home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar


Valor literario del Nuevo Testamento

Al igual que el Corán para el Islam, o las Sagradas Escrituras hebreas de la Biblia para el judaísmo, el Nuevo Testamento es, para el cristianismo el depósito de las verdades religiosas reveladas. El Nuevo Testamento fue escrito en griego y recoge e interpreta los actos y las palabras de Jesucristo, el salvador cristiano.

Contiene cuatro tipos diferentes de libros:

1.- Los Evangelios.

2.- Las Epístolas.

3.- Los Actos de los Apóstoles.

4.- La Revelación o Apocalipsis.

Evangelios

Los evangelios son los libros más antiguos del Nuevo Testamento, exceptuando las cartas de Pablo. Fueron escritos entre unos cuarenta a cien años después de la muerte de Jesús. Los eventos que describe el Nuevo Testamento están mucho más cercanos en tiempo a la época en la que se componen los documentos que los que describe el Viejo Testamento. De todas formas, ninguno de ellos es un testigo presencial de la vida y la obra de Jesús.

De los evangelios que han sobrevivido, es el de Marcos el más antiguo, compuesto alrededor del 70 d.C. Este evangelio presenta a Jesús como un ejecutor de milagros así como de un entusiasta y dinámico reformador social. El Evangelio de Marcos es ágil y centrado en la acción, se mueve rápido de un evento a otro describiendo la vida, la pasión, el ministerio y la muerte de Jesús.

El Evangelio de Mateo, escrito entre 10 y 20 años después del de Marcos enfatiza a Jesús como el Mesías que se profetiza en el Viejo Testamento que será el que completará el destino de la sociedad Judía. El Evangelio de Lucas es el único que describe el nacimiento de Jesús en un pesebre en Belén. Por otro lado, el Evangelio de Lucas se enfoca más en la mujer, desde María la madre de Jesús, a Maria Magdalena, una pecadora que Jesús perdona, a la Resurrección de la hija de Jaire, a la mujer pecaminosa que lava y unta los pies de Jesús.


El Evangelio de Juan da un cambio radical con respecto a los tres evangelios anteriores que presentaban las cosas de manera clara, rápida y resumida, con independencia de que estos tres difieren entre uno y otro en cuanto a enfoque, énfasis, y grado de sofisticación. El Evangelio de Juan es el más teológico, armonizado con la religión y las implicaciones filosóficas del trabajo y las palabras de Jesús.

Heredado del pensamiento griego, el Evangelio de Juan comienza con:  Jesús es el logos, es decir, el principio de la razón divina y el orden creativo, y que viene al mundo a dar luz en la oscuridad. Otra imagen que impregna el Evangelio de Juan es, agua, Juán describe a Jesús como agua viviente que calma la sed espiritual de aquellos imposibilitados de encontrar satisfacción en sus vidas. Esta imagen está cercanamente vinculada al énfasis de Jesús de renacer en el reino de los cielos por medio del bautismo con agua y un bautismo espiritual y metafórico del espíritu.

Epístolas

Son veintiuna las Epístolas dirigidas a las comunidades cristianas tempranas. Catorce de estas cartas se las atribuyen tradicionalmente al apóstol Pablo. Los nombres de las Epístolas de Pablo se derivan de los destinatarios: Romanos, Corintios, Efesios, Hebreos, y así sucesivamente. Se escribieron con el objetivo de explicar puntos de doctrina, aclarar malentendidos, y exhortar a las comunidades a mantenerse comprometidos con su fe en Jesús. Es muy difícil poder exagerar la influencia de Pablo en la formulación de la doctrina cristiana y la difusión del cristianismo en el primer siglo. Unido a sus viajes, las Epístolas de Pablo son útiles a su vocación de misionero en la difusión del cristianismo a lo largo del mundo greco-romano.

Las Epístolas de Pablo exponen las doctrinas cristianas de la Encarnación, y la Expiación o Redención. La primera, la Encarnación se refiere al nacimiento de Dios en una figura humana en la persona de Jesús. Jesús es por lo tanto divino al ser miembro igualitario de la Santísima Trinidad (la unión del Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo en una misma deidad). El amor por la humanidad está expresado en ese acto de Jesús de encarnar con la carne, la vida, y la muerte de cualquier mortal. Pablo también escribió que Jesús se convierte en humano para así padecer y morir por los pecados de la humanidad; su sufrimiento expía los pecados de los seres humanos y redime a la humanidad.

La teología de las Epístolas Paulinas es intrincada y compleja. Al desarrollar teorías para explicar las creencias cristianas, tales como la resurrección del cuerpo y la inmortalidad del alma, Pablo se apoya tanto en las ideas filosóficas griegas como en el Viejo Testamento, el que él interpreta a la luz de las nuevas enseñanzas. Las ideas de Pablo han influenciado la enseñanza cristiana durante casi dos mil años.

Revelación

También conocido como La Apocalipsis, da cuenta del Juicio Final y del fin del mundo. Escrito en algún momento cercano al final del primer siglo, este último libro de la Biblia presenta una visión simbólica del futuro. Los símbolos utilizados incluyen: los los siete sellos, las siete lámparas, la Gran Bestia, los siete tazones, y la mujer, el niño, y el dragón. La interpretación del significado de esos símbolos ha generado numerosas versiones contrapuestas a través de los siglos.



Tema relacionado: Valor literario de la Biblia.

Para ir al índice general del portal aquí.