home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Indra Dios védico


Indra es un gran dios, es el rey, el mas importante de los dioses. Su musculatura admirable indica su poder y es extremadamente viril. Su apetito es voraz y siente una sed insaciable de Soma. Indra es un adulto joven, valiente y violento, pero tiene la inteligencia y la sabiduría de la madurez. Es un hombre de acción.

El carro de Indra, todo de oro, es tirado por dos caballos, su maza tiene mil puntas, es el combatiente supremo, el jefe.

Es el poder divino magnánimo y positivo, da la vida, la luz, la leche a las vacas, crea los animales de tiro: el buey y el caballo; fecunda a todas las hembras y tiene numerosas aventuras con mortales. Él es el bienhechor del mundo por excelencia.

Indra entra en combate con los enemigos de sus fieles, lucha contra los avaros, los bandidos y los brujos. Entre sus acciones están: vencer al rebelde Pipru y destruye sus fortificaciones; lanza a Cambara desde lo alto de una montaña; y expulsa a las bandas del bandido Varcin.

El espacio entre el cielo y la tierra ha sido obstruido por el demonio malvado Vrtra en forma de una enorme serpiente sin pies ni manos posada sobre una montaña y segura de su poder se resiste a todo lo que es vida y movimiento; no deja moverse a las aguas de ríos y manantiales, ni siquiera la lluvia puede caer, el mundo es un desastre total.

Indra lo aplasta con su maza, con ella le abre la cabeza y libera las aguas que corren al mar, con la victoria se ha restablecido el orden y la Tierra vuelve a la vida.

Se hace acompañar por los Martus, jóvenes hermosos que cantan sin parar sus alabanzas y le fortalecen. Poderosos y temibles estos acompañantes vuelan por encima de las montañas y hacen nacer los vientos, los rayos y la lluvia que inspiran a los artistas y generan las riquezas de las buenas cosechas. También le acompaña Trita Aptia otro combatiente que le asiste en la victoria contra Vrtra; derriba al monstruo de las tres cabezas Vicvarupa; libera las vacas encerradas por el demonio Vala y permite con ello conseguir el alimento.

Otra hazaña de Indra es su combate contra el demonio Namuci al que no puede vencer rápidamente. Namuci no da tregua, es tenaz e Indra se ve obligado a cerrar un pacto con él. No podrá matarlo ni de día ni de noche, ni con algo seco ni mojado. Namuci que era muy astuto consigue doblegar a Indra al embriagarlo mezclando alcohol con soma, pero en ese momento recibe la ayuda de los Açvinos (jinetes celestes) y de la diosa Sarasvati que le vuelven a la normalidad y mas tarde sorprende a Namuci y lo degüella con espuma del mar.

Artículo principal sobre mitología aquí.
Otras figuras mitológicas individuales aquí.
Para ir al índice general de portal aquí.