home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Flavonoides


Es el término genérico (del latín flavus, "amarillo") con que se identifica a una serie de sustancias presentes en las plantas. Los flavonoides son una familia muy diversa de compuestos, aunque todos los productos finales se caracterizan por ser polifenólicos y solubles en agua.

Los flavonoides se biosintetizan en todas las "plantas terrestres", y también en algunas algas, y aunque todas las especies comparten el modo biosintético general, poseen una gran variabilidad en la composición química de sus productos finales y en los mecanismos de regulación de su biosíntesis, por lo que la composición y concentración de flavonoides es muy variable entre especies y en respuesta al ambiente.

Cumplen funciones metabólicas importantes en las plantas, algunas funciones son comunes a todas las plantas y otras son específicas de algunas de ellas.

Como ejemplo de funciones universales, los flavonoides son responsables de la resistencia de las plantas a la fotooxidación por la luz ultravioleta del sol, intervienen en el transporte de las auxinas, y se cree que funcionan como defensa ante el consumo por los seres hervívoros. Una función importante cumplida en muchas plantas es la atracción de los animales polinizadores, a través del color o el olor que dan a la planta o a sus flores.

Los flavonoides han adquirido notoriedad pública a raíz de su actividad biológica en el hombre, el que solo puede obtenerlos a través del consumo de vegetales.

Los flavonoides poseen propiedades muy apreciadas en medicina, como antimicrobianos, anticancerígenos, disminución del riesgo de enfermedades cardíacas, entre otros efectos. También son conocidos por los cultivadores de plantas ornamentales, que manipulan el ambiente de las plantas para aumentar la concentración de flavonoides que dan el color a las hojas y a las flores.

Los flavonoides consumidos por el hombre lo protegen del daño de los oxidantes, como los rayos ultavioleta (cuya cantidad aumenta en verano); la polución ambiental (minerales tóxicos como el plomo y el mercurio); algunas sustancias químicas presentes en los alimentos (colorantes, conservantes, etc).

Por esas razones son prescriptas las dietas ricas en flavonoides, estos se encuentran en todas las verduras, pero las concentraciones más importantes se pueden encontrar en el brócoli, la soja, el verde y negro, el vino, y también se pueden ingerir en algunos suplementos nutricionales, junto con ciertas vitaminas y minerales. En los frutos, las mayores concentraciones se encuentran en la piel, por lo que es mejor comerlos sin pelar. También es importante destacar que muchos de estos compuestos se encuentran en proporciones variables en los diferentes tipos de vinos, siendo responsables del efecto preventivo que tiene el consumo moderado de vino sobre las enfermedades cardiovasculares, cáncer y otras enfermedades degenerativas.

En general el sabor es amargo, llegando incluso a provocar sensaciones de astringencia. El sabor puede variar dependiendo de las sustituciones presentadas en el esqueleto molecular llegando incluso a ser mas dulces que el azúcar.

Para ir al índice general del portal aquí.