home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Seth o Set Dios egipcio

Para el dios del mal se usan indistintamente dos nombres, Seth y Set, Plutarco lo llama Tifón. Encarna el mal, la violencia, las tormentas y el crimen. Los egipcios lo asocian con animales poco amistosos como el cerdo, el burro, el hipopótamo y el cocodrilo, él mismo se le representa como un ser un tanto abominable: rabo tieso y en forma de gancho, un cuerpo largo y delgado con el hocico afilado, grandes orejas tiesas y los ojos globosos.


Destructor, quema los cultivos o genera el arrasador granizo, se le atribuyen todas las catástrofes, es el dios enemigo y el de los enemigos. Se le teme a su poder pero al mismo tiempo se le envidia, todos tratan de ganarse su favor, que cambie de campo, y son mas de uno los faraones que optaron por su nombre para negar su hostilidad.

Se le atribuye la capacidad de apoderarse de los hombres hasta volverlos irresponsables y una amenaza para la sociedad.

Seth es la encarnación de las fuerzas contrarias a Maat, la diosa del orden, del equilibrio y la justicia. Su actuar es tan brutal como dulce el de la diosa, tan feo como ella hermosa, tan detestado como ella querida. Pero es un dios necesario, el mundo necesita de él y su fuerza, se le coloca en la proa del carro de Ra (el sol) y combate al demonio Apopis que lo amenaza todas los amaneceres y todos los crepúsculos. Siempre Seth obtiene la victoria, pero cada día Apopis resucita para recomenzar la batalla. Este conflicto eterno engendra el equilibrio y la armonía del universo. Con el tiempo los dos enemigos perpetuos se funden en uno solo y Seth se convierte en el símbolo de la hostilidad y de la rebelión contra hombres y dioses.

Hay un episodio legendario el combate entre Horus y Seth, Horus pierde un ojo pero logra castrar a Seth, la victoria es dudosa, de la misma forma que es dudosa la lucha entre la luz y las tinieblas. Horus representa la luz y Seth a las tinieblas.

En Egipto, la sociedad fue pasando, de una cierta fascinación mezclada con temor a la violencia representada por Seth, a un rechazo del dios y a su culto. Se ha celebrado su castración por Horus en la lucha entre ellos; se le han cortado las orejas o destruido sus efigies, hasta finalmente ser prohibido su culto en las ciudades donde se le rendía.

Artículo principal sobre mitología aquí.
Otras figuras mitológicas individuales aquí.
Para ir al índice general de portal aquí.