home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar


Krishna Dios indú


Krishna, conocido también como Krsnanace de mortales y, de hecho, muchos estudiosos de la mitología de la India aseguran que fue un personaje real, el que luego durante el desarrollo de sus acciones excepcionales revela su naturaleza de dios. Es en realidad un avatar de Vishnú. Durante su vida se ve envuelto en un gran número de peripecias que hacen de él una figura muy popular y como tal, en muchas casas de la India se tienen figuras de Krishna con la forma de un niño que roba mantequilla o toca la flauta.

Nace en Mathura, en el norte de Agra como fruto de la pareja formada por Devaki, su madre, hermana del rey de Mathura, Kamsa y Vasudeva su padre. Tiene la piel oscura, por eso el nombre, que significa "el negro".

Por la época de su nacimiento Kamsa, el rey, ha sabido por un oráculo que uno de sus sobrinos le dará muerte, por ello tiene a la hermana prisionera y mata a los hijos de esta. No obstante dos de los hijos se salvan, el primero es Balarama y el segundo Krishna, este último ha sido intercambiado al nacer por la hija del pastor, Nanda y su esposa Yasoda que ha nacido al mismo tiempo.

Desde el mismo nacimiento Krishna manifiesta una inteligencia fuera de lo común, es un niño prodigio. Kamsa, por la duda, comienza a eliminar a los niños excepcionales de su reino y contrata a la demonia Putana para que amamante a Krishna con los pechos envenenados, pero él succiona con tanta fuerza que termina no solo con la leche y el veneno, si no también con la vida misma de la demonia. Mas tarde mata al demonio en forma de torbellino Trnavarta que quería llevárselo por el aire.

Ante estas situaciones Nanda se lo lleva junto con Balarama a Gokulla y permanecen escondidos allí unos siete años.

En Gokulla, el niño sigue siendo prodigio, mata al monstruo Baka que se presenta como grulla, al toro salvaje Arista y al demonio Kesin en forma de caballo.

Luego combate con Kaliya, el rey de las serpientes, que envenenaba las aguas de la Yamuna, al que vence, pero le perdona la vida y le manda al océano.

Ante sus hazañas es festejado por los pastores, y les invita a sustituir las ceremonias en honor a Indra por sacrificios y ofrendas a los dioses de los bosques y las montañas. Esto provoca la ira de Indra y envía una tormenta demoledora, por lo que Kishma tiene que proteger a sus amigos, para ello levanta y sostiene el monte Govardhana para usarlo a modo de sombrilla. Es, en ese momento, que Indra reconoce en él un avatar de Vishnú.

Mas adelante es un gran enamorado y es mimado por las pastoras, y un día en el que estas se bañan, esconde sus ropas y las obliga así a ir desnudas una a una a reclamárselas. Se casa con mil de ellas pero su favorita es Radha.

Por fin mata a Kamsa y se convierte en el señor del reino, sin embargo, muy pronto lo deja y funda la cuidad mítica de Dvaraka donde se reúne con su gente. Allí se casa con Rukmini-Lakshmi la hija del rey de los Vidarbha y comienza una vida fastuosa con sus dieciseis mil cien mujeres y sus ciento ochenta mil hijos. Sin embargo esta vida se ve interrumpida con frecuencia por sus peleas con los demonios, con uno de sus primos el rey de Ciçupala, y por la guerra de los Bharata, que constituye el tema central del enorme poema conocido como Mahabharata.

La historia central del poema es la de la lucha dinástica por el trono de la capital Hastinapura, el reino del clan Kuru. Las dos ramas, emparentadas como primos, que participaban en la lucha eran los Kaubaras y los Pandabas y Krishna tiene una notable participación en la confrontación.

Primero de parte de los Kaubaras cuyo enemigo estaba dirigidos por un capitán invencible. Solo una noticia muy penosa puede hacer bajar la guardia a sus defensas y a Krishna se le ocurre la idea de anunciarle la muerte de su hijo, Asvatthaman, y para que no fuera mentira le dan ese nombre a un elefante muerto. La treta resulta y se obtiene la victoria.

Luego se pasa a las filas de los Pandavas encarnando la figura del cochero de Arjuna, resulta muy hábil conduciendo el carro y se convierte en el amigo y consejero del amo.

Cuando el enemigo se hace de un arma absoluta que se puede producir a partir de cualquier cosa con solo soplar encima y diciendo un mantra, Krishma está ahí y avisa y aconseja. Asvatthaman decide usar el arma absoluta pero Krishma lanza un grito y le dice a Arjuna que lance "el arma que desarma las armas" y dos poderosos rsi se interponen entre las armas. Piden a los bandos que hagan retroceder cada uno sus dardos. Arjuna, que es puro lo hace sin dificultad, pero Asvatthaman, que no lo es, solo puede desviarlos, y los envía sobre los hijos sin nacer de los Pandavas.  Solo se salva uno, que nacerá muerto pero Krishma, revelándose un gran dios, lo resucita y salva la raza.

Artículo principal sobre mitología aquí.
Otras figuras mitológicas individuales aquí.
Para ir al índice general de portal aquí.