home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Islam


Mahoma fue el proclamador de la más joven de las tres religiones principales del mundo,el Islam, y lo hizo alrededor del año 610 d.C  en el poblado de la Meca en Arabia. Los seguidores del Islam, los musulmanes, consideran que sus creencias corresponden a la tercera y final revelación de la verdad de Dios, siendo la primera y la segunda el judaismo y el cristianismo respectivamente.

Las tres religiones comparten la creencia en un solo Dios, es decir, son monoteístas, el Dios del Islam se llama Alá. Desde la perspectiva musulmana, el Islam es visto como la realización del judaísmo y el cristianismo, y por ello aceptan la santidad de una porción significativa de las escrituras sagradas hebreas y cristianas.

Los principios básicos del Islam se refieren a la naturaleza de Dios, la creación, la humanidad, y la vida futura. Según el Islam, Dios es uno solo, inmaterial, invisible, y omnipotente. El Dios único domina el universo completo con su poder y su caridad, este universo fue creado por él así que éste también es hermoso y bueno.

La creación suprema de Alá es la humanidad, y al igual que en las escrituras sagradas judeo-cristianas, los seres humanos, hechos a imagen y semejanza de Dios, se ven como la culminación de la creación. Las mujeres y los hombres poseen individualmente almas distintas, las que son inmortales y pueden vivir eternamente con Dios, siempre que las personas vivan sus años anteriores de acuerdo a la enseñanzas islámicas.

Para alcanzar el cielo, los musulmanes deben aceptar creer en Alá como la deidad suprema y único Dios. Del mismo modo deben practicar su religión cumpliendo las obligaciones caracterizadas como los cinco pilares del Islam: (1) repetición del credo, (2) oración diaria, (3) la caridad o limosna, (4) ayuno durante el Ramadán, y (5) peregrinaje a la Meca.

1.- El credo islámico (Shahadah): consiste en una frase simple.

La ilaha illa Allah; Muhammad rasul Allah

Lo que significa "No hay Dios más que Alá; Mahoma es el Mensajero de Alá". Todos los musulmanes deben decir este credo lentamente, atentamente, y con convicción, al menos una vez en la vida, aunque muchos practicantes del Islam lo recitan varias veces todos los días.

2.- La oración diaria (salat): se recita cinco veces; al amanecer, a medio día, a media tarde, al ponerse el sol y cuando cae la noche. En las comunidades musulmanas los almuédanos, llaman a los fieles desde las torres de las mezquitas a orar. Ya sea que las gentes oren donde estén, o vayan a la mezquita, deben limpiarse a sí mismos antes de orar. Durante la oración, los musulmanes se colocan de frente a la Meca y desarrollan una serie de gestos que incluyen reverencias y postración.

3.- La caridad o la limosna (zakat): En adición a entregar a los pobres, el Islam instruye a sus seguidores a contribuir con una cuadragésima parte de sus ingresos y su activo, al necesitado. Originalmente era un impuesto, pero hoy el zakat es una forma respetada de ofrenda santa.

4.- El ayuno (sawm): se lleva acabo durante el mes santo del Ramadán, el noveno mes del calendario lunar musulmán. El ayuno incluye abstenerse de comida, bebida, tabaco, medicinas y relaciones sexuales desde el amanecer al anochecer. Además, durante el mes del ayuno los musulmanes deben recitar el Corán completo al menos una vez. El Ramadán es el mes sagrado del Islam debido a que fue en él cuando Mahoma escuchó el primer llamado como profeta (vea más adelante) y también en ese mes ejecutó su viaje histórico de la Meca a Medina diez años después.

5.- La peregrinación (bajj): a la Meca es un deber de todo musulmán sano, y se espera que lo haga por lo menos una vez en la vida.

Mahoma


Mahoma es venerado como profeta. Los musulmanes lo consideran la culminación de la tradición profética que se extiende desde el patriarca bíblico Abrahán, continuando con Moisés, y luego Jesús, el que el Islam considera un profeta y no una divinidad. La palabra musulmán literalmente significa "el que se entrega", e Islam "sumisión a Dios". De hecho, los musulmanes se entregan al profeta Mahoma y a través de él a Alá al vivir obedeciendo las instrucciones de Mahoma.

Siendo mercader de profesión, Mahoma, alrededor de los cuarenta años de edad, recibe lo que él describe como el llamamiento a convertirse en el mensajero de Dios y profeta, hecho, que según la tradición islámica, se produjo al escuchar una voz ordenándole "recitar", a lo que él respondió, "¿Qué debo recitar?" la respuesta la recibió en la forma de una serie de revelaciones de Alá que duraron más de veinte años. Tales revelaciones comenzaron en la Meca y continuaron en Medina, una ciudad al norte de la Meca, y a la cual Mahoma había viajado en el 622 d.C debido a la hostilidad en contra de su mensaje religioso. Mahoma muere en Medina diez años más tarde. El viaje de Mahoma a Medina se conoce como el Hijrah y marca el comienzo del calendario musulmán.

Cuando muere Mahoma, se produjo una sucesión de califas, lo que trajo divisiones entre los creyentes islámicos. En el 556 d.C, aquellos que favorecían la idea de nombrar como califa, un sucesor que fuera de la familia de Mahoma se unieron alrededor de Ali, un primo de Mahoma, y se auto nombraron Shiítas. Una vez escogido a Ali como califa se desata una guerra civil, Ali muere, y toma el control la dinastía Umayyad (u Omeya) que no tenía relación familiar alguna con Mahoma. Los noveta años que duró el gobierno Omeya estuvieron marcados por prosperidad, aunque se mantuvo el resentimiento Shiíta. El el 750 d.C un bisnieto del primo de Mahoma, Abul Abbas, liderea a los Shiítas y derrocan el califa Umayyad y trasladan la capital del califato al este desde Damasco a Bagdad, bajo la dinastía Abassid.

Expansión religiosa

El Islam absorbe influencias externas tanto desde el este como del oeste, sirviendo de puente entre estas regiones. Inicialmente, después de ser fundada por Mahoma, el Islam sirve como unificador bajo una misma bandera de multitud de tribus con diferentes costumbres e idiomas. A medida que el Islam crece, va absorbiendo aspectos de la cultura de las tribus que conquista. Hoy en día, el Islam es la religión de más de mil quinientos millones de seres humanos esparcidos a lo ancho del globo terrestre, un claro testimonio de su continua importancia espiritual y cultural.

Si el Islam es tan "joven", ¿como es que ha alcanzado tales proporciones?. Un hecho a su favor es la simplicidad de sus doctrinas básicas, su cinco pilares son: fe, oración, caridad, ayuno, y peregrinaje. Otra razón a este respecto, es la convergencia de sus objetivos religiosos, políticos, y militares en una misión mesiánica. Una vez conquistado un pueblo por el Islam, este recibía oportunidades económicas, lo que le rindió muchos convertidos a la religión y al militarismo islámico. Se puede decir que la rápida difusión se debió, en parte, a su atracción espiritual, en parte, al apego comercial, y en parte, a la subyugación militar. Partiendo desde Arabia bajo Mahoma, se expande a Egipto, Siria, Iraq, el norte de África, el sur de España, Asia del este, hasta las fronteras con China.

El Corán

Aun con las luchas políticas presentes en su historia, el Islam se mantuvo fuerte. En el núcleo de la religión está el Corán, la escritura sagrada del Islam. La palabra Corán significa recitación y refleja la creencia islámica de que en ese libro se recitan las palabras que Dios le dijo a Mahoma. El profeta memorizó los mensajes recibidos y luego se los dictó a varios escribanos, por ello, a diferencia con las escrituras sagradas hebreas que fueron compuestas en un período de más de 1200 años, y que por mucho tiempo permanecieron en varias diferentes versiones, el texto del Corán fue definitivamente establecido después de la muerte de Mahoma por el tercer califa, Uthman, sobre el 650 d.C.

Algo más corto que el Nuevo Testamento, el Corán está dividido en 114 Surahs (capítulos) que se van haciendo más cortos a medida que se avanza en el libro. El primer Surah tiene 287 ayas (versos); el último contiene solo tres. Cada Surah empieza con las palabras, "En el nombre de Alá, el Benéfico, el Misericordioso".

Las palabras del Corán son las primeras que escucha un musulmán al nacer, y las últimas que muchos de ellos escuchan antes de morir. El centro de la educación de los musulmanes es el Corán, el que sirve de libro de texto para el estudio del árabe. Por otra parte, algunos de sus versos están grabados en las paredes de las casas musulmanas y en las mezquitas, como decoración y como recordatorio de su fe.

Hadith

Hadith significa "narrativa" o "reporte" y es una importante fuente de enseñanzas islámicas, consiste en adagios o proverbios de Mahoma,así como anécdotas acerca de él, las que inicialmente se pasaron oralmente de unas generaciones a otras, pero que en el siglo noveno fueron recopiladas y escritas por eruditos. Son seis las colecciones canónicas del Hadith que se usan para determinar direcciones de la doctrina y la teología islámica.

Sufis

Del mismo modo que el resto de las principales religiones, el Islam tiene sus místicos (personas que aspiran a conseguir o que cree haber experimentado la unión o el contacto del alma con la divinidad). Debido a que se desarrolló en Bizancio donde había una fuerte tradición mística cristiana y judía, y también en la India, con su propia tradición ascética, el Islam fue incentivado a encontrar su propio misticismo. Fueron los sufis del Islam los que mejor profesaron el misticismo. La palabra Sufi significa "lana" refiriéndose a la gruesa ropa de lana que vestían como símbolo de su rechazo a las comodidades mundanas.

El movimiento de los Sufis muy probablemente surge en el siglo IX, aunque ellos dicen que su antigüedad se remonta al siglo VII. Para el siglo XII, los Sufis se auto organizan en órdenes monásticas, muy parecidas a la de los monjes medievales de la cristianidad. Un convertido a Sufi era llamado faquir (o fakir) que significa "hombre pobre" y también se les conoció como dervish (mendigo), términos que hacen referencia al religioso que experimenta la pobreza y la mendicidad. Aunque las prácticas monásticas de los Sufis varían, lo común es que incluyeran una estricta disciplina, junto con abstinencia, pobreza, y algunas veces celibato (abstinencia al matrimonio y las relaciones sexuales).



Otros temas de Humanidades aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.