home
sabelotodo
logo
entrar
comentario
colaborar

Importancia de la animación turística para el cliente.

La soledad es uno de los mayores enemigos del hombre moderno. Constituye una de las causas que ocasionan multitud de enfermedades y trastornos psíquicos, que en la actualidad muchas personas padecen, porque sentirse solo debilita, deprime, entristece. Entonces, el servicio de animación en un hotel o establecimiento turístico nos permite como huéspedes disfrutar de grandes momentos de alegría.

Dos de los principales males que aquejan al hombre moderno son: el estrés y el aburrimiento y es frecuente que las personas se trasladen a instalaciones turísticas a fin de superar alguno de esos estados, por lo menos temporalmente.

Cuando usted se decide ir a una instalación turística para olvidar el estrés y el aburrimiento, una de las cosas más importantes que debe tener en cuenta es si la instalación cuenta con un buen servicio de animación turística, especialmente si viaja con niños. 

Estrés y Aburrimiento


Analicemos la importancia del servicio de animación turística desde esos dos factores que afectan al hombre moderno:

Estrés: Muchos de los individuos que visitan un hotel han experimentado en algún momento de su vida el estrés, lo que no en todos se manifiesta de la misma forma, algunas de las características de este padecimiento son: opresión en el pecho, dolores en el cuello, espalda o cabeza, insomnio y deseos exagerados de comer. Tomemos como ejemplo a un huésped, el cual antes de alojarse finalmente en el hotel ha debido efectuar un largo viaje. Primero, probablemente se despertó a las 3 de la madrugada, condujo dos horas de su casa hasta el aeropuerto, anexemos a esto el cansancio físico que ocasionan los procedimientos de embarque en el aeropuerto; más tarde, la permanencia durante 12 horas en el -para algunos- claustrofóbico espacio del avión, entendiendo además que un desplazamiento en este medio de transporte muchos lo efectúan con una gran presión psíquica ante el temor de un accidente, la pérdida del equipaje o la conexión del vuelo, si a esto adicionamos la preocupación por los cambios de horario, notaremos que este individuo cuando llegue al aeropuerto donde descenderá del avión ya carga con cierto estrés; del aeropuerto tardará dos horas en trasladarse hasta el hotel; en el hotel, como son muchos los clientes que arribaron juntos a hospedarse, deberá aguardar 30 minutos para ser atendido, imagine el mismo cliente viajando 12 ó 14 horas en ómnibus y después todo el trámite ya comentado... al final la persona estará fatigada y estresada.

Aburrimiento: El aburrimiento es un estado que condena a una muerte en vida porque es una gran pérdida de tiempo libre, la persona se siente desorientada, con cierto aire de nostalgia y no sabe qué hacer. Según S. Beckeff  "nuestro tiempo es tan excitante que a las personas sólo puede chocarnos el aburrimiento". No podemos permitir que el aburrimiento pueda matar nuestra alegría o sólo seremos una máquina de trabajar. Cuando una persona no está realizando actividades es muy fácil aburrirse. Imaginemos una persona que se hospedó después de haber realizado un viaje de 12 horas súper aburrido en ómnibus; en donde no conversó con el pasajero de al lado; llegó al hotel, desayunó, no tenía nada más que hacer hasta el horario de almuerzo; en el hotel no hay piscina o gimnasio, y pasó parte de la mañana mirando la tele; en la tarde se animó a caminar un poco por la localidad y de nuevo en la noche no sabe qué hacer, pues el hotel no le ofrece ninguna opción; entonces sobreviene el aburrimiento. Imagine que alguien pasa una semana así (no sólo turistas, también viajantes, empresarios, asistentes a un congreso, etc). ¿Cómo se sentirá? Si es una familia con niños, ¿cómo la pasarán?

Servicios "estándares" no es Animación

Cuando usted estudia las ofertas de animación y recreación que algunas instalaciones turísticas tienen, podrá comprobar que muchas de ellas han concebido este servicio de manera equivocada, es muy común encontrar "ensalsados":

1.- Piscina y jacuzzi al aire libre.

2.- Health club y sauna.

3.- Tenis y golf.

4.- Habitaciones amplias con comodidades.

5.- Comida innovadora e internacional.

¿A estas posibilidades aisladas se le puede llamar llamar recreación y animación?. La respuesta es no, la mayor parte de los hoteles poseen todas estas ofertas o al menos algunas de ellas, pero ¿tienen personas que guíen a los clientes sobre cómo deben realizar las actividades en el gimnasio, o les imparta clases de tenis, golf, etc?. ¿Serán estas las únicas actividades que le gustan a usted como  huésped?

El hotel debe ofrecer actividades novedosas que permitan a todos los huéspedes participar. Mediante los juegos y actividades usted como cliente obtiene la participación físico motora logrando así que la comunicación -factor clave en una estancia vacacional- sea mejor dimensionada en todos los aspectos. Los juegos y actividades ayudan a relajar tensiones, grupales o extra grupales, generando solidaridad, ante la posibilidad de compartir una misma experiencia.

No hay que olvidar que cuando ponemos el cuerpo en movimiento mediante la realización de actividades no queda tiempo para el aburrimiento, y las actividades de animación por definición implican movimiento y este conlleva a que los huéspedes se relacionen entre sí y por ende se comuniquen logrando establecer entre todos un contagio afectivo que le hará sentirse placenteramente y olvidar el estrés.


Como algunas de las soluciones para combatir los males antes descritos, se debe obtener como mínimo ciertas actividades organizadas por el equipo de animación a la hora del recibimiento cuando se ingresa, que le permitan:

1.- Sentirse bien con una calurosa bienvenida.

2.- Recibir las informaciones necesarias sobre el hotel y la localidad.

3.- Tener acceso al plan de actividades o juegos de animación previstos para la semana o la temporada.

No podemos olvidar que el cuerpo humano es como una máquina, si no se utiliza, ni se "engrasa" -cuestión que ocurre cuando estamos de vacaciones y no le damos movimiento- se va deteriorando, cada vez le es más difícil moverse y funcionar hasta que termina inutilizándose. El funcionamiento del organismo humano necesita ser engrasado y estar en movimiento, tanto los huesos, músculos y tendones, como la mente y nuestros órganos internos deben ser cuidados y atendidos de la mejor manera. Precisamente eso es lo que se logra en un hotel realizando las actividades programadas por animación.

¿Qué se debe recibir como animación en un hotel?


Dentro de las actividades de animación que se les pueden ofertar y que generan un valor agregado muy bien recibido en su viaje o estancia de placer, se encuentran:

1.- Clases de yoga, tai chi chuan (arte marcial chino), idioma local.

2.- Enseñanza de cómo elaborar diferentes cócteles, comidas etc.

3.- Enseñanza de las tendencias modernas en la cubertería y el montaje de la mesa.

4.- Instrucciones de como identificar y apreciar los vinos.

5.- Realización de actividades ecológicas.

6.- Presentación de un show o espectáculo elaborado por los animadores.

7.- Clases de actividades antiestrés, como realizar algunos ejercicios beneficiosos para la salud.etc.

8.- Juegos de mesa o de salón.

9.- Competencias físicas en grupo o individuales al aire libre.

10.- Clases de baile.
 
11.- Vistas a museos o a lugares históricos.

12.- Otros muchos.

Para las instalaciones turísticas rurales el abanico de opciones que usted puede recibir se incrementa.

Algunas de las actividades adicionales pueden ser:
Enseñanza de colocación de arnés en los caballos.

1.- Visita a un museo de elementos rurales.

2.- Clasificación de plantas medicinales y enseñanza de sus usos.

3.- Clases de orientación en el terreno, con elementos de la naturaleza.

4.- Confección de nudos y explicación de su utilización.

5.- Clases de bailes folklóricos.

6.- Enseñanza de juegos autóctonos.

7.- Poseer una sala de lectura y video con material típico o local.

8.- Narrar leyendas locales.

9.- Enseñanza de la utilización de instrumentos agrícolas.

10.- Observación y exploración de la flora y la fauna autóctona.

11.- Enseñar a realizar labores de siembra y cosecha.

12.- Rápel (descensos por superficies verticales).

13.- Excursionismo a pie por senderos (trekking).

14.- Enseñar a confeccionar artesanías.

15.- Clases de astronomía, etc.

Durante el periodo que un huésped se encuentra en un hotel que no posee animación, con gran facilidad su peso aumenta debido a que en general: realiza una vida sedentaria; usualmente la dieta que consume es rica en calorías que muchas veces superan la cantidad que acostumbran a ingerir en casa día a día; ejecuta tareas con poco o ningún ejercicio que queme grandes cantidades de calorías, etc. Todo esto hace que las personas, con frecuencia, ganen “algunos kilos de más”.

Por eso, en un hotel sin animación usted puede ser propenso a padecer desarreglos como: sedentarismo, obesidad y ansiedad (esta última se puede manifestar de diferentes formas, la más común es que la persona sienta deseos de comer a todas horas), e incluso hasta insomnio, ya que las personas al no poseer cansancio alguno demoran más de lo normal en conciliar el sueño. Salta a la vista que ninguno de estos ejemplos representan salud para usted.

Cuando el hotel posee una verdadera animación, las cosas cambian como de la noche al día.

Es por todos conocido los beneficios que aportan a nuestro organismo los ejercicios, entre ellos tenemos: aumento de nuestra capacidad de respiración, circulación e irrigación cerebral, permiten la oxigenación de todos los tejidos, liberación de la carga nerviosa acumulada y se logra una disminución de los excesos de grasas.

Por todo ello, las actividades desarrolladas por huéspedes y animadores se convierten en una forma sana en que los primeros invierten su tiempo libre, contribuyendo a promover entre ellos las relaciones sociales, la comunicación con los demás huéspedes y que al final del día todos se sientan satisfactoriamente agotados y tengan un feliz sueño.

Durante las actividades recreativas que se ofrecen en los hoteles con buena animación, el huésped puede participar como jugador o simplemente como espectador, teniendo la oportunidad de ver a los demás y divertirse, y reír con este tipo de actividades, lo cual constituye una manifestación sonora de su buen humor y hace que todos sus problemas se vean despojados de su trascendencia. La risa constituye un excelente antídoto contra todas las adversidades y una excelente gimnasia para el cuerpo de los huéspedes, porque reír implica: la contracción de unos quince músculos faciales, la apertura de la glotis, las cuerdas vocales vibran y todo el aparato dental queda en libre exposición. Reír también moviliza varios músculos del pecho y el diafragma, en ocasiones brazos y piernas se unen a estos movimientos.

¿No cree entonces que vale la pena tener buenos momentos en los cuales nos podamos reír de buena gana?, pues la risa es un tónico vigorizante para nuestro organismo, y, según dicen algunos, "la risa es un remedio infalible".

Fuente: Artículos escritos por Pablo Abreu experto en Animación Turística.

Otros temas sobre animación turística aquí.
Para ir al índice general del portal aquí.