home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

La animación turística conceptualmente.


Existen personas en el gremio hotelero a las cuales les resulta difícil entender que el ser humano se recrea estando en constante relación con sus semejantes, pues vive en sociedad y se satisface vinculándose a la misma. Por ello, cuando las personas están disfrutando de su tiempo libre esperan tener contactos con otros individuos. La vida en un hotel es parte de la sociedad, entonces corresponde a la animación hotelera el buen desempeño de la socialización y comunicación en este lugar, utilizando procedimientos necesarios para cada edad, grupo social, etc.

La animación hotelera sigue siendo un tema de mucha vigencia, actualidad y poco comprendido aún por incontables empresarios hoteleros, los cuales continúan aferrados a la idea de que hotelería es: una habitación, buena comida, algunos cócteles y una piscina. Entonces ¿dónde ubican el espacio para las relaciones sociales, la comunicación cliente a cliente y el buen empleo del tiempo libre? Hotelería es, y debe ser, brindarle al huésped un producto de calidad con buenos y novedosos servicios permitiéndole satisfacer sus intereses y necesidades de: conocimiento, información, diversión y comunicación, en la proporción más sana y segura posible. Solo así se garantiza que los huéspedes regresen al hotel en una nueva temporada, recomendándolo además a sus amigos y conocidos.

En este artículo nos referimos al servicio de animación hotelera de forma conceptual poniendo a relieve que este debe ser muy completo para facilitar a los huéspedes un modo de valorizar mucho más su tiempo libre, permitiéndoles emplearlo de forma creadora, mediante la práctica de diversos juegos y actividades recreativas que aportan socialización y mejoran sus estados de salud psíquica y física durante el periodo vacacional. Este servicio además fomenta la comunicación entre animadores y trabajadores de otros departamentos del hotel, asimismo brinda la posibilidad de que los animadores realicen un mercadeo más efectivo sobre el hotel, efectúen relaciones públicas y ventas, etc.

Ventajas derivadas de la animación

1.- Crear ambientes de comunicación entre los huéspedes de distintos países, sexos, religiones, edades y niveles culturales, etc., por medio de las actividades que se realizan.

2.- Que los huéspedes se interesen por las costumbre y tradiciones de una región determinada.

3.- Vincular al cliente con la comunidad, aportándole conocimientos sobre el patrimonio histórico y socio cultural de la región.

Que los clientes aprovechen de forma sana su tiempo libre, ganando así en calidad de vida.Mejorar la rentabilidad del hotel originando que los clientes repitan nuevamente su estadía, propiciando además el ingreso de nuevos huéspedes.

En un hotel con animación el cliente siempre estará mas relajado y se olvidará de contrariedades. La ejecución de actividades recreativas debidamente programadas proporcionará un mayor acercamiento con los nuevos huéspedes a quienes saludará cada vez que se encuentre con ellos en el hotel o fuera de este, estableciéndose así una pequeña relación afectiva. Esto logra romper con el aislamiento humano y la incomunicación entre clientes a que se encuentran sometidos las personas en hoteles sin programa de actividades. Esta incomunicación forma parte del día a día de muchas personas en el mundo actual, debido a factores como la inseguridad, el estrés, la violencia, etc.

Integración y comunicación


La soledad es uno de los mayores enemigos del hombre moderno. Constituye una de las causas que ocasionan multitud de enfermedades y trastornos psíquicos, que en la actualidad muchas personas padecen, porque sentirse solo debilita, deprime, entristece. Entonces, el servicio de animación permite que los clientes de un hotel disfruten de grandes momentos de alegría. Aunque, y eso debe destacarse, el cliente puede hacer en su tiempo libre lo que desee, no está obligado a participar en las actividades, pero si están programadas y se hace una buena promoción de las mismas, muy pocas veces el cliente se negará a participar.

No solo es cuestión de infraestructura

En diferentes destinos turísticos la animación ha pasado de ser una agradable ocupación para convertirse en un apreciado producto que se le puede proponer a toda clase de clientes. Personas de la 3ra edad, niños, personas con atenciones especiales, jóvenes, intelectuales, religiosos, empresarios, embarazadas, etc. proporcionándoles la posibilidad de quebrantar la rutina provocada por el hospedaje. Aquí se puede decir que hay lugares donde sólo se le presta atención a las habitaciones, la pileta, el restaurante, los eventos que se realizaran... pero el cliente durante sus vacaciones no "comprará" el restaurante, el césped, la nieve, el sol, la playa o la pileta, ni se quedará a vivir eternamente en el hotel, sólo hará suyos los servicios asociados a la satisfacción de sus deseos y necesidades.

Vendiendo siempre lo mismo, sin buscar crear nuevos servicios es difícil que un hotel posea ventajas competitivas frente a los otros hoteles. Una posibilidad de éxito en el mundo hotelero es poder ofrecer productos novedosos, servicios que identifiquen a la región, los cuales respondan de manera eficaz a las necesidades de los interesados, permitiéndoles sentirse informados, pasarla bien y ganar en calidad de vida.

Es necesario reconocer que los huéspedes de un hotel conforman un grupo con necesidades variadas. Cualquier actividad que se le ofrezca bien planificada y organizada, conducirá a la reducción del aburrimiento, estrés o fatiga permitiendo establecer una diferenciación bien marcada entre hoteles con animación y los que no poseen este beneficioso servicio. Creciendo así la competitividad a través de la comparación que hacen los clientes.

Estrés y aburrimiento

Analicemos la importancia del servicio de animación desde dos factores que afectan al hombre moderno: el estrés y el aburrimiento.

1.- Estrés:
Muchos de los individuos que visitan un hotel han experimentado en algún momento de su vida el estrés, lo que no en todos se manifiesta de la misma forma, algunas de las características de este padecimiento son: opresión en el pecho, dolores en el cuello, espalda o cabeza, insomnio y deseos exagerados de comer. Tomemos como ejemplo a un huésped, el cual antes de alojarse en el hotel ha debido efectuar un largo viaje. Primero, se despertó a las 3 de la madrugada, condujo dos horas de su casa hasta el aeropuerto, anexemos a esto el cansancio físico que ocasionan los procedimientos de embarque en el aeropuerto; más tarde, la permanencia durante 12 horas en el -para algunos- claustrofóbico espacio del avión, entendiendo además que un desplazamiento en este medio de transporte muchos lo efectúan con una gran presión psíquica ante el temor de un accidente, la pérdida del equipaje o la conexión del vuelo, si a esto adicionamos la preocupación por los cambios de horario, notaremos que este individuo cuando llegue al aeropuerto donde descenderá del avión ya carga con cierto estrés; del aeropuerto tardará dos horas en trasladarse hasta el hotel; en el hotel como son muchos los clientes que arribaron juntos a hospedarse deberá aguardar 30 minutos para ser atendido, imagine el mismo cliente viajando 12 ó 14 horas en ómnibus y después todo el trámite ya comentado... al final la persona estará fatigada y estresada.

2.- Aburrimiento: Todos tenemos una idea más  menos clara de lo que es aburrimiento, es un estado que condena a una muerte en vida porque es una gran pérdida de tiempo libre, la persona se siente desorientada, con cierto aire de nostalgia y no sabe qué hacer. Según S. Beckeff  "nuestro tiempo es tan excitante que a las personas sólo puede chocarnos el aburrimiento". No podemos permitir que el aburrimiento pueda matar nuestra alegría o sólo seremos una máquina de trabajar. Cuando una persona no está realizando actividades es muy fácil aburrirse. Imaginemos una persona que se hospedó después de haber realizado un viaje de 12 horas súper aburrido en ómnibus, en donde no conversó con el pasajero de al lado; llegó al hotel, desayunó y no tenía nada más que hacer hasta el horario de almuerzo; en el hotel no hay piscina o gimnasio, y pasó parte de la mañana mirando la tele; en la tarde se animó a caminar un poco por la localidad y de nuevo en la noche no sabe qué hacer, pues el hotel no le ofrece ninguna opción; entonces sobreviene el clásico aburrimiento. Imagine que alguien pasa una semana así (no sólo turistas, también viajantes, empresarios, asistentes a un congreso, etc). ¿Cómo se sentirá? Si es una familia con un niño, ¿cómo la pasarán, a quién le recomendarán después ese hotel?

Cómo podríamos mejorar esos males con la animación

La mejora permanente de la calidad es la única forma de mantener una ventaja competitiva real. La innovación es imprescindible para mejorar la calidad. Ambos ingredientes constituyen la clave para que la animación sea un servicio muy importante en la competitividad. Deben ofrecerse actividades novedosas que permitan a todos los clientes participar. Mediante los juegos y actividades provocamos en el cliente una participación físico motora logrando así que la comunicación -factor clave en estos hoteles- sea mejor dimensionada en todos los aspectos. Los juegos y actividades ayudan a relajar tensiones, grupales o extra grupales, generando solidaridad, ante la posibilidad de compartir una misma experiencia.

No es el objetivo de es te artículo "dar una receta". Se está llamando la atención sobre un aspecto al cual no se le brinda toda la importancia que merece, sabiendo que los resultados son satisfactorios.

Elaborado a partir de una colaboración de:
MsC: Pedro Pablo Abreu Hernández
Profesor de Recreación y Animación en Cuba y Brasil. Profesor, Asesor y Consultor de Redes hoteleras internacionales Sol Meliá, Accor, entre otras. E-mail: ppaherna2002@yahoo.es


Otros temas sobre animación turística aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.