home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Lámparas de combustión luminosa


No todas las llamas producen iluminación aprovechable, la luminosidad de una llama proviene de partículas incandescentes presentes en ella durante el proceso de combustión, por lo que para que un combustible sea generador de luz abundante su proceso de combustión debe producirlas. Estas partículas se originan de dos maneras básicas; pueden ser debido al propio combustible que se quema lentamente y durante la combustión está presente en la llama parcialmente quemado y parcialmente incandescente o porque el combustible al calentarse durante la combustión se descompone y produce partículas de carbono o de combustibles muy pesados que se tornan incandescentes antes de iniciar su encendido y posterior quemado.

Obsérvese que las llamas brillantes provienen de combustibles menos volátiles (queroseno, Diesel, parafinas etc.) y que las llamas de combustibles muy volátiles son casi transparentes o de ligero tinte azul con muy poca luminosidad (alcoholes, LPG, acetona etc.). Además de la naturaleza del combustible también influye en la luminosidad de la llama la afluencia de oxígeno (aire) a esta, si escasea el contacto con el aire como en el caso de las llamas que arden libremente en un ambiente de aire estático, estas tienden a producir humos negros (carbono amorfo) que no participa en la combustión, lo que además de hacerla ineficiente reduce notablemente la incandescencia de la llama y con ello su capacidad de emitir luz, por eso las lámparas de aceites tienen un largo bulbo de vidrio a manera de chimenea que rodea la llama y aberturas inferiores para entrada de aire, esta construcción hace que exista una corriente de aire forzada ascendente que alimenta la llama y aumenta su brillo. Un exceso de aire hará la combustión muy rápida con la consecuente pérdida de brillo, por lo que hay un punto óptimo en el suministro de aire, por eso todas las lámparas de aceite de uso doméstico tienen una rueda reguladora que permite subir o bajar la mecha a fin de encontrar ese punto adecuado.

La forma del trenzado de la mecha así como la adición de ciertas sales al hilo de que se construyen hacen las llamas mas blancas y brillantes.
También si se adicionan aceites esenciales especiales disueltos en el combustible, la lámpara además de iluminar también aromatizará el ambiente.


Téngase presente que las lámparas de combustión consumen el oxígeno del aire y al mismo tiempo producen dióxido de carbono, por lo que pueden ser peligrosas si permanecen encendidas por largo tiempo en locales cerrados junto a personas, animales o plantas. Una llama con muy poco aire puede además producir monóxido de carbono que es un gas letal.

Otros tipos de luces aquí.
Para ir al índice general del portal aquí