado acompañado por un genio protector.

Sekhmet

Es una diosa terrible y sanguinaria. Sekhmet, cuyo nombre significa "la poderosa" es la esposa de Pta y la madre de Nefertum y al igual que Pta radica en Nenfis. Su "matrimonio", aunque es la esposa del dios creador, no le hace manifestarse de igual forma, se le ve como terrible y sanguinaria, se le atribuyen las epidemias, todas las desgracias y es mensajera de la muerte. Se le tiene un gran temor y su poder se reconoce en la sociedad egipcia.

Se ha representado como una mujer con cabeza de leona, las efigies encontradas de la diosa (mas de cuatrocientas) demuestran la importancia que los egipcios le daban al su culto, tanto en Nenfis como en otras partes de Egipto. Hay una gran estatua de ella de dos metros de alto en el templo de Pta en Karnak hecha de diorita gris.

Seth o Set

Para el dios del mal se usan indistintamente dos nombres, Seth y Set, Plutarco lo llama Tifón. Encarna el mal, la violencia, las tormentas y el crimen. Los egipcios lo asocian con animales poco amistosos como el cerdo, el burro, el hipopótamo y el cocodrilo, él mismo se le representa como un ser un tanto abominable: rabo tieso y en forma de gancho, un cuerpo largo y delgado con el hocico afilado, grandes orejas tiesas y los ojos globosos.

Destructor, quema los cultivos o genera el arrasador granizo, se le atribuyen todas las catástrofes, es el dios enemigo y el de los enemigos. Se le teme a su poder pero al mismo tiempo se le envidia, todos tratan de ganarse su favor, que cambie de campo, y son mas de uno los faraones que optaron por su nombre para negar su hostilidad.

Se le atribuye la capacidad de apoderarse de los hombres hasta volverlos irresponsables y una amenaza para la sociedad.

Seth es la encarnación de las fuerzas contrarias a Maat, la diosa del orden, del equilibrio y la justicia. Su actuar es tan brutal como dulce el de la diosa, tan feo como ella hermosa, tan detestado como ella querida. Pero es un dios necesario, el mundo necesita de él y su fuerza, se le coloca en la proa del carro de Ra (el sol) y combate al demonio Apopis que lo amenaza todas los amaneceres y todos los crepúsculos. Siempre Seth obtiene la victoria, pero cada día Apopis resucita para recomenzar la batalla. Este conflicto eterno engendra el equilibrio y la armonía del universo. Con el tiempo los dos enemigos perpetuos se funden en uno solo y Seth se convierte en el símbolo de la hostilidad y de la rebelión contra hombres y dioses.

Hay un episodio legendario al que se ha hecho referencia arriba en la figura de Horus, del combate entre ellos, Horus pierde un ojo pero logra castrar a Seth, la victoria es dudosa, de la misma forma que es dudosa la lucha entre la luz y las tinieblas. Horus representa la luz y Seth a las tinieblas.

En Egipto, la sociedad fue pasando, de una cierta fascinación mezclada con temor a la violencia representada por Seth, a un rechazo del dios y a su culto. Se ha celebrado su castración por Horus en la lucha entre ellos; se le han cortado las orejas o destruido sus efigies, hasta finalmente ser prohibido su culto en las ciudades donde se le rendía.

Thot

Es el escribano, el secretario de los dioses, el que posee y domina la palabra adecuada. Se le representa con la cabeza de ibis (pájaro de cuello y pico largos con el pico curvado hacia abajo), es un gran calculador y es la luna, cuyo recorrido por el cielo está regido por un complejo cálculo. Thot establece el calendario, las horas del día y dirige la escritura de la Historia.

Es el patrono de los escribanos humanos, su ofrenda particular es un escritorio y su ciudad, Hermépolis, posee la mas bella biblioteca del Imperio.

Thot es juez y verifica lo justo en el juicio final de los muertos. Es el que escribe las leyes, las cuentas y la historia de la vida, es maestro de la lengua, conoce los jeroglíficos y las palabras que crean las cosas. Le llaman "la lengua de Pta" o "el corazón de Ra", el pensamiento creador. Logra lo que quiere con solo desearlo.

Participa en la resurrección de Osiris en ayuda de la esposa Isis, cura a Horus, aun niño, cuando lo muerde un escorpión y le restituye el ojo que le ha arrancado Seth.

La gente le invoca cuando se enferma para lograr la sanación.

Artículo principal sobre mitología aquí.
Figuras de otras mitologías aquí.
Para ir al índice general de portal aquí.